viernes, 31 de octubre de 2014

Mi mujer, mi mujer

Voy a hablar de una foto que a mí, amor, tú me has dado,
has el pelo muy liso y también repeinado,
camisilla preciosa de color azulado
y pendiente de perlas que te va ni pintado.

Es tu rostro dichoso, es un rostro alegrado
y se ve en tu mirada que asaz vez he mirado
pues denota alegría, un estar contentado
y en tus ojos hay vida o el andar animado.

Tu sonrisa es divina, labio y labio he besado
y no hay día que pase sin haber observado
tal retrato, es un gozo el haberte encontrado.

Estás bella bellísima y te he puesto a mi lado,
cada vez que te miro yo me veo encantado
y me digo contigo quedaría casado.

miércoles, 22 de octubre de 2014

La risa y la sonrisa son la clave

En la vida mil cosas pasan, van a ocurrir,
unas dan alegrías, otras hacen sufrir,
de las malas con tiempo uno llega a salir
si no olvida lo básico: no dejar de reír.

En la vida mil cosas se van, suelen venir,
unas traen sonrisillas, otras causan gemir,
de las malas con tiempo fuerte puede surgir
si no olvida lo básico: que es deber sonreír.

En la vida mil cosas llegan, van a partir,
unas llevan al cielo, otras suelen hundir
y pues cierto es que todas uno debe vivir

una cosa muy básica de verdad, sin mentir
yo le quiero tan solo este día decir:
que usted risa y sonrisa no las debe eludir.

Hasta ese día y más

Puede ser un regalo ver contigo la mar
o contar las estrellas junto a ti y mil contar
o cruzar las miradas con la luna al volar
o ir los dos hasta el cielo y las nubes mirar.

Puede ser un regalo el llegarte a encontrar
o dormirme a tu vera y con vos qué y soñar
o acercarte mis labios y los tuyos besar
o escribirte un poema que te llegue a gustar.

Puede ser un regalo tu latido escuchar
o sentir en el alma tu te quiero sonar
o ser tuyo y tú mía una noche sin par.

Puede ser un regalo de tu vida gozar
y es el mío, cariño, para ti sin dudar
hasta el día en que muera… no dejarte de amar.

De la tierra a Plutón

Poesía, tú eres mi presente y mi don,
poesía, tú brindas de vivir gran razón,
poesía, tú quitas penas como el buen ron,
poesía, tú prendas con tú música y son,

poesía, tú pones a mi pluma en acción,
poesía, tú llevas a los versos pasión,
poesía, tú sabes que eres tú mi elección,
poesía, tú pasas por mi sueño, ilusión,

poesía, tú otorgas enseñanza y lección,
poesía, tú vales mucho más que el millón,
poesía, tú amas como yo a mi nación,

poesía, tú das a los ojos visión,
poesía, tú llenas a mi buen corazón
y por todo te quiero de la tierra a Plutón.

A la tuya o a la mía

Una duda corroe mi vivir, mi alma entera
y tal duda se enuncia de esta forma sincera:
cómo debo quererte, como quieres que quiera
o tal quiero quererte, no responda cualquiera.

Si te quiero a tu modo, yo ya sé qué me espera,
una vida de amor, de un amor que es la pera
y de miedo a perderte o a que acabe la hoguera
en cenizas, amor y temor dondequiera.

Si te quiero a mi modo, sé qué habré yo a mi vera,
una vida de letras y de amor llevadera,
pluma y dama, pareja que en la mía quisiera.

Por lo tanto, amor mío, la pregunta primera
ya ha encontrado respuesta y es respuesta siquiera,
te amaré, corazón, como sé, a mi manera.

La reina y el rey

Si la mente gobierna cualquier vida, cualquiera
y da a luz pensamientos desde adentro hacia afuera,
para ser muy feliz es vital y doquiera
el que sean los mismos positivos, la pera.

Piense usted, por lo tanto, de una forma y manera
positiva y aparte de su lado y su vera
los contrarios, aquellos negativos que hubiera
en su mente, la dicha, no otra cosa, le espera.

Ahora bien si la mente es la reina severa
que regenta la vida de cualquiera, me muera
que es el rey el llamado corazón dondequiera.

Por lo tanto, usted sienta de igual forma sincera,
sienta amor, sienta dicha, sienta llena y entera
su existencia y de paso quiérase y también quiera.

Soñado

Tú me das las palabras que escuchar he esperado,
tú me das las caricias con las cual he gozado,
tú me das los besitos que yo tiempo he buscado,
tú me das la alegría que yo quiero a mi lado,

tú me das la esperanza que a mi vera ha faltado,
tú me das la sonrisa que me pone alegrado,
tú me das la calmilla que jamás he encontrado,
tú me das el placer que ninguna me ha dado,

tú me das el motivo de vivir a lo osado,
tú me das las razones para andar encantado,
tú me das el espíritu que a mi ser ha llenado,

tú me das la amistad que me deja colmado,
tú me das la salud que agradezco curado
y me das sobretodo el amor tan soñado.

Recuerdos de Ander

Mi sobrino que es Ander, de apellido Ansorena,
hoy me ha dicho que en clase una “profe” morena
les ha dicho que escriban a unos veinte o treintena
los mejores recuerdos que recuerdan, qué escena,

de pequeños y el “sobri” a quien quiero y me llena
al llegar a mi casa me ha contado, tal suena,
que le ha dicho a la “profe” de bonita melena
que los suyos conmigo los tenía, ¡qué buena!

Me ha llegado hasta el alma, me ha quitado la pena,
me he alegrado muchísimo y de forma bien plena
muchas gracias le he dicho ya en la mesa, en la cena.

Y as que al ser de la sangre que yo cuento en la vena
y el primer sobrinazo que nació en mi veintena
yo le tengo un aprecio especial, me oxigena.

jueves, 16 de octubre de 2014

Siendo amigos todo es posible

Si algún día se acaba nuestro amor verdadero
y quisieras morirte y alcanzar lo postrero,
una cosa te pido de verdad y sincero
que no olvides tú nunca que fui amigo primero.

Por lo tanto si dejo yo de ser compañero
ya por ti o ya por mí a este buen caballero
no le dejes tú solo que si mueres, me muero
y prefiero que estemos vivos, yo lo prefiero.

Si algún día se vuelve nuestro amor pasajero
y quisieras morirte y ser nada o un cero,
tú no olvides que amigo fui primero y soltero.

Por lo tanto te pido, y no pongas ni un pero,
que tú nunca me dejes solo porque en mi fuero
para ti habrá amistad y la amiga a quien quiero.

Ojos hambrientos

Otro día precioso o preciosa jornada
tú también me dijiste con la voz afinada
que tus ojos tenían de los míos, mi amada,
hambre, tuyos y míos y cruzar la mirada.

Para ti son mis ojos, niña mía adorada,
mis luceros son tuyos, no los pierdas por nada,
mas te digo una cosa de verdad y acertada,
que tan solo los tengo para ti, qué gozada.

Y aunque ciego quedara o mi vista cegada
se quedase te dije, vida mía soñada,
seguiría yo viendo nuestro amor, qué pasada.

Por el alma será tal visión contemplada,
ella cuenta otros ojos, mujer mía anhelada,
y es también para ti y contigo es saciada.

Basta y basta

Han pasado unos días, mas no es cosa pasada,
desde el día en que tú me dijiste, mi amada,
la cosita más bella que en cualquiera jornada
de mi vida me han dicho, en mí queda grabada.

Basta con conocerte a ti, cosa soñada,
para que yo me quede de ti, claro, prendada,
me llegó a mí hasta el alma y está en ella albergada
para siempre esa frase con cariño expresada.

Al de poco te dije yo a ti, niña adorada,
que a ti basta ganarte para nunca y por nada
el quererte perder, otra frase acertada.

Y sin duda habrá muchas más pues cosa es probada
que da a luz el amor, que es por él alumbrada
asaz frase que queda en la historia guardada.

Hasta decir basta

Otro día te dije, mi amor cual compañera,
y lo dije sacando lo de adentro hacia afuera,
que a vos quiero querer y que vos a mí quiera
mucho, hasta decir basta, te lo juro, me muera.

Y añadí que tomando como cosa sincera
que ni yo ni tú estamos por decir, y es la pera,
basta, basta está claro, y se ve a la primera,
que va a ser para siempre nuestro amor, no es quimera.

Ojalá que así sea y que vea cualquiera
que tú y yo nos queremos de verdad, verdadera
cosa, ¿amor de por vida quién no quiere a su vera?

Ojalá que así sea y que vea el de fuera
que tú y yo nos tenemos un amor, una hoguera
que no llega a apagarse ni con agua siquiera.

Bonita en todos los sentidos

Yo que estoy, compañera, por ti loco perdido
y que a ti quiero y quiero y tu amor solo pido
un buen día te dije con mi boca y sonido
que eras tú muy bonita en cualquiera sentido.

En la vista y los ojos, en la voz y el oído,
en el tacto y las manos…, y te digo seguido
que en las napias y aromas y también convencido
que en la lengua y el gusto digo yo lo debido.

Que, amor, tú eres bonita allí do te he vivido
y notado y sentido y no es solo un cumplido,
es la pura verdad en la cual he caído.

Que, amor, tú eres bonita allí do te he tenido
y notado y sentido y es tu amigo querido
quien lo dice o su buen corazón y latido.

viernes, 10 de octubre de 2014

Amor mutuo

Es verdad que tu vida das por mí, por ti muero,
es verdad que el amor de los dos no ha ni un pero,
es verdad que lo nuestro siempre ha sido sincero,
es verdad que la cosa empezó desde cero,

es verdad que en altar tú me esperas, te espero,
es verdad que ambos hemos bien al otro en el fuero,
es verdad que tenemos corazón pleno, entero,
es verdad que si hay boda, no hay soltera, soltero,

es verdad que eres dama como yo caballero,
es verdad que tú y yo somos uno primero,
es verdad que esperamos dar a luz a un tercero,

mas también es verdad y tan tan verdadero
que resume lo dicho este verso postrero:
corazón, tú me quieres como a ti yo te quiero.

En un verso

En el bello soneto que a empezar va de cero
yo podría decirte que por ti hasta me muero
o que tuyo es mi buen corazón de soltero
o que siempre te llevo con cariño en mi fuero

o que si eres mi dama, yo seré el caballero
o que tú eres la chica para mí que prefiero
o que es cierto mi amor hacia ti y verdadero
o que vales, mi joya, más que todo el joyero

o que a ti en conquistarte yo me empeño y esmero
o que a vos lanzo flechas tal Cupido el arquero
o que tú eres, mi cielo, para mí lo primero

o que espero casarme yo contigo, lo espero,
pero voy a decirte en un verso sincero
que, amor mío, te amo, que, amor mío, te quiero.