lunes, 13 de agosto de 2018

Compadre y compañera

No está arriba, está abajo y está dentro y no fuera
y no es mala, es muy buena y es lo mejor, la pera
y no viene ni va y marcha y ella llega
y no es sorda ni muda y no es bizca ni ciega.

No está a diestra, está a izquierdas y está viva y no muera
y no es tarde ni pronto y esperar nunca espera
y no duerme ni vela y es muy lista y muy lega
y no es alta ni altiva y no es tala ni siega.

No está verde, está al rojo y está en ti y a tu vera
y no es paro ni pausa y es paso y andariega
y no duda ni teme y es sueño y no quimera.

No está triste, está alegre y está en alfa y omega
y no es poco ni nada y es todo y es entera
y es la revolución, compadre y compañera.

Por eso y por más

Por una vida libre y sociedad de iguales,
por un mundo de humanos y humanos no animales,
por un tiempo de paz y espacios más neutrales
y por el bien común y bienes generales.

Por una voz amiga y palabras cordiales,
por un presente usual y futuros normales,
por un fondo sin pérdidas y formas gananciales
y por el medio ambiente y todos naturales.

Por el techo inicial y los suelos finales,
por un marco con dones y por marcas sin males
y por un sueldo digno y por justos jornales.

Por el sueño mejor y buenos ideales,
por un tipo terrestre y moldes celestiales
y por un hombre fiel y mujeres leales.

No soy y es que…

No soy de oros ni copas ni de bastos ni espadas
ni soy de golpes bajos ni de sucias patadas
ni soy de medias tintas ni de plumas pintadas
ni soy de malas suertes ni de malas pasadas.

No soy de arenas finas ni de gordas pisadas
ni soy de lenguas muertas ni voces avivadas
ni soy de ojos cerrados ni de abiertas miradas
ni soy de malos humos ni de malhumoradas.

No soy de pasos falsos ni de andanzas malvadas
ni soy de únicas cartas ni barajas marcadas
ni soy de oscuros soles ni sombras aclaradas.

No soy de unos y ceros ni de letras curvadas
ni soy de reyes negros ni de reinas lustradas
y es que soy de latidos y de corazonadas.

domingo, 12 de agosto de 2018

La noche de las Perseidas

En la Costa del Sol y en la misma Marbella
y entre el monte y la mar y en terraza plebeya
muchos años yo he visto, oh, la lluvia de estrella
y da gracias a Dios mi boquita, no aquella.

Y esta noche esperada, que es la noche más bella,
en la que hay luna nueva, y no llena que mella,
con Xabier y con Julen e Idoia, mi doncella,
quiero ver meteoros fugaces cual centella.

En la urbe marbellí, que en mí dejó su huella,
y entre el cielo y la tierra y azotea rebella
muchos años yo he visto la lluvia que destella.

Y esta noche esperada, de mí, de ellos y ella,
con Xabier y con Julen e Idoia que descuella
quiero ver meteoros fugaces. ¡Qué epopeya!

Comunismo o barbarie

Comunismo, buen hombre, o inhumanización,
comunismo, mujer, o más explotación,
comunismo, buen hombre, o mayor opresión,
comunismo, mujer, o subordinación.

Comunismo, buen hombre, o privatización,
comunismo, mujer, o más dominación,
comunismo, buen hombre, o mayor sumisión,
comunismo, mujer, o la esclavización.

Comunismo, buen hombre, o incivilización,
comunismo, mujer, o más humillación,
comunismo, buen hombre, o mayor sujeción.

Comunismo, mujer, o ruin desposesión,
comunismo, buen hombre, o más alienación,
comunismo, mujer, o haber no hay salvación.

viernes, 10 de agosto de 2018

El despertar

Todo está ante tus ojos, pero estás tú cegado
y aunque puedes tú verlo, estar está ocultado
y empiezas a mirar do no habías mirado
y te fijas y ves algo, no el todo añado.

Y miras y remiras lo que te han señalado
y vuelves a mirar y descubres un lado
y ver ves algo oculto, algo que está velado
y así acabas tú viendo lo que estaba tapado.

Y ves y no te gusta lo que has visto, ojeado
y empiezas a entender el conjunto observado
y deseas cambiarlo por injusto y malvado.

Y por ello tú luchas, luchas por lo soñado
y ves que el enemigo te hace frente a lo osado
y descubres que es él o tú y juego arriesgado.

miércoles, 8 de agosto de 2018

Y qué hay de malo en ello

¿Qué es por ser gran poeta y la pluma mi espada?
¿Y es por ser un marxista y a la vez camarada?
¿Y es por ser de Vasconia y no de vascongada?
¿Y es por ser de mi sangre y no de tu manada?

¿Qué es por ser gran poeta y de voz y mirada?
¿Y es por ser comunista y rojo una pasada?
¿Y es por ser de Vasconia y no patria forzada?
¿Y es por ser de mi casa y no de tu morada?

¿Qué es por ser gran poeta y ser de palabrada?
¿Y es por ser leninista y rebelde por nada?
¿Y es por ser de Vasconia y no nación plantada?

¿Qué es por ser gran poeta y ser de parrafada?
¿Y es por ser socialista y rojo de mirada?
¿Y es por ser de Vasconia y no tu España atada?

domingo, 5 de agosto de 2018

La revolución

La revolución es un juego a todo o nada
y unos ojos abiertos y despierta mirada
y una acción hasta arriba desde abajo empezada
y un sueño hecho real y realidad soñada.

La revolución es una apuesta ganada
y romper la cadena que está más que roñada
y crear una vida libre tal liberada
y la viva igualdad y la justicia obrada.

La revolución es la salida y llegada
y el camino y un paso y bienandanza osada
y un derecho y deber y la fuerza implantada.

La revolución es fruta bien madurada
y cosecha de un día y una siembra de añada
y la revolución eres tú, camarada.

Es y es

Es mi media naranja y fue fruta prohibida
y es ser lo que yo quiero y fue amante y querida
y es mi gran compromiso y estuvo prometida
y fui su amor platónico y es mi amor de por vida.

Es mi hoy y mi mañana y ayer fue apetecida
y es quien vino en mi busca y no me halló enseguida
y es mi todo y mi otra mitad bien conseguida
y es mi dicha, alegría y mi flor merecida.

Es mi bien, lo mejor, lo más y más debida
y es mi sueño real y realidad habida
y es mi suerte y fortuna y mi estrella tenida.

Es mi buenaventura y mi dicha elegida
y es mi hoguera y mi llama y mi chispa encendida
y es mi mujer, mi chica y mi niña escogida.

Por eso nada más

Por usar la llamada libertad de expresión
y constructiva crítica y dar otra opinión
y otro punto de vista y haber otra visión
hay acoso y derribo como persecución.

Por elevar y alzar la voz y el vozarrón
y emplear la palabra y la argumentación
y haber propias ideas como propia razón
hay acoso y derribo como importunación.

Por llamar a las cosas por su nombre, tal son
y pintar lo real sin manipulación
hay acoso y derribo como intimidación.

Por decir la verdad aunque duela un montón
y poner todo en solfa como todo en cuestión
hay acoso y derribo como caza y sanción.