jueves, 16 de octubre de 2014

Siendo amigos todo es posible

Si algún día se acaba nuestro amor verdadero
y quisieras morirte y alcanzar lo postrero,
una cosa te pido de verdad y sincero
que no olvides tú nunca que fui amigo primero.

Por lo tanto si dejo yo de ser compañero
ya por ti o ya por mí a este buen caballero
no le dejes tú solo que si mueres, me muero
y prefiero que estemos vivos, yo lo prefiero.

Si algún día se vuelve nuestro amor pasajero
y quisieras morirte y ser nada o un cero,
tú no olvides que amigo fui primero y soltero.

Por lo tanto te pido, y no pongas ni un pero,
que tú nunca me dejes solo porque en mi fuero
para ti habrá amistad y la amiga a quien quiero.

Ojos hambrientos

Otro día precioso o preciosa jornada
tú también me dijiste con la voz afinada
que tus ojos tenían de los míos, mi amada,
hambre, tuyos y míos y cruzar la mirada.

Para ti son mis ojos, niña mía adorada,
mis luceros son tuyos, no los pierdas por nada,
mas te digo una cosa de verdad y acertada,
que tan solo los tengo para ti, qué gozada.

Y aunque ciego quedara o mi vista cegada
se quedase te dije, vida mía soñada,
seguiría yo viendo nuestro amor, qué pasada.

Por el alma será tal visión contemplada,
ella cuenta otros ojos, mujer mía anhelada,
y es también para ti y contigo es saciada.

Basta y basta

Han pasado unos días, mas no es cosa pasada,
desde el día en que tú me dijiste, mi amada,
la cosita más bella que en cualquiera jornada
de mi vida me han dicho, en mí queda grabada.

Basta con conocerte a ti, cosa soñada,
para que yo me quede de ti, claro, prendada,
me llegó a mí hasta el alma y está en ella albergada
para siempre esa frase con cariño expresada.

Al de poco te dije yo a ti, niña adorada,
que a ti basta ganarte para nunca y por nada
el quererte perder, otra frase acertada.

Y sin duda habrá muchas más pues cosa es probada
que da a luz el amor, que es por él alumbrada
asaz frase que queda en la historia guardada.

Hasta decir basta

Otro día te dije, mi amor cual compañera,
y lo dije sacando lo de adentro hacia afuera,
que a vos quiero querer y que vos a mí quiera
mucho, hasta decir basta, te lo juro, me muera.

Y añadí que tomando como cosa sincera
que ni yo ni tú estamos por decir, y es la pera,
basta, basta está claro, y se ve a la primera,
que va a ser para siempre nuestro amor, no es quimera.

Ojalá que así sea y que vea cualquiera
que tú y yo nos queremos de verdad, verdadera
cosa, ¿amor de por vida quién no quiere a su vera?

Ojalá que así sea y que vea el de fuera
que tú y yo nos tenemos un amor, una hoguera
que no llega a apagarse ni con agua siquiera.

Bonita en todos los sentidos

Yo que estoy, compañera, por ti loco perdido
y que a ti quiero y quiero y tu amor solo pido
un buen día te dije con mi boca y sonido
que eras tú muy bonita en cualquiera sentido.

En la vista y los ojos, en la voz y el oído,
en el tacto y las manos…, y te digo seguido
que en las napias y aromas y también convencido
que en la lengua y el gusto digo yo lo debido.

Que, amor, tú eres bonita allí do te he vivido
y notado y sentido y no es solo un cumplido,
es la pura verdad en la cual he caído.

Que, amor, tú eres bonita allí do te he tenido
y notado y sentido y es tu amigo querido
quien lo dice o su buen corazón y latido.

viernes, 10 de octubre de 2014

Amor mutuo

Es verdad que tu vida das por mí, por ti muero,
es verdad que el amor de los dos no ha ni un pero,
es verdad que lo nuestro siempre ha sido sincero,
es verdad que la cosa empezó desde cero,

es verdad que en altar tú me esperas, te espero,
es verdad que ambos hemos bien al otro en el fuero,
es verdad que tenemos corazón pleno, entero,
es verdad que si hay boda, no hay soltera, soltero,

es verdad que eres dama como yo caballero,
es verdad que tú y yo somos uno primero,
es verdad que esperamos dar a luz a un tercero,

mas también es verdad y tan tan verdadero
que resume lo dicho este verso postrero:
corazón, tú me quieres como a ti yo te quiero.

En un verso

En el bello soneto que a empezar va de cero
yo podría decirte que por ti hasta me muero
o que tuyo es mi buen corazón de soltero
o que siempre te llevo con cariño en mi fuero

o que si eres mi dama, yo seré el caballero
o que tú eres la chica para mí que prefiero
o que es cierto mi amor hacia ti y verdadero
o que vales, mi joya, más que todo el joyero

o que a ti en conquistarte yo me empeño y esmero
o que a vos lanzo flechas tal Cupido el arquero
o que tú eres, mi cielo, para mí lo primero

o que espero casarme yo contigo, lo espero,
pero voy a decirte en un verso sincero
que, amor mío, te amo, que, amor mío, te quiero.

La quiero

Un poema romántico yo te quiero escribir,
un poema que cuente corazón de latir,
un poema que puedas en el pecho sentir,
un poema que en vos nunca llegue a morir,

un poema que a ti te haga al cielo subir,
un poema que sepa mi te quiero esgrimir,
un poema que venga de mi, a ti vaya a ir,
un poema que amor mío en ti haga existir,

un poema que, luna, más me pueda a ti unir,
un poema que logre más cariño parir,
un poema que juntos a ti, a mí haga dormir,

un poema que a dos va en abrazo a fundir
y lo quiero escribir pues te debo decir
que contigo la vida yo la quiero vivir.

Juntos juntos

Entretanto soñabas y tú estabas dormida
con mi mano de amigo y de amor bien surtida
el llamado, cariño, corazón enseguida
te he tocado y he oído musiquilla latida

por el mismo, sonaba a delicia vivida
y me he dicho a esta chica tan hermosa y lucida
yo la quiero a mi lado y no hay cosa nacida
que más quiera, la adoro como a niña parida.

Al instante he sentido en mi fuero y guarida
al amor que a esa dama tan amada y querida
cuento en mí, es hacia ella un amor sin medida.

Un amor que jamás me ha causado una herida
porque amor nos tenemos y ya es cosa sabida
que los dos deseamos vivir juntos la vida.

Par de lunas

Una noche de viento norte frío y helado
entretanto miraba yo el gran cielo estrellado
contemplé por el este feliz como alegrado
la salida del astro blanco luna llamado

y detuve mis ojos en su rostro nevado
y en su viaje celeste lento como pausado
y en su forma redonda de balón nacarado
y en sus mares que impactos con el tiempo han formado.

Y me dije allí arriba y del mundo alejado
he un satélite cano que asaz vez he observado
que me pone feliz y me tiene pillado.

Sin embargo en la tierra cuento un ser alunado,
que eres tú, luna mía, que a diario he mirado
pues me vuelve dichoso y me cuenta prendado.

No quiero y jamás

De las noches contigo bajo un cielo estrellado
y los días que tanto y más hemos gozado
y las tardes pasadas como amigo a tu lado
y las muchas mañanas que tú y yo hemos estado…

De tus ojos que tienen color verde azulado
y tu voz que mil veces me ha dejado prendado
y tus labios que tanto y tan bien me han besado
y tus manos que ayuda y caricias me han dado…

De los ratos contigo ya despierto o acostado
y las miles de horitas que a ti, amor, te he mirado
y los años felices que a tu vera he pasado…

De tus sueños reales con los cual he soñado
y tu amor que me tuvo y me tiene flechado
yo no quiero olvidarme y jamás me he olvidado.

Sin querer y queriendo

Sin querer te he ofendido, sin querer te he dañado,
sin querer te he mentido, sin querer te he engañado,
sin querer te he hecho polvo, sin querer te he fallado,
sin querer te he insultado, sin querer te he pegado,

sin querer te he acusado, sin querer te he tildado,
sin querer te he perdido, sin querer te he olvidado,
sin querer te he dejado, sin querer te he plantado,
sin querer te he enfadado, sin querer te he vejado,

sin querer te he enjuiciado, sin querer te he juzgado,
sin querer te he manchado, sin querer te he tachado,
sin querer te he privado, sin querer te he apresado,

sin querer te he ultrajado, sin querer te he infamado,
sin querer te he agredido, sin querer te he afrentado,
mas queriendo te pido perdón, ser perdonado.

lunes, 6 de octubre de 2014

Como quiero verte

Quiero verte a ti bien, sin llorar ni sufrir,
quiero verte a ti sana, con salud, buen latir,
quiero verte a ti guapa y que puedas lucir,
quiero verte a ti cierta, sin tener que mentir,

quiero verte a ti buena, con bondad sin medir,
quiero verte a ti libre como un pájaro al ir,
quiero verte a ti humana, sin dañar, sin herir,
quiero verte a ti viva sin quererte morir,

quiero verte a ti humilde al ser como al vivir,
quiero verte a ti digna sin llegar a pedir,
quiero verte a ti auténtica sin que debas fingir,

quiero verte a ti justa y sabiendo cumplir,
quiero verte a ti lista y enseñando al decir,
pero más quiero verte ya feliz sonreír.

Tu cuerpo poetizado

Es tu pelo una cola de caballo dorada,
es tu frente un desierto, duna y duna arenada,
es tu ceja en creciente una luna eclipsada,
es tu ojito una bola de billar olivada,

es tu napia una cueva con salida y entrada,
es tu labio una fresa por el medio cortada,
es tu boca alianza, alianza encarnada,
es tu lengua una gran piruleta rosada

es tu torso un gran valle y una sierra apuntada,
es tu tripa una tarta con la guinda extraviada,
es tu mano una cresta de gallina alargada,

es tu pierna un tronquito con la punta afilada,
es tu culo un cojín o una almohada rajada
y es tu pie un calcetín o una media bajada.

Es tal algo mi...

Yo me quedo muy corto si te llamo querida
o mi amiga de siempre o mi dama sentida
o mi sueño despierto o mi estrella encendida
o mi cielo azulado o mi luna latida

o mi amada anhelada o mi dicha debida
o mi perla y tesoro o mi mar atrevida
o mi noche de cuento o mi magia lucida
o mi suerte de veras o mi joya pulida

o mi nena bellísima o mi novia cumplida
o mi río de amor o mi ría crecida
o mi brisa marina o mi luz requerida

o mi buena pareja o mi cría florida
o mi rosa silvestre o mi virgen venida
porque, amor, si algo eres, es tal algo mi vida.