sábado, 30 de agosto de 2008

Negar el ser

Yo no creo en los dioses ni en Estados-Nación
ni en España ni en reinos militares, prisión
que controla una gente, sin piedad ni pasión
y opresora de pueblos por mostrar volición.

De ordenar el futuro sin prestar atención
a mandatos externos que no llevan razón
soberana ni recta y si vasta opresión
por acalle de voces como asaz represión.

De cualquier manifiesto a favor del vascón,
la Vasconia, la Euzkadi u otra tanta expresión
ya librante, ya libre que critique al mandón.

Español o gabacho por faltarle visión
y negar a los pueblos catalán cual bretón
y gallego y al vasco el ser más que región.

No más que sólo eso

Sí me hubiera bastado, pero siempre faltó
un saludo, una risa, un guiñito o chapó
o el buen choca esos cinco o el a ti quiero yo,
cuando menos disculpas, la verdad que ocultó.

O el llanteo en mi hombro o las gracias, un ¡cho?
o apretones de manos, dar de pecho el do,
o el usted cuando guste vuelva aquí cual yoyo,
sí me hubiera bastado, pero nunca llegó

la caricia, el beso, un guapillo, un ¿so!
o un palmeo en la espalda o un rozar rococó,
¡Dios! el cuente conmigo como nunca contó.

O su ayuda de amigo o el perdón que no dio,
o miradas de cómplice, el saber que dolió
en su pecho lo mismo que en el mío me hirió.

viernes, 29 de agosto de 2008

Reflejos de amor

Yo te quiero a veces con locura, a rabiar,
aunque duélame tanto que hasta llegue a dejar
por un tiempo de amarte, por un lapso el amar
que al de nada su falta al notarlo es penar

Que acongoja, que enreda y me vuelve a liar
como alfombra de Persia que añorara el volar
por tu vera a tu alma para apenas rozar
el latir esponjoso que me va a enamorar.

De ti a mí y al de poco vuelvo ya a palpitar
extasiado y fuera de mi ser, en solar
que se abre al paso de tu boca y besar.

Deslenguado, de amada que al amante soñar
maravillas le hace cuando no tiritar
de calor y de frío como el sol a la mar.

Detrás de todo escritor...

suele haber un escritorio, aunque delante del escritorio no siempre suela haber un escritor.

50 grados y a la sombra

Castellano no quiero sentir yo la Nación
que es impuesta a la fuerza sin amor ni pasión
entre otros al pueblo de apellido vascón
y de nombre Vasconia o la Euzkadi de acción.

Que el patriota cobija más allá del pulmón
dónde pulsa con garbo el sagaz corazón
a dueto un eco libertario, de unión
entre quienes aguardan la sazón, la ocasión.

De soltar las amarras y tomar el timón
del navío que izado muestre por pabellón
la ikurriña, lo blanco, verde y rojo que al son

del soplar de los vientos y también de su don
musical y danzante que apuntando a Orión
bailotea y avista a lo lejos el ron.

jueves, 28 de agosto de 2008

Será ca será

Por qué quiere que caiga, si no quiero subir,
por qué tengo que amarle, si me hace sufrir,
por qué canto verdades, si en su cara hay mentir,
por qué sigo yo vivo, si por ti he de morir,

por qué siéntome libre, si me da oprimir,
por qué cumplo las leyes, si no va a cumplir,
por qué soy soberano, si me debo rendir,
por qué lucho a muerte, si no puedo vivir…

Será porque me empuja, no me deja sentir,
será porque me fuerza y me llega a omitir,
será porque me enferma, me encadena al pedir,

será porque es más fuerte y más grande al fingir,
será porque guerreo, será por existir,
será porque resisto y así debo seguir.

Caparazón

No es sencillo que al son nuestro órgano interno
que palpita y que late tan feroz como tierno
en otoño, en verano, primavera o invierno
lata, palpite y suene por el cielo, el infierno.

Tal por el purgatorio, que se encuentra entre averno
y el celeste aguardando al mortal que eterno
podrá ser de haber dado a su vida gobierno
común, bueno y de pueblo, ahí tienen el terno.

No es sencillo que acorde nuestro tic tac alterno,
que contrae y que abriga tan paterno y materno
los sentires, aprecios, los enconos con perno

se dilate y contraiga, cual espacio externo,
por arriba y abajo tal por medio que cerno
moteado convierte en blancor sempiterno.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Corazón de vascón

Si despiertas avisa que yo soy de soñar
cual dormido despierto y hasta llego a ensoñar
que a los vascos unidos no hay capaz de ganar
ni en la paz ni en la guerra por su amor, por su amar.

Como aman las tierras y al gentío a la par
que a Vasconia que espera de valientes el dar
por Euzkadi la vida si tal fuere el azar
de patriotas que hacen por el bien su donar.

Lo que son en esencia, nacionales de obrar
por el Pueblo y la Patria que los viera luchar
desde antaño hasta hogaño y verá proclamar.

Albedríos al viento y derechos al mar
decididos por todos una vez consultar
uno a uno qué piensan y qué quieren obrar.

Contados y contadas

Nadie compra la paz y la guerra ésta en venta,
nadie da libertad y hay esclavos noventa,
nadie ayuda a nadie y por nada se atenta,
nadie más es que el resto, pero el resto no cuenta,

nadie encuentra verdad y en verdad no se mienta,
nadie nada por nada y de nada no hay renta,
nadie todo por todo y por todo hay afrenta,
nadie menos que el resto, pero el resto no cuenta,

nadie está en compañía y no estar sólo alienta,
nadie es solidario y el yo, ego nos tienta,
nadie vive de veras y la muerte atormenta,

nadie igual es que el resto, pero el resto no cuenta,
nadie es vejestorio y es mozuelo aun sienta
juventudes, vejeces a la par, no disienta.

martes, 26 de agosto de 2008

Llover estrellado

Una vez en la vida sin dudarlo has de ver
una lluvia de estrellas a la noche, al caer
a la mar nuestra luna y empezar a prender
por el cielo unas motas polvorientas de arder.

Que se van como vienen una vez conmover
corazones que aguardan expectantes su ser
de cometa latiendo y volviendo a encoger,
una vez en la vida sin dudarlo has de ver

lloviznar meteoros de vigilia, al sorber
el marino los faros que de tanto encender
el vacío capaces son de echar a perder

la esperanza de miras y el prever su correr
celestial, humeante al rozar, al lamer
la esferita de tierra y de agua a placer.

Entonces

Piensa en ti pero haz actuar a la gente,
cuando veas brillar de levante a poniente
o el crecer decrecer de la media saliente
o estelares estrellas que se van cual presente.

Piensa en ti pero haz actuar a la gente,
cuando veas pasar la marea y corriente
o el sonar de las olas en acuosa rompiente
o brillantes reflejos al guiñar de repente.

Piensa en ti pero haz actuar a la gente,
cuando veas al aire esfumarse de frente
o las nubes paradas a la espera de fuente

o neblinas que nublan corazón y la mente.
Piensa en ti pero haz actuar a la gente,
cuando veas la sombra y penumbra afluente.

lunes, 25 de agosto de 2008

Demasiadas

Cuántas cosas perdemos al quererlas ganar,
cuántas vémoslas cerca y después alejar,
cuántas son recordadas, cuántas son de olvidar,
cuántas fueron amadas y llegadas a odiar,

cuántas cuentan de veras y las has de callar,
cuántas son imprevistas, cuántas son de esperar,
cuántas deben ser vistas sin poderlas mirar,
cuántas cosas perdemos al quererlas ganar,

cuántas hémoslas fuera y llegaron a entrar,
cuántas son atinadas, cuántas son para errar,
cuántas llegan sin nada y se van tras colmar,

cuántas saben a gozo y al de un rato a penar,
cuántas son divertidas, cuántas son de cansar,
cuántas valen a tiempo, no se pueden pagar.

Joven

Hace tiempo pensaba que podíamos ser
si no amigos, colegas, no enemigos,¡ joder!,
pero no hay manera, no se puede hacer
que dos seres se quieran si no quieren querer.

Pues querer a la fuerza, hoy, mañana y ayer,
en Euzkadi, en el Mundo no es amor es doler
ese pecho que a todos, desde mí a cualquier
personaje, debiere dar deleite y placer.

Y no esas angustias, atriciones y arder
que se sienten por dentro al llegarse a saber
que no importa qué quieras si no has el poder.

Para hacer lo que quieras por tu ente y valer
sin dañar a los prójimos, porque el hombre o mujer
vale como el bien que retiene en su haber.

sábado, 23 de agosto de 2008

Secretos veraniegos

Soñé hace unos días con un par de secretas
arropados de calle, mala ostia en las jetas
y desdén en las formas al tocar a las puertas
de mi casa inocente preguntando con tretas.

Por los nombres de “amigos” con sabores a setas
que creían, ¡Cachondos!, ellos ser de las ETAS
cuando estaban de ocio, vacación y maletas
por las tierras de España y además sin caretas.

Soñé hace unos días con un par de secretas
callejeros de ropa, mala uva en coletas
y el odiar en el fondo al pisar las losetas.

De mi hogar honradísimo cuestionando con grietas
apellidos de “afectos” con colores de vetas,
que decían, ¡Capullos!, ellos ser de las ETAS.

viernes, 22 de agosto de 2008

Anteriormente

Antes cuando callaba ante tanta maldad
ni miraba ni oía, me dejaban en paz,
no estorbaba, llevaba sobre mí un disfraz
in-auténtico, falso, que me hacía incapaz.

Para ver las verdades y clamar la verdad
y llamar a las cosas por su esencia y edad
y tener dos cojones, corazón y piedad,
antes cuando callaba ante tanta maldad,

ni soñaba, ni hacía, me decían “Tú haz”,
no vivía, tenía existencia falaz,
ilegítima, nula, que me hacía oquedad

para ver las mitades y escuchar la mitad
y nombrar a los seres por su ser y beldad
y llevar dos latidos, corazón y solaz.

jueves, 21 de agosto de 2008

Cortajuegos

Hasta el día en que muera te prometo luchar,
¡mi Vasconia!, sin armas, con razones y amar,
que tan sólo quien lucha sin herir, sin matar
al llegar la victoria dirá esto es ganar.

Limpiamente, sin trampas, como débese dar
la derrota, ¡Patriotas!, de saberse jugar
a los juegos dejando el perder o triunfar
al contrario o a veces por qué no empatar.

Y volver a enfrentarse y volver a retar
a rivales que tratan malamente de alzar
hacia arriba los brazos sin llegar a pensar

ganadores que haberlos los hay pero al burlar
como burlan las reglas no consiguen lograr
convencer ni vencer, solo suelen triunfar.

miércoles, 20 de agosto de 2008

Frase Poética

¡Abajo la mierda y arriba los pedos!

Violáceo

¡Despiadado Destino!, no fui yo quien llamó
a tu puerta a mamporros, de mañana y rió
provocante e hiriente y después paseó,
¡Corazón!, por tu casa re-latiente y hurgó

al meter las narices a la fuerza e inquirió
de muy malas maneras, sin razón y pidió
por segundas seguirle, otra vez no fui yo,
¡Despiadado Viniente!, no fui yo quien forzó

cerradura de oro, con el gallo y pasó
desdeñoso y profano y más tarde vagó,
¡Palpitante!, por ti, por tu ser y fisgó

al mirar sin mirada, a peores e instó
por si acaso seguirle, otra vez no fui yo,
¡Despiadado Futuro!, no fui yo quién violó.

jueves, 7 de agosto de 2008

Metaligados

Aunque cuando ella venga uno débase ir
al averno o al cielo, dónde acaba el latir,
más allá del espacio y del tiempo a vivir,
revivir, reencarnarse o volver a sentir,

no sé qué es la muerte, no sé qué es el morir,
pero he muerto mil veces, me han matado diez mil,
aunque cuando yo vaya ella deba venir,
a la tierra, al mundo, dónde hube existir,

más acá de mi cuerpo, de mi alma a batir,
rebatir y abatir o volver a inhibir,
no sé qué es la muerte, no sé qué es el morir,

pero he muerto mil veces, me han matado diez mil,
aunque cuando ninguno quiera ir o venir,
ella, yo de seguro nos habremos de unir.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Escritura es criatura

Escribir es la droga que no puedo dejar,
escribir por la vena, por las napias, fumar,
escribir de infusiones, de gran humo y tragar,
escribir capsulado, escribir de sedar,

escribir es el mono que yo quiero pasar,
escribir descamado, vomitar y sudar,
escribir tal anónimo y quizás confesar,
escribir recaído, escribir de purgar,

escribir es el opio que ya sé cultivar,
escribir en las hojas, por las ramas trepar,
escribir afrutado, con sabor y aromar,

escribir madurante, escribir de manar,
escribir es el narco que yo suelo tomar,
escribir repartido, escribir de soñar.

Tantísimas...

Muchas veces me siento un volcán de altamar,
muchas otras tan sólo una ola en la mar,
muchas menos corriente por la cual navegar,
muchas más un naufragio, muchas más naufragar,

muchas horas me siento temporal y amainar,
muchas albas un poco como pez sin salar,
muchas tardes conserva con rocíe olivar,
muchas noches encalle, muchas más encallar,

muchas fechas me siento espumante y brillar
muchas idas venidas un traer, un llevar,
muchas vueltas revueltas un charcal con aguar,

muchas más arenado, muchas más arenar,
muchas vidas me siento un papel a encorchar,
muchas muertes deriva, muchas más derivar.

martes, 5 de agosto de 2008

La paleta vital

No es albina la vida o negruzca o gris
o marrón o morada, roja, verde o anís
o naranja, amarilla o violeta o lis
o azul o rosácea o purpúrea o barniz.

Aunque tenga nevadas, nochecitas, cariz
de tormenta, cagadas y más, más de un desliz,
haya sangre, esperanza, transparencia, cerviz
rebelada, mil soles, apurillos, país.

A la contra, y príncipes y princesas, tapiz
de exterminio, maquille y otra tanta raíz,
pues la vida es eso, es color, es matiz,

claroscuros y sombras, claridades al tris
que un pintor en un lienzo, tras pasar por tamiz,
rebosqueja, dibuja con pincel de aprendiz.

Condicional condicionante

Si pudiereis leer cuanto escribo callado,
lo que hablo con letras, lo que dejo evocado,
los penares de tinta, el sollozo atildado
y la rabia en palabras y el llorar asonado.

O el querer línea a línea o el amor exclamado,
o jornadas sin musa o el versar trasnochado
de otro modo sería, todo habría cambiado,
si pudiereis leer cuanto escribo callado,

el letreo del habla, el evoco dejado,
el tintar de las penas, atildar sollozado
y palabras rabiosas y el asuene llorado.

O entrelineas el alma o el exclamo de amado
o enmusada jornada o trasnoche versado
de otro modo sería, todo habría cambiado.

lunes, 4 de agosto de 2008

Ser seres... ¿somos?

Ten cuidado, Patriota, que te quieren cazar
unos hombres muy malos que yo viera pasar
con la trampa y el cebo y después preparar
martingala, emboscada, el instante, el lugar.

De apresarte y la jaula en que hacer encerrar
el amor por Vasconia, por Euzkadi el amar
hasta el fin, de por vida que cobijas sin par
en tu cuerpo, en el alma, al sentir y al pensar.

Que tu pueblo y familia no son menos ni más
que otros pueblos, familias que desean la paz,
libertad y que dejan existir además.

A cualquier pre-existente, existencia o quizás
que lo haga a su modo y que llegue a vivaz,
que de ser hay que serlo cada uno y demás.

domingo, 3 de agosto de 2008

Hora

Hora cuando estoy lejos de vos Patria querida,
hora echo de menos su presencia en mi vida,
hora siento en el pecho un vacío, una herida,
hora quiero volver, me arrepiente la huida,

hora pienso quedarme, no pensar en partida,
hora veo que eres mi morada, guarida,
hora amo tu tierra en que hube nacida,
hora todo mi ser le daré, no lo pida,

hora creo que vales más allá de medida,
hora tienes mi alma a tu vera tejida,
hora lloro si lloras, te acompaño en reída,

hora debo contigo evitar tu caída,
hora lucho de veras a vencida o perdida,
hora, hora por nada se me haga la ida.

sábado, 2 de agosto de 2008

De batidos de arena

Es en vano, es inútil pretender conseguir
lo que quieres y amas, si quién puede impedir
peticiones decide que se debe cumplir
el mandato, el dictado del tirano latir.

Que se esfuerza, que intenta convencer sin oír
los consejos del pueblo que te vino a decir:
“solicita, demanda, de primera argüir,
si te niegan, rechazan la justicia seguir

reclamando, exigiendo, de segunda insistir,
de terceras y visto que no hay modo de abrir
una puerta a razones sin dudar no cumplir

ni decreto ni orden y a la cuarta intuir
que en la arena el arma con la cual abatir
la elige quién lucha, quién la debe esgrimir”.

viernes, 1 de agosto de 2008

Demosofía Política

Mala prensa ha Vasconia, la vascona, el vascón…
porque España ni Francia dan luz verde a Nación
que no sea española o francesa de opción
voluntaria y querida, que no sea elección.

Consentida y amada por el pueblo-opinión
que de ser consultado sobre unión, desunión
con hispanos y francos clamaría escisión
de primeras, segundas o llegada ocasión.

De romper ataduras, de decir con pasión
somos vascos y vascas de tomar decisión
libremente y en paz, sin confines, coacción.

Cuando habla la gente, cuando pasa a la acción
de palabra y de obra y contesta cuestión
demosófica pura, lo demás es ficción.

Verdades a tiro

Mayoría la somos, pero dicen que más,
porque Euzkadi no manda, es Madrid, Satanás
quién no da la palabra al vascón y además
prepotente le niega, ¡Dictador, Mandamás!

Que provocas al pueblo vascoamante y capaz
del hacer por sí mismo, sin tener capataz
que le ordene y fustigue, le arrodille y al ras,
a la altura del suelo le susurre: “Jamás

verás bajo mi mando el plantón libertad
crecer sano y entero, ni aunque seas audaz
y te eches al monte a buscar esa paz.

Que si encuentras perdida he de ver yo ciudad,
capital, el estado, el altar, majestad
o abreviada su anchura, su rudeza, su faz.

La arquería

Uno sólo no puede, solitario, lograr,
aunque mucho se esfuerce el hacer del amar
personal colectivo, si no laten al par
corazones de otros que se acercan a dar.

Al conjunto sus pálpitos, al nosotros sonar
compasado y sentido y quizás el jurar
amor fijo y vivo, amor hasta acabar
dando todo en la vida hasta al fin expirar.

Con el alma y el cuerpo sin dudar, vacilar,
porque cuando has amado no se llega a librar
sentimiento amargo ni picante pensar

Ni en amado ni amante, ni en el arco o flechar,
pues no duele la flecha, ni siquiera al pinchar,
lo que hiere y mata es tensar sin soltar.