martes, 30 de septiembre de 2008

Manilargos de mar

En un puerto del Norte, a unas leguas Dublín,
junto a un cojo pirata yo robé un bergantín
con dos palos al viento, capitán de Berlín,
escotillas de fuego y feroz polvorín.

Alejados de tierra, rumbo oriente al fin,
tras tres días sin viento avistamos botín,
un convoy de Manila con lingotes, florín,
abordado a gusto, nos hacía tilín.

El Pacífico entero navegado latín
aprendimos de mares, de robar mandarín
y de fugas veloces tanto más que Tintín.

El Caribe ya nuestro, en Nassau, un pasquín
daba cuenta del precio, mucha libra y chelín,
por dos testas perdidas al final por motín.

Sueño de ricos, pesadilla de pobres, y al revés

No es un sueño ser rico, millonario o pudiente,
cuando hay gente que muere, que no hinca el diente,
que malvive, que enferma, que no ha agua caliente,
porvenir ni futuro y quizás ni presente.

No es un sueño ser rico, millonario o pudiente,
cuando pueblos enteros de familia corriente
abandonan sus casas con color indigente
y se lanzan en busca de una vida decente.

No es un sueño ser rico, millonario o pudiente,
cuando niños y viejos del levante al poniente
por migajas trabajan sin descanso viviente.

No es un sueño ser rico, millonario o pudiente,
cuando todo el mundo pide ayuda urgente
y a los cuatro de siempre les resbala la gente.

Euzkadi con preguntas, España sin respuestas

Quien no quiere que Euzkadi sea Estado-Nación,
manifieste ideales, comunique su opción
cómo va a gobernarla sin saber la opinión
de ese pueblo que espera que le hagan cuestión.

Sobre estar so España, como ella, ¡Vascón!,
federado, autónomo, tal cual pobre región,
o del modo que quiera la mayor decisión.

Quien no quiere que Euzkadi sea Estado-Nación,
determine sus sueños, reescriba el guión
cómo va a presidirla sin tener ni noción
del anhelo del vasco o de su volición.

Sobre ser en España, practicar desunión,
tutearse con ella o esperar su sanción
tal sucede hoy en día sin total sumisión.

Con esa o aquella, pero sin ésta

O conmigo o nada, esa es la elección
que españoles, franceses, “democracia en acción”,
a las malas otorgan, dan a nuestra nación
resistente a la fuerza, no le queda otra opción.

O conmigo o nada, esa es la opresión
que hispanos, gabachos, uno, otro histrión,
le conceden con pena al gran pueblo vascón
insumiso a conciencia, no hay no votación.

O conmigo o nada, esa es la cuestión
que la España, la Francia, dos Estados-Prisión,
a Vasconia le ofrecen, se acabó la función.

O conmigo o nada, esa es la unión
que Madrid y Paris, capataz y patrón,
a la Patria de Arana le dispensan al son.

A por todas y a por todo

¡Soñadores románticos! ¡Soñadoras traviesas!
¡Estatal-jacobinos y demás realezas!,
bien armados se aprestan junto a malas bajezas
para hacer preso al vasco, a las vascas las presas.

Ilegales les dicen, dan igual las certezas,
juicio rápido al canto y que rueden cabezas
de los jóvenes patrios que sellaron promesas
para hacer de Vasconia un país de justezas.

Una tierra librada del gobierno de altezas,
militares y jueces, soberanas princesas
y las cortes y el clero y otras tantas pobrezas.

Que desoyen las voces, las sonantes franquezas
emitidas a una por las bocas “vasquesas”
con sus modos despóticos y maneras burguesas.

lunes, 29 de septiembre de 2008

Hago votos por la poesía

Aunque pierda la vida escribiendo a diario
desde un cuarto-escritorio, desde mi santuario,
he jurado a las Letras que daré un poemario
como yo de rebelde, tal cual yo de corsario.

Pues se es cual se escribe y al revés, al contrario,
que el poeta por ser es su escrito gregario
de ese ser como es o si no hay becario.

Aunque pierda la vida escribiendo a diario
desde un aula escribana, desde mi escenario,
prometí a los Versos que daré un buen versario
como yo levantisco, como yo poetario.

Pues se escribe tal es quien escribe, es palmario
que en los textos hay algo y ese algo es muestrario
de una voz, una mano propia del literario.

Pueblo nuestro

Pueblo nuestro que estás en el cielo sagrado,
santifico tu nombre, venga a nos nuestro hado,
haga nuestra aquiescencia en el monte cual prado
y el pan nuestro del día delo, no el pasado.

Y perdone la ofensa que hemos ya perdonado,
no nos deje caer ante quien ha tentado,
por Dios líbrenos ya que el amén ya hemos dado.

Pueblo nuestro que estás en el cielo encelado,
glorifico el renombre, venga a nos nuestro Estado,
haga nuestra merced como aquí en cualquier lado
y la barra del día dela, dela de agrado.

Y disculpe la deuda como nos a endeudado,
no permita caigamos a pesar del instado,
por Dios líbrenos ya que el amén ya hemos dado.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Ni coma y punto

Escribiendo sonetos con constancia y afán
tal si fuere Tenorio, cual si fuera Don Juan
yo que soy un bohemio y otro tanto galán
cual me pierdo la vida no me gano el pan.

Que llevar a la boca y ya dice el refrán
con las cosas de estómago no me juegue ni San
que yo vi a un cordero transformarse en caimán.

Escribiendo sonetos con constancia y afán
tal si fuere un brujo, cual si fuera un chamán,
yo que fui marinero como fui capitán
cual navego en la nada tiemblo más que un flan.

Con lo cual paso hambre y ya dice el brahmán
si se es cual se come y no has ni azafrán
la sartén no la tienes, la tendrá algún truhán.

Por favor

Cuando llegue mi turno, no lloréis, por favor,
recordad cuanto diera por entrega y amor
a mi Pueblo, a Durango, donde hube el honor
de gozar de la vida desde crio a mayor.

Cuando llegue mi turno, no lloréis, por favor,
evocad del ausente lo que era, un señor
entregado a una villa que ignoraba el fervor
con el cual la quería el que fuera escritor.

Cuando llegue mi turno, no lloréis, por favor,
memorad al completo como fui un cantor
durangués de Durango a gran honra y loor.

Cuando llegue mi turno, no lloréis, por favor,
repasad el pasado de quien dio lo mejor
de sí mismo en silencio tal si fuere un lector.

Tal Ente

Mi partido es Euzkadi, el patriota mi frente,
he de líder al pueblo y de pueblo a la gente,
a esos vascos y vascas con candor insurgente
que pelean, que luchan, que se parten el diente.

Mi partido es Euzkadi, el partido Oriente,
el Oriente el Norte y es el Norte la fuente
que da riego a los campos, de beber al viviente,
qué pensar a quien piensa, qué sentir al sintiente.

Mi partido es Euzkadi, la que es, el tal ente
que antaño era libre, está preso al presente
y mañana, si quieren, por qué no independiente.

Mi partido es Euzkadi, la que fue, la viniente,
la que está sin estar, la que siendo ausente
brilla más que mil soles y una luna saliente.

sábado, 27 de septiembre de 2008

La política de un poético y no al revés

Yo no quiero y punto, y no hay más que hablar,
la política amarga en mi vida, en mi hogar,
que una vez fui político y sé qué es cargar
con un muerto encima y quererlo dejar.

Yo no quiero y punto, y no hay más que charlar,
ser un cara al público, por detrás jorobar,
que una vez fui edilicio y bien vi qué es robar
el aplauso de otro cual marrones colgar.

Yo no quiero y punto, y no hay más que parlar,
gobernar por lo menos, no probé opositar,
cuando el pueblo decide y no puedo plasmar

sus deseos en obras porque es rebasar
una Ley injustísima que no llegó aprobar
el País que la acata sin amor ni amar.

Allí donde no sabía...

En un libro empolvado encontré a un poeta
que pintaba poemas con azules-violeta,
un pincel de caoba, caballito, banqueta,
carboncillo, pinturas y una vieja paleta.

En un libro ignorado descubrí a un poeta
que surcaba en su nave, bergantín o goleta,
por los mares de versos y marinos de treta
hasta dar con tesoros y esconderlos en Creta.

En un libro en polillas hallé yo a un poeta
que afilaba palabras y llevaba saeta
y carcaj y armadura y ballesta y grieta.

En un libro sin dueño avisté a un poeta
que volaba de uno hacia otro planeta
por el cielo nocturno al igual que un cometa.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Un plato vacío de propina

Cuánto vale un dólar o una libra esterlina
o un euro o un yen o un rial o la china,
si fallecen a cientos, hay pobreza en la esquina,
el vacuno anda loco y de atar la bovina.

Cuánto vale un barril o de crudo una tina
o la luz o el gas o el buen agua o la harina,
si enfermizo hay a pares, gran hambruna en cocina,
es de aviares la gripe, lengua azul de ovina.

Cuánto vale una casa, un avión, limusina…,
si se ahogan en charcos, hay más piel de gallina,
se trafica con órganos y se agota la mina.

Cuánto vale un trabajo, una fe, la doctrina,
si este mundo hace crack, va la gente a la ruina
y la fauna y la flora han mirada felina.

La Tierra está en las nubes y el cielo por los suelos

¿Cuánto vale la vida, un planeta, un hogar,
una playa, un monte, un volcán o la mar,
una selva, un lago, una estrella, un glaciar,
un desierto, un bosque, una isla o un jaguar?

¿Cuánto vale un valle, una cueva, el helar,
una ría, un río, una loma, un pinar,
un barranco, una nube, un arroyo, un manglar,
una costa, un cometa o la lluvia polar?

¿Cuánto vale el océano, una ola, el nevar,
una orilla, la estepa, un embalse, el brotar,
una planta, la Tierra o un reflejo lunar?

¿Cuánto vale la brisa, una cala, un tronar,
una duna, una falla, un cañón o un ovar?
¿Tal vez como el Mundo y un poema solar?

jueves, 25 de septiembre de 2008

La dicha de lo dicho y lo dicho de la dicha

Si pudiera ganar el jornal, la soldada
escribiendo a deshoras hasta ver la alborada,
no sería quizás y jornada a jornada
más feliz que ahora que lo hago por nada (?).

Quién lo sabe, yo dudo, no hay la dicha embolsada,
el dinero ayuda, más no da la gozada,
es más bien al contrario, ésta da dinerada.

Si pudiera ganar ganancial, la cobrada
redactando de día y cantar retirada,
no sería tal vez de albada a albada
más risueño que hogaño que no gano de cada (?).

Quién no duda, no sé, no hay la gloria abonada,
bienestares cooperan, mas bienser, ¡Camarada!,
no es estar ni es tener, es más bien valorada.

Bien mal o, mal que bien, mejor

Cómo está tan contento, si va todo tan mal,
no lo entiendo, perdone, no está usted muy cabal,
a millones se mueren y más, más capital,
en su boca escucho y me sabe a cal.

Cómo está tan contento, si va todo tan mal,
soy de pueblo, disculpe, vos no está racional,
falta pan como agua y nos viene con sal
y salina a la herida y más, más dineral.

Cómo está tan contento, si va todo tan mal,
soy cazurro, lo siento, vos, usted, va fatal,
a más manos vacías, dice más ganancial

al bolsillo sin alma de un trajín liberal
que tal queda de perlas flojo va de moral,
haya tacto de seda o caída imperial.

A medias

He empezado mil frases que dejé en la mitad,
entremedias, sin punto, esperando otra edad
y otro tiempo, otro estado y otra calma, otra paz
más acorde a mi pulso y latir de verdad.

Pues ya dice el agrícola: “Escribid y plantad
cuan gustéis, vos sabéis, más guardad, no olvidad,
que sembrar y regar no es brotar. ¡Madurad!

He empezado mil frases que dejé en la mitad,
aplazadas, pendientes, anhelando otra faz
y otro viento sin olas y otra mar sin rapaz
apropiada a mi barca que navega veraz.

Pues ya dice el marino: “Redactad y remad
tal queráis, no ignoráis, más pensad, acordad
que zarpar y bogar no es anclar. ¡Cavilad!

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Concatenación

Antes era Anti-todo, ahora casi Anti-nada,
Anti-medio mañana y pasado Pro-cada,
o Pro-todo o Pro-nada o Pro-medio, un hada,
hada buena con alas y bondad, in-malvada.

In-malvada, benigna como asaz ilustrada,
ilustrada con luces y con sombra alargada,
alargada pues llega su fulgor a iletrada,
iletrada que aprende y se vuelve educada.

Educada al amor, a querer hermanada,
hermanada que iguala al patrón y empleada,
empleada que emplea la brutal patronada.

Patronada a matar, rematar, rematada,
rematada de muerte, de mortal, alocada,
alocada y sedienta por tumbar nuestra izada.

Frase Poética

Si Dios existe no es español y si es español no existe.

Tomo a tomo

Como es cierto el refrán y del dicho a lo hecho
no va sólo un paso, sino ciento y un trecho,
yo no pido me tomo, por justicia y derecho,
con la paz la palabra y a lo hecho pues pecho.

De primeras, es cierto, yo lo exijo, es derecho,
pero como se cumple mi recelo, sospecho
no me quedo mirando, yo me pongo al acecho.

Como es cierto el refrán y del echo al hecho
no va sólo una hache sino más bien un fecho,
yo no pido me tomo, por moral y provecho,
con la paz la palabra y a lo fecho repecho.

Al principio, verídico, lo reclamo a despecho,
más al ver que rogando no tras no re-cosecho
no me planto, me niego, yo me busco el pelecho.

Un paso y luego otro y otro y otro

De haber quien lo de todo y no pida de nada
y primero en llegar y postrer de espantada,
de dos pasos al frente, venga acá, ¡camarada!,
adelante, no tema, la vanguardia está alzada.

Por mujeres y hombres que tomaron la espada
y colgaron la pluma, el sedal y la azada
en defensa de un Pueblo atacado a granada.

De haber quien lo de todo y no pida de nada
y postrero en marchar y primer en llegada,
venza el miedo, avance, llegue a nos, ¡compadrada!,
no lo dude, acuda, la avanzada está armada.

Por pacífica gente que agrupada en mesnada
a la línea partía, y dejaba casada,
al auxilio de un vulgo masacrado a bombada.

martes, 23 de septiembre de 2008

Comunaleza

Si pudiera cambiar nuestro mundo en un gesto,
por mi pluma de versos mil poemas apuesto
que soplando a los sueños tiempo como al acuesto
me daría yo todo, echaría el resto.

en señales y guiños, en las muecas de honesto
tal en señas y signos y aspavientos bien puestos
que hablarían callados, no diría yo esto.

Si pudiera cambiar nuestro mundo en un gesto,
por mis versos, poemas, mil plumillas arresto
que alargando los días y las noches lo opuesto
a por todas iría, estaría dispuesto.

En mohines, guiñadas a poner y bien puesto
cuanto fuere preciso para dar por expuesto
que es de todos el todo, sea uno o compuesto.

Hablares sin ganancia sí tienen pérdida

No han escritas ni habladas gran valor, ¡mis parlantes!,
re-dicciones y voces y palabras colgantes,
pues no hay plata ni oro ni contantes, sonantes
que las paguen, abonen, son rubíes, diamantes.

En estado salvaje que al pasar por tallantes,
tal la tez de los peces, cual estrellas brillantes
cobran forma y espíritu y se tornan radiantes.

No han en hoja ni al aire gran valía mis cantes
revestidos de tinta y notales danzantes,
pues no hay bolsa ni cobre ni tesoros de antes
que las salden, procuren, son enanas gigantes.

En el cosmos inmenso que al parar por cuadrantes
cual papel de aluminio o luceros manantes
toman cuerpo y viveza y se vuelven flamantes.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Sin reparte ni de parte

Español que tortura, española de niego,
golpe a golpe no quiero, hostia a hostia ni ciego,
ser hispano a la fuerza y perder el apego
que a las cosas de casa cual el vasco ha el gallego.

Porque solo hay un modo, solo uno, ¡Estratego!,
para amar a la Patria sin detesto y reniego
y éste es voluntario y es aquél de manchego.

Torturista hispánico, ibereña de pliego,
ley a leyes no quiero, fallo a fallos ni en juego,
que yo soy, se lo ruego, de vivir sin el siego
de mi estilo vascón, montaraz y labriego.

Porque solo hay un método, uno solo, ¡Dondiego!,
de adherirse a la Causa sin rencor ni despego
y este es motu propio y es aquél de borrego.

Sin bombadas

Pirotécnico malo, pistolera malvada,
bomba a bomba no quiero, tiro a tiro por nada
liberar a la Patria, a Vasconia la amada,
aunque esté de rodillas, aunque esté encadenada.

Pues hay una manera y no más, una honrada
de cumplir el gran sueño, de ver por fin librada
a la Euzkadi de entierros y de ser enterrada.

Ideólogo grave, vocinglera armada,
sangre a sangre no quiero, muerto a muerto por nada
redimir a la gente, a la vasca soñada,
bien resista con yugo, mal exista amarrada.

Pues hay una política y no más anhelada
para hallar la salida y cruzar la llegada
y alzar libres la copa bien copada y alzada.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Palabras de vapor

La otra tarde, Amada, pasé so tu balcón
y mirando a lo alto me posé cual halcón
tras la férrea baranda y te vi cual ladrón
entre el vaho y las gotas de tu gran rosetón.

Vite triste, apenada, sin amor ni ilusión,
pensativa y sensible, sin tic tac, ¡Corazón!,
con el cuerpo en la pena y en el alma punción,
por la cara una lágrima y en el ojo un montón.

Te grité y no me oíste y escribí en el renglón
cristalino, en el vidrio, amatoria oración:
“Niña mía, decía, este bueno Vascón

de rodillas plantado, resoplando pasión
te pregunta si quieres escuchar la canción
titulada ‘Cariño, con amor, sin lesión’”.

Si pierde el ganador, gana el perdedor

Rara vez me levanto y me quiero caer,
más caído me digo tornaré como ayer,
voluntario, el primero, contra todo poder
a luchar junto a quienes también saben perder.

Perder cuando ganamos, pues ganar, merecer
la victoria sinónimos que lo son haz saber,
y nosotros triunfantes, qué le vamos a hacer,
tal triunfados lo fuimos y debemos volver

a luchar justamente, demostrar el valer
del ganar a lo digno, sin forzar ni imponer
la derrota a la fuerza ni deber esconder

la mirada, el semblante, ante nada o cualquier,
pues se copa o fracasa en función de ese ver
en el iris del otro y de uno el vencer.

Pesquisidor

Cual de día de noche, lentamente, sin prisa,
caminé tras tus pasos, ¡Libertad insumisa!,
más allá donde daba, evasiva y huidiza,
por allí sólo andaba el olor de tu brisa.

Que seguí tal sabueso con pregunta y pesquisa
por las calles, los pórticos, dentro y fuera de misa,
sin embargo, no estabas, mi revista hecha triza
y de nuevo, de vuelta a buscar tu baliza.

De este modo hasta un día que alcancé a ver tu risa
y como ya te ibas se perdió mi sonrisa
que esperaba al menos agarrar tu camisa

y a la cara soltarte de primera premisa:
cuánto corres muchacha, dónde vas tan aprisa,
cómo tú solitaria, no serás la postiza.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

El Sol de Elea ilumina a la oscura luna de Éfeso, o a la inversa

En Elea la griega, un pensante sincero,
anterior en el tiempo al Jesús carpintero,
por el año quinientos más algún que otro enero,
el temible Parménides, venerable empero…

Con sí trajo, consigo, metafísico pero,
embrión filosófico, un poema a lo Homero,
redactado en hexámetros, está allá el mundo entero,
desde el ente al no ente, desde el uno hasta el “cero”.

Aprendió de Jenófanes, con Aminias faldero,
en Atenas vio a Sócrates y Zenón fue su arquero,
normal pues que sus leyes parmenídeas de esmero
obtuvieran de eléatas voluntario adhiero.

A pesar de que hay quién le asigna el postrero
proceder dialéctico del pregunto y espero
la respuesta y contesto, la verdad es que el Fiero
por el ser sobresale con el Ser el primero.

De lo oscuro a lo claro lleva sólo un velero,
de esas velas aparta un par dijo el barquero:
uno es el narrable, otro no verdadero,
impensable, innombrable, a la vista el “tercero”.

El que aproa a levante, a la luz, al lucero
y gobierna Atenea, la razón, el bienquiero
con el brillo del día zarpará cual crucero
sin perder nunca el norte hacia puerto certero.

Bautizado el Real, es un todo entero,
sin fisuras ni vías, es el Ser, ente mero,
porque es o no es, es el Uno o sub-cero
y Real es que es y la nada lo huero.

No es posible no ser, el no ente, sugiero,
es la nada y la nada nada es, ¡Marinero!,
piensa pues lo que es, el ser es hacedero
y la nada no es, haya o no milagrero.

El que a popa ha Salerno y a la proa Alghero,
la Estulticia, la “Moria”, sinrazón, falso inquiero,
ya caída la noche, el eclipse diariero
lo echará a la deriva, errará duradero.

No se debe nombrarle ni pensarle, te entero,
ni tampoco se puede porque mal es de agüero,
el no ente es no ente, un no ser, astillero
que botando la nada nada bota, ¡Botero!

El ser es lo que es, no está el ser en alero,
el no ser no lo es, es treintena en Febrero,
y se dice, se piensa lo que es ente, ¡Naviero!,
que quien nada en la nada nadador ni en su fuero.

No se apremie, razone, con buen juicio, ¡Remero!
de ver quítese el parche y de oír, orejero,
más usted ya lo sabe, el a pique o pesquero
que le lleve al banco y le vuelva atunero.

El que quiere ir a Elea más apunta a Passero
mira al sur, mediodía no ve más, ¡Mi viajero!,
más en él se amarina nacional, extranjero
para luego embarcarse y ser, ser pasajero.

Irreal no, real, del Real y remero,
que en un remo ha sentidos y en el otro el infiero
del efecto la causa, o al revés lo postrero
y llegar a saber, conocer de arponero.

Tú decides, ¡Marino!, lo real es realero,
el ser es, ente, Uno, de sí mismo lindero,
siempre él mismo, inmóvil, redondel cual caldero,
es el cosmos, el mundo, es el todo cimero.

Universo absoluto, sin perturbe ni altero,
con presencia eterna, sin nacer ni el muero
pues es siendo, existe más allá del lo quiero
o lo pienso o lo creo, es por sí, ¡Compañero!

Con lo cual, nada cambia, raciocinio severo,
pensamiento que niega el sentir más rasero,
los sentidos, los cinco, al notar que el Soltero
no es lo Uno, es múltiple, tal el cobre o acero.

Sensorial percepción, percibir insincero,
fenoménico orbe del notar de somero
que disgusta a la mente cual placer placentero
da a la vista, al oído, al sentir sensiblero.

Tras pescar la apariencia en la red, en redero,
todo es día y noche, interior y costero,
cual dos formas de un ente, no a la contra, ¡Balsero!,
se dirá y es profundo, para nada ligero.

Que si el ente lo es todo, nada más, Uno, espero
lo diverso se entienda cual la flora en florero,
y el rey-reina, rey-reina sólo un par de un tablero
como blancas y negras en el ser del damero.

Casillero que rige, cual al clérigo el clero,
la Justicia divina con amor y salero,
que quien es propietaria de las naves, bolero
ya lo dice ha las llaves al igual que el llavero.

lunes, 15 de septiembre de 2008

El levante de Éfeso, el poniente de Elea

El obscuro más claro, el claror más obscuro,
el efesio Heráclito, anterior al más Puro,
el quinientos cuarenta vio la luz y le juro
no sé nada de joven, todo dijo maduro.

Fue aprendiz sin maestro, no al contrario, seguro,
y poeta pasado y escritor de futuro
y de sí mismo objeto y sujeto aventuro
cual el sol incendiario o fogoso saturo.

Su pensar más bien suave se repiensa a lo duro
por redondo y cuadrado, claraboya y muro,
y es que el nadie se empapa que entonó claroscuro
en el mismo Caístro por dos veces da apuro.

Sin leer a Parménides el decir sin perjuro,
Dios: lo puro impuro, re-impuro re-puro,
sequedad aguacero, en su punto inmaduro,
del pasado el presente, del presente inseguro.

Nada es, todo fluye y a la contra figuro,
todo es, nada fluye, de aquello abjuro,
sin embargo, se mueve, de lo otro me curo,
del Parménides Uno, del efesio el fulguro.

Su principio el fuego, solear con perduro,
que llamea y se apaga con mesura mesuro,
de cenizas se aviva, Ave Fénix auguro
que gobierna Heliópolis cual Dios Ra de sulfuro.

Con tronar y con rayos, voluntario canguro
que en marsupio acoge otro cosmos, mixturo
que se inflama, detona en la guerra y torturo
de contrarios y un orden nuevo nace rejuro.

Universo reflejo, de discordia y conjuro
que armoniza el fuego con concordia, amesuro
sabedor del conflicto y también transfiguro
en el mundo de opuestos, en el orbe a trituro.

No hay pues más Razón del total ni mesturo
si no es la armonía en eclipse, de obturo,
semejante al alma, corazón o el zuro
en ser pozo sin Tales o saber prematuro.

Amén de poético, en el nombre del Poeta

No soy más que un poeta de la musa al pie
que poniendo al testigo por el Dios digo que:
mi fe es literaria, he de iglesia abecé,
la escritura es mi cura, las palabras Iahvé.

La palabra lo es todo, la razón, el por qué,
la oración es la hostia y el silencio no sé,
suena a nada de nada, más la nada es con de
y las letras, amigas y amigos, un pche.

Consonantes, vocales que la sílaba ve,
la paz daros les dice, tal la pasta y el té,
para alzar continentes y el orar como el Che.

Realzando los labios, dando sol como re
con la lengua organada que se siente diré
tecla a tecla que toca en tu punto más ge.

domingo, 14 de septiembre de 2008

El samosano número uno

A principios del siglo sexto a Cristo anterior
en la isla de Samos filosófica flor
brota junto a Pitágoras, de quién dice el error
ser un hijo de Apolo, nacer cual Salvador.

Y al llegar a Crotona con tiranos, terror
a la espalda libera muchas polis de amor
con discursos formantes, integrales, de honor,
acusmática secta, matemático loor.

Siendo Dios la sapiencia, dijo llamen mejor
a quién sea su amante, a quién quiera su ardor
el Filósofo a secas, Sabio para el Señor.

Teoremas aparte y misterios, lector,
apuntó que es el número el Principio rector
y que el alma reencarna, revivir sin frescor.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Todo de nada y nada de todo

Hasta cuando no estás ni de ti he noticias
yo me veo contigo, siento cómo acaricias
y escuchándote mudo hasta digo albricias
cada vez que me invitas a probar las delicias.

De ese amor entregado, con bondad, sin codicias,
que en tu pecho molido por maldades, malicias
atesoras al tiempo que tú esperas primicias
que te digan te quiere, te eligió entre novicias.

Por ser toda plebeya, no tener de patricias,
y tu amar libertades como odiar injusticias
y entregar a la causa junto con las milicias

lo que eres y tienes, tu existir y justicias,
no esperando a cambio más que las gentilicias
muchas gracias amante cual amadas pericias.

El milesio aéreo-físico

En la cuna de sabios, en Mileto cual Tales,
el quinientos ochenta, sin dar nuestros anales,
vino al mundo Anaxímenes dando pronto señales
de su ser de esos físicos de raíz naturales.

El fin, medio y principio de las cosas totales
son el aire, el espíritu que al soplar divinales
por condense, evapore o palabras iguales
de un estado las llevan dijo a más estatales.

Y la tierra es plana, luna, sol tal retales
y cabalgan el aire al trotar espaciales
cual las olas navíos, capitanes navales.

Las estrellas, en cambio, los Jesuses geniales
con tachones y clavos de fijar catedrales
en suspenso, inertes dejan por bovedales.

El milesio del infinito

El seiscientos diez antes de Jesús, en Mileto,
de filósofo un físico natural como inquieto,
pentasílabo nombre y de Tales discreto
aprendiz principió el vivir que poeto.

Proyectó Anaximandro ya de joven boceto
de la tierra y los mares y dio a luz un libreto
que natura o la física comprendiendo de objeto
el Principio de todo apuntó lo “inconcreto”.

Lo infinito, innombrable, lo que abarca al completo
sin ser agua ni aire ni llamón, es secreto
que desvele a desvele crea todo sujeto:

Creador inmortal, destructor al par neto,
que es justicia divina, el gobierno sin veto
del espacio, del cosmos que estudió sin asueto.

viernes, 12 de septiembre de 2008

El milesio físico-acuático

Torno, antes de Cristo, al seiscientos cuarenta,
en Mileto de Jonia, según dicen, se menta,
de los siete al sabio, que no dio obra a la imprenta,
al filósofo Tales alumbró parturienta.

Iniciado entre egipcios, destacó por su cuenta
por augurios de eclipses, de olivar hacer renta
y medir las pirámides por la sombra en cementa
y caerse en un pozo vistos astros noventa.

De principio, elemento, que a las cosas alienta
cual imanes al hierro dijo agua opulenta,
flota en ella la Tierra, es de todo parienta.

Va de líquida a sólida, se evapora, reinventa
y a Dios gracias remueve a las cosas que “avienta”,
reanima y anima cual a toda alimenta.

Sonetos alejandrinos o alejandrinos soneteados

Con un par de cuartetas, con un par de tercetos
y catorce las sílabas en catorce versetos,
a la par que escribo estos magnos sonetos,
les revelo, ¡Iniciados!, unos cuantos secretos.

A mitad de los versos hemistiquios concretos
en un par heptasílabo los dividen coquetos,
que la sílaba sexta y tercera, ¡qué retos!,
con acento, el pie, en total cuatro aprietos.

Y a guardar sinalefas, por cesuras respetos,
los rimares consuenen tal sujetos objetos
y no falten metáforas ni figuras ni vetos.

Que licencia por medio los poetas más netos,
los que laten bisílabos como quién pare fetos,
desacatan sin miedo al reír de paletos.

Poética Presocrática

Si en la vida hay muerte y en la muerte lo vivo,
haya cielo o infierno ni Satán o ni Divo
que lo bueno ha lo malo y a la contra escribo:
las maldades bondades, lo benigno nocivo.

Si viviendo me muero y muriendo revivo
y revivo re-muero y re-muerto reactivo,
bueno y malo ha lo bueno y al contrario reescribo:
lo vital lo necrobio, lo mortal… no le chivo.

Si la vida y la muerte no son dos sino olivo,
como el hueso en oliva o cosecha en cultivo
la aceituna, el aceite son un solo cautivo.

Si el olivo no es uno ni olivar objetivo,
el caer de las hojas, por el mismo motivo,
es más bien quijotesco, es más bien subjetivo.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Heroica y popularmente o al revés

Quiero un pueblo heroico que camine a la paz,
popular heroína que nos de libertad,
populismo heroísta o heroísmo…, escuchad,
populista se dice porque tiene detrás

populosa a la plebe y en el frente al audaz,
que es el brazo de todos, la justicia tenaz
al saberse arropado por la gran voluntad
pueblerina que o manda o es un paso atrás.

Para todos y todas, para el campo o ciudad,
porque cuando lo menos prevalece a lo más,
libertades no sólo van al suelo además,

al igual que igualdades, al igual que igualdad,
dominó de por medio, juntamente a la paz,
democracias, derechos y de vuelta al “¡luchad!”.

¿Ha mordido el interrogante?

Marinero de letras, literato de altura,
escribiendo, escribiendo llegará la captura
a tu red de palabras recosidas, costura
de la especie acuática que se llama escritura.

Que acostumbra sin banco a nadar con soltura
por los mares y océanos, aleteos de cura
entre islotes y piélagos y coral, agua pura
que se filtra del fondo, emersión con finura.

Pescador de vocablos, encañado en bajura,
estilando, estilando picará criatura
en tu anzuelo cebado con buen pulso y cesura

una noche al caer sobre el puerto la albura
estelar y alunada que ilumina la obscura
superficie marina que te lleva, ¡Figura!.

Con decoro y ponderación

Al teórico digo, con amor cual dulzura,
al igual que el saber es vital la hechura,
teoría sin obra es viajar, no aventura
y la idea es la parte, es el todo partura.

Más al práctico digo, con cabeza y cordura,
al igual que el hacer, capital, la cultura,
practicar sin la mente es lección, no lectura
y la acción es fracción, es lo uno fractura.

Con lo cual, digo a ambos, con donaire, apostura,
más que el sé, más que el hago, esencial, la mesura
en el sé, luego hago y al revés, por natura.

Así pues, ¡Aludidos!, el guardar compostura,
en las graves y agudas, tal remedia conjura
maliciosas maldades que no son cosa pura.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Con firma meta-humana

¿Es la patria el Euskera?, pregunté a un aldeano,
ni dudar y algo más, respondió en castellano,
que lo sea lo ignoro, añadió, mas mi hermano
lleva al pueblo en la sangre, quizás sepa lo arcano.

¿Es la patria la Raza?, inquirí al paisano,
ni dudar y algo más, contestó sano sano,
desconozco qué sea, agregó, mas mi anciano
padre mitos, leyendas los ha siempre a mano.

¿Es la patria la Historia?, sonsaqué al zutano,
ni dudar y algo más, indicó a lo llano,
mi ignorancia perdone, amplió, mas mengano
de Jainkoa y Ley Vieja para nada es profano.

¿Es la patria Dios-Fueros?, le rogué al decano,
ni dudar y algo más, confesó en cristiano,
mis disculpas, lo siento, no lo sé, soy humano,
más un viejo del campo lo sabrá, dijo urbano.

¿Es la patria el Baserri?, requerí al villano,
ni dudar y algo más, susurró de temprano,
y la excusa, sumaba, le presento galano
y en voz baja le soplo vaya, vaya al serrano.

¿Es la patria el “Enclave”?, le espeté al montano,
ni dudar y algo más, por razón dio a lo piano,
de poder ayudarle, prosiguió yendo al grano,
so la cruz de la iglesia andará el parroquiano.

¿Es la patria el Sujeto?, le exclamé al mariano,
ni dudar y algo más, proclamó nada ufano,
aunque ahora recuerdo con pelaje muy cano
y barbudo, seguía, a un buen fiel Sabiniano.

¿Es la patria Conciencia?, consulté al Euzkadiano,
ni dudar y algo más, resolvió a lo germano,
será…, quién lo supiera, conferencie al pagano,
que yo libre de errores busco el fin sin hilvano.

¿Es la patria Quehacer?, advertí al miliciano,
ni dudar y algo más, me soltó en vasco-hispano,
yo no ideo el qué, remató soberano,
en paz vaya consigo y barrunte, no es vano.

Expoliadores, más claro, agua

Bienvenido, al fin, a la Causa, ¡Patriota!,
que tal como ya sabes es a gane o derrota
porque España, la Francia, hace tiempo se nota,
decidieron marcarnos paso a paso la bota.

O el botón y botines que en Vasconia la rota
a montones usurpan, rey, caballo y sota,
y baraja de nuevo y que pierdan la chota
que son mías las manos, que les den bancarrota.

Bancarrota de esas que a bailar una jota
a los vascos y vascas, nada menos, ¡qué idiota!,
les empuja y si falla, que les den chirigota.

Chirigota profunda y entre nota y vota
para mí la ganancia, para ellos pelota
y que jueguen de paso que en sus manos explota.

Vida mortal, muerte vital

Al poeta filósofo que encontré en la cuneta
de un camino perdido tal si fuere un profeta
si no has muerto le dije y estás vivo a escueta
duda prima contesta que apunté en la libreta:

La existencia es sonora, de la A va a la Zeta,
y la muerte silente, en su punto es discreta,
yo que callo en la vida y que hablo tras meta
¿por qué vivo estoy muerto y al morir de “vegeta”?

Contestó, gran pregunta, respondiendo en tripleta:
Quien pasando por tonto vive cual un asceta
entre libros, papeles y el cuaderno y carpeta

y el tintero y la pluma y la mesa y banqueta
muere como los sabios, se va tal el cometa:
a su paso dejando en la estela cuarteta.

¿In-remendable?

Zapatero, al zapato que llevé a arreglar
le ha cambiado el betún, más molesta al andar,
hace daño en la punta, rozaduras de aullar,
ha las suelas gastadas y el tacón sin pegar.

Brillar brilla con brillo, pero es para errar,
lo compré en un rastro a un puestero juglar
que dos por uno al grito añadía el gritar
desde el treinta al cincuenta se los puede llevar.

Busque, vea, encuentre, hay ahí su calzar,
si no encaja el primero, a probarse otro par
y de pie que sentado fácil es no atinar.

Por lo tanto, no venga después con reclamar,
mucho menos, si el uso los llegare a ajar,
que yo vendo calzado, mire quién remendar.

martes, 9 de septiembre de 2008

A lo sumo, igual

De escribir un poema a leerlo, ¡Lector
o Lectora queridos!, va un poeta de amor
que acaricia con letras y palabras en flor,
besuquea con versos y da abrazos cantor.

De leer un poema a escribirlo, ¡Autor
o Autora amados!, leedor va de albor
que pasea con vista y repasa con loor,
de papel ve otros mundos y que viaja a vapor.

Ahora bien, un poema, del mejor al peor,
ni se lee ni se escribe, suena como un temblor
que le eriza los pelos, a los ojos da ardor

y si dentro repica, el resuene hace honor
a ese nombre con sones a Principio-Motor:
Poesía o Poética, es el arte mayor.

Más allá de la rotación y revolución hay vida

Si en un centro hay mil lados y en los lados un centro,
no será una INJUSTICIA mirar sólo hacia dentro
y perderse de vista que centrales hay ciento,
poli-céntrico dícese, cada cual epicentro.

Lo contrario, centrémonos, es “centrismo”, un invento
por el cual Centralismo, tan rapaz cual violento,
a mitad le da todo tal al medio el contento
y a las partes la nada, o un mal viento, un pimiento.

Si es el ‘todo’ aparte y el partido un fragmento,
de IGUALEZAS no hablamos, no me vengan con cuento,
que la parte, ¡Cachondo!, no es un cacho, es segmento.

Es igual que ese ‘todo’ o es la nada, lo siento,
no está bien “todo al ‘todo’”, nada a nada es cruento,
y del “nada al ‘todo’” y al revés hay un tiento.

La triliteral numerada es cuasi cuadrilateral

Si la forma perfecta es la bola, la esfera
y la tele que informa es cuadrada y huera
y en el cuadro entra el globo y en el globo la era,
¿la verdad de pantalla es redonda entera?

¿O es más bien encuadrada, casillera o es pera?
Yo qué quieren que diga, yo que digo a quienquiera
lo que quiero de veras y no aquello que quiera
el Poder, el Ejército o la Iglesia o Cartera.

¿El que está deformada, que no vese siquiera
tras el blanco y el negro el matiz o, espera,
con color o sin él que ha jurado bandera?

La verdad y sin duda es que es diariera,
que unos días da parches, otros da la ceguera,
casi siempre la media, casi nunca la entera.

La chapilla capital de Madrid

Es España un Estado que comienza en Madrid,
Castellana abajo y vera en la nariz
una placa que dice: “Hasta acá el tapiz,
más allá está el marco, más aún cicatriz…

En los vascos, gallegos… por doblar la cerviz
a la fuerza, sin ganas, tras pelea, pos-lid
y haya paz, no maree ni ajetree perdiz,
que la espada es Derecho, desangrar un matiz…


Y la muerte razones estatales decid,
si preguntan, si inquieren la verdad de raíz,
la que dice de oídas y sabidas, ¡oíd!:

Que pasamos por filo a cualquier adalid
que se atreva, que ose a incumplir directriz
madrileña y levante su rebelde país”.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Guillotinador literario sin recortes ni descabezamientos

Yo que escribo estos versos quiero ser escritor
tal prosaico poético y ganarme al lector
con palabras patrióticas, con redactes de amor,
palpitantes razones y sentires de autor.

dame igual que no cobre, no me vendo al postor,
pero cuando yo hable, que se calle el censor,
que reprime los textos con mutiles de horror
por decir lo que dicen y guardar el honor.

De contar al leyente, de narrar al leedor,
justamente los hechos, libremente el rumor
que nacido en la calle popular redactor

lo recoge y retumba cual la piel del tambor
al llevarlo a la hoja, pasar por editor
imprimirlo en las prensas y encontrar mostrador.

La Patria en verso

Escuchad, ¡Compatriotas!, el latir compungido
de la Patria, de Euzkadi y el hipar dolorido
de las madres y padres del patriota querido
que en defensa del pueblo por vascón agredido

a la sombra de un roble deshojado, partido
cuerpo a cuerpo riñendo en un duelo reñido
sin más causa que un golpe que le diera un bandido
con el grito en los labios “Gora Euzkadi” debido

puño en alto caía, tal un árbol florido,
sobre el suelo y la tierra que de niño a crecido
le siguiera los pasos y el marchar decidido

rumbo a sueños románticos por camino atrevido
que transitan sin miedos los gudaris que han ido
a luchar por la Euzkadi que será, es y ha sido.

Vascos, filo-vascos y vascófilos

Nuestro amor es patriótico, nuestro odio ideal,
nuestra lucha socrática y la causa real,
el partido del Pueblo, militar nacional,
la bandera de estado, Resistencia total.

El gobierno de Todos, parlamento foral,
son las calles leyenda y la casa historial,
el euskera un milagro, el batua genial,
las traineras atlánticas, el frontón cual misal.

Y la asamblea la iglesia, clero bajo moral,
los obispos orantes y el buen fiel santoral,
la creencia acérrima y la fe inmortal.

Y así somos los Vascos desde tiempo ancestral,
en la guerra aguerridos, en la paz de mural
y en conflicto palabra más de bien que de mal.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Vida mortal, muerte vital

Al poeta filósofo que encontré en la cuneta
de un camino perdido tal si fuere un profeta,
si no has muerto le dije y estás vivo a escueta
duda prima contesta que apunté en la libreta:

La existencia es sonora, de la A va a la Zeta,
y la muerte silente en su punto es discreta,
yo que callo en vida y que hablo tras meta,
¿por qué vivo estoy muerto y al morir de “vegeta”?

Contestó, gran pregunta, respondiendo en tripleta:
Quien pasando por tonto vive cual un asceta,
entre libros, papeles y el cuaderno y carpeta,

y el tintero y la pluma y la mesa y banqueta,
muere como los sabios, se va tal el cometa:
a su paso dejando en la estela cuarteta.

Geniografía

Mi escribir se alimenta, entre otros penares,
de dolores agriados y amargores a pares
que dan gusto a las lenguas como así a paladares
catadores de letras que sazonan juglares.

tras mascadas, relames, degustar acibares,
digerirlos y entonces darles tonos de mares
a palabras de hielo, a sonidos polares
de esta guisa adquirientes de aromillas lunares.

Que reflejan titiles, que destellan brillares
más radiantes que haces por la misma Antares
despedidos al cosmos, a universos, lugares.

Tal remotos contiguos, tan iguales dispares
que iluminan las mentes con ideas, pensares,
corazones con notas de Afrodita a Ares.

Simultáneo aprecio de oro

Por el miedo a encontrarme sin amor, solitario
yo no supe contigo cautivar cual corsario
el tesoro latiente que brillando a diario
enamora, ¡Amada!, más que un poemario.

Redactado con vistas a tener un lunario
entre el Sol y la Luna al pasar por Acuario
de la mano asidos, dirigiendo a portuario
el cariño que llega a dual, a binario.

Cuando es compartido y ya no unitario
por un par de queridos que de modo palmario
se demuestran afecto, el querer más primario.

De principio a fin sin dar medio al contrario
a que rompa la liga de verdad por precario
amorío que vive hasta ver lo falsario.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Post sentimientos poéticos

Medianoche pasada, sin llegar la alborada,
día a día despierto cuando es madrugada
a escribir unos versos, que son todo, son nada
en función de quién lea y según la mirada.

Que rebusque tras ellos, tras su forma versada,
una lengua que a veces, en silencio, callada
dice más que la prosa, sea escrita o hablada,
porque apunta, insinúa a la esencia ocultada.

qué bien nunca conoce arte o ciencia ilustrada
y que sólo si acaso puede ser vislumbrada
entre claros y nubes sin saber si acertada

será esa visión medio azul y agrisada
que al llevarla al blanco del papel letreada
quizás dé en el negro, tal vez sea errada.

Amores de metal con fin de imanación

Ya no gusta el amor ni se quiere tal antes,
cuando era un placer el que fueran amantes
los humanos amigos y naturas restantes
que echan tierra en el mundo, en el cual son estantes.

Con el norte perdido, con el sur de farsantes,
tal si fueren dos polos repelentes, chocantes,
en sus campos felices, en ajenos distantes,
atrayentes asaces, para nada donantes

del imán imantado que en sí cual los mercantes
de metales cargados, de los caros, brillantes
sobrellevan a mano, pero olvidan boyantes

irradiar propiedades y volver dimanantes
a las cosas que antaño solo eran captantes
en potencia y en acto de segunda viajantes.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Suave, leve, con miras y miramiento

Si yo soy el solista y tú eres el coro,
tú no llores si rio y no rías si lloro
porque siéntame dentro, tras pasar poro a poro,
tal mercurio platino o inmaduro cual cloro.

Además si al contrario fuera digo al aforo
que de ser tuyo el sólo, de ser mío el loro,
yo que tanto te quiero, yo que más aún te adoro
lloraría a tu llore, no reiría sonoro.

Y no por cortesía ni tampoco tesoro,
sino por ser amable y guardar el decoro
que se debe al terrícola, ya cristiano o moro.

Sea acá en Conchinchina o en cualquier otro foro
pues de humanos y afines, no otra cosa valoro,
es el ser lo calmante, es el ser indoloro.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Pasado, presente, futuro

Ha pasado el pasado, se presenta el presente,
porvenir si no viene, estaré ya ausente,
más si pasa el ahora, si es presencia el viniente,
entre ustedes amable moraré con mi ente.

Sabedor de que hay eras, de que hay fechas, ¡sabiente!,
en que llega el pretérito y se vuelve vigente,
con lo cual porque advino, por no ser ya latente,
ni fue ayer, ni fue hoy, fue más bien de repente.

Una vez lo que torna, una más el huyente
y un par, dos, el futuro, es decir, re-viniente,
al momento, al instante, tan actual, tan reciente

que tal vez de moderno, de no hacerse el urgente
ni ha sido, ni es, de ser será un pendiente,
ese algo a cumplirse, “aguardante” y paciente.

Doctitudes de doctoreo

Qué le pasa, ¡”Doctor”!, para estar enfermando
cada vez que a mejor me va, yo voy sanando
de la pena y dolor que rematan matando
las cenizas de amor que se están avivando.

Qué le asalta, ¡”Doctor”!, para estar blanqueando
cuando ve el color que mi tez va tomando
sin sentir la calor del solar que emanando
fogonazos de ardor se consume inflamando.

Qué le ocurre, ¡”Doctor”!, para estar flaqueando
al notar que mi humor de reírme llorando
ha curado el peor de los males, el blando.

Qué le afecta, ¡”Doctor”!, para estar casi orando
del espanto y pavor al saber que acallando
no enmudece al cantor que le canta cantando.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Sin tomas de venenos...

La siguiente la paga, no me llame traidor,
con su vida malvada, palabrón de vascón
harto ya de tu infamia, tu maldad, desamor
y poner la mejilla más de una ocasión.

La siguiente nos vemos, no me llame felón,
cara a cara en un duelo, aquí va mi honor,
escupido, ofendido, una, otra, un millón
más o menos de veces, no las sabe el Señor.

La siguiente son muchas, no me llame bribón,
las pasadas y pocas del azar, del error,
fue la culpa, por tanto, dese usted por Platón.

La siguiente no hay otra, no me llame impostor,
que me hiera, me mate, gota a gota, al son
de tus dardos borgianos que envenenan mi amor.

martes, 2 de septiembre de 2008

Grafo-visionaria

En el mundo hay problemas y quizás con razón
insolubles lo sean al faltar solución,
aunque muchos de ellos de atender corazón
por sí mismos serían de raíz, de embrión

en un visto y no visto, en un quita y pon
arreglados, resueltos como una ecuación
despejada de incógnitas sin empleo del don
invectivo que guía más allá del guión.

A los hombres, mujeres con mirada de halcón
para ver tras las cosas una esencia, la unión
que presente tras ellas a voz viva, a pregón

comunica su fuerza, un poder de atracción,
que se dice imantable y tan solo es tesón,
sobre todo el cosmos, sobre la creación.

Encadenaciones no, encadenamientos

Las cadenas de oro o de plata o latón
cual cerezas ligadas por rabillo a porrón
anudadas, trenzadas, eslabón a eslabón
una cosa y contraria o su mezcla y fusión

llevan pues al partirse, al tener división
elementos diversos en porción, proporción
se revelan, desvelan, conmocionan visión
y hasta llegan a veces a causar emoción

en las almas sensibles, corazones de acción
o en las mentes con notas, de idear con pasión
universos tenidos entre todos al son

de silencios, de hablares que al salir de reunión
pueblerina adivinan porvenir, la misión
demosanta que nadie puede osar remisión.

lunes, 1 de septiembre de 2008

La amatoria de un amativo

Sólo hay una cosa que me pueda llevar
a dar como si nada cuanto puédase dar,
de la tocha el aspiro, de la boca inspirar,
de las venas la sangre, del pulmón respirar.

Del oído lo oído y del ojo el mirar,
de la mente la idea, del que late el pulsar,
de la lengua el gusto, de la napia aromar,
de la piel todo el vello, de la mano el palpar.

Esa cosa es Vasconia, la Euzkadi, mi amar
a la Patria, al Pueblo, a Nación singular
por su idioma el euskera y su gente sin par.

Y su ley y leyendas y su historia y su orar,
y sus usos, costumbres y a la vez su obrar
tras hablar de asamblea y el votar y contar.

Si la ve a tiempo...

Me dirán ten cabeza cuando soy corazón
que ha encogido mil veces y mil más, qué sé yo,
al ver cómo no prima ni el sentir ni razón,
sino ser el más fuerte desde ayer hasta hoy.

Que mañana veremos el triunfar bonachón
de quien lleve al pueblo en la hoja, en el bloc
subrayado, en mayúsculas, sin borrón ni tachón,
pues vital a la vida es el mismo error.

Cometido a veces sin maligna intención,
por descuido, ignorancia, por vencer el terror
de sentir la vergüenza, de fallar la ocasión

que de cuando en la vida a mujer y señor
se presenta y acaso o tal vez situación
de volver a tomarla no sé de y adiós.

El re-ir de las cosas

Quiero ser un recuerdo de venir sin llamar
o latente una imagen infinita al tornar
o la mancha frotada sin llegar a borrar
o el evoco grabado dónde está el evocar.

Quiero ser un repaso y volver a pasar
y atizar la memoria y de nuevo quemar
y un espacio y un tiempo detenido al par
y el mirar al pasado y el mirar y mirar.

Quiero ser lo revuelto, el revuelvo, la mar
que se tiene a la vista en el ver, divisar
el perpetuo pretérito que incapaz de olvidar

va y se vuelve pues somos más que nada un sonar
lo que fuimos antaño, el actual resonar
que resuena, resuena, tras parar, tras parar.