viernes, 31 de octubre de 2008

Metehoras y sacaeuros

Un obrero en el paro a un patrono ocioso
con el pico a martillo le soltó a lo gracioso,
si ninguno trabaja, en verdad milagroso
es que engorde usted tanto y yo ande huesoso.

No sé cómo lo hace, es sin duda engañoso,
pues aun en el caso que yo ande afanoso
y usted siga viviendo tal gandul perezoso
kilos, kilos y kilos se los coge. ¡Pasmoso!

¡Qué maquinas, Peón! ¡Que te mando hasta el foso!
¿Has perdido un tornillo o es aceite grasoso?
¡Tú te ganas el pan y yo amaso mañoso!

Ya lo creo, Patrón, contestó el trabajoso,
más de barras de hierro y roscón de roñoso
me he cansado y las migas no me engañan, ¡Tramposo!

Unos viven como Alá, otros...

Un buen día un árabe que servía a un emir
en palacio le dijo con voz baja y fluir
hasta cuándo, Caudillo, puede un ser resistir,
sin beber de sonrisas ni comer del reír.

Hasta cuándo, ¡Enturbado!, diga, quiero oír
usted tanto que sabe, tanto cuan su influir
puede una persona sin gozar el latir
de la chanza, del juego persistir y vivir.

La locura, la cuerda, el solaz, divertir
son vitales en vida, que a la contra es sufrir
un martirio, un tormento, un dolor de faquir.

No lo dijo el profeta, lo aprendí al subir
escaleras arriba y volver a subir
al tilín que usted tañe cuando debo servir.

El jugueteo desarreglado

Un artista sin arte y genial sin ingenio
cuando vio que yo a letras ya jugaba al decenio
escribir no es un juego, más si juegas, ¡Pequeño!,
dijo rompe las reglas, que el autor no ha dueño.

Ha licencia poética, libertades de genio,
no más ley que el talento ni más musa que empeño,
sepa pues, ¡Jugador!, sepa pues con ensueño,
que escribir no es un juego, que escribir es un sueño.

Lo sabía, le dije, que además de norteño,
de palabra y de obra, al jugar tal risueño
no respeto gramática, academia ni ceño.

Creo mundos cual quiero, yo diseño el diseño,
unas veces gobierno y otras reino y enseño
a jugar a los niños, a jugar sin convenio.

jueves, 30 de octubre de 2008

El color del color

Un colega colega, un colega escritor,
escritor y poeta y poeta y lector
no me hagas, me dijo, de lo horrible, el horror
cosas bellas ni hermosas, dales tú su color.

Si son grises, ceniza, si son rojas, calor,
si naranjas, ocasos, amarillos, albor,
si azuladas, celestes, si praderas, verdor,
blanquecina, la luna, azabache, una sor.

Eso hago, le dije, más también soy pintor
de palabras y pongo de poder lo mejor
de mí mismo un latido, de mí mismo el amor.

Así hay sierras de plata, cruces rojas doctor,
holandeses naranjos cual limón desamor
y marinos del aire y esperanzas en flor.

ETA, ETA, ETA

Hablarán hoy de ETA, hablarán y hablarán
y dirán lo de siempre los de siempre, ¡qué plan!,
que condenan a muerte, al rival que ni el pan,
ilegal tropa y banda, patatín patatán.

Hablarán hoy de ETA, hablarán y hablarán
y dirán los de siempre lo de siempre, ¿qué van?,
que el conflicto es político, que hay que hablar en diván,
decidir soberanos, tararí tararán.

Hablarán hoy de ETA, rataplán, rataplán
y hablarán y hablarán, tantarán, tantarán,
los de siempre y talán, lo de siempre y tantán.

Hablarán y hablarán, de la ETA hablarán,
patatín patatán, tiroriro ta-tan,
patatín patatán, titoriro ta-pam.

Amor de Quijote, desamor de Sancho

Desamor, si me escuchas, Desamor, de ex arquero
enrollado en la flecha va un mensaje postrero,
dame un beso en el rostro, dime amor yo te quiero,
hazme un sitio en tu hombro, quiero ser tuyo entero.

Desamor, si me oyes, Desamor, de ex lancero
enroscado en la lanza va un recado sincero,
no me sueltes del brazo, corazón no he de herrero,
toma, ten tú mi mano, quiero ser compañero.

Desamor, si me atiendes, Desamor, de ex guerrero
en el filo de amigo por vos brilla de acero
este vente conmigo, que sin ti yo me muero.

Desamor, Desamor, Desamor, de ex primero
con la tinta de lágrimas, derramado el tintero
dulcinesco va dicho quiero ser tu escudero.

Una, no más

Otra vez tú y yo a solas, otra vez, ¡Escritura!,
otra vez tú y yo juntos, otra vez, ¡Criatura!,
otra vez solos solos, otra vez la conjura,
otra vez juntos juntos, otra vez, ¡qué locura!

Otra vez yo contigo, otra vez, ¡Hermosura!,
otra vez tú conmigo, otra vez, ¡Preciosura!,
otra vez conjuntados, otra vez aventura,
otra vez rejuntados, otra vez atadura.

Una más, una sola, una más, pura pura,
una más, mi palabra, una más, ¡mi Dulzura!,
una más y la última, una más y clausura.

Una más, una más, una más es segura,
una más y hasta siempre, una más te lo jura,
una más, quién escribe, una más y lectura.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Evocaciones

Un histórico dijo al llegar a saber
que estudiaba leyendas de razón y creer,
haz memoria, recuerda, el pasado, el ayer,
mas no olvides por nada el perdón al volver.

No será de tu agrado lo que llegues a ver,
hay verdades oscuras cual mentir de escocer
en un bando y en otro, no pretendas barrer,
cuando llegue el momento sabrás tu lo que hacer.

Me da miedo el pretérito, exclamé, el remover
las cenizas, que aviven y que empiece el prender
de una chispa y otra, llamaradas de arder.

Yo no soy un pirómano ni es mi empeño encender
resquemores, rencores, sólo quiero entender
lo que fue, lo ocurrido y de ello aprender.

Hijo de valor, susto para el padre

Cuando vio que su hijo se alistaba en febrero
y partía en marzo, dijo el Padre yo quiero
que no seas el último ni tampoco el primero,
que es muy tarde en diciembre y temprano en enero.

Se valiente y atrévete, piensa soy un guerrero,
ni gallina ni héroe, uno más, uno fiero,
mas no pierdas la vida, no la pierdas jilguero,
que te quiero piando y si callas me muero.

Padre, no tengas miedo, dijo el joven lancero,
que aunque sepas, si voy, que mi ser daré entero,
alguien debe hacerlo, debe ser pionero.

Y ya sea yo mismo, sea otro el puntero
la verdad como quieres a los vascos sin pero
llorarás si es mi lanza la que cae o un arquero.

Don inteligente y don listo

Un maestro de escuela, un maestro vascón
que enseñaba la historia de su pueblo y nación,
ante exámenes, dijo, a un alumno ramplón
de memoria no estudies, no se aprende lección.

Aprender se aprende, de tener la ocasión,
cuando llega la mente a gozar comprensión
del objeto de estudio y se da explicación
con palabras de uno sin calcar el guión.

De estudiante eso hago, respondió a la cuestión,
leo, leo y leo hasta hacerme noción,
mas entonces yo pienso, contrapongo razón.

Sin embargo, en controles o reválidas con
una buena chuleta, nerviosismo en cajón
le aprobé antes de junio y cogí vacación.

La pasta y de otra pasta

A un señor sin escrúpulos que quería comprar
mi existir unos años le di por contestar,
si te vendo mi vida, mi salud va a quebrar,
no la pongo en venta, no la puedes pagar.

Además cuánto vale, cuánto piensas largar,
si es que acaso lo sabes tú que vas a pujar,
porque pierda la risa, porque vaya a llorar
y lo días no sean si no pena y penar.

¿Lo has pensado, siquiera? ¡Ponte en este lugar!
Quizá entiendas entonces que me quiera negar
aunque ame a Vasconia, aunque sea mi amar.

Los amores encima que no son de feriar
y se crea de ellos que son por conquistar
siempre brotan de uno y yo empiezo a dudar.

De un enamorado al amor que le falta

A una chica de lienzo, a una hembra de olé
le escribí una nota que decía diré,
me gustaste de niña, jovencita te amé,
de madura te adoro, no preguntes porqué.

Que el amor ha latidos que explicar no sabré
y por ello te soplo que te quise y querré
por tus ojos bombones, tu mirar de glasé
y unos labios, ¡la leche!, con sabor a café.

Eres dulce la pera, linda como el minué,
brasileña una onza de cacao que probé
derretida en mi lengua tal si fuere puré.

Ven a mí, ven conmigo, me gustaste bebé,
de chaval, ¡Chavalita!, ya te amé y reamé
y ahora sin ti no puedo ni vivir ya lo sé.

Filobio y Biófilo

Un psiquiatra alocado, un psiquiatra con ida
a un paciente impaciente como vivo suicida
si venir es ya triste, dijo, qué la partida,
que la vida es venida y la muerte huida.

Además si te mueres, si te dejas la vida
por anegue de penas, por parar la sufrida
sin saber si es cierto que ello cura la herida,
una cosa es segura, aquí queda perdida.

Bien pensado, le dijo, temeraria salida,
por creer que el alcohol desinfecta dolida,
es servirse una copa y probar la bebida.

Sin embargo, me duele, yo no soy mi homicida
y por eso le pido, Cuidamentes, si cuida
de la mía, un placebo, un buen trago y olvida.

martes, 28 de octubre de 2008

Mea pena

Al volver a mi pueblo un paisano de aldea
que me viera en las últimas dijo cual albacea,
si te falta y te doy, si te doy y escasea,
no lo dudes y pide que daré cuanto sea.

Es un ángel, pensé, que el Eterno en la fea
situación que atravieso a mí envía a la hebrea,
y le dije, amigo, crea usted lo que crea,
hoy mi vida es cristiana, ayer era atea.

No pensaba que había, no tenía ni idea,
corazones de santo, corazones con tea
que iluminan al ciego, que permiten que vea.

Por supuesto no sobran, clamó, ni son marea,
más escucha el mío, que te incita, jalea,
a que tomes que parte de tu pena es mea.

Palabras hasta el silencio

Un gudari pacífico, un gudari de paz,
que me vio alicaído, que me vio a medio gas
cuando estés por dejarlo, dijo, y digas no más,
da un paso adelante, no des pasos atrás.

Que la lucha ha intervalos, que la lucha ha compás,
ayer ganas, hoy pierdes y mañana querrás
de ganar no batirte, de perder tú dirás,
más aquello o esto al final lucharás.

Es el sino, el destino que te espera veraz,
si tal dices tal amas, si es tu amor de verdad
a Vasconia y eres un patriota además.

Yo lo quiero, le expuse, como nunca jamás,
quiero dar a mi pueblo lo que soy, un sagaz
escritor de poemas, escritor lenguaraz.

Al pastor del Anboto

Ayer hice un amigo, un amigo en la red,
Cayetano Lupeña, escritor de honradez,
comarcano vigía, anarquista de usted
y que echa de menos mi política tez.

Objetor de conciencia, me decía esta vez,
más o menos, ¡Poeta!, poetiza a lo diez,
que son más las que gusto que las otras pardiez,
gracias por las lecturas, gracias por tu interés.

Gracias por tu bitácora, gracias buen durangués,
gracias porque tu sitio, nacional cual mi sed,
se mantiene con vida, no ha caído en mudez.

Gracias dije y le digo, gracias con rotundez,
es Anboto una isla, una isla montés,
y su sombra una estela que se extiende cortés.

Tijuana

La vecina de al lado, rondará la centena,
me dejó entristecido al decirme serena,
mi querido Guillermo, mi querido Ansorena,
ya no quiero mi vida, me ha matado la pena.

De no verme en la calle, hay por Dios qué condena
que me dio el matavivos al decirme, ¡Morena!,
esas piernas de baile dicen basta y me apena
prescribirle reposo a quien marcha que llena.

Ya ves tú, con muletas, esto sí que es faena,
no poder ir de cháchara, al café, a la buena
partidita de cartas con amigas de nena.

No me llore, Bendita, no me llore que suena
a que el día que sea el de adiós de terrena
le abrirán el pestillo de los cielos patena.

Taxímetro

Un taxista de “capi” al llegar al destino
miró por el espejo y me dijo, ¡Padrino!,
quince euros el viaje, diez más por el camino,
cinco van de equipaje, veinte más por cansino.

En total son sesenta, en cristiano agustino,
que el parlar en mi bólido, que charlar en pepino
se cotiza sin tapa, se cotiza sin vino
de cultura en céntimos, de turismo divino.

Si lo sé, yo le dije, conductor y mezquino,
que por cuatro manzanas y su pico anodino
me adelanta la crisis, me la da como a un “chino”,

no me subo a su carro, yo que a pie voy que afino
y que escribo cual hablo, por pasión, no platino,
ni descalzo, ni rico, vaya por donde vino.

Sin bolsa, mala vida

Al cruzar las montañas un ladrón escondido
en un paso al paso me salió decidido
a jugar al robado y a jugar al bandido
al decir o la bolsa o si no su latido.

Que la cosa anda mala, no está el monte florido,
sólo brotan los cacos, corre el hurto fluido,
sin embargo, no robo, yo le limpio, le pido
sea usted tan amable, no seré forajido.

Yo soy recto, es el hambre quien me vuelve torcido,
además tengo bocas, lo siguiente han pedido,
padre nuestro da un palo que no hemos comido.

¡Jesucristo! ¡Por Dios!, exclamé compungido,
mala suerte la suya y la mía seguido,
pues venía al salteo y me voy tras soplido.

lunes, 27 de octubre de 2008

Las lecciones de la Naturaleza

Al parar de camino al país del juglar
a beber del arroyo dijo un bardo escuchar,
soy de letras y músico, yo aprendí a cantar
con las aves, los ríos y los vientos y el mar.

Estos versos que lanzo como piedras a dar
donde pongo el ojo, donde pongo el mirar,
intentando que suenen como un rayo al tronar,
un volcán en activo o una pluma al volar.

Yo también, coincidencia, contesté tras trincar,
aprendí de abejorros, remolinos, manglar
qué es lo grave y agudo, cómo debo entonar.

Sin embargo, de estatuas, de edificios, de altar
y de rocas inertes y violín sin tocar
aprendí, ¡Hasta la vista!, aprendí a escuchar.

Política diabólica

Una vez un político de escribirse elocuencia
me mandó unas letras que decían con ciencia
además de memoria es precisa paciencia
para hacer nuestra historia y vivir la insurgencia.

Insurgencia en tanto no se puede en decencia
conseguir en España, sin usar resistencia,
ni la paz ni consultas, mucho menos la anuencia
para Euzkadi, mi patria, y su, sé, independencia.

Santo Dios, exclamé, eso sí que es demencia,
poner armas de fuego como sola sapiencia
en quien busca las paces rebosando inocencia.

¿Quién ha sido el artista? ¿De quién fue la ocurrencia?
¿Del abrirle las puertas a la guerra y violencia
y cerrarlas al paso de la paz , “cogerencia”?

Demodoxa

Al plantarme en la urna sin llegar a emitir
el sufragio me dijo la conciencia al fluir,
además de elecciones, además de elegir
todo pueblo ha derecho a poder existir.

Por sí mismo, por sí, por su gracia y vivir,
sin deber ante nadie, sin deber reprimir
sus impulsos y voces, su pensar y latir,
porque entonces no vive, vive mal malvivir.

Yo no sé, yo le dije, de política el ir
y venir pero creo que no es justo prohibir
que los vascos digamos sí o no al convivir.

Con España, con Francia, con quien sea que oír
lo que ama la gente, quizás hasta morir,
Demodoxa es, ¡Demócrata!, Demodoxa reoír.

Otra vez insultados

Al llegar al Batzoki, de aranistas hogar,
un jeltzale en la puerta preguntó al pasar,
qué tal fue la consulta y qué tal consultar
a tu pueblo si quiere con la paz gobernar.

Me imagino saldría y de calle al votar
que esta Patria desea que se calle el matar
como no ser callada cada vez que va a hablar
por sí misma a las Cortes del Estado y mandar.

Qué va, dije con sorna, no salió el preguntar,
porque España que sabe qué se va a contestar
ha olvidado no quiere cuestionar, cuestionar.

Eso es miedo, me dijo, al poder popular,
a que todos a una, a que todos al par
somos vascos y vascas respondamos de aupar.

domingo, 26 de octubre de 2008

El libro binario

El librero del pueblo me leyó al pasar
por su tienda de cuento un pasaje estelar
que decía si escribes día a día al llegar
al estante tu libro debería estar.

No te quite el sueño, no te quite el soñar
que la gente te lea o el poder publicar
que escribir no es lectura ni tampoco editar,
escribir llega un día a ser tal respirar.

No lo dudo, le dije, más no pienso esperar,
cuando aspiro y espiro por placer sin parar
a que escupa la imprenta mi escribir pulmonar.

Además como es crónico, de difícil sanar
y con plumas y redes puedo echar a volar
cuando quiera aquí tiene esta obra de amar.

Sin serenación

No me pidas perdones, no me pidas perdón,
cuando pactas de espalda, cuando pactas, ¡vascón!,
con la espina sin rosas, con la espina a traición
que le pincha a mi amada como a mi corazón.

No me pidas perdones, no me pidas perdón,
porque hay desconsuelo, porque hay aflicción
que no calma un lo siento, que no ve compasión,
que no entierra la cuba, que no entierra de ron.

No me pidas perdones, no me pidas perdón
a sabiendas que he dado, a sabiendas pasión
a Vasconia en poemas, a Vasconia en canción.

Y tú sólo has traído a mi pecho con son
de primeras mentiras, de segundas cabrón,
de terceras “locuras” y a la cuarta a Felón.

25 de Octubre, toma épica para el Lírico

Llamé ayer a tu puerta elegante y en paz
mas me abriste a lo Patton con un tanque sin haz
en la boca de rosas, apuntando además
a la rama de olivo que traía de as.

En la manga del traje que a jirones tras zas
tus disparos quedaba, yendo al suelo detrás
la anidada en el árbol, la paloma torcaz
que no vuela, ha perdido el plumaje rapaz.

Y me fui tal me vine, reclamando incapaz
a silbidos que vuelva mensajera capaz
de a zureos, arrullos devolvernos solaz.

A esta tierra que ansía de una vez de verdad
con palabras escritas de raíz como al ras
de la hierba, el cemento la paz paz. ¡Consultad!

Palomas y redes de pescador

Qué tristeza de historia yo les debo cantar,
que unos quieran las paces y otros quieran matar
a personas, a pueblos, que es lo mismo acabar
con la vida de un río que acabar con la mar.

Ambos han cuerpo y alma, en el fondo un estar,
continente y agua, en el lecho morar,
es igual por lo tanto, siendo dos, siendo un par,
que se seque lo dulce o se seque el salar.

Allí barro, aquí arena y en el resto un llorar
por la pérdida pérdida que se pudo evitar
con los pies en el lodo y no un grano, arenar.

Mas es triste historieta la que iba a narrar
y aunque veo la forma no lo puedo evitar
que unos quieran los peces y otros quieran pescar.

Soñación

Sólo soy un poeta, no soy más que un cantor,
con la paz en la pluma y la pluma al calor
que le otorga a su amada, caballero y señor,
lo que es, lo que siente, como quiere, el amor.

El eterno, el que dura para siempre, ¡Lector!,
porque nace de sueños, de soñar lo mejor
que se pueda algún día, de mañana, al albor
despertar y en los ojos contemplarlo a babor.

Ni en la proa ni a popa ni tampoco a estribor,
y gozar de su imagen recordando el sabor
que la lucha confiere, cuando hubo valor

de por medio, a las cosas que ideó el pensador,
visionó ensoñado un lirón soñador
y buscó hasta la muerte un feroz luchador.

sábado, 25 de octubre de 2008

Paz en Durango, Guerra en Zaldibar

Peneuvista que pactas con el mal socialismo,
aunque yo te lo diga lo verás por ti mismo,
no te espera la paz, está presto el abismo
para ti y Vasconia, ellos son el cainismo.

Peneuvista que pactas con el mal socialismo,
por dinero, intereses, el peor pragmatismo,
no te esperan consultas, democracia, lirismo,
sino guerra y guerra y después el guerrrismo.

Peneuvista que pactas con el mal socialismo,
que no es ya socialista, mucho menos marxismo,
no te espera el futuro, sino más arcaísmo.

Peneuvista que pactas con el mal socialismo,
que no es vasco por nada, en verdad ni vasquismo,
no te espera Euzkadi, sino más de lo mismo.

Miseria, miseria, miseria

No me salen las cuentas, se ha alargado el mes,
no dan euros por pelas y a lo gratis ni oles,
está el pez por las nubes, los caprichos por diez,
la cartera vacía y la vida al revés.

No me quedan ahorros, crío cuatro bebés,
es la calle mi casa, las aceras bidés,
no me llueven limosnas, vientos hay de escasez
y el asilo se llena como nunca otra vez.

No me tengo ni apenas, por la prensa he pavés,
ese banco es mi cama, de verano, después,
en otoño, en invierno el cajero burgués.

Que comparto a medias con un pobre marqués,
un comido por deudas, un chaval sin niñez,
puteadas dos putas y sin juicio un juez.

A las cuatro y tres

Ya no hay tiempo ni años, meses, días ni horas
que perder, si la Patria, por cual gozas y lloras,
te reclama, te pide, con mirar de amadoras,
un granito de arena, unos cuantos ahoras.

No lo hay, no, ni menos ya se admiten demoras
dicho sí a la Causa en cumplir, las deshoras
tan amargas, tan crudas, tan aciagas, traidoras,
cuando todos a una nos jugamos mejoras.

Dada pues la palabra por amor, porque adoras,
en la cita es de amantes, bien lo saben señoras,
no llegar ya pasadas, a las mil, con auroras.

Es a en punto clavadas, con campanas sonoras,
cuando espera Vasconia, ¡Soñador, Soñadoras!,
tu semilla en la tierra y le afloren las floras.

viernes, 24 de octubre de 2008

Si no hay coro, de solista

Aunque suene a truenos, aunque duela el oír,
yo te pido que escuches lo que debo decir,
sólo son unos versos, uno versos de herir
sin querer corazones, corazón de latir.

Oye pues y atiende, oye este escribir
que te dice, ¡Patriota!, que te dice un sentir,
que ya vengas conmigo o te dé por huir
seguiré mi camino, yo me voy a batir.

Por Vasconia, ya sabes, por Euzkadi a morir,
si ese fuere el destino que me toca sufrir
con honor y a disgusto, si ese fuere el vivir.

Ya lo dije, por tanto, quieras, no, combatir,
es mi vida una lucha, es luchar mi existir
hasta ver a mi Patria sonreír y reír.

Cansamiento y no poder

Me ha cansado la vida, me ha cansado esperar,
ya no quiero que llegue lo que iba a llegar,
un amor, un consuelo, lo que fuere, un azar,
un amigo, un ciento o soñar y soñar.

Me ha cansado la vida, me ha cansado aguardar
lo zarpado hace tiempo, lo que iba a arribar,
un gozar, un lamento, qué más da, un errar,
una amiga, una sola o volar y volar.

Me ha cansado la vida, me ha cansado anhelar
merecido un algo, lo que iba a ganar,
una lengua, un tesoro o parlar y parlar.

Mas no puedo acallarme, no me puedo acallar
a pesar del intento por no hablar y callar
y quedarme en silencio y en silencio escuchar.

Donde sea dónde

Dónde están los poetas, dónde cantan cantores,
dónde están los pintores, dónde pintan colores,
dónde están las orquestas, dónde los directores,
dónde esculpen las obras, dónde los escultores.

Dónde están los teatros, dónde hacen de actores,
dónde están los talentos, dónde nacen de autores,
dónde están los artistas, dónde los creadores,
donde afinan sus voces, dónde los trovadores.

Dónde suena la música, dónde entonan tenores,
dónde están los que escriben, dónde leen los lectores,
dónde ajustan sus pasos, dónde los bailadores.

Dónde sea, no importa, yo que soy de escritores
allá voy con mis letras de temores y amores
al recite de versos y poemas mayores.

En las antípodas

Hoy la Tierra está roja, naranjado el solar,
sudorosas las rías y encharcada la mar,
pero yo tengo frío, bajo cero el notar,
congelado el latido y en las venas glaciar.

Hoy las nubes no corren, vuelan con airear,
andan locos los vientos y el celeste de atar,
pero yo voy parado, tengo vago el pensar
y dormida mi alma no la sé despertar.

Hoy la Luna está en Marte, el marciano lunar,
los cometas de ronda y hay galaxia estelar,
pero yo paro en suelo, no me sé levantar.

Cuando gusto de alturas, hoy que es de volar
y a pesar de que agito, aleteo a rabiar
estas alas sin plumas no me dan despegar.

jueves, 23 de octubre de 2008

Cuántos, cuántas...

Cuántos trenes he visto pasar por la estación
de mi vida de largo, cuántos tuve ocasión
de montarme en marcha, cuántos fui polizón,
cuántos di en las vías, cuántos por el vagón.

Cuántas olas he visto dar en el malecón
de mi vida con fuerza, cuántas vi de ciclón,
cuántas he remontado, cuántas con revolcón,
cuántas olas oídas tronar como un cañón.

Cuántas nubes he visto al través del balcón
de mi vida a lo lejos, cuántas más nubarrón,
cuántas tal esfumadas, cuántas sin ni borrón.

¿Tantas como las vistas desde este sillón
de poeta alzarse por el mar de salón,
descargar en mis ojos y volar cual halcón?

Del Partido no, del sin partido y a mucha honra

No sé cómo decirlo ni por dónde empezar,
yo que soy de los tuyos, yo que soy de fiar
y que sufro por ello para dar, regalar
solo gano dolores y un dolor a rabiar.

Y no es justo, ¡Patriota!, no lo es el pagar
dineral a unos pocos del Partido y dejar
a los más y leales sufridores errar
por la vida sin gloria, que de penas han mar.

Y las han por la causa, por luchar a ganar
para Euzkadi, su Patria, cual su amada y hogar,
unos sueños de libre y mejor madrugar.

Madrugar de mañana, madrugar de alumbrar
una tierra pacífica, liberada a la par
ejemplar para el mundo y modelo a imitar.

En la que no es: Tinta de limón

Si escribiere en romance, en actual Castellano
y escondiere las penas y loase al tirano,
no sería en España, yo que no soy hispano,
una voz a secretos, una voz de pagano.

Si escribiere en romance, en actual Castellano
y vendiere mi pluma y riese al malsano,
Ebro a un lado, Ebro al otro, yo que no soy hispano,
no sería anónimo ni pseudónimo vano.

Si escribiere en romance, en actual Castellano
y tragare tintilla y gloriare al gusano,
no sería tan íntimo, me tendrías a mano.

Yo que escribo de calle, en actual Castellano,
las creencias vulgares y además cual Vulcano
y así y todo o por ello soy enigma en Urano.

En mi Patria: Tinta de chipirón

Si escribiere en Euskera como en Castellano
y dijere verdades como suelo a lo llano,
sin posar en las ramas, repicando en el grano,
no sería, ¡Patriota!, no sería un arcano.

Si escribiere en Euskera como en Castellano
y cantare a mi pueblo al usual, a lo humano,
florituras aparte, afinando a lo piano,
no tendría, Patriota, un secreto en la mano.

Si escribiere en Euskera como en Castellano
y versare cual verso a mi gente, a mi hermano,
no sería, ¡Patriota!, un velado paisano.

Yo que escribo en romance, en actual Castellano,
las razones de barra y además en cristiano
y así y todo o por ello soy misterio lejano.

Mi tercer epitafio

Lo que hay tras la vida es la muerte, lo que hay tras la muerte es la vida.

miércoles, 22 de octubre de 2008

La ocasión antecede al ocaso

Cuando sea ya tarde, cuando no haya opción
y Vasconia se hunda, sea su perdición,
no me vengas patriota, no me vengas de acción,
que si no estoy ya muerto, estaré en prisión.

Por rebelde al Estado, por contrario a la unión
de mi pueblo, el vasco, de la vasca Nación
con España o la Francia que no dan ocasión
a que vote la gente, a que de su opinión.

Cuando sea a las tantas, cuando no haya elección
y Vasconia flaquee, sea su rendición,
no me pidas paisano, no me pidas pasión.

Que si no me han matado, estaré en reclusión
por plantarme al Gobierno, no acatar sumisión
y buscar mayorías que nos den remisión.

Arte de literato y literatura de autor

Ya que no soy poeta ni hago versos de oler
quiero ir a la fábrica, quiero ir al taller
a meter horas extras de placer por placer
escribiendo a máquina, tecleando a barrer.

Ya que no soy artista ni mi arte de ver
yo me voy a la huerta, yo me voy mercader
a escribir en la tierra, a gritar por doquier
soy poeta y artista, entendedlo cualquier.

Ya que es y de letras, mi artístico ser,
si me ven por los libros, si les da por leer
lo que escribo, entiendan lo que soy, a saber,

reescribir hecho arte, artizar, releer
y lo más importante, lo que es de querer
compañero y pareja de mi musa y mujer.

La palabra a voces

Aunque quiero y no quieras que yo sea un poeta
y aunque quieras, no quiera la política neta,
yo te digo de veras, sin disfraz ni careta,
que estos versos han sueño, que estas letras han meta.

Aunque guste y no gustes de mi ser a y zeta
y aunque gustes, no guste de ser voz alcahueta,
yo te cuento a sinceras, sin guión ni libreta,
que estas líneas van rectas, que van rectas a Creta.

Aunque adore y no adores mi poema de jeta
y aunque adores, no adore dar la nota escueta,
yo te canto a capela, sin atril ni banqueta,

que estas rimas han oro, que estos cantos han veta
pues mi pluma es de pico, mi tintero paleta
y yo soy de palabra, de oraciones de asceta.

En familia

No le doy yo la lata, si le digo sin drama,
Caballero por plata, Señorito de gama,
que en familia la pata no se mete en la cama,
si uno no es pirata, si uno sabe de dama.

No le sepa a rata, Pretencioso sin fama,
Pretendiente de gata, Celestino con trama,
que repita la errata no se mete en la cama,
si uno no es de piñata, si uno sabe de mama.

No le suene a tata, yo le canto a escama,
Jactancioso de bata, Vanidoso de rama,
que le diga alpargata no se mete en la cama,

si uno no es de hojalata, si uno sabe y ama,
Inmodesto de trata, Endiosado sin llama,
si uno no es de horchata, si uno sabe de flama.

Solocuras y remedios

Yo que sé lo que pasa lo diré de una vez,
no está loco el Mundo, es sin duda al revés,
lo mundial es lo sano, la locura de diez
y así vanos la Tierra vuelta a vuelta al través.

Está patas abajo y el de arriba, ¡pardiez!,
pone el grito en el cielo, se hace el sueco-gales
y a lo tonto a lo suyo, a vivir tal marqués
de lo nuestro, de todos, así es el burgués.

Ha perdido las luces y otro jarro después
de aguarrás y amoniaco nos ha echado a la tez
al decir, ¡Caradura!, sin roerle la nuez

que el humano es concausa de un gran cambio, ¡qué pez!,
en el clima y gordo, mas se calla el “Moisés”
los Abeles que mueren por Caines con sed.

martes, 21 de octubre de 2008

Rimador

Por favor yo te pido, yo te pido un favor,
te estaré agradecido, es un ruego de amor,
quizás sea atrevido, quiero ser trovador,
mas ni como, he comido, necesito, ¡Señor!

Mucho no, comedido, para mí y mi labor
de escritor de partido, de escritor por ardor,
de escritor decidido a lograr el mejor
de los sueños, el sido para ser escritor.

Por favor yo te pido, yo te pido un favor,
yo seré biennacido, es un ruego, un clamor,
tal vez sea intrépido, quiero ser rimador.

Rimador y leído, rimador y autor,
rimador y seguido, rimador y cantor,
rimador yo te pido, rimador, ¡Salvador!

La crisis que sea vecina

Hace tiempo dijeron, y ya estaba en los huesos,
sin llevar a la boca más que uñas, pellejos,
que venía la crisis a dejarnos más tiesos
que las migas, migajas de banquetes, festejos.

Unos meses más tarde, unos meses más presos
de la hambruna vinieron con un par de consejos:
Si no sabes del euro ni el valor ni los pesos,
para ti no hay besugo, para ti los conejos.

Dos semanas después, otro tanto más lesos,
de boquilla afirmaron, nos creían pendejos,
más que crisis hay críticos que se estrujan los sesos.

Al estar más bien cerca, cerca, cerca y lejos
como hay crisis por darla quieren darla con quesos
al poner en la mesa tres o cuatro cotejos.

Si pecare, la culpa es tuya

¿Qué pecados cometo, si te canto verdades
y te enfadas conmigo cuando tú bien lo sabes
que lo mío es el cántico, que son tuyas ruindades,
que yo soy de las llanas y que tú de las graves?

¿Qué pecados cometo, si te trovo a las suaves
la que cuento entera y no como a mitades
y te enojas de veras cuando tú has las llaves
que tal cierran tal abren soluciones, piedades?

¿Qué pecados cometo, qué pecados, qué agraves
por poner voces dulces a lamentos, enfades
de mi pueblo que quiere la salud, no jarabes?

¿Qué pecados cometo, qué pecados añades
a la lista si verso que los vascos enclaves
han derecho a ser libres, muchos más por invades?

El Estado contra la potencia

Yo conozco a un líder que lo es sin querer,
es heroico, ha carisma y lo sabe el poder,
que persigue e intenta el echarlo a perder
con las tretas y argucias de quien ha mal vencer.

Yo conozco a un líder que lo es sin querer,
es rebelde y patriota y lo quieren prender
porque aguanta ataques y saber defender
sin caer su persona al deber responder.

Yo conozco a un líder que lo es sin querer,
ni siquiera es político, en potencia, de ser
y por esto España lo ha llegado a temer.

Porque quiere a las buenas, sin forzar ni imponer
voluntades, un día el llegar a entrever
a su Patria, a Vasconia, libre, en paz, sin doler.

Voces de doble filo

El partido Jeltzale, el de Arana, Sabino,
está enfermo, se muere, se descose cual lino
por patriotas que alzan vocecitas sin tino
para dar sólo estopa al de casa, al vecino.

Unas veces es uno el sutil cual ladino,
mientras otras es otro el mordaz y felino,
sea éste o aquél en verdad el supino
el asunto es ser crítico al morder cual canino.

Y no es esta la senda y no es este el camino
que a Vasconia, a los vascos, de la costa o alpino,
nos acerque a la meta, nos acerque al destino.

De ver libre y en paz, sin pistolas ni espino,
a ese pueblo con alma, a ese pueblo divino
que es del norte y atlántico, no del sur y latino.

lunes, 20 de octubre de 2008

El poder del poder

Cada vez queda menos y ya están al caer
elecciones de órdago pues hay miedo a perder
el gobierno, unas cotas mal llamadas poder
porque gane quien gane ganará el haber.

No más votos en urna, sino el mero tener,
no en el banco dinero, lo que hace ceder
esa fuerza que puede voluntades torcer.

Cada vez queda menos, pronto vamos a ver
los comicios del pánico y se teme ofrecer
la victoria en bandeja como si retener
competencias abriese un puerta al hacer

Que los vascos seamos como fuimos ayer,
soberanos y libres al hacer, deshacer
como diga el pueblo y según su querer.

Pérdidas

Yo perdí la cabeza, yo perdí el corazón
al pensar en latidos y sentir en razón,
mas ahora que tengo, ese par, ecuación
la primera ha dudas y el segundo no ha son.

Yo perdí un lucero, yo perdí orejón
avistando de oídas y escuchando visión,
mas ahora que tengo, ese dúo, esa unión
el primero está a ciegas y el segundo sordón.

Yo perdí paladares, yo perdí nasalón
al gustar de narices y husmear gustación,
mas ahora que tengo, paladar, narizón

el primero no cata y el segundo ha tapón.
Luego solo un sentido, el del tacto, el sobón,
ése, más no me queda y no noto fricción.

Ni lo seré

Yo no soy de esta izquierda, de derechas jamás
ni de centro ni ultra ni español ni demás
porque soy un romántico que redacta al compás
del latir que me venga y no del mandamás.

Yo no soy un monárquico, cortesano ni oirás,
un bufón ni a salario y vasallo incapaz
porque soy novelero que novelo al ras
de mi mar de emociones y no del puedemás.

Yo no soy de este Estado, de esta iglesia, ¡mendaz!,
mi nación no es España, es Euzkadi sin más
porque soy un poeta que imagino audaz

un presente, un futuro, un pasado, una edad
y lo busco y lo sigo, me presiento capaz
de otorgarle a mi pueblo con la paz libertad.

Infausto aniversario

Infeliz cumpleaños sin regalos con lazos
ni tirones de orejas ni besar con abrazos
ni soplidos de velas ni de tarta pedazos
ni corales de canto ni chinchines de vasos.

Infeliz cumpleaños sin tenerte en mis brazos
ni mirarte a los ojos ni gustar tus lenguazos
ni palparte el alma ni el oír latidazos
ni el oler tus aromas ni seguirte los pasos.

Infeliz cumpleaños con mi ser, sin regazos
ni besar a tus manos, ni rozar tus pelazos
ni robarte un te quiero ni lanzarte flechazos.

Infeliz cumpleaños sin gozar ni a plumazos
nada más que un poema, unos versos de ocasos,
otra pena en el cuerpo y recuerdos a trazos.

Cupido descorazonado

Yo que viejo y joven, profesor y estudiante,
hablador y callado e inconsciente y pensante
cual travieso y serio y cristal y diamante
no me siento amado aunque soy gran amante.

Yo que pluma y tintero y Platón e ignorante,
y serpiente y águila y león y elefante
cual montaña y llano y aridez y tronante
no me siento soñado aunque soy gran soñante.

Yo que arte y nada y vocal, consonante
cual tesoro y pirata y huracán y calmante,
no me siento latido aunque soy palpitante.

Yo que lluvia y ola, iceberg y estante,
bajamar y altamar cual presente y bacante
no me siento dilecto aunque soy dilectante.

Once más once más once igual a treinta y tres

Un patriota incansable y tenaz durangués
y escritor de poemas y rebelde de diez
en Octubre, el veinte, cumple él esta vez
treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres.

Todavía es joven, no ha señal de vejez,
tiene sueños despiertos y una gran madurez,
pero hoy ha cumplido, si conté bien, ¡pardiez!,
treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres.

Quizás sean ya muchos, o al revés, sabe usted,
más lo uno o lo otro, ha pasado, sabed,
treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres.

Y Dios quiera otros tantos, quiera vuestra Merced,
pueda ver con sus ojos quien adquiere, cual ves,
treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres, treinta y tres.

domingo, 19 de octubre de 2008

Trinidad

Lo que quiere la gente, salud, mor y dinero,
yo quería en mi vida, mas ahora empero,
a pesar de la búsqueda de las tres con esmero
lo primero no tengo ni segundo y tercero.

La salud la “perdí”, hace ya vario enero,
cuando era edil, peneuvista y “guerrero”
en Durango, mi pueblo y luchar a lo fiero
por Euzkadi, mi Patria y su Dios y su Fuero.

El amor de mujer, el amor más entero,
el clavado con flecha de arquerito certero,
lo dejé en un lance desigual y rastrero.

El dinero, por último, el papel más artero,
que lo quise en letras del tesoro vasquero
en verdad ni lo tuve, en verdad ni lo quiero.

Por cada paf... un ja, je, ji, jo, ju

Caed, motas de líquido, caed ya que la risa
como el sol cada día volverá y sin prisa
a brillar en mi rostro y aclarar la sombriza
arruguilla de penas y mirada de misa.

Caed, hojas de agua, caed ya que la risa
como el viento a las velas, a las velas la brisa
llegará a mi cara a calmar a su guisa
el calor de los ojos y su ría rojiza.

Caed, gotas de daño, caed ya que la risa
como el frío de invierno tornará con su tiza
a pintar en mi imagen una bella sonrisa.

Caed, bombas acuosas, caed ya que la risa,
explosiva y sonora cual fugaz e improvisa,
tornará por mi boca y la lengua insumisa.

sábado, 18 de octubre de 2008

¿Lo es?

¿Es real lo que siento? ¿Es real o irreal?
Sin amigos ni amada la tristeza vital
que se enrosca en el alma cual serpiente letal
y la pica, repica con colmillo brutal.

¿Es real lo que siento? ¿Es real o irreal?
Sin partido y patriota un ahogo bestial
que me angustia en el pecho cual abrazo fatal
de una osa hambrienta de un mordisco carnal.

¿Es real lo que siento? ¿Es real o irreal?
Escritor y “sin libro” un dolor abismal
que me hiela las venas de una tinta glacial.

¿Es real lo que siento? ¿Es real o irreal?
Sin escaño y político ansiedad de vocal,
de poner voz a un Pueblo con un ser nacional.

Hola otoñal

Hola gallo del alba, hola ave cantora,
hola hojas caídas y hola luz de la aurora,
hola viento de otoño, hola fauna de flora,
hola charco de agua y hola luna pastora.

Hola nube de paso, hola ría castora,
hola ropa de abrigo y hola bota sonora,
hola cuadro en bufanda, hola guante de angora,
hola niebla del valle y hola zarza de mora.

Hola días grisáceos, hola lluvia de agora,
hola frío de ocaso y hola sombra escultora,
hola tierra de escarcha, hola vaho de pintora.

Hola, hola y hola, hola hora y otrora,
hola, hola y hola, hola hora y deshora,
hola, hola, lector, hola, hola, lectora.

Preguntas

¿Has pensado si quieres de verdad y la paz?
¿De verdad, de verdad? ¿Y la paz de verdad?
Yo lo hice, pensé, hace ya una edad
y entendí que la paz de ser es libertad.

¿Has pensado si quieres libertad además?
¿Además, además? ¿Libertad? ¡No mitad!
Yo lo hice, soñé, hace ya, no quizás
y lo vi, libertad de ser es igualdad.

¿Has pensado si quieres igualdad, paridad?
¿Igualdad, igualdad? ¿Paridad, casi al ras?
Yo lo hice, creí, hace ya, ya verás

y advertí que igualdad de ser es por bondad,
porque es buena, benigna, por supuesto beldad,
que verdad es sabido, más también la piedad.

viernes, 17 de octubre de 2008

Dios, los que van a vivir te saludan

Cuando sea que suba a lo alto, allá arriba
y Iahvé en persona me pregunte, haga criba
por pecados de tierra, por activa o pasiva,
si me dejo alguno, por favor, que prescriba.

Cuando sea que suba al celeste, a mi diva
si al Eterno de espíritu le da por diatriba
y el temblor de los cielos es de trago saliva,
que a mí bien perdonen, yo no soy de proscriba.

Cuando sea que suba al Olimpo y no viva
acá abajo, en el mundo y pregunte el escriba
al Señor por el fallo y María suscriba,

que lo sepan los ángeles, que repita el que chiva,
quien ahora escribe, y también quien transcriba,
fue tan san como un santo, fue tan santo cual Siva.

Y tú

Tú que lees bien con calma, y yo estoy a tu vera,
este verso de piedra extraído en cantera
has los ojos de perlas, de esmeraldas, de pera,
una boca de calcio y unos labios caldera.

Tú que lees bien con pausa, y yo estoy aquí afuera,
este canto con magia que saqué de chistera
has las manos de seda, del color de la cera,
y las yemas con huellas y las uñas de fiera.

Tú que lees bien tranquilo, y yo estoy en tu acera,
estas letras de hormiga que cogí de hormiguera
has la mente honesta, corazón de bandera,

pensamientos platónicos, sentimientos de hoguera,
junto a un alma que vale, por su ser a lo entera,
tanto como la mía, mucho más que cualquiera.

Yo

Yo soy esta palabra, yo soy este compás,
yo soy algo este verso, otro algo además
una letra, una coma como un punto sin más
y una rima, una sílaba y una estrofa y en paz.

Yo soy este heptasílabo, yo soy éste que oirás,
yo soy algo un poema, otro poco oirás
una prosa versada y una voz que dirás
es también un silencio, es también un subyaz.

Yo soy este hemistiquio, yo soy este solaz,
yo soy algo poeta y otra pizca sabrás
esta llana, esta esdrújula y una aguda tal zas.

Yo soy yo, yo soy éste, yo soy este disfraz
literario que un día me lo puse al ras
de mi alma queriendo no dejarlo jamás.

Papeloide en blanco

Papeloide en blanco, al igual que a la cesta
te he perdido el temor, no resulta funesta
esa hora sin musa, esa hora con puesta
que es innata al escrito cual refleja respuesta.

Papeloide impoluto, al igual que a la cesta
te he perdido la fobia, no me arredra ni cuesta
el ver yermo tu campo, el ver tierra no presta
que escritores conocen cual batuta la orquesta.

Papeloide impecable, al igual que a la cesta
te he perdido la angustia, no me voy a la siesta
ni retraso a otro día ni yo dejo pospuesta

la escritura que digo, y decirlo no resta,
que es sin duda a solas, de quien tiene la apuesta
compañía de un folio virginal por propuesta.

Pelotas en el cesto

Papelera vacía, sin papel estrujado,
ya no tengo yo miedo a ver vuestro llenado
de bolitas con versos que al versar de frustrado
van directas al ocie en el cubo o cuadrado.

Papelera rellena, con papel aplastado,
ya no tengo yo pánico ante vuestro volcado
de borrones, tachones y otro tanto pifiado
que salido de boca va a probar tu bocado.

Papelera a medias, sin colmar, rebosado,
ya no tengo yo espanto ni al vacíe o colmado
de conatos poéticos, tentativas o errado.

Papelera gibosa, entre media e inflado,
ya no tengo pavura ni al errar ni al fallado
cuando escribo queriendo no acabar encestado.

jueves, 16 de octubre de 2008

Caballar, gatuna, hídrica y pulpeña

Es la ira un caballo que es difícil domar,
uno cree que es posible el llegarlo a montar,
mas apenas montado y empezado el trotar
se remueve y relincha, te consigue apear.

Es la ira un gatillo que es difícil cebar,
uno oye maullidos, uno oye maullar
y le extiende la mano sin llegar a pensar
que mascado el bocado va la piel a arañar.

Es la ira una hidra que es difícil matar,
uno va a lo Hércules con la antorcha a quemar
la cabeza y quemada salen dos a la par.

Es la ira un pulpazo que es difícil pescar,
uno esquiva la tinta y logrado agarrar
un tentáculo siete lo sabrán ofrendar.

Empatadísimo

Yo deseo un partido sin el miedo a perder
el poder porque amigo no se pierde el poder,
el poder es del pueblo, el poder no es tener,
el poder, en esencia, es del ser o no es ser.

Yo deseo un partido sin el miedo a vencer
el poder porque amigo no se gana el poder,
de ganar, la ganancia qué va a ser si no el ser,
ese ser quien no era, ese ser renacer.

Yo deseo un partido sin el miedo a ver
el empate, las tablas porque amigo el poder
es de iguales, de seres o al de poco, a postrer

uno es más que otro, uno es imponer
porque el otro a la fuerza qué si no obedecer,
qué si no no poder, qué si no el no ser.

Traición al pueblo soberano

Yo que soy un patriota, yo que soy un vascón
y le birlo a Morfeo horas de redacción
ayer tuve un buen sueño, ayer tuve ilusión
a mi Patria vi libre, a mi Pueblo Nación.

Al lograr con los votos, la mejor munición,
un gobierno valiente, un gobierno de acción
que pregunta a la gente cuál será su opinión
y la lleva al estrado a dar sólo dación.

A dar cuenta en tanto popular decisión,
democrática, en urna, permitiendo elección
es la ley, es política, mayoría y guión.

Porque si parla el vulgo, si emitió votación
y no va a Roma el dicho, se depone su opción,
¡Señorías!, tenemos que el Estado es traición.

La Bella y la Bestia o el Bello y…

Ayer fue una mora, hoy ha sido rumana,
si mañana es tu madre, si pasado tu hermana
quien oculta con velo la paliza inhumana,
no te hagas el sueco, no te hagas la ufana.

Ayer fue una china, hoy ha sido alemana,
si algún día es tu prima, si algún otro la nana
quien camina con miedo y la cruz hasta anciana,
no te hagas el primo, no te hagas la afgana.

Ayer fue una rusa, hoy ha sido cubana,
si este mes es la nieta, si es al año la enana
quien no cura del trauma que se agrava y no sana

y recuerda entre lloros pesadilla insana,
no te hagas el Sócrates, no te hagas marciana
que en la lista una equis es la tuya, otra arcana.

La pela es... el €

Aunque somos Nación en Estado ajeno,
al hablar de la pasta, presupuesto de heno
todos somos amigos, todo nos es ameno
y se aprueban las cuentas voto a voto en el pleno.

Aunque somos Nación en Estado de apeno,
al hacer bien los números, presupuesto relleno
el rosal se hace roble, éste astilla por trueno
y que salgan partidas y las dietas de obsceno.

Aunque somos Nación en Estado no bueno,
al tratar de las cifras, presupuesto de cieno
con chinchín en las copas, sin poción de veneno

y sonrisas con pinzas y corritos de heleno
todos sacan el pecho, todos venden el reno
y se aceptan enmiendas y totales sin freno.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Vida de muertos, muerte de vivos

No sé ya qué contarte, no sé ya qué escribir,
cuando toda mi vida, cuando todo el vivir,
se parece a la muerte, se parece al morir
lentamente, a gotas, sin que llegue el dormir.

El cerrar para siempre, sin volverlos a abrir,
unos ojos cansados, unos ojos de herir
cuando miran con pena, con tristeza y sufrir
a tocayos que pasan desconsuelos de oír.

No sé ya qué contarte, no sé ya qué escribir,
cuando existo, he existido, cuando mí existir
se asemeja a la huida sin lograr el huir.

A caer como en coma con un punto y seguir
una vida sin pulso, sin palpito y latir,
que merezca la pena con penado seguir.

Hasta siempre, amor eterno

Son María Victoria como Ignacio María
una amatxo de aúpa y un aitatxo de guía
para quien les escribe con la mente en el día
que mi alma ya siente lo que nunca querría.

El dolor por la pérdida de ese amor que quería
tanto o más que a mi vida, tanto o más que a la mía
porque es ésta de aquéllas una flor de alegría.

Son María Victoria como Ignacio María
una amatxo, la única, y un aitatxo de hombría
para quien les redacta con la testa en lo fría
que será la noticia que jamás ansiaría

como dar recibir porque entonces sabría
qué es el muerto en vida, qué faltar compañía,
qué rogar porque vuelva la más bella utopía.

Sin latidos

Porque una vez quise sin querer malherir
y salí lastimado y ya sé qué es sufrir
que se caiga el mundo y quererse morir,
Corazón yo te quiero, Corazón sin latir.

Porque una vez quise sin perder el reír
y cogí aire grave y ya sé qué es hervir
y que abrase el recuerdo y el deseo de huir
Corazón yo te quiero, Corazón sin rugir.

Porque una vez quise sin pedir ni exigir
y acabé de vacío y ya sé qué es gemir
al rozar de las lágrimas y anhelar evadir

y no alivien las pócimas ni palabras de erguir
yo que vivo apenas y no sé malvivir
Corazón yo te quiero, Corazón sin batir.

De todo un poco poeta

Pude ser un filósofo, pude ser abogado
y aunque soy un sociólogo, aunque estoy licenciado
cuando cojo la pluma y me pongo al versado
una musa me lleva dulcemente extasiado.

Pude ser un político, pude ser “máster-grado”
y aunque soy un científico del social como aislado
cuando toco el teclado y me doy al rimado
un gran estro me eleva a intuir lo elevado.

Pude ser un amante, pude ser un amado
y aunque soy estudioso de lo humano agrupado
cuando pulso las teclas y me entrego al trovado

una boca me sopla al oído y ritmado
unas veces vocablos, otras un pareado
cuando no pentasílabo, cuando no acabado.

Más allá de omoplato

Cuando llegue el gran día de encontrar un trabajo
y ganar un dinero por pasar casi el rato,
yo que no gano un euro y que soy literato
por los Versos que os mando a la mierda, al carajo.

Cuando llegue el gran día de currar en el tajo
y ganar una pasta por ociar con contrato,
yo que gasto la tinta y que soy un jabato
por el Arte que os mando a volar con el grajo.

Cuando llegue el gran día de embolsarme un fajo
por pasar por currante con un buzo de trato,
yo que soy al desnudo y que estoy en el ajo

por las Rimas que os mando más allá de omoplato.
Cuando llegue el gran día…, yo que soy a destajo
por los Pies que os mando a chupar sindicato.

¡Palabra...! escuchilla en silencio

De parlar las palabras, de no ser reservadas
y tener boca y lengua y labial de sonadas
y la voz radiofónica y el buen timbre de amadas,
nos dirían hablantes mantenedlas cerradas.

De mirar las palabras, de no ser recatadas
y tener vista, ojada y unas cejas alzadas
y colores manzana y pupilas cargadas,
mirarían diciendo conservadlas cegadas.

De oliscar las palabras, de no ser no aromadas
y tener gusto y tacto y la piel de fritadas
y los libros por casa, por las calles habladas,

por narices y olfato, por no ser disgustadas
y palpar las verdades clamarían, ¡Saladas!,
somos todo lo dicho y algo más escuchadas.

martes, 14 de octubre de 2008

Soy yos

Con el alma en los libros, corazón en nación
y la mente en el día de la gran rebelión
soy un hombre de estudio, soy un hombre de acción
y sociólogo en verso y poeta en facción.

Con la dicha en Vasconia, en el Pueblo emoción
y la paz en la hora de la gran sedición
soy un hombre de Patria, soy un hombre-pasión
y político vasco y escritor de borrón.

Con los ojos en tierra y los pies en mi opción
y en las venas a Arana y en la pluma misión
soy un hombre de Euzkadi, soy un hombre vascón

y Jeltzale de sangre y de tinta aguijón.
Con el sueño de Estado y la meta en Plutón
soy un hombre-partido, soy un hombre-Platón.

Stop

Mi querida Vasconia, desde frente activo
un gudari de letras, un gudari eruptivo
le redacta estos versos de un poema misivo
bajo un fuego cruzado y sonar explosivo.

Ya están rotas las líneas. Stop. Más rojo vivo.
Stop. Filos al norte. Ebro abajo el furtivo.
Como siempre. Stop. Sin ramones de olivo.
Malas uvas y artes. Stop. Más invasivo.

Stop. Sangre en la brecha. Stop. Sal al cautivo.
Stop. Mal enemigo. Stop. Sur y nocivo.
Stop. Armas las justas. Stop. Cazas de chivo.

Stop. Guerras de hielo. Stop. Paz sin nativo.
Stop. Caras con cruces. Stop. Tala y derribo.
Stop. Sigo y resisto. Stop. Muerto cual vivo.

Renacimiento vital

Si naciera de nuevo, si tornara a nacer,
a mi Dios rogaría que me intente hacer
sin el genio y los celos, sin tocar más mi ser
de poeta y político, de escritor y poder.

Al servicio de un pueblo, al cual supe querer
desde el día en que un patrio me enseñara a ver
a Vasconia en peligro, en vaivén de caer.

Si brotara de nuevo, si tornara a nacer,
a Jesús clamaría que me vuelva a rehacer
sin la ira y recelos, sin pulir más mi haber
de versista e ideólogo, de rimar y tejer.

A la orden de Euzkadi, a quien tuve el placer
de entregarle mi vida, de ofrecerle mi arder
en la pira patriota tal gudari de ayer.

lunes, 13 de octubre de 2008

En la hora ante-póstuma artesanía poemática

Yo quisiera morir, mi querido paisano,
escribiendo un poema con la pluma en la mano
en otoño, en octubre, concluido el verano,
una noche de Luna, de Saturno y de Urano.

Bajo un cielo sin nubes, tras hablar en cristiano
de existencia patriótica, vivencial de villano
y pasión por las letras y las cosas de humano.

Yo quisiera morir, juvenil o de anciano,
recitando con piano unos versos de llano
por mi santo en Libra, el invierno cercano,
una noche de estrellas y planeta marciano.

Bajo un limbo infinito, tras contar a lo plano
el vivir de un poético, de un político sano,
con ardor literario como amor de escribano.

En la finitud de la vida

Mi querida Vasconia, compañera mayor,
por favor te lo pido, por favor, por favor
si me quieres un gramo, si te importo, mi amor,
no me dejes que muera, que cometa el error

embriagado y preso de la ira, el rencor
de asomarme al vacío, contemplar el dolor
y perderle al miedo el respeto y honor.

Mi querida Vasconia, queridísima flor,
por mejor te lo pido, por mejor, por mejor
para ti si yo cuento, si te incumbo, mi albor,
no permitas que ocurra, que perpetre el horror

trastornado y alegre por el mal desamor
de acercarme al abismo, avistar el terror
y marchar adelante y perder el fulgor.

¡Qué rica es la pobre! ¡Qué pobre es la rica!

Nunca quise dinero, nunca quise un avión
ni una casa de invierno ni en verano mansión
pues yo sólo quería con amor, con pasión
una amiga en la luna, un amigo en Plutón.

Nunca quise un Ferrari, nunca quise un talón
ni un barcón de recreo ni un lujoso joyón
pues yo sólo aguardaba como luz de Platón
de un amigo un pueblo y de un pueblo nación.

Nunca quise un buen palco, nunca quise el bastón,
ni una cuenta en Suiza ni una geisha en Japón
pues yo sólo esperaba, como preso en prisión

la nación hecha estado, el estado vascón
Nunca quise un gran reino, nunca piel de león
ni a mis pies un imperio, ni un millón de millón.

domingo, 12 de octubre de 2008

O al revés: Yo la flor, tú...

Por amor compartido, por amor verdadero
yo tu fiel compatriota, yo tu fiel compañero
le daría a mi vida cual al mundo entero
una vuelta por ti, otra por caballero.

Por amor conjugado, por amor de sí quiero
yo tu amigo de niño, yo tu amigo sincero
día a día te haría hasta el día postrero
más feliz que cantando con la comba al barquero.

Por amor extasiado, por amor comunero
yo tu hermano de pueblo, yo tu hermano de fuero
te daría mi sangre, te daría mi suero.

Por amor pareado, por amor trovadero
yo que soy de palabra, yo que no chicanero
te diría ¡Cariño!, ¡Tú la flor, yo el florero!

sábado, 11 de octubre de 2008

Si me dio medio, me dio medio fin

Dame un piano de cola, un pincel de salón,
una pluma de plata o un cincel de nación
que pondré yo la música, un paisaje de halcón,
un escrito de clásico o la patria en filón.

Dame un cine de sala, un teatro chillón,
un café de poetas o una radio de acción
que pondré yo la peli, un buen drama de histrión,
unos granos de versos o una voz de emisión.

Dame un banco político, unas webs en unión,
un museo en el pueblo o columna y sección
que pondré yo la polis, un discurso-guión,

una obra de genio, un papel de opinión
o a la gente en la calle, en la red la tensión,
fantasía en el arte o un escrito y legión.

He marchado

Me he marchado en silencio, me he marchado callado
a mi mundo de pena a llorar el penado
que yo llevo en el alma, que yo llevo clavado.

Me he marchado cual vine, me he marchado apagado
a un desierto de llanto a cantar seco fado
que yo hallo en mi mente, que yo hallo en mi amado
corazón malherido, corazón maltratado.

Me he marchado despacio, me he marchado espaciado
a un planeta de lágrimas recalientes, de enfado
que yo alojo en los ojos, que yo alojo en mirado
universo de vistas, universo irisado.

Me he marchado tranquilo, me he marchado calmado
a la mar de arideces a regar el secado
corazón trasplantado, corazón marchitado.

San Fausto de Durango y Durango de San Fausto

En mi pueblo Durango, en mi pueblo halagüeño
los San Faustos, las fiestas, los San Faustos sin dueño
con cohete mechado y varilla de leño
tal que inician jolgorio tal nos quitan el sueño.

En mi pueblo Durango, en mi pueblo de genio
Patxikotxu en mascota, Patxikotxu el risueño
desde el Arco vigila no cornee un “sureño”
con pitón a la anciana, con pitón al pequeño.

En mi pueblo Durango, en mi pueblo de ensueño
de aldeanos vestidos, de aldeanos diseño
disfrutamos la calle, la llenamos de ingenio.

En mi pueblo Durango, en mi pueblo hogareño
quedarán aunque pasen, llegarán al milenio
las festivas jornadas de matiz sanfausteño.

Si be, be, si no be, no be

Cuando sufre Vasconia, cuando tiene llorado
y le caen las lágrimas y no da con secado,
yo que muero por ella, yo que vivo en su prado
sufro, lloro, lagrimo, sufro, lloro a su lado.

Cuando pena Vasconia, cuando pasa el penado
y se anegan sus ojos y se ve su anegado,
yo que soy su patrono, yo que soy su criado,
peno, paso inundado, peno, paso empapado.

Cuando paga Vasconia, cuando aguanta el cobrado,
yo que voy a su vera, yo que voy al costado
pago, aguanto el cobrado, pago, aguanto el pagado.

Cuando sangra Vasconia, cuando prueba el sangrado,
yo que dile mis venas, yo que dile el donado
sangro, pruebo el sangrado, sangro, pruebo el probado.

viernes, 10 de octubre de 2008

En erdera eusquera (y en euskera erdera)

Toda lengua hablada como escrita o “gestuda”,
sea vasca, española, sea suave o ruda,
si no dice algo cierto ni plantea la duda,
qué mejor si estuviera a la escucha y muda.

Con lo cual, como tengo en la punta una cruda
les diré que el euskera, habla grave y aguda,
necesita una mano, necesita ayuda
de verdad y no poses por un voto de viuda.

Quien quisiera auxiliarla, porque no se la suda,
por ejemplo, podría exigir tal tozuda
que una página web o bitácora in-muda

pueda ser traducida, que de gente es sesuda,
al vascuence, además a cualquier cojonuda
habla, hablilla o jerga, sea grande o menuda.

Mi reloj sin horario

Mi reloj asolado, mi reloj asombrado
ya no marca las horas, ya no da su sonado
porque el cielo antes claro, porque el cielo azulado
se ha llenado de nubes, se ha pintado agrisado.

Mi reloj arenado, mi reloj liquidado
ya no canta al minuto, ya no da minutado
porque tiene una fuga, porque tiene un colado
y ha perdido los granos y ha perdido el aguado.

Mi reloj biológico, mi reloj palpitado
ya no late de día, ya no late acostado
porque nadie lo ama como yo he amado.

Mi reloj vitalicio, mi reloj de restado
ya no baila a su ritmo, ya no suena orquestado,
porque nadie le sueña como él ha soñado.

En amor a dos

El amor de una chica, el amor de mi amada,
a quien quiero conmigo, a quien amo por nada
me devuelve la vida, me devuelve humorada,
cuando estoy cabizbajo, cuando estoy de penada.

Sin embargo, yo tengo, sin embargo, ¡Adorada!,
en el alma una flecha, en el alma flechada
por mi Patria Vasconia, por mi Patria alada.

El amor de una moza, el amor de mozada,
el cual sueño y consigo, el cual es de soñada
me revive, me eleva, me revive, me agrada,
al estar decaído, al estar de bajada.

Sin embargo, yo llevo, sin embargo, ¡Amigada!,
en el pecho clavada, en el pecho una espada
por mi Patria Vasconia, por mi Patria allegada.

jueves, 9 de octubre de 2008

Tac tic a tac tic a...

Me desalma el alma, me reduele el dolor,
tengo miedo al miedo y pavor al pavor,
pero cuando os veo pelear con valor,
¡Mis patriotas!, yo siento el amor al amor.

En el pecho a la izquierda, ¡No tocar, por favor!,
que es el tic de un amante, es el tac de amador,
es tic tac a Vasconia, es tic tac a una flor.

Me desangra la sangre, me horroriza el horror,
tengo pánico al pánico y terror al terror,
pero cuando os veo mantener el honor,
¡Mis patriotas!, yo siento con fervor al fervor.


En el lado siniestro, ¡No tocar, por favor!,
que es el tac de un artista, es el tic de un autor,
es tac tic a Vasconia, es tac tic a un albor.

¡Su Majestad! ¡Su Majestad!, más majestad, por favor

Majestad, este súbdito, español sin querer,
aunque escribe no gana agua, pan, qué comer,
mas a usted, según leo, le subieron ayer
el jornal millonario, qué le vamos a hacer.

Majestad, este súbdito, español sin querer,
día y noche aunque escribe no ha trabajo, ¡joder!,
mas usted, según dicen, a bien tiene tener,
cuando hay quien no tiene, quien no tiene ni ser.

Majestad, este súbdito, español sin querer,
no descansa ni huelga y soldada ni oler,
más usted, según cuentan, más y más, ¡hay que ver!

Majestad, este súbdito, español sin querer,
afanoso y parado ya llegó a malcomer,
más usted, es sabido, tal quien oye llover.

Si no hay llave, con ganzúa

Si me das un minuto de tu tiempo sagrado
y escuchas en calma el decir de un osado
del principio al final, sin dejarme cortado,
tu sabrás que te quiero yo conmigo a mi lado.

En la lucha de Euzkadi contra España, un Estado
que lo sepas o ignores ha privado a mi amado
Pueblo Vasco de mando para verle mandado.

Si me das un minuto de tu vida de atado
y le prestas tu oído al clamar de un alzado
de la “a” a la “zeta”, sin pausar el hablado,
tu verás que te espero en pie, firme, aliado.

En la pugna de Euzkadi contra Francia, un Estado
que lo digas o calles ha negado a mi alado
Pueblo Vasco las llaves para darle el candado.

¡Gora Euzkadi!

Cuando hayas pensado si te quedas o vas
y nos soples en alto con quién hostias estás,
te diré, ¡Compatriota!, si a la Patria te das,
¡Bienvenido a la casa! ¡Te recibe en paz!

Cuando hayas pensado si es ahora o jamás
y nos cuentes con fuerza si te vienes detrás,
te diré , ¡Coterráneo!, si Vasconia es tu as,
¡Bienllegado a mi nido! ¡Verás qué libertad!

Cuando hayas pensado si das menos o más
y nos sueltes al aire: “Uno más al demás”,
te diré tal gudari ¡Gora Euzkadi! además.

Cuando hayas pensado si has de vasco o no has
y nos largues de paso: “Yo también me voy tras…”,
te diré ¡Gora Euzkadi! y tú ¡Gora! dirás.

Libertad

Yo no soy de dinero ni poseo heredad
ni a ser rico aspiro ni a tener propiedad,
mas mi alma es patriótica, corazón tengo en paz,
la cabeza en Euzkadi como el cuerpo al ras.

Al nivel de ese pueblo, bien del joven, de edad,
que pegado a la calle, ya delante o atrás,
va directo a la plaza a gritar “Libertad”.

Yo no soy de ricuras ni de ver entidad
ni me pirra el lujo ni lo caro asaz,
mas mi ser es de vasco, mi moral de bondad,
he política en sangre y en la lengua amistad.

Al de casa, al paisano, ya en vejez, mocedad,
que a la altura del firme, de la llana verdad
va camino a la vía a gritar “Libertad”.

Mi otro Epitafio

Lo último que se pierde es la vida.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Dos manos más cuatro patas: Centauros

Si dos más dos son cuatro, cuatro más que un par,
no son lobos los vascos para sí ni jaguar,
por qué maulla el gato, está el perro a ladrar,
cacarea el gallo y oigo ranas croar.

Si par más par son pares, más los pares que par,
no alzan voces los vascos ni les da por bramar,
por qué pían los pájaros, va la cabra a balar,
las abejas rezumban y oigo burros roznar.

Si dos pares y cuatro más que dos son y par,
no son vascos los lobos ni lo es arañar,
por qué mugen los bueyes y oigo yeguas bufar.

Si las “mates” no fallan, el cuarteto es par,
no chirrían los vascos ni es suyo el graznar
por qué roncan los gamos y oigo grillos grillar.

Lo peor de lo mejor y lo mejor de lo mejor

Lo peor de un partido, de un grupillo decente,
ordenado y dispuesto a tomar de repente
el poder y el gobierno y mandar al presente
y al ausente, al pueblo, es sin duda la gente.

La que trepa pisando al de atrás y al de enfrente
y al caer de lo alto, sin haber visto el frente,
va de heroica y critica desde fuera al agente.

Lo mejor de un partido, de una banda potente
preparada y presta para dar a oponente
el poder y ponerse a la contra, insurgente
es sin duda la gente, es sin duda la gente.

La que busca el bien no de uno, del ente,
antepone al suyo el del otro viviente
y es prudente en el éxito tal si pierde valiente.

Dinos áureos y meteoritos de arena

La Vasconia dorada que ha perdido valor,
cada vez pesa menos y se paga a menor,
no la quiere el mercado, no da con comprador
ni en lingote ni en barra, le ha robado impostor.

Tres quilates de un lado, cuatro un malhechor,
una capa uno nuestro y otra más un traidor,
pues no aceptan que brille con total esplendor.

La Vasconia, mi oasis, mi remanso de amor,
ha ganado en arena, ha perdido verdor,
es un pozo de barro, desamarra hedor,
no cobija camellos, es desierto sin flor.

Oleaje de granos, el peor invasor,
que uno a uno cual copos de ardoroso calor
van posando en la hierba de mi tierra de honor.

martes, 7 de octubre de 2008

I+D+I o más… ¿idiotas?

Hoy en día en Vasconia, en el tiempo actual
falta un líder de masas y más base social
y una prensa con garra y un partido cabal
y en la red unos bloggers respondiendo al rival.

Hoy en día en Vasconia, en la hora local
falta el mitin de calle, patear el jornal,
estar cuando no hay fotos, un principio moral
y la unión por la causa de chavala y chaval.

Hoy en día en Vasconia, en el siglo global
abrazar falta al mundo, mirar por ventanal,
aprender del moderno y enseñarle al rural.

Hoy en día en Vasconia, en el tic tac vital
falta fuerza briosa, reciclar material,
la mujer presidenta y el Estado ambiental.

¡Adelante!

Encerrado en mi cuarto soy un preso impresor,
tengo cama, escritorio y un teclado hablador,
una silla con ruedas, un Pc ordenador
y arenales de libros y algún cuadro a babor.

Impresiones de viajes, un reloj colgador
y una lupa de Viena y de Praga un pintor,
parisino un retrato, mapamundi a color,
tirachinas de luso, londinense un licor.

Calendario azteca, una cruz de amor,
todo el norte en la brújula y la Arabia en mi honor,
de la guerra un revólver y de paz una flor.

Y un pedazo de bomba italiana a prior,
cual hispano-germana digo ya sin error
que cayera del cielo a Durango, mi loor.

¡Un poético y... un pueblo hecho poética?

Un poeta del pueblo y del pueblo vascón
empuñando la pluma, esgrimiendo el plumón
él a brazo partido, a voz viva, a pulmón
arengaba a la Patria a escribir su canción.

Un poeta del pueblo y del pueblo vascón
desde hojas de versos y papeles de acción
invitaba a su gente, a su Euzkadi nación,
a escribir sin los puños de su mano el guión.

Un poeta del pueblo y del pueblo vascón
con un libro de ataque y por balas razón
proponía a los suyos retomar el timón.

Pero el pueblo, un poema, borrachillo de ron
dando tumbos, sin norte, de no ser por el son
no le hubiera brindado la mejor decisión.

lunes, 6 de octubre de 2008

Lo que vino

A mi Tierra de mar, a Vasconia ha traído
la borrasca unas nubes de relámpago y ruido
que de arriba hacia abajo, entre tanto estallido,
han soltado unas gotas sangrentadas de olvido.

A mi mar aterrado, a Vasconia ha surtido
la corriente con olas de crestadas, bramido
que por fuera hacia dentro y de mientras lamido
han posado en la orilla un corpóreo quejido.

A mi cielo y trans-suelo, a Vasconia ha nutrido
ventarrón de unas ráfagas que entre silbo y silbido
han llevado en volandas un granito sufrido.

A mí suelo y subsuelo, a Vasconia ha fluido
de un volcán una lava que entre pum y estampido
un diamante de críticas ha eructado, emergido.

EAJ y PNV

El partido de Euzkadi, el partido de Arana,
centenario y patriótico, de costumbre cristiana,
ha perdido el norte, no hace blanco en diana
porque falta Sabino y su idea anti-hispana.

Que decía a las llanas sin secreto ni arcana
no jugar de pareja con la seda o la pana
ni siquiera al mus porque hermano y hermana
cuando no sale sapo, sí que croa la rana.

El partido de Euzkadi, el partido de Arana,
movimiento de casa, de república sana
ha perdido sus fueros, esa ley soberana

redactada en la piedra por la base humana
de un gran pueblo pacífico al cual no da la gana
de bajar la cabeza hoy, ayer ni mañana.

domingo, 5 de octubre de 2008

La de siempre donde siempre

En un puesto extendida entre tiernos guisantes
y tomates con vida y pimientos picantes
contemplé a la ida a mi Patria que antes
no tenía la herida, no ha hoy los calmantes.

En un puerto crecida junto a redes volantes
y chalupas de huida y anzuelitos brillantes
presencié de venida, fueron unos instantes,
a mi Tierra fluida, a Vasconia, ¡Amantes!

En la mina afligida por raíles andantes
y paletas de hundida y talleres lindantes
vislumbré de seguida, tal estilan viajantes,

a mi Gente curtida en las luchas sangrantes
por el pan, la comida, menesteres, entrantes,
libertades, paz sida y demás consonantes.

sábado, 4 de octubre de 2008

Decida y decidido

Un genial alocado o era un loco ingenioso
que pasaba a mi vera me soltó a lo chistoso:
Si el poder es del Pueblo, si él es poderoso,
por qué no manda nada y obedece gustoso.

¿Le han nublado el cerebro? ¿Ha visión de borroso?
¿Cómo está maniatado y a la par silencioso?
¿Es que no oye acaso? ¿No se huele lo odioso?
¡Que trabaje la gente y que gane el ocioso?

Mira yo hace tiempo, aunque fueme costoso,
aprendí que este mundo lo inventó un gracioso
tal de modo que al bueno lo derrote el tramposo.

Con lo cual, caminante, yo le ruego donoso
que lo piense a solas y decida juicioso
si se une a este ido o se queda en reposo.

viernes, 3 de octubre de 2008

A favor del a la contra y a la contra del a favor

Yo no siento a España ni de coña al Estado
ni al Monarca, al Ejército y ni al Clero endiosado
y así todo no ve Español de cuidado
que no quiero en mi vida un amor no amado.

Pues yo llevo a Vasconia, a mi Pueblo sagrado
allá donde relate, donde con sumo grado
o a lo libre se ama o si no es forzado.

Yo no siento a madrastras ni de broma al candado
ni a las sangres azules ni a la cruz del cruzado
y así todo no avista el padrastro al cuadrado
que no ansío en mi vida anhelar no anhelado.

Pues yo llevo a mi Madre, a mi Padre adorado
allá donde retumba, donde vibra asonado
el tambor a su ritmo o si no es pecado.

Mucho pico y pocos píos

Ha mi Patria poetas que redactan, ¡Señores!,
de la vida y la muerte o de temas menores,
mas carece de voces, de agudillos tenores
que le canten de Pueblos liberados, ¡Lectores!

Tras luchar por sí mismos y vencer los temores
a romper las cadenas, actuar, ser actores
y mudar piel de oveja por bastón de pastores.

Ha mi Patria poetas que redactan, ¡Oidores!,
de lo verde y lo negro o de campos sin flores,
mas le faltan los pájaros, esos tan piadores,
que le silben de bandos licenciados, ¡Mis Sores!

Tras romper cascarones y vencer los pavores
a saltar de las ramas y volar, ser autores
de los nidos, polluelos y otras finas labores.

jueves, 2 de octubre de 2008

De liberar y deliberar

He cruzado desiertos, navegado la mar,
escalado montañas y no temo a volar,
mas jamás he logrado, a pesar de probar,
liberar a mi Patria del pesado penar.

que le tumba por dentro, le proscribe pensar
y se alce y se ose empezar a actuar
por su cuenta y fortuna sin tener que esperar
que de fuera le digan el sí o no a su obrar.

He surcado la atmósfera, orbitado en lunar,
descendido a volcanes y no tiemblo ante zar,
mas jamás he logrado sacudir, despertar

la conciencia de un pueblo y le dé por soñar
que si quiere ser libre y no puede ha de dar
ese paso adelante y otros más, sin cesar.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Lecciones ante las legiones

Vivirás más feliz, cumplirás más abriles,
si tú ocultas, ¡Patriota!, ante gentes hostiles
junto a tu punto flaco o talón de Aquiles
fortalezas, poderes y saberes febriles.

Te lo digo a sabiendas, ellos son muy sutiles,
sibilinos que estudian tus flaquezas gentiles
para herir sin descanso justo allí con misiles.

Vivirás más feliz, cumplirás más abriles,
si te haces, ¡Patriota!, ante impíos y viles
de continuo el tonto, uno más con civiles,
sin hacer tonterías ni mostrar tus afiles.

Te lo digo de tinta…, ellos son muy mosquiles
y caballo salvaje que divisan, ¡Pueriles!,
cual grupada lo atacan, son así de infantiles.

De mí a mí

Hoy no quiero parlar ni quedarme callado,
hoy no puedo amar ni ser yo el amado,
hoy no pienso ganar ni quedar derrotado,
hoy, mañana quién sabe qué será de mi agrado.

Hoy no quiero mirar ni vagar remirado,
hoy no hago preguntas ni las he contestado,
hoy no estoy como soy, hoy no soy como he estado,
hoy, mañana quién sabe y quién sabe pasado.

Hoy no quiero esperar ni esperarme esperado,
hoy, mañana aguarde que él aún no ha llegado
y pasado adivine que tampoco ha pasado.

Hoy no quiero leer ni lograr “lectorado”,
hoy no escribo por ti, ni por ti he redactado,
hoy me escribo a mí, ya me siento aliviado.