domingo, 30 de noviembre de 2008

El polo de las "tres" bolas y el efecto climático

Yo que lucho por libre por Vasconia la presa,
por librarla de España y a la par de francesa
al compuesto patriota le pregunto en la empresa
nacional qué es primero: socialismo o la expresa.

Qué es prefijo y sufijo en la causa vasquesa
Nacional-socialismo o al revés, queda impresa,
Socialismo-patriótico, la consulta traviesa,
al listillo abertzale le traslado a la mesa.

Porque desde la izquierda de raizal, a lo gruesa,
incluyendo a EA, se despachan de aviesa
al decir que EAJ a este polo no besa.

Pues bien, sepa la basca, un Jeltzale confiesa,
nuestro helado ha tres bolas, derretir a la espesa
y contarme después que laméis y si os pesa.

Cuando baja la ría, la marejada vencible rompe por proa

Desde el Oka al Cantábrico, de Gernika al peñón
bermeano, a Izaro cual pirata Vascón
navegué en piragua, remo a remo al son
de la voz de mi aita, arrantzale y patrón.

Astilleros a popa, Sukarrieta en visión,
en el aire a Sabino, Montenegro y ciclón
los tuvimos mil veces, pero en toda ocasión
yo pensaba Vasconia es corriente de acción.

Se asemeja a esta ría embriagada de ron,
con arrastre bravío, mareaje bribón,
bajamar que se empotra a oleaje zumbón.

Y península, ínsula de arenilla, aluvión,
la rompiente de izquierdas, la gaviota halcón
y el cantar de sirenas y Xixilis de unión.

sábado, 29 de noviembre de 2008

Una víctima culpabilizada entraña su reverso: una culpable victimista

Con justicia en mi parte, bondadoso y amable,
sin hacer mal a nadie, de lanzar siempre el cable
y poner la mejilla, perdonar a acusable,
por qué siendo una víctima paso por el culpable.

Con razón de mi lado, generoso y afable,
sin querencia dañina, defensor razonable
y evitar el conflicto, tolerar lo irritable,
por qué siendo una víctima paso por el penable.

Con verdad a la espalda, bonancible y notable
cual amante incluso de quien ódiame, ¡hable!,
por qué siendo una víctima paso por el dañable.

Con pureza a la vista, intachable y fiable,
y queriente inclusive de quien dáñame, en bable,
por qué siendo una víctima paso por achacable.

Un recuerdo que entró en ETA

Con apenas los quince, yo doy fe, autentico,
en Durango, en la Ikas y en sus fiestas, me explico,
una chica que andaba sollozando por chico
al contarme sus penas agarró y me dio un pico.

Duró solo un verano el amor y bien rico
del que años más tarde sin saberlo, le ubico,
yo leía en la prensa de la chica que indico
que era miembro de ETA, me caí del borrico.

La traían de América, esposada, ¡Pueblico!,
y allí estaba la foto, militar y milico
y su sombra bajando de un hispano avioncico.

Me quedé asombrado, evoqué el besico,
el romance de joven, el querer de zortziko,
entendiendo su lucha, no su modo, critico.

De edil, además de escritor fui lector de ETA

Kaixo, Presos políticos, cuando fui concejal
al Ayunta llegaban registradas de usual
unas cartas de puño, jamás vi una postal,
y de boca reclusa con remite en penal.

Las había de labios que besé juvenal,
de amistades y amigos de recreo, ¡chaval!,
familiares, lejanas, otras un lagrimal,
que leía y leía de mensual, semanal.

Y me hacían, sin duda, repensar la moral
e intentaba en justicia, de empatía total
entender ese drama entre humano y bestial.

Sin lograr ni poder, comprendiendo el causal,
sin la paz, libertad, qué es moral, qué legal,
presentar soluciones a un problema real.

viernes, 28 de noviembre de 2008

López de Vega y Antonio de Mariano

Hola Euzkadi, Egun on, y Vasconia, ametsari,
yo no quiero ser paria para ser Lehendakari
provinciano de España, mejor ser rastafari
y reírse de hispanos con disfraz de dantzari.

Hola Euzkadi, Egun on, y Vasconia, ametsari,
yo no quiero ser títere para ser Lehendakari
no de todos los vascos, mejor ir de Safari
y reírse de zorros con la piel de kantari.

Hola Euzkadi, Egun on, y Vasconia, ametsari
yo no quiero ser manso para ser Lehendakari,
yo de ser soy patriota, yo de ser soy gudari.

Hola Euzkadi, Egun on, y Vasconia, ametsari,
yo no quiero ser dócil para ser Lehendakari,
yo de ser soy patriota, yo de ser soy gudari.

De Sabin Etxea a Sukarrieta o es al revés

Yo que amo a Sabino, al Arana, al primero
y que veo al partido que le sigue al postrero
y que va a Sukarrieta, a su tumba, me muero
porque día tras día les resulta un florero.

Su ideario político, el de Dios y de Fuero,
que a la vista molesta a liguera y liguero
que se creen que la LIGA, su pensar más zaguero,
es real y EAJ un autónomo mero.

De estatuto esencial, competencias, mas cero
de la Euzkadi, de Patria y deseo sincero
de erigirse en Estado soberano entero.

¿Amaguillos? Docenas, pero acción, ¡por el Clero!,
y acción decidida y acción de puntero
mucha mucha en boquita, poca poca en tablero.

El peor medio es mejor que el peor fin

Justifíquense o no entre sí medios, fines,
el poder siempre fija y sus voces afines
la atención en las formas, escondiendo lo ruines
que resultan a veces fondos bajos sinfines.

Así bastan dos piedras, tres o cuatro adoquines
para arruine de un fin de millar de pasquines,
sin embargo una meta sin valor, de chelines,
que se busca a lo “honrado” dicen huele a jardines.

Se equivocan, no obstante, esos son sólo opines,
de aviesitos que buscan te decantes, te inclines
a fijarte en el método y que creas, ¡listines!,

que es peor una mano que mató, de asesines
que esa alma asesina y cabeza en serrines
que educada en la táctica es de fines pillines.

De Cánovas y de cajón de madero de pino

No me falta razón, si le pongo delante
que los vascos del Sur y del Norte flagrante
de tener un ejército, Tierra, Mar y Ave errante,
ya serían más libres que Crusoe el desguazante.

No me falta razón si es que aquél “restaurante”
que dijere la fuerza causa Estado ordenante
la tuviera, si en lógica yo le digo aplastante,
que el Vascón a la fuerza ¿tendrá el mismo causante?

Si la fuerza de Estado y Derecho es obrante,
el de vascos y vascas, nuestra Euzkadi diamante
de tener un agente ¿tendrá el mismo accionante?

Si la fuerza de Estado y Derecho es formante,
consecuencia de ello es que el Vasco al instante
de tener un artista ¿tendrá el mismo alumbrante?

jueves, 27 de noviembre de 2008

De Príncipe a Rey

Si yo fuera un Príncipe con reinado y princesa,
sangre azul en las venas y una capa turquesa
y tuviera en el reino una IRA diablesa,
hablaría con ella y haya paz, mi duquesa.

Si yo fuera un Príncipe con corona inglesa,
un palacio de invierno y una isla galesa
y tuviera ante el trono una IRA irlandesa,
parlaría con ella y haya gloria, marquesa.

Si yo fuera un Príncipe con poltrona obesa,
cuatrocientos criados y una corte escocesa
y tuviera en el feudo una IRA traviesa,

charlaría con ella y Paz Cristi expresa.
Porque heredo un Estado y una IRA sin lesa
¿no me haría un Hombre, un gran Rey? ¡Vaya empresa!

O pacto o nada

Yo que soy de EAJ esté o no afiliado,
De raíz de EAJ, del Sabino afilado,
cuando veo al partido con el SOE malvado
me hace daño, me duele, no me siento a su lado.

Y me digo ya claro, quien no siente el pinchado
de la rosa empuntada, del espino aguzado
es normal que no entienda que ese burdo pactado
al Patriota por dentro le provoca sangrado.

Además y aparte de lo dicho, enunciado,
si se toma su tiempo y repasa el pasado,
notará que los tratos con partidos de Estado,

de derechas, de izquierdas o del centro escorado,
siempre tienen un pero, siempre traen adosado
el que son a las sucias, a la nada o tratado.

Qué dirán

Si la Euskadi es España, pero no española,
cuando llegue el PP, PSE u otra ola
a Gasteiz qué carajo, qué mentira, qué bola
dirán que es entonces la Vasconia que arbola.

Si la Euskadi es España, pero no española,
de llegar los cruzados, la fachada pipiola
a Vitoria, qué leches, qué patraña, qué trola
dirán que es entonces la Vasconia que amola.

Qué dirán si ni España, si no es española
esa Euzkadi que apunta a la Ley sin pistola,
que se ve independiente y que quiere ser sola.

Qué dirán si ni España, si no es española
esa Patria vascona que ni con pega y cola
siente en sí a la hispana, siente en sí a la que viola.

Detrás de un Gran Hermano siempre hay un Primo mayor

Si es verdad que la España quiere el fin de la ETA,
Policial, Judicial y Político, jeta
de atontado me queda cada vez que, ¡puñeta!,
a la Ertzaintza le niegan en la Francia opereta.

Si es verdad que la España quiere el fin de la ETA
y nos dice derrota de balín, metralleta
con más Guardias Civiles, yo no alcanzo la treta
de negar a la Ertzaintza en la Galia muleta.

Si es verdad que la España no tortura y peseta
tiene para satélites yo no entiendo, ¡Poeta!,
no se enchufe de un móvil, de uno sólo, ¡retreta!,

una cámara al menos, no es por medios, ¡sotreta!,
para ver qué se hablan de apresado a secreta
en el Patrol, cuartel, donde estén de parleta.

El artizar crea al Arte y al artista

Si el buen ser determina la conciencia, el pensar
y el pensar lo obrado y el pensar el obrar,
el hacer en el fondo, somos nuestro actuar,
condiciona el ser, es el ser realizar.

Si el buen ser determina corazón, el palpar
y el sentir practicaje y el sentir practicar,
el crear en el fondo, somos nuestro crear,
condiciona el ser, es el ser recrear.

Si el buen ser determina volición, el causar
y el causado lo sido ese ser al estar,
es el ser pura praxis, es el ser accionar.

Es acción y acción, no cabeza, idear,
es acción y acción, no latir, palpitar,
es acción, reacción, actuar, re-actuar.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Heroísta y victimario

El problema de Euzkadi, no de España, el vascón
es que como a las buenas y a pesar de razón
no se atiende al pueblo, unos cuantos de acción
no por gusto, supongo, son de darle al botón.

El problema de Euzkadi, no de España, el vascón
es que como a palabras, tras latir corazón
no se escucha a la gente, no ha valor su opinión
parte empuña las armas, parte da protección.

El problema de Euzkadi, no de España, el vascón
es que ante un conflicto de tamaña cuestión
unos sueñan que a tiros se hallará solución.

El problema de Euzkadi, no de España, el vascón
es que quienes no han fuerza, aunque sí munición
del Estado se crean que querrá conclusión.

Pluralicidio

El problema español, no de Euzkadi, de España
es que siendo plural en sus Pueblos se engaña
el Estado que hace de uno sólo con saña
el sujeto en derecho y da al resto castaña.

El problema español, no de Euzkadi, de España
es que siendo diversa en Naciones se extraña
de que para sí quieran lo que con mala maña
ella para sí sola se lo guarda, ¡qué huraña!

El problema español, no de Euzkadi, de España
es que siendo variada en las Patrias patraña
es dañarlas a todas y afirmar la que daña.

El problema español, no de Euzkadi, de España,
es que siendo disímil no lo acepta, se ensaña
con quien sea el “judío” como hiciera Alemania.

A Rey muerto, ¡Viva la República!

Sin oler el patíbulo, sin pisar el tablado
ni capucha en cabeza ni de mano esposado
aún decía el monarca sin pudor, exaltado:
El poder es Real y yo soy el Estado.

De la plebe se alzó una voz de poblado:
¡Soberanos nosotros, Vos ya está destronado!
Se lo ordena el pueblo que tras ser consultado
le ha salvado la vida, le ha quitado el estrado.

Insolente y vulgar, rebatió el derrocado,
es mi sangre de raza, pedigrí heredado,
así que obedeced lo que os sea mandado.

Majestad, su reinado, remató el osado,
ya no tiene corona, se perdió el Principado,
la República a voces populares ha hablado.

Mucho cristo en elecciones, más ni rastro de Moisés

En un tercio de año en la Euskadi de tres,
en Bizkaia, Gipuzkoa y la Araba, estrés,
elección autonómica, ¡qué español, qué francés!,
volveremos de nuevo a tener y sin pies.

Ni cabeza ni alma, corazón ni el cortés
y sobrada indirecta, total para después
de elegido el Gobierno, Parlamento burgués
todo quede en el aire y la calle al través.

Como siempre en problemas, en conflictos de fes.
De unos credos con otros, pues inglés o danés
no se nace, es bautizo y después te lo crees.

Y si no en cuatro misas y un amén cada mes,
los sermones, las hostias y Jesús, no Moisés,
torna inglés el danés y el inglés al revés.

Vaya usted a saber

Paradoja de vida, contrapongo de ver
es estar desamando y llegar a entender
que a la España entronada que te niega el ser
tras los votos le debas no vencer, convencer.

No vencer pues Euskadi demostró ya haber
en la Cámara Vasca voluntad de querer
Estatuto entero, el de a medias rehacer,
el derecho de auto… y la Ley de “temer”.

“Temer” pues la consulta, popular parecer,
sin obligue jurídico ni siquiera poder,
un teatro, en suma, es, ¡por Dios!, Lucifer.

Y parlando en romano si llegamos a hacer
no un buen drama, la obra, resucitan, ¡Joder!,
Jesucristo, la Virgen…, vaya usted a saber.

martes, 25 de noviembre de 2008

El ardor madrugador

De mañana temprano, nada más levantado
siento tal rabia y nausea, estoy tan asqueado
que encendido el PC, manos sobre el teclado
me desfogo escribiendo lo que siento, mi estado.

Un ahogo de preso en un pueblo apresado
y unas ganas enormes, desear desatado
de lograr día a día sin violencia, forzado
aumentar la conciencia del buen ser vascongado.

De mañana temprano, nada más animado
noto tal ira y cólera, estoy tan rebotado
que mirando a pantalla con el ojo clavado

me desato y libero entonando mi hallado.
Una asfixia de reo en país arrestado
y un anhelo inmenso de ser con él librado.

Como sí, como si no...

Yo que siento en Jeltzale, yo que siento en patriota
le pregunto al partido, te consulto EAJ,
si no aporto a las arcas, si no pago la cuota,
¿sigo tal afiliado o me toman de idiota?

¿Es que acaso mi pluma, sin saberlo, ignota,
que madruga temprano y le acuesta el agota
se ha ganado por letras, por servir y con nota
a Vasconia el carnet vitalicio de EAJ?

Gran honor que sería, gran honor, ¡Compatriota!,
para quien lo es todo evitar la derrota
de la causa de Euzkadi tal detalle sin cota.

Sea como ello sea, esté en JEL o en picota,
mi destino, ¡Devoto!, mi designio, ¡Devota!,
es luchar por ver libre a mi Patria hoy ilota.

La clave para dar en el clavo

Para ver a Vasconia erigirse en Estado
soberano por sí, por su voz, consultado
sólo sólo hay un modo, sólo uno adecuado
el vencer con más votos, convencer con obrado.

Evidente dirán, por supuesto, añado,
sin embargo, en ello es la clave el captado
de electores del SOE, del PP, en menor grado
de la Izquierda unida y demás camuflado.

En la Euzkadi española debe ser el restado
de sufragios que lleven a este pueblo negado
donde quieran sus gentes, donde esté su soñado.

En la Euzkadi española, cómo no en la de al lado
está nuestra pelea, está allí, ¿escuchado?,
si queremos ser libres, ver país liberado.

Socialismo rima con capitalismo

Aunque vasco de clase, aunque vasco humanista,
defensor de los pobres, protector de altruista
y amador de igualdades y justicias con lista,
yo no soy de esta izquierda, yo no soy socialista.

Cómo, si el socialismo ya no es obrerista
ni se encara al patrono ni hace causa huelguista
y al del libre mercado cual burgués accionista
sin sonrojo lo gloria con su barba a-marxista.

Y la pana de estreno y un rosal de modista
y unos puños sin callos y una mano que dista
de saber qué es la hoz y el martillo activista.

Como prueba un lustro de gobierno ¿izquierdista?
que se dice social cuando es derechista
y del gran capital han presente a la vista.

Un invierno de hibernación

En otoño has llegado, ¡Asesino invernal!,
con tu frío en los huesos, hipotermia letal,
ventoleras de masa y bacteria gripal
y descargas acuosas, cuando no de cristal.

Ya te veo en la calle aferrado al vial
cual molusco de hielo y en lo más celestial
con tus nubes que aterran, que le echan un chal
a ese sol asombrado de tu reino esquimal.

En otoño has llegado, ¡Homicida fatal!,
a cobrarte las víctimas, lo polar tu puñal
en la calle, los pobres no se escapan del mal.

O si no a quien resbala en tu trampa mortal
o al que cae resfriado, congelado el bronquial
o a inocentes que tumbas en hiberne total.

Estrategia patriótica

Mi padrino político, carismático “zar”,
imperioso decía: A quien quiera escuchar
si estas harto de ideas, de pensar y pensar
en Euzkadi, ¡Patriota!, por qué no vas a obrar .

Por el bien de la Patria, por el bien del hogar
con bondad, a las buenas, a mejores, sin dar,
a quien mal, a las malas y a peores al par
gustaría de vernos ni razón para hablar.

Ni una sola y todas las que demos de amar
que lo sean y entonces no podrán ocultar
la de Euzkadi, Vasconia voluntad popular.

La de un pueblo pacífico que conoce empuñar…,
la de un pueblo de libres que conoce acatar…,
la de un pueblo que quiere opinar y opinar…

lunes, 24 de noviembre de 2008

De lo voluntario la voluntad (Y al revés)

Si algún día deciden que me deben pagar
ya que escribo, qué menos por trovar y trovar,
a las buenas les digo, como fui de cobrar
voluntades malvivo, miren do fui a parar.

Pues la Patria no paga, no acostumbra a soltar
ni al traidor como Roma ni al de arar y sembrar
con palabras la tierra, con poemas la mar
de ese pueblo de vascos a quien quiero cantar.

Como sé, con mi voz, intentando captar
forma y fondo, el ser, su presencia, el estar
en un verso, en el ritmo, en los pies, en rimar.

O en silencios, que a veces, es tal, tan silenciar
que son más expresivos que mil voces al par
que a lo lindo conversan sin decir ni callar.

Si lo quisieran hoy, mañana seríamos libres

Cuando quieran ser libres y se quieran librar
ya sabrán dónde moro, pasen, ¡Dios!, sin llamar,
que a pesar que he tocado ¡tac, tac, tac! por hogar,
no contestan, no hay nadie o les oigo roncar.

Cuando quieran ser libres y se quieran librar
ya vendrán en mi busca, fácil soy de encontrar,
que he buscado y rebusco, sigo en mí trabajar
para dar con ustedes y poderles hallar.

Cuando quieran ser libres y se quieran librar
si les pasa conmigo cual a mí al rastrear
sus pisadas, ¡Patriotas!, sigan este cantar.

Que estaré en la calle, allí do popular
o si no fusilado, torturado a matar
o en la seca cuneta o en la cárcel sin mar.

Los sueños se cuentan en electoras y electores

Aunque en lo político poco vaya a cambiar
la Vasconia, el pueblo del vascón, al votar,
mis queridos patriotas, por favor, el soñar
en la cama, ese día es deber sufragar.

A un partido patriota, de pensar o actuar,
de esos votos que haga, de esos sueños librar,
pues el sueño es de libres, libertad de lograr
papeletas en mano mayoría de aupar.

Aunque en lo político ni se vaya a notar,
en Vasconia, elecciones si se quieren ganar,
abstención, nulo o blanco no se debe olvidar

que por mucho que ustedes de armas sean tomar
si no suman, que restan, pues pudieron sumar
y sumados los sueños no son tan ensoñar.

Dos serpientes, un destino

En la selva birmana, en Birmania tal cual
una cobra real y una boa imperial,
por un lado veneno, por el otro letal
constricción se enseñaban una lengua fatal.

Cuando bajes del árbol, entonó musical
la que al son de la flauta serpentea, es genial,
mi ponzoña borgiana con la aguja dental
va a dejarte más tiesa que tu piel vegetal.

Menos lobos, ¡Rastrera!, te subió el mercurial.
Me abalanzo, ¡Ay!, me enrosco por tu bello dorsal,
ya eres mía, ¡Ay!, mi báculo, ¡Ay, Ay, Ay qué puñal!

Me has clavado de amantes hechos tal para cual
cuando ya te abrazaba, mira tú el final,
que en mis brazos te mueres y yo por tu lingual.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Los poemas que da la vida

De poetas se cuenta, sean vascos o chinos,
que son siete la vidas que tal cual los felinos
cuentan para escribir con más, menos atinos
otros tantos poemas cual humanos divinos.

El primero es de Vida, la Salud da en los trinos
con Amor, cuarto el Odio, del Poder van quintinos,
la Fortuna es el sexto, buena, mala, los sinos,
y de Muerte es el último, de ese ser mortecinos.

Sin embargo, versistas y políticos finos
dicen ser diez poemas, diez poemas con tinos
los que estilan poéticos de verdad, los felinos.

Esos siete y la Paz, buena paz de marinos,
Libertad de piratas, el noveno, ¡Padrinos!,
la Igualeza el último, igualdad de vecinos.

Cuatro perros pueden ladrar menos que dos

Aunque es lo primero ese menos o más
de mujeres y hombres con que cuente detrás
nuestra causa abertzale, ten presente además
que entre más más si es menos, menos, menos podrás.

Aunque es lo que valioso ese menos o más
de votantes globales que disponga de gas
el pulmón abertzale, no te olvides jamás
que entre menos el menos más que más es quizás.

Una estrofa y la otra las oí, tal oirás,
de una boca aldeana que decía verás:
Yo que he un par de rebaños ante aullidos, demás

cuatro perros flacuchos puse en uno y al ras
dos perrotes en otro y ocurrió en un zas
que perdí más ovejas en aquél. ¡Me dirás!

Duelo de dos, ganancia del... en discordia

Bajo el mar de Tasmania, infernal y helado
calamar gigantesco, cachalote dentado,
veinte metros, qué ojazos, otros veinte a su lado
se citaban al juego de matar, ser matado.

Con sus ocho tentáculos, propulsor sifonado
y una tinta evasiva y ventosas, pegado
el pulposo carnívoro, capuchino osado
le enseñaba su pico al de grasa agrisado.

¡No bucees mil metros, Treinta tes… de pesado,
que ese par de narices no dan ni resoplado
y en las aguas del fondo mío sólo es el nado!

No me vine a nadar, dijo el lomo arponeado,
he venido a comer, cuando un ser no esperado,
calamar colosal, a los dos dio acabado.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Sin ser ella... no era yo

En el día del juicio cuando ya me despida
si se mira con lupa lo pasado, mi vida,
no se olvide en la pluma que la mía aun herida
siguió al pie de la hoja por la causa perdida.

Escribiendo, escribiendo, escribiendo a la ida,
reescribiendo, escribiendo, reescribiendo en venida,
pues pensaba era el modo, la manera debida
de luchar por mi patria, la Vasconia querida.

Allí puse mi norte, septentrión sin caída,
esperanzas de sueños, la mirada, guarida
y el amor hacia ella, un amor sin medida.

Confiado a latidos, confiado en latida,
confiando tan sólo contemplar revivida
a la tierra del vasco y la vasca oprimida.

P + L = S

Si pe más ele es ese y la pe es la paz
y la ele, evidente , qué si no libertad,
es la ese sin duda, no hay que ser muy sagaz,
al conflicto político solución de verdad.

Si pe más ele es ese y la pe es la piedad
y la ele, pues claro, el largar voluntad,
es la ese seguro, preguntad al abad,
sanación de la herida, la salud, sanidad.

Si pe más ele es ese y la pe es perdonad
y la ele es el fruto de este grito ¡luchad!,
es la ese de santos, de emanar santidad.

Más la pe si es la pe, pe prisión, cavilad,
y la ele es el límite de la Ley, la deidad,
es la ese siniestra en cualquier sociedad.

Despedida caribeña en el Mar de Groenlandia

Desde un témpano helado que se había partido
de una tierra, mil folios uno y otro seguido,
una foca del Ártico escuchaba el aullido
desangrado de un lobo de la mar malherido.

¿Por qué aúllas?, le dijo. ¿Por qué ese sufrido?
Hasta ahora jamás, nunca antes mi “oído”
ni siquiera de presa que al huir de un bandido
da gruñidos a copos lo había sentido.

Es por ti, por nosotros, dijo entre gemido
y gemido el lobezno y latido y latido,
por dos trozos de invierno que se han despedido.

Tú navegas en uno, ya te vas, ya te has ido
y es por eso querida, yo que era el querido
por lo cual lloro y lloro tu marchar sin olvido.

Lenguarada de fortuna

Una tela arácnida, una hilada sedera
que tejiera una artista con aguja de fiera
de la hoja a la rama de una acuosa higuera
a un moscón retenía y a una hormiga obrera.

Un buen día el alado al caer la hoguera
y ver cómo roncaba la veloz tejedera
susurró, ¡Antenada!, cabecea casera,
si me echas un cable, volverás a hormiguera.

¿Qué deseas? ¿Qué quieres? Me atenaza esta hilera
que la araña ya dijo como vibre, me muera,
saltaré de mi hamaca a catarte siquiera.

Descolgada entretanto la arañuela que oyera
la conjura ya iba a cumplir tal dijera
cuando un sapo lingual la atrapó a la primera.

viernes, 21 de noviembre de 2008

República tricolor sí, pero blanca, verde y roja

Al Estado y Gobierno, a los Jefes audaz
un rebelde a la cara les lanzó con piedad:
Liberal pero vasca y pacifica en paz
quiere ser la República de esa mi vasquedad.

Es deseo del pueblo, consultad y escuchad
lo que clama la gente, lo que quiere en verdad
para hoy y mañana, para su sociedad
en Industria, Comercio, Interior, Sanidad…

Pues la plebe, el vulgo, tal el joven de edad,
ha sin duda ninguna ni sospecha veraz
un espíritu claro, popular voluntad.

Y sin ella, ¡Político!, de faltar, ¡Majestad!,
la nación, la Vasconia negará facultad
a quien vede a la fuerza su poder, libertad.

Se vence en los Principios, se convence al final (o en el medio)

Si la causa abertzale, la patriota y entera,
observara hacia afuera y aprendiera manera
de Greenpeace y su lucha pacifista-guerrera,
la Vasconia, mi patria, no estaría en la higuera.

Si la causa abertzale ni en los sueños siquiera
se dejara llevar a una lid perdedera
y esposada de brazos detenida cayera,
la República Vasca llegaría ya a Bera…

Si la causa abertzale de la práctica hiciera
no violenta un ejemplo, mas al pie estuviera
peleando lo justo y le dieran madera,

el Estado Vascón, tal y como lo quiera
ese pueblo de hombres y mujeres de era,
Bidasoa abajo ya sería, me muera.

La ley de la selva puede con la selva de la ley

Un león con melena y una bella leona
a un cachorro con ojos de mirada bien mona
una tarde en el delta, cielo abierto sin lona
le explicaban tumbados de qué va la corona.

Estas garras se cuenta, dijo ella gruñona,
los rugidos de fiera, el mear en la zona,
y feroz dentadura y mirada matona,
son la fuerza que otorga a los reyes poltrona.

No lo creas, no obstante, es mentira faltona.
Bastan con unas hienas de manada ladrona,
la pisada de un búfalo, una astada cabrona,

unas nubes del Sáhara, una herida que encona,
barrizal que aprisiona o una mala persona
para dar con tu trono de reír a bufona.

La República de los grandes félidos unidos

Un león a un leopardo que había cazado
por la prole un ciervo le decía osado:
Si soy Rey, tú mi siervo, la sabana reinado,
esa presa, ese alce es Real, de mi agrado.

Además mi mandíbula, colmillar indomado,
¡Grande Gato!, bien sabes, si no date enterado,
de tus garras ha tiempo que no hanse cobrado
una pieza donada o un tributo forzado.

Es verdad, dijo el félido de pelón moteado,
mi familia ha hambre, da razón de no dado,
sin embargo, tu reino yo lo veo acabado.

Pues los tigres, jaguares y mi estirpe, ¡Leonado!,
que rendimos a solas vasallaje al primado,
zarpa a zarpa podemos dar un golpe de Estado.

jueves, 20 de noviembre de 2008

El Rey y el reo del Correo pitorreo

Si al mal Rey don Juan Carlos lo nombraba un tirano
y los vascos eligen Lehendakari y llano,
¿quién me dice por qué el Correo, el hispano
Rey escribe a lo grande, lehendakari a lo enano?

¿Es que acaso la sangre, la de azul en verano
entra con escribiente, entra con escribano
y la roja del pueblo, la de todo humano
ni vertida encuentra quién le eche una mano?

Si al mal Rey don Juan Carlos lo nombraba un villano
y los vascos eligen Lehendakari y plano,
¿quién me cuenta por qué, el Correo, el gitano

Rey escribe a lo enorme, lehendakari a lo vano?
¿Es que saben hacer con la erre un romano
y no ponen la ele, la de libre hermano?

Consultas con respuesta y respuestas sin consulta

Yo quisiera, ¡Jeltzales!, sin pecar de osado
ni sembrar la discordia ni atizar el enfado
consultar cómo es eso de lograr con agrado
la conquista de aquellos que te han conquistado.

Yo quisiera, ¡Jeltzales!, con respeto y cuidado
de no ser un engorro ni tampoco recado
consultar de qué va, sin poder, el pactado
con los mismos, los mismos que lo han quebrantado.

Yo quisiera, ¡Jeltzales!, de verdad y a lo honrado
consultar a qué frente puedes ir al luchado
si las armas no acatan lo que sea hablado.

Yo quisiera, ¡Jeltzales!, con latido emplumado
consultar a qué miedo, si perdido o ganado
el gobierno el pueblo seguirá arrodillado.

Transición sin transitividad

Un señor clandestino, luchador, de activismo
farfullaba entre dientes preso del nerviosismo:
Haya muerto o no Franco, muerto o no el Franquismo
es su herencia este muerto y este neo-Fascismo.

¿Transición! No me vengan…, fue aquello turismo,
quince días de fiesta, doce meses lo mismo,
olvidando en destino el mejor rupturismo
y trayendo de vuelta el peor reformismo.

El escrito a dedo, y no por populismo,
en la Carta anti-magna, sin votar monarquismo,
a favor de un reinante y de su Juancarlismo.

Eso es democracia, más lo es de estatismo,
sin pronuncie del pueblo, sin su voz legalismo
de opresión puro y duro. Y otra vez Centralismo.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Si hay X, no está en los Ex

Un político cura, Ignaciano de ser
yo doy fe, con permiso, que ha sentido a saber
que una cosa es ser líder y otra haber el poder
de un partido en las manos y el hacer, deshacer.

Legendario y libre de opinar, reprender
por decir lo que dice se lo quieren comer
alegando que daña, quién y su proteger,
a las siglas que ama por su causa de ayer.

Abogado de Patria se sabrá absolver
del acuse sin juicio y si llega a caer
otra mancha, moñigo en su fama y valer

Yo que soy un amigo del País, de Voltaire,
creo que compartido como no el parecer
libertad de expresión no se debe perder.

La gestión del bienestar y la política del bienser

Cuando yo me levanto con el ojo cerrado
y no veo en la pana mala espina, espinado,
aunque no huela a rosas, aunque apeste a GALado,
ya me entiendo qué pactan con el SOE de Estado.

¿Qué va a ser? ¡Capital!, refunfuño enfadado,
con la “izquierda” que a izquierda ha la izquierda, el soñado
y un partido jeltzale que a pesar del pinchado
de lo más toma al menos sin consulta el pagado.

Cuando yo me levanto con el ojo nublado
y no avisto en el frente pistolones de armado
aunque no huela a verde, aunque atufe a sangrado,

ya me pispo que acuerdan con serpiente y hachado.
Que se callen las bombas para ver si hay hablado
entre todos y llega ya la paz, ya el librado.

¡Padre mío!

Es mi padre perfecto y yo soy tan humano
que resulta imperfecto y me vuelve inhumano
cada vez que un descuido, un error, ni mediano
lo convierte en gigante cual Quijote insano.

Además, si no yerro, les diré el arcano,
como siempre ha su modo y ve pus do no hay grano
haga como lo haga por su humor de anciano
me censura sin causa, con razón de antemano.

Ayer por tonterías, boberías a mano,
hoy serán agudezas y mañana en vano
trataré de cambiarlo, sé ya yo que el afano

será inútil en tanto, pues igual que el hispano,
buscará en la nada, sacará tal villano
de los puños los palos, de chistera al enano.

martes, 18 de noviembre de 2008

La mano que mece la crisis ni en sueños la puede dormir

Qué egoísta Occidente que te olvidas de Oriente
al pensar en tu norte, descuidar sur poniente
y parlar de la crisis del primer mundo a gente
del segundo, tercero, cuarto, quinto y siguiente.

Ellos tragan el crack, no la gente pudiente
del Down Jones, el Nikkei o del Ibex corriente
que lo lee en la prensa y al sentir de repente
compasión se la acalla con de más, remanente.

Eso es ser solidario, eso es ser buena gente
unas días al año y hacer daño indecente
doce meses seguidos, ya se fue penitente

sin captar para nada, sin llevar a la mente
ni sentir en el pecho, ni notar en latiente
el quejido humano del penante o doliente.

De las manos al mano a mano

Por dos veces un padre que asistió al pelear
de sus hijos seguido dijo tras cavilar:
Hermanitos, qué os pasa, por qué andáis a rabiar,
tú con ojos morados y tú a punto el morar.

Y de mientras el “primo” sin chistar ni mistar
entretanto uno y otro no os podéis ni mirar
paso a paso se acerca y ya empieza a gustar
de la tarta un buen trozo, del pastel el saciar.

Aveniros, no ruego, y dejad de mirar
vuestro ombligo que el dulce se os podría acabar,
si el pariente goloso viene con familiar

muy merengue y dispuesto como estila a intentar
por las buenas o malas, de cajón, atrapar
la tartera enterita o la vela apagar.

PAZ

Si en la carta Española, que de Magna carece,
un artículo al menos tal que así nos hablase:
Todo pueblo ha derecho a vivir en sus trece
si es que así lo quisiese mayoría de base…
PAZ.

Si en la carta Española, que de Magna parece,
un renglón aunque sea, uno sólo apuntase:
Catalanes, Gallegos, cual los Vascos del pase
serán libres si el vulgo tal que así lo agradece…
PAZ.

Si en la carta Española, que de Magna ni crece,
en dos líneas bien dichas, sólo dos se nombrase:
Español no se nace, sea vos tal cual rece…
PAZ.

Si en la carta Española, que de Magna padece,
de una vez se escribiese: Soy neutral y habrase
por nación cada cual la que más le merece…
PAZ.

Si te mueres, me matas

Una amiga que tuve, una amiga sin velo
paseando me dijo: Yo no tengo consuelo,
el destino es destino, está el mío en el suelo,
en caer desde un cuarto piso para irme al cielo.

No te mueras, te ruego, yo le dije, que duelo,
que es oírlo y mis lágrimas van a dar al pañuelo
por la imagen de verme congelado cual hielo
sin sentir tus calores ni abrazado a tu anzuelo.

Es baldío, amigo, lo diré y harelo,
ya me pesa la vida, no me gusta ni un pelo
esperar a la malas todo el bien que yo anhelo.

No te mueras, mi alma, no te mueras, recelo
pase por tu cabeza el tomar nuevo vuelo
y yo caiga contigo a un atroz desconsuelo.

El cuento español de nunca acabar

Otra vez ha caído otro “jefe” de ETA
como al uso en Francia, aunque España la jeta
quiera una medalla que se roña cual veta
y nos diga la banda ya cerró la maleta.

Es mentira, sabida es ya esta historieta,
unos años hay hongos, otros hay poca seta
y es el monte tan vasto que a la par que a la meta
da cobijo al bandido, da cobijo a la treta.

¿Varapalo? Ya hubo. ¿Terminante? ¿Inquieta?
Si lo hace, ¿lo es? Además quien aprieta
es el mismo que dice cuidadín que es cometa.

Y así pasan los años siempre con la coleta,
el terror que está débil, que es su fin, que es su zeta,
pero ojo que ojo que nos niega y objeta.

El último que tire de la cadena

Una esposa al marido que vagaba perdido
a la hora de darle el llamado al nacido
mucho más que un nombre, Corazón o Latido,
somos todos, le dijo, mucho más apellido.

Descendencia ascendencia apareja seguido,
antes que padres, madres hijos somos debido
a la propia y al propio, somos un transferido
del donante al donado, eslabón precedido.

Y lo sea de oro o lo sea podrido
hay cadena, ¡Querido!, sin embargo, añadido,
es tan larga que nadie de do sabe ha venido.

Cual inútil romperla, pues en vos de corrido
hay argolla de sobra para hacer del fundido
de ese hierro grillete como el viejo podrido.

Frase poética

Los leones son leones aunque los lobos los llamen perros, pájaros, burros o camaleones... Ah, lo de que el león sea el rey de la selva... es discutible. Hay quienes creen que el rey es un...

Frase poética

Ni todo nombre conlleva ser, ni todo ser, nombre.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Sor Corazón de María y Sor María Adoración

De las monjas clarisas atesoro en mi fuero
dos recuerdos eternos, cada cual más sincero,
que mi musa ha mezclado con la tinta en tintero
para dar a mi pluma un poema de clero.

Uno, hago memoria, es deber ser certero,
es tener medio curso, ya podía entero,
a una madre de nombre Corazón, qué más quiero,
que por cada latido daba un par verdadero.

Es el otro otra sor, que Jesusa espero
donde mores, en cielo oigas por si me muero
que cargué con tú cuerpo, fui yo tú costalero

del convento a la fosa en el huerto trasero
cuando por el camino de ataúd un madero,
el de tapa y llave saltó, qué milagrero.

Psiqueza

Hoy he vuelto a San Juan, hoy he vuelto al penar
entre fauna y flora sin color ni brillar
pues ya había escapado por Oeste el solar
y mandaba la sombra sobre el rayo al par.

Las estrellas no estaban cual ni el disco lunar,
se habían tapado, hora de descansar,
con su manta de nubes que dejaban rodar
cielo abajo canicas con su son al chocar.

En montañas de pie aunque sin acostar
pues cantaban su nana desde el río a la mar
y caían rendidas ciudad, villa y hogar.

Y con ellas mi pluma que se fuera a llorar
con los ojos abiertos y en abrir y cerrar
reposaba esperando en la hoja el soñar.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Turista a la ida, returista a la vuelta

Hasta dar dieciocho, que mi vida fue vida,
al llegar el estivo mi familia unida
iba al este ibérico de turismo, revida
con la casa en la vaca, cual vacuna estampida.

En un SEAT y blanco, ciento vein…, se me olvida,
que lo mismo llegaba, que al llegar la subida
se cogía una pájara que el taller enseguida
le hacía el agosto, operaba en salida.

Benidorm, el destino, con su isla debida
y sus torres y alfiles en la orilla herida
tal que una tragaperras esperaba la ida.

Sin embargo, los dioses en aquella movida
Portaaviones de USA, Destructor a la egida,
eso es ser soberano cual el resto partida.

El futuro de un presente con pasado

Cuando estoy melancólico, casi al ras de caer
muchas veces me digo sin llegarlo a saber
que será de mí mismo, que será de mi ser
hoy en día poeta y político ayer.

Si de versos, quisiera un Homero en mí ver,
si político, sólo un Sabino creer,
si poeta político, esto está por hacer
y político bardo, quizás, más sin querer.

Sea aquello, eso, esto o lo otro prever
que esta voz que os habla, a cualquiera, cualquier,
quiere ser lo que sea, lo que sea ejercer

por el bien de Vasconia, su soñada mujer,
con palabras de fuego, con poemas de arder
y la lengua incendiaria y en los labios cocer.

El pasado de un presente con futuro

Cuando fui candidato, el noveno en la lista
del partido jeltzale en la villa ex carlista
de Durango por poco se nos fue de la vista
la mayor mayoría, la absoluta y pista.

Al dejar la política, hace poco, mas dista,
dos escaños perdimos, el medial peneuvista
en Euskadi, ¡Patriota!, mas qué pena, qué atrista
llevo desde entonces en mi alma de artista.

Pues ganar aunque cuesta y es pelín egoísta
quién no aprende bien fácil, sólo prueba a humanista
en el no humillar a quien pierda. ¡Malquista!

Más perder y el perder de quien fue “triunfalista”
no es tanteo, es calvario que aprendiz, ¡mi Hablista!,
lo aprendiza perdiendo, de aprender tal duelista.

Todo por la Lengua

Yo estudié en Durango medio curso, no es guasa,
entre monjas clarisas y Jesusa, de casa,
que enseñaba la música a los niños sin tasa
convenció a mi padre al decirle trasvasa.

A un buen centro a Guillermo donde enseñen con basa
el euskera y tome a la lengua del asa,
por ejemplo, a Euba, seis mil metros no pasa
de mi villa y se nota diferencia no escasa.

De este modo “once” años de mi vida, la rasa,
los pasé en una loma, a montaña no pasa,
aprendiendo en euskera todo, todo, ¡qué pasa!.

Menos lengua hispánica, y aún así va y fracasa
quien escribe en tanto, algo hay que malcasa,
casi en COU por vascuence volví yo con mi masa.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Un partido de té a té, del verde al negro

De pequeño estuve, si no evoco yo mal,
con seis, siete añicos, hecho ya un chaval
con mi aita y mi primo en partido inusual
donde juega el Athletic de Bilbao sin igual.

A un pasito de Arana, de Sabino, el vial,
en el gran San Mamés, dicen la Catedral,
mas no vimos leones en la hierba verdal
rojiblancos ni himno ni Herri Norte de usual.

Mucha había ikurriña, mas azul, roja y cal,
que portaban rapados con tirantes, botal
y a su lado turbantes, pocos, con dineral.

Pues jugaba Inglaterra que a Kuwait al final
por la mínima mínima, uno a cero y tal,
en la ronda primera del hispano mundial.

Un novel en la Asamblea de EAJ-PNV

Una vez a EAJ, una vez al partido
afiliado y en parte a mi ignore debido
me ocurrió cierto hecho, me ocurrió ocurrido
que tal como ocurriere se me ocurre seguido.

Convocado a asamblea yo novato vivido,
y llegado a los bajos del batzoki nutrido
y aprobada el acta cual el ruego corrido
cuando ya me marchaba sucedió el sucedido.

Y es que todos ya puestos allí en pie con sentido
entonaban el Gora y ta Gora sabido
que sin letra es el himno de la Euskadi, querido.

Más con ella y de Arana, de Sabino el leído,
y el Gora Euzkadi libre en alto rugido
no sabía acababa la reunión, el reunido.

Diez charlistas, un suspenso

En la Ikas de Euba, en Zornotza-Etxano,
aquel profe de euskera, aquel profe villano
de quien ya les hablaba enseñaba, ¡tirano!,
la gramática vasca cual se hacía lo hispano.

Pues en vez del anillo celofán puro y llano
que al cabo del día y de mano en mano
se pasaba en función de cazar castellano
en la boca de otro compañero humano.

De tal modo que aquél que llegado el “paisano”
a dar clase lo hubiera en poder tal pagano
medio punto de menos se ganaba a lo piano.

Yo recuerdo una vez que aprobado en mano
por hablar en erdera en recreo de enano
me bajó de mi bien hasta un cate malsano.

El alfa y omega de la apología del Capitalismo

Nadie niega en el mundo, bien el pobre lo sabe,
que un fantasma recorre tan veloz como el AVE
con la Europa la Tierra que hoy ignora lo grave
que será que al volante no esté Marx con su llave.

Hoy en día el espectro, hoy en día la clave,
capital ha de nombre, hasta el “ismo” le cabe,
y además osadía y además osa suave
a negar sus efectos de terreno deprave.

Viva el Libre Mercado aunque mate y se acabe
con la vida de GAIA y Pilatos se lave
en el Rojo o Negro o se tome un jarabe

dice este apólogo, gobernante sin ave
en el G no sé cuántos, dónde va, por conclave
y que siga girando y el siguiente que alabe.

El contramaestro de la EGB

Entre quinto y octavo de EGB andaría
cuando en Lauaxeta Ikastola ocurría
lo que yo en estos versos, lo que yo en poesía
con cariño les canto y una poca afonía.

El “maestro” de Euskera que de usual nos decía
a la mínima duda preguntad, gustaría
de sacaros de sombras, de poneros al día
no cumplió su palabra. De Vascón presumía.

Porque alzada mi mano tras vencer cobardía
y sacarme a encerado y explicar Teoría
al ver que yo seguía sin saber, no aprendía

se lanzaba a la práctica, el euskera diría
con la sangre… seguro y quién, quién lo sentía
era yo con sopapos, era yo, ¡qué ironía!

viernes, 14 de noviembre de 2008

Euskaldun… ¿nuevo envejecido o viejo rejuvenecido?

Lauaxeta Ikastola, ¿cuánto tiempo ha pasado
desde que en tus aulas aquel rubio dorado
escuchara una lengua y además en cantado
que jamás sus oídos la habían gozado?

Andaría en los cinco, si no ando errado,
cuando como en la “Ikas” lo primero el rezado
escuché el Gure Aita sin ni papa, empapado
del euskera y menos en bizkaiera hablado.

Al de una semana, ya cantaba pintado
aquel canto a voces, aquel canto orado
en un habla que nunca, nunca había palpado.

Desde entonces a hoy, el euskera ha cambiado
a una forma unida, al batua ideado,
sin embargo, aquel rezo sigue en mi inmutado.

A ciencia cierta, Ciencia Política

Con Arzalluz Jauna ya versé que aprobaba
yo la Ciencia Política, sin embargo esperaba
todo previo al examen porque cuando acababa
casi rezo a Sabino por si el txistu silbaba.

Si bien aunque en primero viví más que estudiaba,
no le tuve a Arana, mala hube la baba
de que justo aquello que yo no recordaba
en un par de preguntas, ¡por Vasconia!, indagaba.

De Platón a Rousseau y Locke, Hobbes… memoraba,
los autores de siempre fueron cual mi cachaba
y aunque todo el temario de eso mismo versaba

preguntó lo que nadie ni en el sueño soñaba,
no el autor, el teórico que el alumno pensaba,
sino, claro, el contexto en que aquél operaba.

Palabra de pirata pirateado

Si lo llego a saber diez minutos yo antes
de decir tal parejas, de decir tal amantes
sí, sí, sí a la política por los días restantes,
ni por medio Caribe ni tres mil en diamantes.

Si lo llego a saber diez minutos yo antes
de afiliarme al partido y de darle con guantes
mi salud, mi familia y además con desplantes,
ni por Cuba y Jamaica ni por doble en brillantes.

Si lo llego a saber diez minutos yo antes
de pasar a otro mundo, que no ven los andantes,
a sufrir por la Patria, a sufrir sin calmantes

ni jornal ni las gracias ni miradas purgantes
y además con desdenes y además abundantes,
ni por todas las islas ni tesoros restantes.

Ilota de una patria ilota

Son mis padres sin duda mucho más que EAJ,
pero como ellos creen, no están bien de la chota,
que el partido va antes, son devoto y devota,
sólo tengo a mi Foster, sólo tengo mascota.

Ya no gozo familia, o sí pero muy rota,
porque aunque yo quiero ser poeta y se nota
cada día a quién mi plumaza le vota,
debo ser un político, debo ser un patriota.

Y genial, si no fuera porque el coste y la cuota
de servir a la Patria es colgar en picota
al versista que llevo desde el aura a la bota.

Y además por la cara, pareciera de idiota
el pensar si mi verso a Vasconia denota
que yo mate al "aedo" para ser Patrio ilota.

Cuando todos los días son del Alderdi, menos el del Partido

Yo que soy de txapela y de puro de cuna
un jeltzale con sueños más allá de la luna
en un solo Alderdi, solo en uno, Eguna,
he parado hasta ahora sin sospecha ninguna.

¿La razón? Bien sencilla. La persona gatuna
que sirviendo yo en txosna, turno once a una
me mató al decirme qué demonios, qué tuna
en el día hacía del Partido comuna.

¡Tú dirás lo que hago? Larga, Boca vacuna,
te contesta en pregunta quien escribe en tribuna
estos versos catárticos de color aceituna.

¡Tú dirás lo que hago? Suelta, Lengua zorruna.
¿Trabajar por Vasconia, por amor, no fortuna
tanto tanto que irrita tu mirada perruna?

jueves, 13 de noviembre de 2008

Del juego al hecho va lo aprendido

Una barba muy sabia que empleaba al leer
unas gafas de cerca quiso hacerme entender
que primero es el juego, luego es aprender
y por último último por sí mismo hacer.

Juega, juega, decía, juega para aprender
cual aprende aprendiendo para hacer, rehacer
que lo hecho, operado desde ayer a por ver
sea digno de estima, sea estima de ser.

Yo jugar, jugueteo, jugador lo primer,
aprendiz lo segundo, dije, más al querer
operar lo aprendido se me opone el Poder.

El de España y laFrancia que me hacen saber
por las malas, peores que se van a oponer
a que a buenas, mejores de yo Euzkadi a valer.

Español por Ley, Vasco por Justicia

Un franquista sin facha y de facha fascista
a un Vascón que perdía por Vasconia la vista
le decía: ¡Rebelde!, va tu nombre a la lista
de los mal españoles en la España fascista.

No podrás, ¡por Euzkadi!, no podrás, ¡Falangista!,
convertirme en hispano o volverme hispanista,
antes marcho yo al monte, antes voy de activista
con mi pluma pacífica y papel peneuvista.

Pues no soy madrileño, pues no soy madridista,
que yo soy solo vasco, que yo solo vasquista,
quiera usted que de ETA, quiera usted terrorista.

No se empeñe, por tanto, ni lo intente desista
de mi lucha diaria de escritor, diarista
por librar a mi gente con palabras de artista.

P$O€

Un sociata de pelas y de más capital,
al revés no se estila, capital y social,
a mí, pobre patriota, me decía brutal:
Para Euzkadi la crisis, para mí dineral.

Sinvergüenza, le dije. ¿Sociaqué?, ¡Animal!
Tú de izquierdas no tienes más que a Iglesias, Rubial.
Y ni a estos en tanto guardan paz sepulcral
y hoy en día tenemos socialismo asocial.

Defensor de los ricos, casi cual patronal,
da la espalda al obrero, ya no es sindical
y aunque diga sentirse tricolor, federal

en el fondo, en la forma ni lo uno ni tal,
pues respalda al monarca, con el Clero es postal,
no le llega al zapato a don Pi i Margall.

Pobre y patriota a más no poder

Soy un pobre patriota, aunque ignoro qué más
si patriota que pobre o al revés, tú dirás,
mas si a mí me preguntan, yo diría, verás,
que he pobreza patriótica, patriotismo errarás.

De seguir tú la lógica y decir que al ras,
patriotismo de pobre u otra cosa quizás,
pues yo soy un Patriota y un Patriota además
con la pe de la Patria en bolsillo de as.

Luego no soy un mísero, miserable jamás,
ni tampoco misérrimo, miserioso o demás,
sufro por la miseria que tal como sabrás,

padecemos aquellos y aquellas que tras
un estado de vascos caminamos, seas
bienvenido, si vienes paso a paso detrás.

A ciencia cierta, Ciencia Poética

Yo que soy un sociólogo y poeta social
en el Deusto de cruces en el aula, en mural
ya tenía en primero profesor magistral
en la ciencia política y adalid nacional.

Sin embargo, inconsciente o quizás augural
ya me iba de pira, libertad juvenal
a buscar una práctica en el libro ideal
cuando en cuerpo y alma allí estaba tal cual.

Don Arzalluz, la magia, guardaespaldas y tal.
Una Euzkadi en pequeño. Una Euzkadi real.
Una Euzkadi entre Fichte y Mariana. ¡Total!

O cualquier otro clásico, que Xabier, ¡General!,
por escrito, con tinta, no de boca ni oral,
nos pasase en lecciones que aprobé al final.

La ausencia presente y la presencia ausente

Si yo fuera un poeta, no escritor en la hoguera
y al versar no quemara y al rimar no ardiera,
estaría, le juro, estaría, me muera,
estaría en la Feria, estaría ahí afuera.

Si la Feria del Libro… Vasco fuere o fuera
un volcán y la lava escritor con madera,
me vería, palabra, me vería doquiera,
me vería en la Feria, me vería siquiera.

Si yo fuera de carne, no un Cyrano de cera
y la Feria broncínea, no candela, caldera,
estaría en la Feria a cien grados y fuera.

Si yo fuera de hueso, no Romeo en la higuera
y la Feria dorada, no una tea, puchera,
estaría en la Feria hasta el punto en que hirviera.

Escritura + Literatura + Ideología = Poeta político

Un Patriota expatriado, una planta sin flor
al volver del exilio afirmó con humor:
Tú que escribes y escribes más que reza una sor
debes ser un político que ore más que un prior.

¡Desterrado!, tú yerras. ¡Trasplantado!, error.
Yo que hago política más que actúa un actor
y que llevo a Sabino en la pluma de autor
debo ser un poeta, debo ser trovador.

Un poeta político, trovador hacedor
con palabras y versos de un poema de amor,
con discursos y hechos del cambiar a mejor.

Ya lo sabe, ¡Exiliado!, yo de ser, por favor,
se lo digo al oído, se lo digo, ¡Oidor!,
debo ser escribiente, debo ser escritor.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

El arte con nota y el que connota

Al entrar en el metro con ligero rasgar
de las cuerdas me dijo cantautor singular:
No te quejes, ¡Artista!, si no da tu artizar
y tu arte no sirve más que para escuchar.

Te lo dice el Guitarras, un roquero de bar
que aprendió en la calle a tocar, retocar
el cordal de unas curvas, entendiendo al par
que es un arte la música como todos con zar.

Unos pocos deciden con el dedo pulgar
hacia arriba o abajo, los demás a callar,
cuáles son de mostrar, cuáles son de ocultar.

Vaya arte el arte sin latir, palpitar,
de decir este arte que no es a triunfar,
de decir este arte que lo es a la mar.

Uno, vario y la compañía solitaria o la soledad acompañada

Un asceta eremita que vivía en la Paz
le decía a otro que vivió en Libertad:
No te quedes tan sólo, traba, traba amistad
que no es buena amiga el sentir soledad.

Yo no sé, ¡Boliviano! yo no sé, la verdad,
dicen más vale choza que una mala ciudad,
aunque yo retirado ya sentí infinidad
y entre gente al contrario un vacío, oquedad.

Yo conmigo un mundo, con el mundo unidad,
solitario en familia, en familia orfandad,
al abrigo en mi cuerpo, tras aislar sociedad.

No sé pues, ¡mi Pacense!, qué es veraz, falsedad,
sólo sé que soy vario yo que soy entidad,
sólo sé que soy ente yo que soy cantidad.

Desde ayer al presente

Cuando yo ya me vaya, cuando yo ya me ausente
y de mí sólo queden estas letras sin ente,
por favor, lee despacio, por favor, lee paciente,
que ellas fueron mi vida, que ellas son mi presente.

Aquí estoy en palabras, en silencios, ausente,
unas veces en rimas, otras tantas cadente,
pero siempre, ¡escucha!, pero siempre, ¡Oyente!,
me mostré tal cual era, un poeta existente.

Que intentaba escribiendo, cual de cara de frente,
convencer a su pueblo, convencer a su gente
para hacer a las buenas la revuelta pendiente.

La del vasco y la vasca, esa lucha valiente
por la paz, libertades y la vida decente
que han negado a la Euzkadi desde ayer al presente.

La intensidad de la vida

Un gitano muy payo a un bardillo con sida
que buscaba en las dosis una musa leída
los poetas que arañan, dijo, y salen con vida
han más vidas que un gato que hasta siete anida.

Calla, Burro, ¿El Camello? dijo el mono enseguida.
¿En la tela de araña? Soy un perro en batida.
¿Dónde estás, Mala víbora? El veneno el que pida,
un abrazo de oso y hasta otra corrida.

Además en la vida, en la sida y vivida,
como con la futura, la que tenga venida,
lo vital no es el cuánto, más o menos crecida.

Pues un solo segundo, un latido ha cabida,
si se vive a fondo, si se vive a la ida,
a más vida que ciento, aunque pronto ha caída.

La fe es una sana locura

Al sermones y altares de una ermita en altura
tras llegar a la cima yo le dije: ¡Diablura!,
para hacer ciertas cosas o se es como un cura
o no hay Dios que las haga, no lo hay, ¡Criatura!

Bienhallado, ¡Cristiano!, contestó la cruz pura.
Quienes dan con el fruto tras tenaz peladura
han pasado un calvario, una prueba bien dura
semejante a la vida con sotana obscura.

No lo digo por eso, solté yo con albura,
por vivir rezo a rezo en callada clausura
a la luz de una vela y en la sombra figura.

Es la fe lo que creo, la esperanza futura
mucho más que cultura, mucho más que bravura
para obrar ciertos hechos tan vital cual locura.

Si el hombre puede ser lobo, puede el lobo ser…

Nadie quiso en mi vida, nadie quiso, qué error,
cuando era de versos, vocación trovador
que siguiera al destino, que buscara al lector
y poema a poema yo me hiciera escritor.

No querían mis padres, no quería mi amor,
ni mi cura de Deusto ni el partido, ¡Señor!,
por política pura yo que era un ardor
literario que fuera literato cantor.

Tú serás un político, me decían. ¡Dolor!.
Yo que no y que no, que eso es un horror
apuntaba en serio, remataba de humor.

Porque un hombre no puede, aunque sea un pastor,
conducir al rebaño a pastar al verdor,
si es que el lobo aúlla con colmillos en flor.

martes, 11 de noviembre de 2008

Un amor lleno de odio y al contrario

Un patriota que tuvo un amor, mil mujeres
le decía a otro que al revés, mil quereres…:
No me fío de ti, no me fío, qué quieres,
tal me amas me odias, tal me quieres malquieres.

A lo cual el oyente contestó: ¡Pareceres!
Te equivocas, ¡Amigo!, y errarás, si dijeres
pasará desde amante al obrar lo que infieres,
o al revés, desde el odio hasta donde bienquieres.

Pues quien quiere y no quiere no se va tal vinieres
de un estado a otro, es por sí lo que vieres,
todo el tiempo una lucha entre aquellos dos seres.

Ahora bien, si el amor ha razón que no eres
tú capaz de explicar, el odiar, tal oyeres,
ha una causa aprehensible que da cuenta de ayeres.

Patriota menos Partido = Partido menos Patriota

Si el partido del JEL, el rigente y regente,
además de autónomo, además de gerente
fuese pro aranista, fuese pro independiente,
yo sería un jeltzale sabiniano incipiente.

Si el partido del JEL, pragmatista y sirviente,
a la par que oportuno, a la par que influyente
fuese vasco-consciente, fuese vasco-insurgente,
yo sería un jeltzale sabiniano exigente.

Si el partido del JEL, el servil y obediente,
tal cual es de ambiguo, tal cual de ambivalente
fuese más obrador, fuese más exigente,

yo que soy un patriota, yo que soy escribiente
y que tiro con pluma a dar como un valiente
yo sería un jeltzale sabiniano presente.

Literatura sin frutos

Cuando voy por la calle rara vez, cosa escasa
y me digo a mi mismo y me digo a casa
en verdad se lo cuento, no me crea que es guasa
que yo voy al trabajo a escribirle a la masa.

Desde un cuarto que es fábrica y un PC que echa grasa
cada vez que tecleo, tecla a tecla va y pasa
que me quemo los dedos, la pantalla me abrasa,
del ratón salen chispas, de altavoz lo que asa.

Soy un ser explotado, sin seguro ni tasa,
que no ve jamás paga, ni siquiera la rasa
a pesar de dar todo, poner todo en la brasa.

¡Qué deshonra, Vasconia! ¡Es la infamia más crasa!
Llevar hasta la muerte, llevar hasta la lasa
a quien hizo de Euzkadi en su vida la basa.

Girando desde el Oeste no hay revolución posible

Desde el cielo el planeta se ve verde azulado
con su blanco de nubes y la piel de arenado,
mas pie en tierra le digo ¡Ojo! Pues bien mirado
deja ver lo sangrante, deja ver el sangrado.

CO dos a montones, el ozono ha bajado,
se deshielan los polos y la mar se ha elevado,
las especies peligran, el humano de osado
sin bajarse del burro ni entender el fregado.

No la crisis sin crítica, sino crítico, aguado
el futuro presente que a la vuelta, al lado
nos espera a la vista del destino tomado.

Cada vez somos más, más millones y el prado
cada vez que lo miro, cada vez que he ojeado
ha perdido una flor, ha cambiado de estado.

El que lo era entrecomillas y el que lo era y punto

Una boina Jeltzale, chiquitera y de grajo
a un carnet estrenado del Partido de cuajo
le soltó te afiliaste para verte en el tajo
y ganar unos euros en moneda o en fajo.

El novato patriota que empezaba de abajo
en su fuero dolido bien le dijo, ¡Carajo!,
yo no soy un patriota por lograr un trabajo,
por lograr un patriota yo trabajo a destajo.

¿Has oído, Jelista? ¡Te lo digo a lo majo!
Ni ha sido la plata ni tampoco el refajo
lo que a mí hasta Arana me condujo y me trajo.

Que se muera Vasconia, como España a lo bajo,
si no fue ver mi pueblo de raíz cabizbajo
la razón y la causa de mi estar en el ajo.

En vida por política político, en muerte por poética…

Cuando mires atrás, llegues hasta tu errado
de querer un político de un poeta tapado
y comprendas las puertas que egoísta has cerrado,
no me digas lo siento, te lo había avisado.

Cuando mires atrás, llegues hasta el pasado
y me leas los labios, entrelíneas de osado
que gritaban en versos soy poeta velado,
no me cuentes mil hojas, te lo había anunciado.

Con palabras, con gestos, con silencios, callado,
de una u otra manera, en escrito o hablado,
que yo era tan sólo un poeta acallado.

No me narres entonces una historia, inventado,
porque quien esto escribe ya te había expresado
que yo era tan sólo un poeta enterrado.

lunes, 10 de noviembre de 2008

De quienes donde están no son y donde son no están

Al cruzar un desierto en un par de camellos
una pluma le dijo al señor de alzacuellos:
Yo no soy del nosotros, ni tampoco del ellos
o de estos, de esos o esos otros, aquéllos.

Que yo soy de esos seres que no son, ¡Atropellos!,
y que pecho al aire como al viento cabellos
desde puntos lejanos, orbitar por afelios
ponen rumbo a Vasconia hasta ver perihelios.

Esa es toda mi fe, esos mis evangelios,
dar un saco de arena, unas notas, los sellos
y gozar con mi pueblo y sus libres destellos.

Por lo tanto, si reza cuando esté en los sepelios,
por favor, del yacente le echó diga desuellos
por librar a los vascos y de estados plebeyos.

Del patriotismo partidista al partidismo patriótico

¡Qué tristeza de Patria! Qué tristeza severa
es sentirse un patriota, no encontrar a tu vera
un partido patriótico, un partido que quiera
liberar a su Pueblo más que a sigla cualquiera.

No a la EA, Aralar, EAJ o quien fuera
la Izquierda Abertzale, la legal, la que era,
sino al vasco y la vasca, a esa gente que viera
yo tan libre antaño como presa doquiera.

¡Que tristeza de Patria! Qué tristeza trapera
es ser, ser un patriota, no avistar ahí afuera
un partido que todo por Vasconia lo diera.

Pues los hay partidarios, más yo hago bandera
por aquél que sin miedo para sí se dijera
lo primero Euzkadi o si no que me muera.

Tras los remeros salta el capitán

Un etarra en la infancia, abertzale perdido,
a un buen preso político le soltaba dolido:
Sea viejo o joven, interesa a un partido,
aunque caiga el líder, mantenerse erguido.

Un partido es su base, lo gentil adherido
tanto o más que su rostro más herido, zaherido,
sin embargo, sin este, sin el más aguerrido
no es Partido Partido el partido Partido.

Y al revés, sin aquélla, sin la masa y su ruido
no es el líder el Líder, es un líder fingido,
liderazgo no es liderar sin sonido.

Y aunque pueda haber ascendido ascendido,
Líder sólo hay uno, el que sube seguido
de que suba el pueblo a su puesto debido.

Una nube fresal sin lluvia de chispas...

Un jeltzale de izquierdas, un jeltzale sociata
a un sociata de diestras le decía con lata:
Si yo pongo las fresas y usted pone la nata,
a este postre le falta cual a mesa una pata.

Además aunque guste o ya sepa a la rata
que soplemos las velas y digamos patata
este plato en verdad, en verdad ha la errata
de engordar tal cual mata, de matar tal remata.

Puede ser, rebatió el siniestro con plata,
que no tenga bengalas ni barquillos batata
este dulce, ¡Salado!, con sabor a piñata.

No le amargue, no obstante, un bocado pirata,
que ya dice el refrán de pastel si se trata,
quien reparte con arte es artista en prorrata.

domingo, 9 de noviembre de 2008

El hambre y las ganas de escribir

En la puerta de un templo de una chica ciudad
va y me dijo un mendigo con total santidad:
Deme usted, Gentilhombre, deme por caridad,
esas vueltas, lo suelto o un Feliz Navidad.

Yo le dije perdone, no eligió muy sagaz,
solo llevo estas letras, se lo digo en verdad,
mas si quiere un amigo, pongo a Dios, a Deidad
por testigo que tiene en mi pluma amistad.

Ya lo veo, ¡Poeta!, aunque he ceguedad,
van mis gracias de veras, vivo yo en soledad,
sin embargo, yo pido por pasar cortedad.

Repliqué, ya le entiendo, siento mi brusquedad,
mas entienda, no tengo, solo he en propiedad
estos versos, poemas y si quiere, hermandad.

Cuatro ojos no ven siempre más que dos

¿Qué están viendo tus ojos, qué están viendo los míos?,
cuando ante los cuatro hay templados dos ríos
y tu afirmas sin duda que van llenos y fríos
mientras yo que calientes y casi tal vacíos.

Eran aguas de otoño, primavera, de estíos,
ni ardorosas ni heladas, de entretiempos tardíos
y te saben a invierno, a torrentes con bríos
las que a mi veraniegas, con niveles bajíos.

¿Qué están viendo tus ojos, qué están viendo los míos?,
cuando ante los cuatro sólo había judíos
y tú dices que hispanos y yo vascos gentíos.

Eran dos israelitas y al mirar vaya líos
se te han hecho en el iris, se me han hecho mis píos
que españoles y vascos juran ver do impíos.

Cuando pierda el huevo, no el fuero, le echará cojones

En la iglesia del pueblo Jesuita sagaz
a los fieles decía escuchad, escuchad,
la razón de que un pueblo esté alerto, sin paz
debe estar en la ausencia, en faltar libertad.

Se hace libre el esclavo, esta es la verdad,
mas es falsa en el vasco, pues veréis, es veraz,
que serán ellos libres al perder facultad,
el poder y gobierne español con maldad.

Al vascón no le vale para hacerse el audaz
la opresión, tiranía, el sentirse incapaz,
se consuela rigiendo su vascona ciudad.

Cuando pierda el control de su chica heredad
y le manden de fuera y de dentro, yo abad
os lo digo, entonces lucharéis y luchad.

Diálogo amoroso

A mi chica en los trece y después mi mujer
entremedias le dije, una noche, doquier:
Piensa en mí cuando pienses, cree en mí al creer,
tenme amor, si me amas, si me quieres, querer.

Eres mi pensamiento, mi creencia sin ver,
oye estos latidos, del primero al postrer,
que son tuyos mi amada, eran vuestros ya ayer
y mañana y pasado… para vos van a ser.

Dijo ella, ¡Precioso!, para mí o cualquier,
lo que dices y sientes, lo que haces nacer
en mi alma, el cariño, lo debías saber,

hacia vos para siempre, hacia vos mi prender
unas llamas por dentro, corazón de arder,
que verás encendido hasta ver mi yacer.

De su boca a mi oído, de la mía al suyo

Dónde estabas, Cariño? ¿Dónde estabas, Amor?
Te busqué en el ocaso, te busqué en el albor
y otra vez como siempre, ¡Hola Amiga de autor!,
me has pillado en el tajo, aquí está el escritor.

¿Dónde estabas, Tesoro? ¿Dónde, Soplo a Babor?
Frío frío oía, yo no entraba en calor
y apareces al uso, ¡Hola Apunte de honor!,
cuando estoy pluma en mano, aquí está el trovador.

¿Dónde estabas, Susurro? ¿Dónde, Esbozo a estribor?
Yo no daba contigo y me das tal dador
cuando estoy que escrituro, aquí está el redactor.

¿Dónde estabas, Sirena? ¿Dónde Musa, do Flor?
Me sentía muy sólo, no te vayas, ¡Señor!,
que contigo estoy bueno y sin ti ya peor.

Locura con cabeza, locura con razón

Qué desdicha la mía, qué desdicha sin cura
el caer poco a poco, el caer, qué tortura,
cual la niebla hasta el valle o al revés, hasta altura
en el pozo insano de la triste locura.

Del que bebo a veces cual de fuente agua pura
un fervor, una ira, un perder la mesura,
sin lograr ni poder evitar la impostura
que domina mi cuerpo, la peor dictadura.

Qué desdicha la mía, qué desdicha sin cura
el pensar que estoy loco, el creer diablura
y neurona a neurona malgastar la cordura.

Que me queda, la poca, o la mucha, que dura
verdad como el aloque y verdad de hondura
es que el cuerdo se aloca, es que el loco recura.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Vocablos, vocablos, vocablos

¡Oh palabras, palabras! ¡Oh palabras de hablar!
No contáis lo que cuento, no contáis mi contar,
habláis más de la cuenta, no contáis mi callar,
o calláis mi palabra, la palabra acallar.

¡Oh palabras, palabras! ¡Oh palabras de hablar!
Sois redondas, sois llanas, de acortar, estirar,
tan agudas cual graves, de sonar, asonar,
es pecar no libraros, no un pecado librar.

¡Oh palabras, palabras! ¡Oh palabras de hablar!
Os he visto en dibujos, en cualquiera lugar,
tal enigmas a veces, otras un descifrar.

¡Oh palabras, palabras! ¡Oh palabras de hablar!
Qué grandiosas y diosas, qué presencia, qué estar,
en la punta en esencia, cuando no en el errar.

Alcoholadas

La verdad, la verdad, la verdad es mentira,
la mentira, mentira, la mentira es verdad,
la verdad mentirosa es mentira con ira,
la mentira veraz, irascible veraz.

El vivir, el vivir, el vivir es expira,
expirar, expirar, expirar es vivaz,
lo vivaz, lo vivaz, lo vivaz es suspira,
suspirar, suspirar, suspirar es sagaz.

El amor, el amor, el amor es un tira,
el odiar, el odiar, el odiar es maldad,
la maldad, la maldad, la maldad es aíra.

El airar, el airar, el airar es ruindad,
lo ruin, lo ruin, lo ruin es conspira,
conspirar, conspirar, conspirar es audaz.

El conocimiento del corazón

En el Deusto ignaciano, el de a ras de la ría
con reflejos platinos y traineras de día
empecé yo Derecho, la del Filo en Sofía
y acabé licenciado cual un socio en Logía.

Aprendí Biblia y Biblia, lo que más Teoría,
confesé con un padre, ¡qué dolor, Madre mía!,
yo soy yo y… le dije y gocé, ¡qué alegría!,
de un Ortega de carne y vital poesía.

Vive, vive primero, qué razón que tenía,
filosofa después, mi maestro, mi guía,
gracias, gracias y gracias y me exculpe usía,

si olvidé despedirme, yo de usted no podría,
además entre amigos de cortés, cortesía
se perdona una nota de vivaz rebeldía.

Mi sueño partido

En mi tiempo político, cuando fui concejal
en Durango de EAJ y sufría por tal
me ocurrió en la asamblea peneuvista y local
la siguiente anécdota con principio y final.

Soberano en el foro levanté por casual
con la mano mi voz y opiné natural
que en la villa y su entorno durangués, comarcal
el partido era el líder por su hacer y moral.

Mientras tanto exponía una coz de asnal
que lanzaba un borrego sin igual, sin igual
por detrás tal calambre me acertó, ¡Amoral!.

Desde entonces no he vuelto, quede claro el causal,
a la casa de Arana, de Astarloa, ¡Cabal!,
y además el saludo me lo niegan, ¡Chaval!

viernes, 7 de noviembre de 2008

Lo razonable más lo sentimental

Un patriota en los fines, en los medios vulgar
a un Jeltzale de sueño, vaya Dios, fue a soltar:
¿Cuánto vales, muchacho? ¿Cuánto debo pagar?
¿Cien, doscientos, trescientos? Para ser yo tu zar.

De por vida y hagas a mi orden, mandar,
sin largar de tu boca, ni chistar, rechistar
lo que venga a mi gana, lo que pueda instar
de mañana, de tarde, cuando quiera gustar.

Lo diré, ¡Caradólar!, lo diré por gustar
la carita de guiri, pues te pienso viajar,
que pondrás cuando veas mi valor, mi actuar.

Cuando yazca mi pluma, dad mi arte a palpar.
La salud, ¡media vida!, media y media a gastar.
¿La familia, el amor? Imposible tasar.

La cuerda épica de un poeta en la lira

Cuando era político de la pluma al tintero
y escribía un poema y quizás (?) el primero
de Durango, su historia y leyendas con pero
estudiaba un máster en el Deusto del Clero.

Del gobierno y política y al llevarles mi esmero,
doble en versos que en rimas, el Colegio entero
a través de un segundo, subalterno sin fuero
me decía, Guillermo, un suspenso, un cero.

Aquí hacemos políticos, los mejores, de acero,
no poetas de pueblo, ¡Corazones de enero!,
unos hombres antárticos, de aguantar aguacero.

Mi poética épica de Durango postrero,
exclame es política, yo le dije la quiero,
es mi vida, mi polis o la salvo o me muero.

Sí sí, sí sí, sí sí, sino, sino, sino

Un jeltzale sin JEL, un jeltzale de grada
a la Patria hecha hombre como a un hombre patriada
se atrevió a decirle, puñalada de espada,
no eres tú del Partido, no eres tú de mi hornada.

Ojalá fuera cierto, ojalá, ¡Camarada!,
ojalá lo que dices, ojalá de pasada
fuera libre de hecho y por nada, por nada
de un Partido mi vida, de un partido mi amada.

Que el destino, ¡Amigo!, no se elige, es de hada
y la mía en sueños con varita dorada
ya me dijo, ¡Patriota!, cual si no, cual si agrada

entretanto Vasconia necesite de cada
con tu pluma tu voz queda aquí alistada
como arma de tinta, como tinta armada.

De metajeltzale: Vasconia

No sé cuándo sería que un jeltzale de bota
a un poeta de boca, a un poeta de nota
le decía escribe que esos versos, ¡Ilota!,
cuando mueras, mañana serán nuestros sin cuota.

Estas letras lo siento no son no de EAJ,
estas letras, escucha, no se haga el idiota,
diga quien se lo diga, se lo dice un Patriota,
son de Euzkadi, Vasconia y a callar, no se vota.

Que aunque fue mi partido el de Arana sin mota
escribí por mi pueblo, por lo tanto, anota,
estas letra lo siento no son no de EAJ.

Estas letras, atienda, estas letras, que agota,
oiga usted lo que oiga, oiga bien, palabrota,
son de Euzkadi, Vasconia, no son no de EAJ.

jueves, 6 de noviembre de 2008

¡Ay, Pueblo, si lo fuera!

Si yo fuera un líder, compartiera sus dones
y tuviera una cita con la urna, elecciones,
no me gasto un millón, no me gasto millones
en programas de mano ni cartel de histriones.

Ahorraría esos árboles y con pasta a montones
consultando a la gente por sus cosas, cuestiones
dejaría mi vida hasta ver las acciones
cómo suben al pueblo de favela a mansiones.

Si yo fuera un líder, compartiera sus dones
y estuviera en campaña por haber votaciones,
no me fundo un dólar, no me fundo billones

en salir en la tele o viajar en aviones.
Ahorraría energía, keroseno a porrones
para dar a la gente merecidas porciones.

Patrimonio de la Humanidad: El Poeta

Cuando todo el Estado anda tras un poeta
porque quiere callado a ese ser que le inquieta
por su voz al reinado de la España alcahueta,
es el malo el tinglado, no es el malo el plumeta.

Y por qué, ¡Mi adiestrado!, preguntó el asceta.
Porque hay voz de inspirado, porque hay voz de profeta
que acallada, acallado, sin salir de cuarteta
el que pierde augurado, el que pierde… el Planeta.

Cuando todo el Estado anda tras un poeta
porque quiere sellado el cantar o en cuneta,
es el bueno el letrado, es el bueno el corneta.

Pues hay voz de osado, pues hay voz de aboceta
que aplacada, aplacado, sin brotar de libreta
el que pierde avisado, el que pierde… el Planeta.

Con los versos en la masa

La sartenes del bar a un asiduo escribiente
en voz baja le dijo, por si oía la gente,
Yo cocino con maña, con el mismo ingrediente,
más los platos me salen cada cual diferente.

Uno abre la boca, otro trae entre diente,
un tercero repite, el siguiente arrepiente
y no sé qué secreto, si la sal o simiente,
si la salsa o picante, ha la fórmula en mente.

Otro tanto me ocurre, dijo él de repente,
lo que a vos en fogones a mí cuando al oyente
le preparo los versos con el mismo cadente

y resultan poemas cada cual con su fuente.
Unos suenan a rayos, otros crean ambiente,
no hay tercero sin cuarto, aunque cuarto hay sin ente.

La pluma dice que se han perdido los papeles

¿Qué le pasa al Hombre? ¿Qué le ocurre al Planeta?
¿Qué le pasa al rico? ¿Qué le ocurre al pobreta?
¿Qué le pasa al Imperio? ¿Qué le ocurre a la jeta?
¿Qué, qué, qué a la musa? ¿Qué, qué, qué al poeta?

¿Qué le pasa, le ocurre, qué al petróleo, qué a seta?
¿Qué le pasa, le ocurre, qué a la yanqui peseta?
¿Qué le pasa, le ocurre, qué a la mina, qué a veta?
¿Qué, qué, qué a la musa? ¿Qué, qué, qué al poeta?

Lo que pasa es que ocurre, lo que ocurre es que… en neta
se le ha ido la pinza, está medio chaveta
el Obama de turno por jugar en ruleta

con la vida del mundo, con el agua y la dieta
sin fijar en la agenda, sin marcar en libreta
a la especie, al entorno como dice el poeta.

Pedir la mano sin negar la manita (O al revés)

Al bajar a la calle y llegar al rellano
un cartel en la acera pregonaba a lo llano:
Te requiere la Patria, te reclama un grano,
pide a gritos ayuda, dale, dale tu mano.

He seguido adelante hasta un barrio mundano,
de tabernas alegres y de hablar miliciano,
en que he visto de nuevo el pasquín de escribano
que decía, ¡Patriota!, dale, dale tu mano.

Al instante he pensado, qué razón ha mi hermano,
más escucha, ¡Familia!, el decir de este humano
que le clama a Vasconia dame, dame tu mano.

Yo también la requiero, yo también me la gano,
yo también pido a voces, yo soy ese paisano
que le clama a su amada dame, dame tu mano.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Si a, be, si be, a, si no a, si be, si no be, si a

Cuando estaba, no era, cuando era, no estabas,
si me iba, venías, si venía, marchabas,
al hablarte no oías y al oírte no hablabas,
te soñaba y dormías y al dormirme soñabas.

Cuando amé, no querías, cuando quise, no amabas,
si bajaba, subías, si subía, bajabas,
al llorarte reías y al reírte llorabas,
te pensaba y sentías, te sentía y pensabas.

Cuando di, no cogías, cuando no, no me dabas,
si narraba, leías, si leía, narrabas,
al cerrarme te abrías, si me abría, cerrabas.

Cuando helaba, ardías, cuando ardía, helabas,
si acababa, empezabas, si empezaba, acababas,
te miré y no veías, no veía y mirabas.

Lo siento

Yo lo siento de veras, yo te pido perdón,
mi Vasconia, mi patria y mi puebla y nación,
sin querer si algún día te causé aflicción
intentando a las buenas conseguir remisión.

Yo lo siento de veras, yo te pido perdón,
mi amadísima amiga, compañera y pasión,
si fallé algún día a entregarme a la acción
de escribir sin relojes, de cantarle al Vascón.

Yo lo siento de veras, yo te pido perdón,
queridísima madre cual hogar y bastión,
por no hallar soluciones, por no hallar salvación.

Yo lo siento de veras, yo te pido perdón,
la primera en mi alma, mi primera opción,
no merezco el castigo, por favor, compasión.

Dame y toma

Dame, dame tu esencia, dame, dame tu ser,
dame, dame tu alma, dame, dame el valer,
dame, dame tu cuerpo, dame, dame tu haber,
dame, dame tu vida, dame, dame, Mujer.

Toma, toma mi mano, toma, toma mi ver,
toma, toma mi lengua, toma, toma el lamer,
toma, toma mi hombro, toma, toma mi oler,
toma, toma mi vida, toma, toma, Mujer.

Dame, dame un “Te quiero”, toma, toma el placer,
dame, dame dulzores, toma, toma el querer,
dame, dame tu fuego, toma, toma el prender.

Dame, toma el tiempo, toma, dame el correr,
dame, toma el presente, toma, dame el ayer,
dame, toma el futuro, toma, dame el por ver.

De diez, ocho

Hombreriega una dama, mujeriego un señor
preguntáronme un día, no sin miga y sabor,
¿Cada cuatro latidos cuántos das de candor,
tú que dices que eres al querer el mejor?

Uno por mi familia, dije otro a mi amor,
por Euzkadi el tercero, por el mundo a mejor
es el cuarto y el quinto, es el quinto el traidor,
está lleno de odio, es un tic, un horror.

Que me coge, me atrapa, no me suelta y peor,
me convierte en otro, personaje de horror,
sin dulzor y amargado por la ira y rencor.

Cada cinco pulsares uno pues no es dador,
ni enamora, amordaza, desafina al cantor,
mas el otro cuarteto es de ser amador.

Amor lacrimal

De escribir todo el día, de escribir a la hermosa
jovencita que quiero, jovencita preciosa
tengo el culo cuadrado, la mirada borrosa,
cuello y codos con látigo, la cabeza una losa.

Es su nombre Vasconia, qué mujer más gloriosa,
desde siempre la quise, es ahora otra cosa,
es amor, es cariño, es ternura de osa
y dolor y lamento y la espina de rosa.

De escribir todo el día, de escribir a la honrosa
nacioncita que amo, nacioncita amorosa,
llevo el pecho gimiente, tengo el alma llorosa.

Es su nombre Vasconia, qué señora, qué esposa,
desde antaño la amo, mi palabra, mi prosa
va hacia ella pues es mucho más que una diosa.

martes, 4 de noviembre de 2008

El valor de lo valioso y lo valioso del valor

¿Tanto cuesta un saludo, hasta luego y adiós?
¿Tanto cuesta un beso, un mua mua ya son dos?
¿Tanto cuesta un abrazo, vos a nos, nos a vos?
¿Tanto cuesta un te quiero, desde ayer a la hoz?

¿Tanto tanto un saludo? ¿Que es un hola, no coz?
¿Tanto tanto un beso? ¿Que va y viene cual tos?
¿Tanto tanto un abrazo? ¿Que se pide cual sos?
¿Tanto tanto un “Te quiero”? ¿Que apareja más pros?

¿Tanto cuesta un guiñito, abro y cierro, por Dios?
¿Tanto cuesta una mano, cinco dedos si los…?
¿Tanto cuesta un “¡Amigo!” de uno, tres, cuatro yos?

¿Tan…tan… tanto un guiñito? ¿Cuando el ojo es la voz?
¿Tan… tan… tanto una mano? ¿Cuando has par de chapós?
¿Tan… tan… tanto un “¡Amigo!”? ¿Cuando no veintidós?

La paz interna

Unas armas rebeldes y rebeldes armados
a un osado de plumas, a una pluma de osados
tú que atacas, dijeron, escribiendo a Estados,
ya sabrás que nos tienen Francia, España encerrados.

Por supuesto, pues claro, vaya dos aliados,
sin embargo, ¡Gudaris!, combatientes sagrados,
me he encerrado en mí mismo, en penares pasados
y no puedo con ellos, ellos traen desagrados.

Te entendemos, ¡Sufriente!, le dijeron salados,
para ir a otros campos, para ir a otros prados
a plantar las batallas, no salir derrotados

los de uno en paz han de estar y calmados
porque quienes al frente se dirigen airados
sin la espalda a resguardo suelen ser derrotados.

De Tabira a Durango, de Durango a Tabira

Son Durango dos torres, es Durango una Cruz,
son Durango tres fuentes, es Durango una luz,
sin cigüeñas las altas, el aspón sin salud,
no dan agua fontanas ni esplendor tragaluz.

Son Durango dos ríos, el Mikeldi al trasluz,
es Durango un buen Arco, unas huellas de obús,
son Durango tres plazas, pabellón en quietud,
es Durango San Fausto, ¡Villanueva, Jesús!

Son Durango los montes, cordillera hacia el sud,
son Durango sus gentes, villanía y virtud,
son Durango sus aires de papel, ¡qué ataúd!

Es Durango su Casco con vejez de Talmud,
es Durango Tabira, es Tabira actitud,
actitud de extrarradio que no inclina testuz.

El espacio temporal y el tiempo espacial

Un artista en su época, de vanguardia e insurgente,
A despecho y dolido con desprecio a la gente
llegará le decía, llegará lo viniente
a decir esto es arte, estaré de yacente.

Que es el tiempo quién pone a cualquiera en su ambiente,
mas yo digo al revés, es el medio el pudiente,
no el transcurso, el espacio quien se lleva al viviente
a su siglo, al día, a la hora presente.

No me ignores, por tanto, no me ignores, Oyente,
que tal cual aquí estoy aquí paso fluyente
a decir esto es arte cual eterno ausente.

Aquí está, en palabras, en su forma latente,
aquí está, golpe a golpe, en su ritmo cadente,
aquí está, ¿tú lo ves como siempre… muriente?

Frase poética

Donde manda el barril... crudo crudo.

De Blog-Política y Políticomasters

Un poeta a diario, escritor diariero,
advertía en un verso a un buen blogger bloguero,
la política y punto lleve dos, lleve un cero
es política dura, no me ponga ni un pero.

Hoy en día cualquiera tiene un blog pasajero
o le escribe otra pluma o si es tan certero
con las letras, no entiendo, la verdad, soy sincero,
para qué quiere arena quién papel ha y tintero.

Un poema, ¡Poeta!, estás hecho y quiero
yo contarte un secreto que una tarde de enero
en un puerto de Euzkadi le escuchaba a un barquero.

Él decía quien pesca, ya besugo ya mero,
además de la caña y el anzuelo casero
a la mar lanza redes cual la soga el vaquero.

$O$

Un indiano vascón que nadaba en peseta
al volver de la América le contaba a su nieta,
no se elige quién manda ni domina el planeta,
el que manda elige, lo demás es la treta.

Además sea oscura o blancor la careta,
las derechas presidan o su diestra más jeta
es la mancha la negra, es el dólar la meta
y de nuevo al abismo, otra vez a la grieta.

¿Qué me soplas, Abuelo? ¿Qué me apuntas, Veleta?
¿Que el oeste es salvaje, que el poder es libreta
y que va en diligencia y que el resto en carreta?

Por ahí van los tiros, esa es la cuneta,
siempre pueden los mismos, no podemos, puñeta,
elegir al gobierno que es global de aquí a Creta.

lunes, 3 de noviembre de 2008

¿Te apuntas?

No entendía tu odio, no entendía tu humor,
no entendía tu nausea, no entendía tu ardor,
pero en cuanto he probado de tu rabia y dolor
no comprendo qué haces sin hacerte un actor.

Junto a mí, junto a otros, junto a todos mejor
y buscar hora a hora y buscar tal fautor
alejar el ocaso, acercar el albor
y vivir mediodía sin angustia y terror.

¿Qué me dices, Valiente? ¿Dónde está tu valor?
Lucha, lucha conmigo, lucha que es un honor
liberar a los nuestros, liberarles de horror.

Y de nuevo entre todos rehacer del error
un país desde abajo, la nación con amor
y un estado de vascos, un estado pastor.

San Juan de Momoitio

Cuando estoy deprimido, cuando estoy deprimente,
no me encuentro conmigo, no me hallo vigente,
suelo irme seguido, suelo ir a lo urgente
a San Juan de Momoitio a llorar sin oyente.

So la sombra de un árbol, junto a ermita y fuente
y Mugarra al ocaso y Udalaitz al saliente,
y a su vera el Amboto y Untzillaitz casi al frente
y en el fondo el Pol-Pol y el Gorbea imponente.

A los pies mi Durango, en lo alto el fulgente,
caseríos en medio y chalets de pudiente
entre olor aldeano y la brisa y corriente.

Allí escucho a los pájaros, allí siento a mi ente,
allí oro con fuerzas, allí ruego al Clemente
que me aclare el presente, que me alumbre el viniente.

Fuera, dentro y en cada cual

Un Jeltzale me dijo, yo recién afiliado,
te daré un consejo, de formado a iniciado,
que en política, ¡Amigo!, te será tan sagrado,
que tú mismo dirás Santo Dios lo ha clavado.

Del de fuera oirás, ahí adentro criado,
del de dentro, al contrario, ahí afuera hay hado,
más se listo y duda, pues sí buscas, ¡Amado!,
hallarás por ti mismo la verdad, lo buscado.

¡Pro-Sabino!, le dije, muchas gracias de honrado,
note usted, sin embargo, el matiz que ha olvidado,
no está dentro ni fuera sólo el mal enraizado.

Cada cual en sí mismo, en su esencia, en su estado
tal el cielo el infierno, cual bondad lo malvado
lleva, cosa es de tiempo conocer lado y lado.

Quería lo que quiero, quiero lo que quería

Yo quería un padre, no una herencia al final,
yo quería una madre, no su rostro con chal,
yo quería una hermana, no una sombra de tal,
yo quería a la otra, no un puñal y la sal.

Yo quería un amigo, no un traidor en grupal,
yo quería un “título”, no estudiar y la cal,
yo quería un partido, no un amago real,
yo quería un trabajo, no labor sin jornal.

Yo quería un libro, no una pluma in-oral,
yo quería una voz, no un papel sin vocal,
yo quería una obra, no un poema banal.

Yo quería un político, no una foto sin cual,
yo quería un poético, no un versar con umbral,
yo quería un artista, no artizar de postal.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Por mí literato, por ustedes...

Pude ser un piloto, pude ser pensador
o tal vez trompetista o quizás orador,
mas yo soy de poemas, es mi ser trovador,
de la nada hago versos, de los versos amor.

Pude ser un marino, pude ser escultor,
cuando no organista, cuando sí creador,
sin embargo, estilo, de ser soy un autor,
la palabra es mi amada, yo su fiel amador.

Pude ser un jinete, pude ser un actor
o si no violinista o en su caso editor,
mas te digo redacto, luego soy escritor.

Pude ser un ciclista, pude ser un pintor,
sin pensarlo flautista y pensado pastor,
mas lo niego, escribo, luego soy redactor.

Confesiones patrióticas

A un partido sin alma, mas con mucho poder,
que ha jugado conmigo y me ha echado a perder
llegas tarde le dije, nada puedes hacer,
me tuviste y perdiste, no me vas a tener.

Ni lo pienses siquiera, ya no quiero volver,
mi salud no te importa ni tampoco mi ser,
por lo tanto, no esperes, que me vayas a ver,
que no compra el dinero lo de amar y querer.

A mí debes ganarme, me podrás convencer
con razones sentidas y sentido saber,
mas jamás en la vida por forzar o imponer.

Porque no hay que más odie, soy vascón de nacer
y por nada tolero que me quieran prender
de sabido lo fácil que es lograrme atraer.

La música en la punta de la lengua

Con orquesta un poema quiero hacer musical
y decir con trompeta tararí garrafal,
tiroriro bien bien, tarariro mal mal,
tiroriro rebien, tarariro remal.

Con orquesta un poema quiero hacer orquestal
y decir con tambores rataplán como igual
un tantán, rataplán, rataplán y tal cual
rataplán, rataplán, es un par, es dual.

Con orquesta un poema quiero hacer recital
y decir con platillos cual campana oval
y chinchín y tilín y talán oriental.

Con orquesta un poema quiero hacer nocturnal
y decir con espadas un chischás de metal
y chischás y chischás, es un par, es vial.

Transmisiones hereditarias

Al diablo un diablillo con angélica voz
al cruzarse en la vida de nos dijo a vos,
no te vendo mi alma, con sus contras y pros,
hasta nunca, ¡Demontre!, hasta nunca y adiós.

Dónde vas, ¡Endiablado!, dónde vas tan veloz,
yo no vine a la compra, yo me vine feroz
a cobrar una deuda familiar que si os
ha legado un pariente, le tendría chapós.

¿Heredar esta herencia? ¡Qué me dice, por Dios!
Testamento de Judas que se vaya a la hoz,
de mis actos respondo, de los otros yoyós.

De eso nada, Heredero, no me venga con coz,
lo vendido se cobra y ni Dios, semidiós
se ha librado hasta ahora, aunque suene atroz.

No sé nada

El bufón de la corte, la sonrisa pagada
a la dama del rey apuntó de pasada,
por encima del Pueblo, Majestad, no sé nada,
es su voz la que manda, lo demás su criada.

Yo que escucho a la gente popular y negada
y frecuento sus penas, soy de clase olvidada,
se lo digo con gracia, reinecita, de nada,
por encima del Pueblo, Majestad, no sé nada.

No ves tú mi corona, dijo ella enfadada,
defendida por picas y la cruz enclavada,
una más, ¡Comodín!, y verá Jesusada.

¿No se ríe, Consorte? ¿A riadas, riadas?
Sólo dije con chispa, tal vez vengan mal dadas,
por encima del Pueblo, Majestad, no sé nada.

sábado, 1 de noviembre de 2008

¡Te amo, Renacuajo!

Yo que soy tío tuyo, yo que soy tu padrino,
queridísimo Ander Ansorena divino,
te redacto estos versos por contarte a lo fino
una cosa que ignoras, que te cuento con tino.

Ocurrió cierto día que yo iba, te afino,
del teclado a la mesa de cocina cansino,
cuando ya en el marco va y sorpresa me vino
con los brazos abiertos mi sobrino en camino.

Me agarraste las piernas, me miraste felino,
parecías un ángel que enviara el destino,
para dar a mi vida otra luz, otro sino.

Y es que es verte y uno por muy triste, anodino
que se encuentre al segundo, cosa santa, de trino,
resucita, revive, cual con aire el molino.