jueves, 31 de diciembre de 2009

Sernuestro poético

Ser que estás en los cosmos y no tienes contrario
seas uno en sí mismo, seas par, seas vario
nos te damos las gracias por feliz planetario
y la vida…, la vida no ha igual, ¡lo primario!

Ser que estás en quienquiera noche y día, a diario
y que obras milagros naturales, ¡palmario!
nos rogamos que sigas libre, nunca gregario
y que ayudes a vivos que padecen calvario.

Ser que estás donde sea y que dejas muestrario
de tu esencia en todo y de modo plenario
nos pedimos nos muestres la verdad y falsario.

Ser que estás y gobiernas masa, espacio y horario…
con tu fuerza, energía cual el hado emisario
nos gloriamos contigo, ¡aleluya honorario!

Corto poético

Bajo un cielo con nubes como esponjas marinas
y so bella película de olas, ondas salinas,
en el fondo oceánico junto a arenas y chinas
mil montañas había y otras mil coralinas.

Un tesoro de roca y sin fin cartulinas
de color y de formas casi cual plastilinas
que corrientes, mareas y otras fuerzas vecinas
agua va y agua viene esculpían divinas.

Donde estrellas y yeguas de mar, vivas sardinas,
suaves ovnis acuáticos, ¡las medusas!, lubinas
y un gran banco jugaban a no ser solo espinas…

Sin prestar atención a doradas, platinas
moneditas y joyas de irisar cristalinas
que albergaba un cofre de verdín entre ruinas.

Metaforismos

Son las camas los úteros de los sueños dormidos,
son los libros talleres de ideales queridos,
son las obras modelos para bien o fallidos,
son los viajes maestros para el lego y leídos.

Son las penas los nidos de lecciones y olvidos,
son los besos las flores que arrebatan sentidos,
son las lágrimas cursos de alegría o sufridos,
son los gestos hablares que se dicen sin ruidos.

Son las horas los trenes de placer o perdidos,
son los días los barcos que van, vienen seguidos,
son las noches los puertos de descansos debidos.

Son las muertes espadas que horadaran latidos,
son los males recuerdos de que hay puntos, ¿seguidos?,
son los vivos los lobos que no escuchan aullidos.

Malo y peor

Malo es pena venida, peor quede sin ida,
malo el daño sufrido, peor sal en la herida,
malo el cuerpo molido, peor alma partida,
malo vida sin ser, peor ser sin la vida.

Malo amor imposible, peor fobia cumplida,
malo esclavo con jockey, peor amo sin brida,
malo justo en la cárcel, peor suelta bandida,
malo vil entronado, peor bueno en caída.

Malo es preso en palacio, peor libre en guarida,
malo guerra sin causa, peor paz incumplida,
malo Estado fallido, peor patria impedida.

Malo cielo perdido, peor pira debida,
malo tierra quemada, peor chispa encendida,
malo todo hecho aguas, peor nada fluida.

El espejo y la reflexión

Pues mi casa es Vasconia, pues mi techo es vascón
lo que pase en ella pasará en la nación
y pues pasa que ha entrado por detrás, no portón,
el extraño y me acosa saque vos conclusión.

Pues mi casa es Euzkadi, pues mi nido de alción
con ramita de olivo en el pico, ¡razón!
y el foráneo me quiere no en el aire, en prisión
siga vos las premisas, saque vos la ilación.

Pues mi casa es la Patria, pues mi norte pasión
y el venido de fuera es furtivo, ¡un halcón!
siga vos hasta el fin, saque vos la inducción.

Pues mi casa es el Pueblo, pues mi vida de acción
defensiva y persigue para mí perdición
siga vos hasta el término, saque vos la lección.

Metábolas

Hay quien ama el odio, hay quien odia el amor,
hay quien duela la cura, hay quien cura el dolor,
hay quien honra a la muerte, hay quien mata el honor,
hay quien huele a podrido, hay quien pudre el olor.

Quien valora el desprecio, quien desprecia el valor,
quien adulza lo amargo, quien amarga el dulzor,
quien traiciona a los fieles, quien afiela al traidor,
quien peora al mejor, quien mejora al peor.

Quien le yerra a aprendiz, quien aprende de error,
quien censura las voces, quien vocea al censor,
quien aflora marchito, quien marchita la flor,

Quien agrede al querido, quien le quiere a agresor,
quien elige a opresores, quien oprime a elector,
quien invade al de enfrente, quien se enfrenta a invasor.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Autorretrato

No soy alto ni bajo, tengo el pelo trigueño,
unos ojos marinos, la mirada de ensueño,
una cara de humano, el semblante norteño,
boca, labios de amigo, generoso el ceño.

No soy guapo ni feo, tengo el cuerpo risueño,
unos brazos de abrazo, unas manos sin dueño,
las orejas atentas, el olfato de isleño,
cuello recto, de humilde y los hombros de empeño.

No soy joven ni viejo, tengo el alma de sueño,
un latido de mundo, corazón de andereño,
en el pecho a Vasconia, en la tripa el ingenio.

No soy rico ni pobre, tengo el ser de buen genio,
las ideas del libre, el valor lugareño,
vocación de poeta y el amor hogareño.

Fotografía poética

Mediodía en verano con el sol despejado
del hatajo de nubes que amenazan tronado
por el fondo y que un viento desde el monte fraguado
sobre un pueblo lacustre suavemente ha posado.

En la orilla un camping, el chalet adosado
a una casa de barcos y cabañas al lado
dejan ver las techumbres que ese cielo inspirado
gota a gota de plata cristalina ha pintado.

Por el muelle una cría con el pelo empapado
corre rauda al refugio y un cañero apostado
ante añeja baranda el anzuelo ha lanzado.

A las aguas creando un espacio ondulado
desde el centro a las órbitas que un travieso aniñado
con su piedra que salta cual la rana ha afectado.

Teatro poético

En el clímax del acto final, lleno hasta arriba
el salón con el drama, en escena con vida
poli malo y peor interrogan a viva
culatada a activista que resiste dolida.

¡Canta, pájaro, canta! ¿Dónde está la cautiva?
¿Dónde está el campamento? ¿Dónde para, do anida?
¡Donde reinan los libres, donde hay rama de oliva
en los picos y garras porque hay ave oprimida!

¡No nos toques los huevos! ¿Dónde? ¡Pía al escriba!
¡Donde leches va a ser, donde brota lucida
una flor de justicia, donde hay voz expresiva!

¡Te has subido a la parra! ¡Toma y toma en la herida!
¿Dónde di de una vez? ¡Donde muerto en nativa
sigo vivo pues sigue esta lucha debida!

Escultura Poética

Un conjunto escultórico hecho en mármol lucido
golpe a golpe a cincel y martillo entendido
que presenta el instante en que a un Rey malherido
por la flecha de un arco le degüella el silbido.

De una espada sangrienta con el filo pulido
que escindiendo al viento cual velero el fluido
un rebelde a los tronos, luchador convencido
por su pueblo esclavo valeroso ha blandido.

La corona que salta por el aire y bramido
a los pies de los guardias con el rostro dolido
entretanto la masa ha en el pecho el latido.

De ser libres por fin, como el puño esgrimido
a los cielos y un niño que parece Cupido
inocente no entiende el destino venido.

Cuadro Poético

Una noche de Luna llena, cielo estrellado
dibujando luciérnagas y un sendero bañado
de argentina en la mar, ese prado salado
con las olas cantando a la orilla su enfado.

La ancha playa desierta con el rostro florado
en las dunas y lágrimas escuchando ese fado
junto a un bote que aguarda en la arena acostado
a un pintor que le saque el color renovado.

A los lados la costa que escultor ha tallado
con el paso del tiempo y en lo alto olvidado
ante un árbol un faro de brillante pasado.

Y la casa de tez blanca, pelo azulado
y humo al viento en el límite con un niño asomado
al divino horizonte que parece encantado.

De liar

En la tienda del pueblo he comprado, en la esquina,
leve pluma de ámbar, azul tinta nativa,
vieja silla de roble, mesa antigua divina,
un reloj de agua dulce y unas hojas de escriba.

En la tienda del pueblo he comprado, a vecina,
buena carta celeste, mapamundi que gira,
calendario eterno, clara lupa latina,
cierta musa de viento y sonora una lira.

En la tienda del pueblo he comprado, ¡qué mina!,
diccionario de rimas, lamparilla de oliva,
molinillo, café y una taza marina.

En la tienda del pueblo he comprado, ¡qué ruina!,
cenicero de arcilla, pedernal para pira,
un tabaco profundo y el papel se adivina.

martes, 29 de diciembre de 2009

Escéptico por naturaleza

No le creo al jeltzale, no le creo a Aralar,
no le creo al pepero ni al sociata en postal,
no le creo a EA, no le creo a “ilegal”,
no le creo a UPyD ni al que quiera mandar.

No le creo al Deia, no le creo al dial,
no le creo al Correo ni al País de engañar,
no le creo al Mundo, no le creo a otro par,
no le creo a ABC ni al que quiera un canal.

No le creo al Monarca, no le creo al millar,
no le creo al Gobierno ni a la Iglesia estatal,
no le creo al Poder ni al que quiera ordenar.

No le creo al patrono, no le creo al marcial,
no le creo al Supremo ni a la Banca a ganar,
no les creo y punto, todos quieren caudal.

Otro mundo es amable

Este mundo, ¡evidente!, no está bien, anda mal,
unos viven cual reyes, otros viven fatal,
cuando somos humanos, hay que ser animal
y unos pocos presumen de tener capital.

Este mundo, ¡ciertísimo!, va a peor, abismal,
unos viven cual dioses, otros vida infernal,
cuando somos iguales, hay que ser desigual
y unos pocos ostentan el tener dineral.

Este mundo, ¡innegable!, no está en paz, garrafal,
unos viven de vicio, otros bajo el umbral,
cuando somos benignos y hay que ser inmoral.

Este mundo, ¡verídico!, va al revés, va dual,
unos viven del cuento, otros siempre al final,
cuando uno es amable porque es digno de tal.

De la musa al museo del mus

La política es todo, el político nada,
dos parejas la timba, afiliados la hinchada,
la partida un gran juego, el partido jugada,
buenas cartas los votos, pocos mala tirada.

La estrategia es ser zorro, estrategas manada,
barajar no ir de mano, repartir voz cerrada,
cortar bien tener potra, el dar mus la cantada,
el ambiente humo tenso, la tensión bocanada.

La alubilla es el medio, el objeto alubiada,
pasar señas un arte, el cazar espiada,
hacer trampas la regla, la excepción farolada.

La postura es envite, un buen órdago a cada,
a mayor soberanos, a pequeña de entrada,
a los pares qué menos, si no hay suma, a puntada.

Ser

Soy mundano, soy vida, soy un ser, soy un par,
soy humano, soy alma, soy un fin, soy final,
soy paisano, soy cuerpo, soy reír, soy llorar,
soy cristiano, soy fe, soy de Dios, soy moral.

Soy biensano, soy bueno, soy amigo, soy paz,
soy cercano, soy prójimo, soy amor, soy afán,
soy villano, soy pueblo, soy de todos, soy haz,
soy lozano, soy savia, soy natura, soy pan.

Soy enano, soy niño, soy feliz, soy jugar,
soy mediano, soy justo, soy pesar, soy igual,
soy anciano, soy sabio, soy consejo, soy dar.

Soy arcano, soy claro, soy razón, soy verdad,
soy resano, soy campo, soy metal, soy imán,
soy rellano, soy recto, soy mortal, soy vivaz.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Hormiguesco

Es la letra una hormiga, silabitas dos, tres,
las palabras ni cuento, oración más de diez,
todo un verso obreristas, la estrofilla ya ves
una reina poniendo huevo y huevo después.

Es el folio la tierra o es corteza en ciprés,
los puntitos, las comas… los pulgones con pes,
las preguntas la senda, exclamar ir con mies,
rastro químico, ¡claro!, la metáfora es.

Es el ritmo ir, venir, terremoto un ciempiés,
telaraña la forma, saltamontes los pies,
par de grillos el tono, la sorpresa entremés.

Es el canto cigarra, un buen barco la nuez,
una presa el sentido, dar mil vueltas porqués,
el poema hormiguero y morirse un revés.

Paradojismos verosímiles

Un mortal medio muerto, moribundo vital,
un enfermo sanísimo, saludable con mal,
un alegre apenado, afligido jovial,
un ilustre ignorante, iletrado cabal.

Un salvaje educado, superhombre animal,
un sureño del norte, hiperbóreo austral,
un honesto tramposo, picaresco moral,
un ateo divino, religioso infernal.

Un patriota traidor, desertor nacional,
un demócrata déspota, dictador liberal,
un monárquico súbdito, subyugado real.

Un mendigo lujoso, opulento frugal,
un guerrista civil, pacifista marcial,
un obrero patrono, un patrón sindical.

Pescador de dulzuras

Desde un pueblo en el valle por revuelto camino
hasta un lago hoy de barro como arena y alpino
un anciano de caña, pita, anzuelo y butrino
a diario subía con aliento cansino.

A evocar en el alma un pasado azulino
en que sueltos los cabos, con velamen latino
se arrojaba a las aguas cual si fuera un marino
confiando pescar con paciencia y buen tino.

Cuando un día vagaba por allí un peregrino
quien al verlo ensoñado recogiendo un espino
le llamó patrón mío, venga aquí, hacia el pino.

Que se embarca al segundo este hombre salino
como usted que resiste a un destino anodino
e imagina un presente ideal, mas divino.

Oximorones posibles

Un invierno de fuego, un verano helador,
un otoño florido, primavera sin flor,
un océano seco, aridez con vapor,
viento sur de la Antártida, boreal de calor.

Un ocaso radiante, un sombrío albor,
un mutismo sonoro, silencioso fragor,
un allende a un paso, cercanía ulterior,
infinito lacónico, sempiterno furor.

Un acero sin chicha, un papel con tenor,
un compacto ensanchado, inflexible tensor,
gravidez delicada, un sutil pesador.

Un deleite insufrible, un gustoso dolor,
un aroma antipático, seductor mal olor,
improbable manjar, un feliz sinsabor.

domingo, 27 de diciembre de 2009

La voluntad

Una tarde de otoño del invierno pasado
en un pueblo perdido todo el cielo ganado
ciertamente tenía entre hojas plantado
aquel ser de cartón mal escrito, no errado.

Que decía, buen hombre, pare usted a mi lado
a leer estas letras, no es un tiempo gastado
pues va en ellas mi vida, mala vida me ha dado
la fortuna que juro como hay Dios no he buscado.

Perdí pronto a mis padres, a mujer en estado
junto a un par de gemelos, otros dos me han quedado,
uno en silla de ruedas, el segundo cegado.

Me han tirado la casa, del trabajo pagado
y en la calle al aire libre vea he acabado
sin poder ofrecerles ni siquiera un bocado.

Cosas de fe

No doy fe a monarquías, no doy fe a soberanos,
no doy fe a versallescos, no doy fe a besamanos,
no doy fe a dictaduras, no doy fe a los tiranos,
no doy fe al alto mando, no doy fe a milicianos.

No doy fe a españolistas, no doy fe a castellanos,
no doy fe a Torquemadas, no doy fe a sus hermanos,
no doy fe a los periódicos, no doy fe a escribanos,
no doy fe a patronales, no doy fe a los “gitanos”.

Pues he fe en las Repúblicas para y por campechanos,
en las críticas justas, en los buenos paisanos
como en pueblos de libres y quizá en partisanos.

Pues he fe en las naciones cual en llanos cristianos,
en las plumas sin pelos, en qué mas, ciudadanos,
en la clase explotada y en iguales humanos.

Las lunas del ser

Cuántos ojos he visto, cuántos ojos, a pares,
ojos verdes cual campos, ojos garzos tal mares,
ojos grises de piedra, ojos pardos, lunares,
ojos negros, en luto, ojos áureos, solares.

Cuántos ojos he visto, cuántos ojos, dispares,
ojos malvas cual pétalos, ojos miel tal almiares,
ojos lilas de lirio, ojos pizca juglares,
ojos rojos, en sangre, ojos blancos, polares.

Cuántos ojos he visto, cuántos ojos, impares,
ojos puros a gotas, ojos turbios aguares,
ojos vivos en sueños, ojos ciegos en zares.

Cuántos ojos he visto, cuántos ojos, radares,
ojos dulces en casa, ojos ebrios en bares,
ojos libres los justos, ojos presos millares.

sábado, 26 de diciembre de 2009

Días de cristal

Días, días y días, días tiene la vida
en que el cielo está triste, no se ve la salida
del Sol, sólo sus lágrimas, seco lloro en caída
por levante, en poniente una luna partida.

Días, días y días, días tiene la brida
del vivir en que el mar retirado, de ida
deja al aire en la arena como un surco, una herida
que no borran las olas, la marea venida.

Días, días y días, días tiene la huida
del tic tac en que el tiempo ha la aguja dormida
y la tierra a lo triste gira y gira dolida.

Días, días y días, días tiene la habida
existencia en que el alma abrumada se olvida
del presente, al pasado o futuro va hundida.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Justo antes que el amén

Padre Nuestro, Ser, Sol, Luz, cual seas llamado,
cómo debe un humano ante vos humillado
que hacia el bien, la verdad y el amor ha orientado
la existencia actuar ante un mal descarado.

Padre Nuestro, un cristiano bestialmente tratado,
con los ojos en aguas, corazón abrumado
y mejillas en carne viva cómo es honrado
se comporte ante quien quiere verlo alterado.

Padre Nuestro, Aire, Agua, Pan, cual seas nombrado,
cómo debe un humano ante vos confesado
operar ante aquello que le tienta, es malvado.

Padre Nuestro, un cristiano que se ve maltratado
sin poder hacer nada por cambiar ese estado
cómo es justo que obre, qué es lo sano y dechado.

La mía a ser posible mejor

¿Qué existencia deseo? La que siempre he soñado,
liberado del todo, para nada amargado,
con justicia por norte, la verdad como estado
y un deber con el mundo y el humano olvidado.

¿Qué existencia deseo? La que siempre he buscado,
agarrado a la pluma, a palabra en labiado,
con futuro en el verso, sin poema en pasado
y un presente no escrito, por obrar, esbozado.

¿Qué existencia deseo? La que siempre he anhelado,
aferrado a principios, con el fin vislumbrado
de partir entre todos lo que a nadie le es dado.

¿Qué existencia deseo? La que siempre he albergado,
confiado a la dicha, resistiendo el penado
entre gente de bien y el amor a mi lado.

Mensaje de Su Santidad el Pueblo

Como vengas, foráneo, como vengas, oscuro
enemigo, a pasarte por el forro ese muro
de la casa materna y meternos un puro,
no te salva ni Dios, no te libras, lo juro.

Como vengas, extraño, como vengas, impuro
adversario, con ganas de pelea, a lo duro
a romper nuestra paz y divino futuro,
no te salva ni Dios, no te libras, seguro.

Cómo vengas, contrario, como vengas, perjuro
contrincante, a encerrarnos en un triste apuro,
no te salva ni Dios, no te libras, lo auguro.

Como vengas, opuesto, como vengas, maduro
de maldad, a buscar nuestra boca en cianuro,
no te salva ni Dios, no te libras, lo adjuro.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Por causa natural

¿Cómo quiero morir? Por el rayo alcanzado,
elevado a las nubes con un ojo ventado,
lapidado a granizo, por impacto dorado
de un fugaz meteoro, bajo un arco irisado.

¿Cómo quiero morir? En los polos helado,
atrapado en la lengua de un glaciar, enterrado
so corrida avalancha, en el golpe pescado
de las dunas del mar, sobre un curso espumado.

¿Cómo quiero morir? Por la lava abrasado,
despeñado en temblores de la tierra, tragado
por las olas de arena, bajo un Sol eclipsado.

¿Cómo quiero morir? En las hojas plantado,
reposado en las líneas de unas palmas, llevado
al color de luceros, sobre un son palpitado.

Reflexiones bismarckianas (VI)

El señor de la idea de la unión alemana,
mas sin Austria, Otto Bismarck, que acertó en la diana
en que no es la política una ciencia humana,
sino un arte, olvidaba otra cosa cercana.

Lo contrario, que el arte en la tierra mundana
si no todo, bastante es política llana
porque bien lo desee el artista o por vana
mano público-oculta que así va y lo desgrana.

Al revés que aquél que en ser grano se afana,
a favor del poder o a la contra, esa plana
palma, dé fruto o quite, deja paja, sin lana.

A la oveja rebelde y a la afín toda cana,
pues el arte que crea otro mundo y mañana
pone en guardia a quien manda el actual con la nana.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Reflexiones bismarckianas (V)

Ese hombre de Estado que fue el Bismarck prusiano,
que afirmaba ni es ciencia ni es exacta, ¡al grano!,
la política, dijo que el orante, ¡en cristiano!,
bueno debe haber algo de escritor de antemano.

Y que no ha de tomar la verdad en el plano
matemático, ¡y cierto!, la certeza al lejano
puede no parecerle cual parece al cercano
y es mejor compartida en el hecho humano.

Ahora bien, quien escribe cual quien órale al llano
aunque aspire a ganar, convencer al mundano
mucha veces no va más allá del paisano.

Con razones, y otras cual Zenón al tirano
por el bien democrático, ¡realismo hay malsano!,
falsifica a sabiendas, ¡fingimiento hay sano!

Reflexiones bismarckianas (IV)

Bismarck, quien con las leyes dijo, ¡cuánta razón!,
como con las salchichas pasa pues es mejor
no ver cómo se hacen, firmó igual, no peor,
que el político piensa en siguiente elección.

Y estadista más lejos, al hacer proyección
a futuro, a la prole venidera, es actor
de otro tiempo, no actúa por ganar votación
pues su fruto es de allende cual de aquende labor.

Y está bien que a largo plazo haya acción,
pero mal si hipoteca al siguiente autor
sus opciones, tomar superior decisión.

Pues común es limiten con el hoy posterior
era, como al revés y viniente ocasión,
luego acierte o la pifie tenga el pueblo el honor.

Reflexiones bismarckianas (III)

Otto Bismarck gustaba de afirmar en su prédica
que el deber del político, ¡oiga España la ibérica!,
no es vengar lo mal hecho o una acción que es maléfica,
sino hacer que no vuelva a ocurrir, ¡esto es ética!

Verdadera y nota justa, bella y benéfica
pues el ojo por ojo cosa es antiestética,
no es lo justo, justicia, aunque suene a polémica,
es pagar mal con bienes para el pueblo, ¡es médica!

Saludable y allende corregir forma herética
y operada va al fondo de la causa genética
para hacer que no pase otra vez, ¡no es cosmética!

Más incluso, es lograr lo contrario, es angélica,
no tan solo que el malo no haga el mal, ¡es la réplica!,
que obre el bien y que el bueno no obre el mal, obra tétrica.

Reflexiones bismarckianas (II)

Quien decía no es ciencia, hay un arte en política,
el von Bismarck, un genio de esa cosa artística
consejaba cuidarse de quien ve solo en crítica
o en el ruido desorden y la paz en la mímica.

O el silencio, y es nota verdadera y verídica
que en la lidia y la guerra, ¡que no es buena, es fatídica!,
haya causa, justicia, y al revés, que “pacífica”
situación sea injusta, no haya causa, haya cínica.

Fuerza que la mantiene, sea pues impolítica
circunstancia y motivo de dejarse de lírica
y pasar a la acción libradora y salvífica.

Sin embargo, aunque exista guerra justa, jurídica,
si la paz que acarrea es injusta, sin química
deja entonces de serlo, se convierte en incívica.

Reflexiones bismarckianas (I)

El actual Premio Nobel de la Paz, el Obama
recibiendo el distingo comentó tal si nada
que hay contienda que es justa, ¡como santa! ¡qué drama!,
y que al mal, que a los Hitlers no se para con nana.

Puede ser, pero a Adolfos se les crea e inflama
si les cargan la causa de gran guerra mundana,
si les roban colonias, si les hacen la cama
con Versalles y achican su nación, la germana…

Y parejo pensaba Bismarck cuando proclama
que a una fuerza invasora en frontera, aduana
no detiene un discurso elocuente, ¡soflama!

Puede ser, mas la clave es quién pudre manzana
para ver si hay justicia tras el árbol y rama
pues la paz o es justa o no es, es malsana.

El artífice de la Unificación Alemana (IV)

De ese Bismarck con casco, el abrigo y la espada
como el perro, el ¡Tiran! citaré de pasada
su talante patriótico alemán más que nada
y las leyes de izquierda que hizo el diestro, ¡machada!

Pues vencida la Francia por el arma prusiana
y tomada la Alsacia y Lorena no es vana
intentona el tratar de volver alemana
a esa gente francesa, ¡cual al vasco la hispana!

Y al igual que este azote socialista que alzada
vio la ola izquierdista en su tierra germana
intentara pararla con la ley cual pegada.

Legislando el seguro de salud, ¡cosa humana!,
de accidente, de inválido, de vejez…, mas ferrada
mano siempre golpea más allá, va a diana.

El artífice de la Unificación Alemana (III)

Ya forjado a fuego el Imperio alemánico,
Canciller el von Bismarck y de Káiser monárquico
de la Prusia, Guillermo, aquél niega titánico
expansión colonial por el África, ¡táctico!

El que haciendo tres guerras trajo tiempo antipático,
“medio siglo” de “paz”, ¡paz armada!, ¡volcánico
fue el siguiente!, empero bien sabía el germánico
que un satélite es carga, ¡mas le pudo lo práctico!

En Ruanda, Burundi, Camerún, Togo…, ¡es trágico
todo Imperio!, un Imperio siempre es hecho dramático
porque a costa del débil se hace, ¡vea el hispánico!

Que no fue su deseo, pero en casa fue drástico
persiguiendo a la Iglesia y también al anárquico
y de izquierdas, ¡derechas tienen punto tiránico!

El artífice de la Unificación Alemana (II)

Suprimida la Cámara frankfurtiana, el de acero,
el von Bismarck tras ser de embajada primero
en la Rusia, de Prusia, y en la Francia postrero
es nombrado el Primer, el Ministro, en su fuero.

Quien aumenta el ejército como el Hitler guerrero
y con Austria a daneses arrebata a mortero
para sí Schelswig, Holstein para aquella, empero
derrotando al austríaco ganó ambas, ¡fullero!

Pues la Liga Alemana tras la paz queda a cero,
se disuelve y se forma la del Norte, ¡el tablero!,
con Guillermo de Jefe, Canciller él, ¡trampero!

Porque armando la guerra con la Francia el baviero
cual estados del sur se le unen sin pero
y la unión alemana es un hecho certero.

El artífice de la Unificación Alemana (I)

Otto Bismarck el año del Congreso vienés,
en el mil ochocientos quince en Schönhausen es
donde nace, en Göttingen cual Berlín ya después
cursó Leyes, político se haría, no juez.

En el Landtag prusiano, defensor como diez
del monarca y los nobles y se opuso, ¡pardiez!,
a la Cámara en Frankfurt democrática pues
no quería una unión alemana sin tez.

De una Patria de hierro, de una Prusia a la vez
que llevara las riendas, no quería, ¡ahí ves!,
la corona del pueblo, si por Dios y con fes.

Pues buscaba el segundo Reich, Imperio con res
en Berlín, en la estirpe Hohenzollern, ¿porqués?,
porque a sangre y acero se obra Estado o ¿está pez?

martes, 22 de diciembre de 2009

A cero

En el cráneo del mono, en el hombre primero
y en la piedra y el bronce y en el hierro y el cuero
y el papiro de Egipto y en el chino florero
he buscado el saber, no lo encuentro empero.

En Asiria, en astrónomo babilonio, en Homero
y en los foros de Roma y en el Cartago entero
y los Diez Mandamientos y en el Cristo en madero
he buscado el saber, solo hallo el pero.

En los Suevos y Alanos y en el Vándalo fiero
y en Mahoma y los Mayas y el Medievo postrero
he buscado el saber, me descubro que inquiero.

En la Vieja Europa, Nuevo Mundo y naviero
de vapor y en el tiempo de la luz y el acero
he buscado el saber, mas retorno a cero.

Soneto a Bach

Bach es Dios en la música, Bach el cielo en cantado,
Bach la Luna en las notas, Bach el brillo en sonado,
Bach el viento en el aire, Bach el arco irisado,
Bach la luz, Bach el halo, Bach la paz, Bach el hado.

Bach es Dios en la música, Bach el suelo encantado,
Bach la duna de lágrimas, Bach el grillo asonado,
Bach el tiento del musgo, Bach el charco agrisado,
Bach la cruz, Bach el palo, Bach la faz, Bach el prado.

Bach es Dios en la música, Bach el hielo en tonado,
Bach la ola en los sones, Bach el rayo en tronado,
Bach el mar, Bach el faro, Bach la sal, Bach el fado.

Bach es Dios en la música, Bach el vuelo entonado,
Bach la cola del piano, Bach el gallo entronado,
Bach el zar, Bach el claro, Bach la cal, Bach el grado.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Johann Sebastian Bach

En Turingia, en Eisenach de familia de artistas
musicales, el siglo diecisiete, ocho en vistas
el Señor de las notas que eclipsó a elitistas
vio la luz, templo y corte son los Medicis, ¡pistas!

De este Sol entre sacro y profano de alcistas
melodías, acordes contrapuntos, no aristas
que en cantatas y arias y pasiones provistas
de emoción llevó a Dios cual al fiel a coristas.

Y la música al cielo, el barroco a teclistas,
vario género al súmmum, más allá a organistas
y la gloria a las voces y la paz a solistas.

Quien no tuvo a su tiempo al compás, concertistas
posteriores le honraron, le honrarán futuristas
por alzar la armonía a unas cotas bienquistas.

El palacio de Odín

Ratisbona, hasta siempre, Ratisbona, me espera
la Vasconia, mi vela, Múnich, Dios lo que quiera
y el canal Rin, Danubio, Meno, toda la esfera
de este mundo si he tiempo, si no parte siquiera.

Ratisbona, hasta siempre, Ratisbona, ahí afuera
a unas millas he un lindo Partenón, hora muera,
que es un templo alemán, que es la Grecia por fuera,
el Valhalla que honra al ilustre que diera.

La Germania, a Copérnico cual al Kepler, lumbrera
de la música, a Bach, a Beethoven, a fiera
de la vida política, a von Bismarck, ¡la pera!

El Valhalla que en mitos de los nórdicos era
el Olimpo al que iba al morir la guerrera
y honorable persona, no un don nadie o cualquiera.

El polifacético Galilei

Quien creía que el orbe en su ruedo y elíptico
torno al Sol producía las mareas, el cíclico
ir, venir de los mares, del depósito hídrico
por haber movimiento veloz-lento fue un físico.

Galileo el del péndulo isocrónico, el crítico
de a menor cuerda espacio recorrido más pírrico
y a mayor pues mayor fue también un balístico
de parábola y tiro al oeste-alba e hípico.

Galileo el filósofo natural como empírico
que veía en letras matemáticas, ¡místico!,
las razones primeras de este cosmos olímpico.

Galileo el rebelde sabio como científico
enfrentado a la ciencia y a la fe, el pacífico
obligado a abjurar de su ser tan verídico.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Patinó en la mar, atinó en el cielo

Censurado Copérnico y el sistema heliocéntrico,
no demuestra, no prueba Galileo al escéptico
“Torquemada” con flujo y reflujo, ¡académico!,
que la Tierra se mueve, que es el Astro lo céntrico.

Y el consejo de un hombre más de Dios que angélico
recibía, desecha defender lo herético
y formula ideas en un tono hipotético
y lo hacía en su libro dialógico-esférico.

Sobre el par de modelos antagónicos, bélico
el ambiente encontraba en la Roma que al tétrico
Tribunal lo mandaba a abjurar, ¿fue ergo ético?

El arresto en su casa, ¿fue tal vez evangélico
por faltarle razón, no la fe, ser enérgico
con aquél al que el tiempo declaró ser auténtico?

Galilei y el firmamento imperfecto

Galileo, el padre de la ciencia llamado
inventado anteojo, telescopio enfocado
a las cosas terrestres sin tener un dechado
lo reinventa y dirige a los cielos osado.

Do descubre un mundo, así nunca avistado,
que dejaba al cosmos tolemaico y centrado
en la Tierra helado como cuasi probado
el sistema heliocéntrico, a Copérnico honrado.

Porque allende observar en el Sol el manchado,
pico y cráter lunar, el Saturno anillado
y las lunas de Júpiter, algo más vio asombrado.

Que el modelo anterior, geocéntrico errado
no podía dar cuenta, que hay en Venus estado
de creciente, menguante, lleno, nuevo y lunado.

El sabio científico y revolucionario

Galilei, Galileo que naciera en Pisa
entre Brahe y Kepler, mil quinientos, ¡sin prisa!,
y sesenta y cuatro estudiaba en camisa
de saberes, el título lo obtenía, ¡hay que risa!

Este astrónomo, físico, matemático a guisa
propia como filósofo, quien la ciencia a la misa
llevó tal el mostrar con los hechos premisa,
¡la inducción-deducción comprobada! ¡Hay que brisa!

Que le mueve a inventar herramienta precisa,
termoscopio, pulsímetro, el compás para huidiza
calculada y cual tele microscopio, ¡ahí divisa!

Las verdades y cuentan que en la torre imprecisa
demostró que los cuerpos de diversa plomiza
caen no obstante a la vez, a Aristóteles plisa.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Los sabios y los científicos

En el año trescientos diez, el Cristo nonato,
Aristarco de Samos nació en Grecia, ¡ojo al dato!,
y se opuso a Platón y Aristóteles, ¡grato!,
al decir que la Tierra no era el centro, ¡qué olfato!

Del espacio, sí el Sol, que es inmóvil un plato
de centellas, los astros, las estrellas su hiato,
semejantes y el orbe a los hombres innato
le dan vueltas, ¡Copérnico de antemano! ¡Qué ingrato!

Es el hecho científico pues saber hay sensato
que no echa raíces y parejo al de un rato
a un buen mundo da entierro, mueve el suelo, el estrato.

De creencias e ideas, cosmognosis, jabato
cual Heráclides Póntico que hizo afín el relato
al danés Tycho Brahe y antes sabe qué trato.

Nicolás o el Zar del Universo (II)

En su libro editado en mal año, en mortal
pues tenía pavor a la esfera eclesial
y a posibles errores sostenía el genial
y prusiano Copérnico una idea mundial.

Que el estático Sol es el centro espacial
y los seis planetarios en su viaje orbital
lo rodean, la Tierra cuenta un giro dual,
sobre sí a diario, sobre el Astro anual.

Y se inclina su eje, con lo cual, ¡qué actual!,
ya se explican los días, equinoccios e igual
estaciones, ¡la Luna circunvuela mensual!

¡Nuestro cuerpo terrestre!, lo estelar no, lo astral
está inmóvil, no obstante lo orbitario esferal
clamó ser bien redondo, Kepler fue elipsoidal.

Nicolás o el Zar del Universo (I)

En la orilla del Vístula, en Torún, el Copérnico,
alemán o polaco según quién, mas auténtico,
en el mil cuatrocientos y setenta y… no bélico
año vino a nacer, un gran genio y benéfico.

Graduado en derecho, que estudió para médico
y acabó de doctor astronómico, un épico
que astrolabio, cuadrante e instrumento, ¡fonético!,
paraláctico en mano negó el cosmos geocéntrico.

Tolemaico, aquél de orbitaje excéntrico
a una Tierra inmóvil que en el mundo evangélico
era dogma de fe, lo contrario herético.

El firmar que era el Sol el estático y “céntrico”
del espacio, universo en su escrito académico
publicado en Núremberg, ¡el sistema heliocéntrico!

Quizá el del error más vivaz, si Dios existe

Es posible naciera y en el siglo primero,
año cien en la Grecia Tolomeo que al vuelo
describiera el mundo conocido, no entero,
en su tiempo y obrara artefactos con celo.

Cual relojes de sol o astrolabio y de esmero
estudió dos fenómenos de la luz, ¡no era lelo!,
reflexión-refracción y sin ser marinero
latitud-longitud puso al mapa, no anzuelo.

Pero fue su sistema geocéntrico o empero
el que dio más que hablar, al decir que del cielo
o universo la Tierra fija el centro era mero.

El que en vueltas excéntricas los planetas, direlo,
de Mercurio, ¡cazados!, a la testa y sombrero,
¡a Saturno! y estrellas orbitaban, ¡”camelo”!

El astrónomo danés (II)

Federico II, rey danés y noruego,
cuando supo de Tycho Brahe, avance tan nuevo
en la ciencia astronómica costeaba al mancebo
el castillo de Urania y el de Estrellas ya luego.

En la isla de Ven, do tenía cual juego
medio cielo, mas muerto el monarca, el relevo
no apoyaba su causa y encontraba otro Febo
en Rodolfo II, fue hasta Praga, ¡aquél ciego!

Do enunció su sistema planetario, un pliego
entre el gran Tolomeo y Copérnico, pruebo
al decir que la Tierra era el centro, ¡el apego!

Que orbitaban planetas como el Sol, que es un huevo,
pero aquéllos al astro a su vez, ¡qué gallego
en la Luna!, entremedias se quedó cual efebo.

El astrónomo danés (I)

Tycho Brahe, del siglo dieciséis a mitad,
nació en Knudstrup, hoy Suecia, y estudiaba a su edad
cual derecho a filósofos, mas buscaba verdad
celestial a las noches observando eficaz.

Las estrellas a miles con esfera y compás,
apuntando su brillo, magnitud y además
siguió el rastro a planetas y avistó, ¡todo un as!,
supernova y cometas no advertidos jamás.

Demostrando que el cielo no era eterno, incapaz
de cambiar, sino móvil, alterable cual gas
y el de cola un fenómeno no atmosférico, ¡audaz!

En un tiempo de Biblia y Aristóteles, más
de creencia en Dios y de fe que veraz
por seguir la razón de la ciencia quizás.

La jorobada

La ballena con chepa, una aleta a ambos lados
con la piel tal la pinza de cangrejos, grabados
de la orca asesina, quince metros sobrados
ha de largo y cuarenta tonas, claro, en pesados.

Y una manta gigante en la cola y cantados
con los cual en invierno por aguajes asados
de Hawái o Gorgona a las hembras llamados
hace para engendrar, en verano emigrados.

Hacia el norte o al sur, a sesenta los grados,
donde encuentra el plancton que en enormes bocados
de agua engulle o cercando banco en grupos formados.

De cetáceos que crean de pulmón espumados
y burbujas que obligan a los peces pescados
a subir, cuando emergen boquiabiertos salados.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Partida

Vengo en paz, aduanero, ya llegué, bodeguera,
traiga ron, cantinero, jamón vos, charcutera,
son usted, dulzainero, para ahumar, estanquera,
el calor, fogonero, el jugar, garitera.

Que no hay sueño, hostelero, que hoy hay timba, ingeniera,
corte bien, jaranero, dé mejor, kiosquera,
y al envite, landrero, vaya o pase, llenera,
no es su mano, manquero, es la mía, naipera.

Tenga el mazo, ñurdero, otra vuelta, organera,
que hora es, parolero, no es verdad, quinquillera,
de triunfar, ristolero, o quebrar, sardinera.

Venga pues, tesorero, al meollo, usurera,
y al azar, venturero, una más, whiskytera,
que cual xolos, yerbero, os desplumo en zorrera.

Abecedario político

Una A y Anarquía, una B y Bandolero,
una C y Compatriota, una CH y Chaquetero,
una D y Demócrata, una E y Encajero,
una F y Facción y una G y Guerrillero.

Una H y Hereje, una I e Insincero,
una J y Jaque, una K y Kremlinero,
una L y Libre, una LL y Llavero,
una M y Mitin, una N y Negrero.

Una Ñ y Ñuzco, una O y Ovejero,
una P y Partido, una Q y Quilombero,
una R y Repúblico, una S y Sablero.

Una T y Tacataca, una U y Ufanero,
una V y Vanguardia, W y Whigero,
X Xi, Y Ying Yang y una Z y Zorrero.

Para ti

Para ti, aventurero, para ti, bucanera,
para ti, campanero, para ti, chicharrera,
para ti, decimero, para ti, estacionera,
para ti, fontanero, para ti, gabarrera.

Para ti, hospitalero, para ti, iglesiera,
para ti, jardinero, para ti, kiosquera,
para ti, lamparero, para ti, lloradera,
para ti, mañanero, para ti, novelera.

Para ti, ñagacero, para ti, organillera,
para ti, panadero, para ti, quincallera,
para ti, recadero, para ti, sardinera.

Para ti, tabernero, para ti, urdidera,
para ti, valedero, para ti, windsurfera,
para ti, xecudero, yerbatero y zaguera.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Al Olentzero la República Vasca

Pues ya estamos en fechas navideñas, oyente,
y nos vienen los Reyes Magos desde el oriente
con el oro, el incienso y la mirra oliente
qué mejor que pedirles en poema dicente.

A Melchor, si me escucha, si no háyase ausente,
para el pueblo, el País Vasco y mundo de urgente
paz, justicia y ser libres que sin tal entre gente
es un cristo la vida, un belén el ambiente.

A Gaspar, si me deja, si me deja le cuente,
salud para la Tierra, no carbón, otra fuente
de energía, luz como repartido afluente.

Baltasar, tú por último y no menos luciente,
humanismo a raudales, alegría creciente
y unos dulces que sepan a la gloria viniente.

Relativismo poético

Qué existencia, qué vida, qué agonía, qué horror,
qué animal, qué salvaje, qué mujer, qué varón,
qué alegría, qué gracia, qué pesar, qué dolor,
qué silencio, qué calma, qué alboroto, qué son.

Qué mentira, qué farsa, qué verdad, qué razón,
qué atinado, qué acierto, qué mal paso, qué error,
qué desastre, qué ruina, qué filón, qué talón,
qué armonía, qué paz, qué babel, qué terror.

Qué vergüenza, qué escándalo, qué decoro, qué honor,
qué bondad, qué leal, qué maldad, qué felón,
qué distancia, qué odio, qué pasión, qué amor.

Qué impericia, qué torpe, qué talento, qué don,
qué salud, qué energía, qué mortal, qué tumor,
qué cortés, qué educado, qué soez, qué faltón.

Viento

Viento es aire con soplo, viento es viento aventado,
viento es tos de los dioses, viento es Corus airado,
viento es gubia del mar, viento es rastro del prado,
viento es móvil del cielo, viento es pico en peñado.

Viento es acto en efecto, viento es fuerza en velado,
viento es punto en veleta, viento es suerte en el dado,
viento es chispa en molino, viento es gas en alado,
viento es cola en cometa, viento es baile en peinado.

Viento es flauta silbante, viento es son susurrado,
viento es trompa oceánica, viento es rulo encanado,
viento es globo en las hojas, viento es ala en plumado.

Viento es honda de arenas, viento es carro en florado,
viento es mozo del fuego, viento es mula de helado,
viento es genio encendido, viento es paz aplacado.

Tierra

Tierra es casa de muertos, tierra es vida enterrada,
tierra es planta que piso, tierra es flora enraizada,
tierra es mundo de insectos, tierra es capa enlodada,
tierra es cielo según, según sea mirada.

Tierra es lienzo de lluvias, tierra es talla de azada,
tierra es surco de ríos, tierra es cima aplastada,
tierra es carga del viento, tierra es valla de aguada,
tierra es tierra según, según sea tratada.

Tierra es fruto futuro, tierra es huerta plantada,
tierra es cara de espejos, tierra es arca enjoyada,
tierra es sueño según, según sea cuidada.

Tierra es tierra de nadie, tierra es bien conjugada,
tierra es robo entre espinos, tierra es mancha privada,
tierra es dicha según, según sea ordenada.

Claridades

¿Quién le ha dado derecho a pedirme un favor,
cuando tengo la pluma con ronquera y sin voz
por pedirle lo justo, lo que manda el honor
y salir malpitando con el no y la coz?

¿Quién le ha dado derecho a llamarme traidor,
cuando estaba al tanto, lo sabía bien vos,
de que el todo por nada al perder nuestro amor
no seguía valiendo? ¡Ya no somos un nos!

¿Quién le ha dado derecho, quién le ha dado, ¡Señor!,
a tratarme cual medio, no tal fin, ¡como hay Dios!,
y querer que yo cumpla lo que ha roto su error?

¿Quién le ha dado derecho, quién le ha dado, qué yos,
a plantarse en mi vida cual abeja en la flor
y robarme la esencia? ¡Hasta nunca y adiós!

No lo olvides

¿Dónde estabas, muchacho, dónde estabas, mujer,
dónde estabas tú entonces, cuando el pueblo, ¡a saber!,
te pedía tu ayuda, requería tu hacer
y le dabas la espalda, no te hacías valer?

¿Donde estabas tú entonces, dónde estabas a ver,
cuando era el paisano quien llegaba a caer
defendiendo la patria con su vida, su ser
y te daba igual incumplir el deber?

¿Dónde estabas tú entonces, dónde estabas ayer,
cuando era el país quien se echaba a perder
y no había manera para hacerte entender?

¿Dónde estabas tú entonces, dónde estabas ¡joder!,
cuando era tu hermano quien marchaba el primer
a la lucha aun sabiendo que no iba a volver?

martes, 15 de diciembre de 2009

Gracias, Amiga

Menos mal que te tengo a ti, viva escritura,
femenina con forma de marmórea escultura
como un fondo de océano, de una Luna madura
y palabra poética en los labios, ¡locura!

Menos mal que te tengo a ti, mi criatura,
con tu alma celeste, el cariño, ternura
cual los ojos, ¡un mundo!, pura pura dulzura
y sonrisa que todo, que a cualquiera lo cura.

Menos mal que te tengo a ti, mi preciosura,
gentildama con manos de preciosa costura
y una cara de amiga, de ser toda blancura.

Menos mal que te tengo a ti, mi cuadratura,
con tu vida en las hojas, lenta lenta lectura
y ese echarme en falta que infinita es ricura.

Hielo

Es el hielo agua a cero, es el hielo la helada,
es el hielo granizo, es el hielo copada,
es el hielo la Europa, es el hielo alunada,
es el hielo una pista, una pista endiablada.

Es el hielo una sierra, es el hielo la espada,
es el hielo arma blanca, es el hielo tapiada,
es el hielo escayola, es el hielo acerada,
es el hielo diamante, un diamante y brillada.

Es el hielo cubito, es el hielo plumada,
es el hielo un hexágono, es el hielo embajada,
es el hielo una masa, una masa cuajada.

Es el hielo esclerótico, es el hielo mirada,
es el hielo una sábana, es el hielo la almohada,
es el hielo hoja y hoja, hoja y hoja nevada.

Anatomía poética

He en el alma un poema y al revés sabe usted,
torno al coco el soneto, por el pecho los pies,
al oído las rimas, lengua afuera el pincel
y en el cuerpo compases, un sonoro vaivén.

Con los dedos las sílabas, siete y siete, no diez,
entre manos las letras, la palabra de tez,
poro adentro el sentido, el amor bajo piel
y la tinta corrida so los ojos que ven.

He en la vida ene versos sabe vos y al revés,
recital ras los labios, ni en la muerte mudez
y copiosas estrofas a la espalda, a granel.

Puño en alto retumbe, cara arriba buen bien,
en las plantas aromas, savia en boca ¡pardiez!
y en la esencia de hojas la divina honradez.

El poema que nunca debí sentir

Por tu culpa ahora sé lo que es el odiar,
no quererte ni ver, no poderte aguantar
junto a mí ni un segundo, lejos ¡qué respirar!
y alegrarme si penas, atristarme tu holgar.

Por tu culpa ahora sé lo que es despreciar
tu persona, tu vida, tu partido, tu hogar
con el alma, la mente, corazón y llorar
hasta un punto que nunca lo llegué a imaginar.

Por tu culpa ahora sé mi error, fue el amar
a una fuerza política cuando quise entregar
esta pluma a razón, singular no, dispar.

Humanista y pacífica, libradora y al par
de justicia, de un mundo natural, de mirar
a la gente a los ojos, abnegado a rabiar.

A cuento del cuánta

Cuánta luz en verano, cuánta sombra invernal,
cuánta guerra a diario, cuánta paz centenal,
cuánta dicha en el norte, cuánta pena austral,
cuánta cuánta de arena, cuánta cuánta de cal.

Cuánta tropa inhumana, cuánta masa humanal,
cuánta sobra de lujo, cuánta urgencia esencial,
cuánta sarna sin gusto, cuánta herida con sal,
cuánta cuánta ignorancia, cuánta cuánta postal.

Cuánta tripa con hambre, cuánta boca frugal,
cuánta agua en el hielo, cuánta sed abismal,
cuánta cuánta injusticia, cuánta cuánta moral.

Cuánta muerte sin causa, cuánta vida ilegal,
cuánta gente sin tierra, cuánta hacienda de erial,
cuánta cuánta política, cuánta cuánta vital.

Fuego

Fuego es todo avivado, fuego muerto la nada,
fuego olas en llamas, fuego nube quemada,
fuego ocaso de agosto, fuego Luna dorada,
fuego Venus de cerca, fuego estrella alejada.

Fuego es don de los dioses, fuego mala morada,
fuego Tales con mechas, fuego chispa saltada,
fuego lengua de lava, fuego arena abrasada,
fuego hielo al contacto, fuego luz concentrada.

Fuego es odio en el aire, fuego amor en díada,
fuego labio con pupas, fuego boca acallada,
fuego lágrima ardiente, fuego dicha negada.

Fuego es risa malévola, fuego pena estancada,
fuego el cuerpo a palos, fuego el alma astillada,
fuego cara en apuros, fuego cruz recordada.

Más Cristo, Belén, Judas, Pilatos y fariseos

Se despide otro año y saluda otro igual
o peor que aquél no fue a bien, fue a mal
por la crisis, la crisis no llegó al arsenal
ni a los Dioses ni Reyes ni inmoral Capital.

Y es que el mundo es un mundo de papel, dineral
para seres de mármol y dorado metal
cual lo es para quien es en sí natural
frágil globo, un globo de bohemio cristal.

Se termina otro año y ya empieza tal cual
o peor que a menos fue aquél, garrafal
por la crisis, la crisis alcanzó al hospital.

No a la industria de fármacos, medicina gripal,
a los débiles, claro, como al clima global
que ha cogido la fiebre, la común al final.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Consultas en clave de mi

¿Quién pudiera pensar libremente, de veras
y decir las verdades como suenan, sinceras
sin sentirse acosado por las malas maneras
ni llevado a los fuegos de dolor en hogueras?

¿Quién pudiera actuar justamente, a las meras
y operar las bondades como son, verdaderas
sin notarse inquietado por aviesas esferas
ni lanzado a la arena de sangrías y fieras?

¿Quién pudiera vivir sanamente, cual fueras
y gozar la existencia como es, sin barreras
ni penado por ello a sufrir en galeras?

¿Quién pudiera morir bellamente, cual quieras
y gustar secas lágrimas como saben, postreras
sin la paz en el aire ni las guerras traseras?

Santurrones

Este año he tenido un regalo sociata…,
han trincado a mi primo, un camello drogata,
el que tiene a su madre, ¡porque falta la plata!,
esperando un pulmón de la España, ¿ay me mata?

Este año he tenido un regalo en zapata
en mí día, la víspera o después, ¡vaya data!,
cinco, seis, siete años en la cárcel, ¡qué lata!,
para un primo, un primo, ¿debe ser mala pata?

Y bien visto hasta justo, pero mal hay cegata
porque mira que hay tráfico, mira cuánto pirata
anda libre en mi pueblo y no ven la fragata.

Luego Reyes de Oriente pues mi voz no es chivata
y ya visto el presente como gran catarata
para ustedes les pido gafas por cabalgata.

Pío pío

Ayer vi a unos pájaros en Bizkaia, en la arena
de una playa con plumas verdes cual hierbabuena
de saltito en saltito, entre ocho y docena,
por llegar los primeros a varada ballena.

Ayer vi a unos pájaros en Bizkaia, ¡qué escena!,
pateando la orilla, uno a uno, en cadena
y soltando el pico entre grasa y gangrena
de un cetáceo azul, zepelín de agua buena.

Ayer vi a unos pájaros en Bizkaia, ¡qué pena!,
repiando en su boca y al hacer, como suena,
eco el canto sabía al de triste sirena.

Ayer vi a unos pájaros en Bizkaia, en faena
que engañado el estomago, tras saciarse en la cena
no podían volar, los tragó una ola llena.

viernes, 11 de diciembre de 2009

El astrónomo de Dios (II)

Al morir Tycho Brahe y acceder sin más peros
a sus datos de Marte se le alzaban los velos
a Juan Kepler que estaba en que iban por cielos
los planetas en órbitas circulares, ¡qué esmeros!

Pues pasó de esferales a ovaladas, por pelos
no cuadraban los números y en sondeos terceros
al probar con elípticas, ver que eran certeros
enunciaba tres leyes como tres rascacielos.

Las revueltas al sol para un cuerpo son ceros,
son elipses, recorre a igual tiempo en sus vuelos
mismo espacio y la última para astrónomos meros.

El periodo, el crono al cuadrado en revuelos
ha razón, proporción con el cubo, ¡sombreros!,
del alcance, distancia media al astro, ¡ay los celos!

jueves, 10 de diciembre de 2009

El astrónomo de Dios (I)

Don Juan Kepler el siglo dieciséis, en la añada
setentina en Weil der Stadt, en la entrada
a la Selva Negruzca nacería y la azada
mortal en Ratisbona le segó de pasada.

Con sesenta revueltas, a la quinta estelada
cometilla en el cielo vio, en novena eclipsada
lunar, luego en Tubinga un maestro, ¡hay es nada!,
le enseñó a Copérnico, va a los astros lanzada.

Su existencia, dejaba teología plantada
para ser profesor matemático, dada
ley contraria a su fe lo mandó de exiliada.

Hasta Praga, do vela con persona versada
en el cosmos, con Tycho Brahe, mucha velada
que sería vital en su vida estrellada.

Con queso

En el mil setecientos y setenta y dos
nacería en la urbe Ratisbona un señor,
Johann Mälzel quien fuere creador, inventor
del tictac, del metrónomo e instrumento de voz.

Dispareja, diversa, panarmónico, ¡ay Dios!,
militar una orquesta en un solo emisor,
para el cual La Batalla de Vitoria, ¡chapós!,
compondría Beethoven, sandez dijo este autor.

Y también trompetillas con función de altavoz
construyó para Ludwig, cuasi sordo, impostor
adquirió una máquina como el mago de Oz.

Por ser cuento, el Turco, de ajedrez jugador
que jugaba por sí, en verdad otros yos,
y ganó al Bonaparte, ¡se la dio a Emperador!

Regensburg de pasada

Del Salón de Libranzas, bello domo esferal
justo en Kelheim, Baviera, do se junta el canal
Rin, Danubio y Meno con el río del vals
he arribado a la urbe Ratisbona al final.

Con su puente de piedra cual edad medieval,
en su tiempo el único danubiano, ideal
el vapor con sabor a Tom Sawyer, fluvial
puertecito, con puerto la ciudad es naval.

Y San Pedro la gótica, hacia el sur, Catedral,
que es la Iglesia votiva, la de Viena, o igual,
con dos torres, pináculos, arbotante y vitral.

Y la Uni, la casa del saber más austral,
donde el Sumo Pontífice, Benedicto, el actual
enseñó teología e historiar doctrinal.

El Salón de la Liberación

Descubriendo el canal Rin, Danubio y Meno
en el alma con Wagner, en el cuerpo el veneno
de la avispa germánica he encontrado en terreno
elevado, por Kelheim, monumento sereno.

En lo alto del cerro, del floral terrapleno
el Salón de Libranza que memora, ¡qué bueno!,
las del mil ochocientos… contienditas sin freno
contra el corso, no galo, Bonaparte, ¡el trueno!

Como aquella Batalla de Naciones en pleno,
la de Leipzig que Prusia, Austria, Rusia y barreno
sueco cuentan ganaron contra Francia y relleno.

Que supuso el final del dominio ajeno
del Imperio Francés, como todo obsceno,
al levante del Rin, su desplome de lleno.

La avispa de la arcilla

En la fauna, intramundo de la Tierra preciosa
otra avispa artesana además de hermosa
es la avispa alfarera que trabaja la loza
cual si fuera una artista, maravilla su choza.

Por la forma de cántaro, de botijo, grandiosa
anforita de barro, botijuela arcillosa
que entre ida y venida por materia enloza
con la boca menuda, poco a poco la esboza.

Para hogar de la prole, esa larva babosa
que suspende por dentro de ese nido que goza
de alimento, despensa que rellena afanosa.

Tras cazar con la aguja y el veneno, rabiosa
arañitas y orugas que agarrota, emboza
porque vivas las come la futura industriosa.

La avispa alemana

Ha la avispa germánica o chaqueta amarilla,
que parece un tigre por su negra manchilla
en el cuerpo de oro y mirada vivilla,
cuatro alas, seis patas y en la boca cuchilla.

Y en el coco antenas, en la cola astilla
o aguijón que no pierde aunque pique, ha familla
esta anthophila, amante de la flor de fierilla
pues le gusta le carne, es carnívora y pilla.

Y capaz de matar con veneno en puntilla
desde arañas, orugas, el pulgón y mosquilla
a personas debido al shock, ¡una diablilla!

Cuya reina encinta sobrevive a heladilla
y al llegar primavera pone huevo en celdilla
dando pie a la colonia, en verdad maravilla.

El de Sigfrido y el oro del Rin…

En el mil ochocientos trece en Leipzig un don
musical, Richard Wagner nacería, un teutón
que llevó la epopeya de Germania al son
y una vida rebelde, pareciera vascón.

Un romántico entero de alemán corazón
y poema sinfónico que enunció la noción
del artista global, todo el arte de acción
en la escena, en el drama, en concierto, en función.

Que marchaba al exilio al haber rebelión
el cuarenta y ocho y ser parte en facción
democrática, amigo de Bakunin y el ron.

Anarquista y patriótico, cual adverso y faltón
con el pueblo judío inferior, su visión
e incapaz para el acto hacedor, creación.

Música y picadura

Por el río, el canal Rin, Danubio y Meno
en mi vela, hoy mi patria, en mi patria, hoy velero
tras gozar de este Núremberg medieval cual ameno
parto rumbo hacia Múnich, ¡Dios le guarde al viajero!

Escuchando en vinilo, ¡el Saturno terreno!,
al artista alemán Richard Wagner que quiero
recordar que escribía una obra, un trueno,
“Los maestros cantores…” de la urbe en que opero.

Y que Hitler, fanático de sus notas, no ajeno,
programó en los Congresos del partido más fiero
wagnerianas veladas, son político pleno.

De dulzura, aunque el uso pareciera veneno,
semejante al que esa agujita, el acero
de la avispa germánica me ha inyectado de lleno.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Amor poético

Texto en blanco, escucha esta voz literaria
que es tu amiga, tú y yo una estrella binaria
como el Sol y la Luna y su unión tan lunaria
en el cielo que es tinta celestial y diaria.

Hoja virgen, atiende esta voz libertaria
que es tu afecta, tú y yo alianza corsaria
tal tesoro y pirata y su vida plenaria
en la mar que es tintero, pluma vela incendiaria.

Papel puro, advierte esta voz visionaria
que es tu amada, tú y yo tea cual luminaria
en la tierra que es punto espacial, planetaria.

Cara santa, oye bien esta voz voluntaria
que es tu amante, tú y yo emisor y emisaria
en la vida que es nuestra, mi palabra palmaria.

La virtud y lo pecaminoso

Más allá de la ira, la soberbia, pereza,
la avaricia, lujuria, gula, envidia, ¡franqueza!,
no velar de los Hombres y universo es bajeza
capital para el credo humanista, así reza.

La natura es divina, no cuidarla es lesa
falta, el ser, la persona o es persona o es presa
del error, el amor libre, el odio vileza,
la verdad un deber, la mentira torpeza.

La injusticia una mancha, un honor la justeza,
el decoro la paz, la vergüenza rudeza,
la igualdad deseable, un pecado la alteza…

El respeto a la vida saludable, pobreza
el matar, libertad de cajón, tacha expresa
sumisión, perversión vicio, bien la pureza.

Y si fuera al revés

Han cortado las aguas y nos dan unas gotas,
han copado las tierras y nos dan unas rosas,
han mansiones vacías y nos dan unas chozas,
han aviones privados y nos dan unas botas.

Han victorias a manta y nos dan las derrotas,
han libranzas a mano y nos dan las esposas,
han faenas de sobra y nos dan las penosas,
han mil patas de cerdo y nos dan las bellotas.

Han veleros de lujo y nos dan malas flotas,
han cadenas de oro y nos dan las roñosas,
han creído que somos cuando menos pasotas.

Han fortunas en cuenta y nos dan bancarrotas,
han las vidas de cuento y nos dan unas losas,
han creído que somos por lo menos idiotas.

Cuestionario

¿Alguien sabe de veras, alguien sabe en verdad
lo que hay en el lecho del océano, al par
de tesoros no, allende de estrellitas de mar,
otro mundo acaso de total libertad?

¿Alguien sabe del todo, alguien sabe a mitad
lo que hay en el fondo bajo tierra, no al ras
de los fósiles, lejos del petróleo y el gas,
otro mundo acaso do se vive en paz?

¿Alguien sabe con causa, alguien sabe, ¡acertad!,
lo que hay en la Tierra, más allá del notar,
otro mundo acaso de integral igualdad?

¿Alguien sabe a ciencia, alguien sabe, ¡probad!,
lo que hay en el cielo, además del quizás,
otro mundo acaso donde hay dicha y bondad?

Providencias

¿Entre seres humanos, entre seres vitales
cómo puede haber paz, unas vidas cordiales?
Repartiendo los bienes, conllevando los males,
reviviendo las fuentes, enterrando caudales.

Construyendo graneros, destruyendo arsenales,
respirando aire limpio, no tragando metales,
abrigando a los huérfanos, desnudando a imperiales,
apropiando a los pobres, expropiando a reales.

Liberando a los Hombres, educando a “animales”,
escuchando a los pueblos, censurando a estatales,
saludando a dolidos, despidiendo a virales.

Amigando a los Dioses, concertando morales,
rebajando los humos, elevando ideales,
conservando el planeta, siendo más celestiales.

martes, 8 de diciembre de 2009

Contraprincipios

Yo no tengo dinero, pero soy un valor,
yo no tengo trabajo, pero soy de afición,
yo no tengo automóvil, pero soy peatón,
yo no tengo una casa, pero soy morador.

Yo no tengo palabras, pero soy una voz,
yo no tengo ni estudios, pero soy un lector,
yo no tengo ni un libro, pero soy un autor,
yo no tengo ni un título, pero soy vos de nos.

Yo no tengo esposa, pero soy amador,
yo no tengo Estado, pero soy la nación,
yo no tengo Iglesia, pero soy como hay Dios.

Yo no tengo diarios, pero soy portavoz,
yo no tengo un ejército, pero soy luchador,
yo no tengo carnet, pero soy un vascón.

El ratel colmenero

Mozambique, el país al sureste de África
hace gala de un ser, de una fiera simpática
que en el mundo avanzado es pincel para plástica
cual abrigo de invierno y alfombrilla romántica.

El tejón de la miel, esa bestia titánica
que hace frente a leones y leopardos, que ha mágica
piel, afín a un pingüino del revés, cual fantástica
dentadura y uñas de figura satánica.

Al cual vi un día entrando a robar en la fábrica
de la abeja, en un tronco ahuecado, con práctica
y saciarse del oro dulce, escena dramática.

Porque una vez dentro la zampada en su gástrica
hizo mella, engordaba y pasaba hora trágica
hasta verse de nuevo libre, ¡buena didáctica!

Ensoñaciones de verdad

¿Qué mejor cosa, oidora, qué mejor cosa, oyente,
que albergar en el pecho, que albergar al presente
sentimientos humanos, un amor condecente
por la vida afín, libre, justa y prudente?

¿Qué mejor cosa, ustedes, qué mejor cosa, gente,
que abrigar en el ánimo, que abrigar en la mente
pensamientos divinos, una idea decente
de la vida en paz, con respeto al viviente…?

¿Qué mejor cosa, ser, qué mejor cosa, ente,
que el luchar en común, que el obrar consecuente
aunque cueste el latido, aunque cueste el latiente?

Pues lograr que ese sueño se nos vuelva vigente
desde el norte hasta al sur, del oriente a occidente
es vivir la existencia digna, no la sirviente.

Copena, güey

Pues los ríos son dulces que a las mares salinas
van a dar y los mares a las aguas marinas
de océanos, ¡blanco!, como sean cochinas
las personas la mierda saltará a las retinas.

Pues los ríos… son líquidos que a la nube y neblinas
van a dar y las nubes traen la lluvia y toxinas
a la tierra, ¡marrón!, como sean gorrinas
las personas la caca olerá y las orinas.

Pues la tierra es hídrica y las luces fueguinas
la evaporan, ¡diáfano!, como sean cretinas
las personas la peste volverá cual gotinas.

Pues la Tierra es de todos tal el resto pamplinas
o en conciencia actuamos como gentes divinas
o se acaba el cuento, ¡cosas son cristalinas!

Y se volverá a plantar a por más presas

No me viene en qué isla de la Mar de la China
Oriental ni en qué época, mas por cosas del clima
hay dos meses que paran por allá pues les mima
el buen tiempo las aves, ¡cual si fuere aspirina!

Pero el ser que sisea, la bestial serpentina
que está al loro, es zorruna, al saberlo en la cima
de los arboles monta su mortal pantomima
cual si fuere una rama, ¡eso es ser culebrina!

Y esperar que se pose, no en su piel, en vecina
cortecita la incauta avecilla, ¡la prima!,
que le sirva en bandeja la ocasión matutina.

De lanzar como un látigo mala esencia asesina
y atrapar con los dientes y aunque píe, aunque gima
dislocar la mandíbula y engullirla ladina.

Y la vuelven a dejar libre

De los montes Kunlun hasta el Mar de la China
corre el Río Azul, Río Largo, esa espina
de agua y vida, el Yangtzé que en la Asia divina
es el Nilo, Amazonas, Mississippi, ¡una mina!

De pescado y de caza pues su lengua marina,
la que forma la isla Chongming, dulce y salina,
guarda allí orbe de pájaros, un aviario que esquina
el furtivo y recuenta mandarín, mandarina.

Atrapando alados de manera ladina,
colocando en marisma una red no dañina
que asemeja a la trampa para osezno o felina.

Y el reclamo de aves de cartón, silbatina
de bambú y al piar y venir la mezquina
en la malla la apresan al correr la cortina.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Epístola a los Vascones

Le ignoraron primero al creerle burgués,
pero cuando le vieron frecuentando cafés
con patriotas de izquierdas y entonando porqués
le siguieron la pista a diario, al mes.

Desde lejos primero, más de cerca después
con “amigos”, “familia”, artilugios de diez
para hacer con los datos cual de amor de interés
una base, la vida de cabeza a los pies.

Y sabido el talón de Sansón, la doblez
con descaro y sutil le dañaba y revés,
era empero un hombre, no cayó en la mudez.

Y llegó la amenaza, el te haremos purés
y les dijo a la cara adelante, ya ves,
cual Jesús veré el cielo, no el solar tal Moisés.

Elementos de carne y hueso

Sol, que eres un astro, Sol, que eres un sol,
Sol, que eres la luz, Sol, que eres calor,
aunque seas un cielo, aunque seas un Dios,
cual te eclipsa la luna tal celeste algodón.

Tierra, que eres redonda, Tierra, que eres peón,
Tierra, que eres la madre, Tierra, que eres el nos,
con el frío de hielo, arenilla si ardor,
si diluvia de barro, con ciclón caracol.

Mar, que eres sorpresa, Mar, que eres cual col,
Mar, que eres ignota, Mar, que eres rumor,
das al ojo mareas, mas ocultas yoyós.

Aire, que eres danzante, Aire, que eres presión,
Aire, que eres silbato, Aire, que eres la hoz,
unas veces ahogas, otras portas frescor.

El Partido

Un partido político como invento humanal,
con carnet o sin él, ya de afilie o sin tal,
son sus hombres, mujeres, es su base real,
la que cuenta al principio, mucho más al final.

Un partido político como fuerza social
son sus voces y actos, su palabra, ideal
y sus hechos, acciones, ese medio formal
que persigue una meta, un destino moral.

Un partido político como agente legal
son sus cargos electos, son sus votos tal cual
fruto público, bien general, comunal.

Un partido político como ser ambiental
es su entorno, esa órbita cual afín del rival
que decanta el poder, cuasi ley natural.

Para nada

Para qué quiero dioses, si el Ser, ¡bueno!, es humano,
para qué quiero Olimpos, ¡cielos!, si he éter mundano,
para qué quiero enigmas, ¡claro!, si es meridiano,
para qué quiero fes, si hay razones a mano.

Para qué quiero reyes, si es el nos soberano,
para qué quiero reinos, si el poder es del llano,
para qué quiero mantos, si cubrirse… es villano,
para qué juramentos, si hacen votos en vano.

Para qué quiero líderes, si en común es más sano,
para qué quiero Estados, si hay naciones de plano,
para qué quiero mutis, si no somos de arcano.

Para qué quiero jefes, si el igual es paisano,
para qué quiero fuertes, si en la paz está el grano,
para qué camuflajes, si de cara es más cano.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Poder contra la autoridad

Sacasueldos, sablistas, sanguijuelas, ladrones,
propietarios, banqueros, empresarios, patrones,
inversores, bolsistas y también tiburones,
yo no tengo activos, pero soy con peones.

Dictadores, caciques, dominantes, mandones,
reyezuelos, infantes, potentados, bufones,
imperiosos, colonos y también los halcones,
yo no ejerzo poderes, pero abrigo pulmones.

Magistrados, fiscales, acusicas, soplones,
picapleitos, legistas y también los Garzones,
yo no impongo sentencias, pero albergo razones.

Comandantes, castrenses, combatientes, matones,
represores, agentes y también los hurones,
yo no empleo la fuerza, pero encarno pasiones.

Lo que vale para él vale para ella

Maltratante, escuche, Maltratante, esta coz,
la mujer, linda Venus, fértil dama, una flor
chiribita es del alma, un enjambre de amor
que merece el buen trato de señora o de vos.

Maltratante, atienda, Maltratante, esta hoz,
la mujer, damisela, “recta curva”, el albor
que es la luz en la sombra y en el frío el calor
no merece elevada la palabra y la voz.

Maltratante, oídos, Maltratante, a nos,
la mujer, muchachilla, gelatina, el dulzor
no merece le alce la zarpuela feroz.

Maltratante, repare, Maltratante, ¡por Dios!,
la mujer, maravilla, preciosura es candor
que merece el respeto, no violencia ni sos.

Conversos echados a perder

Era un pacifista, hora un fusilero,
era un alma justa, hora un justiciero,
era un libertario, hora un carcelero,
era un igualista, hora un ventajero.

Era un compatriota, hora un forastero,
era un insurgente, hora un cuartelero,
era un insumiso, hora un pistolero,
era un ecológico, hora un petrolero.

Era un proletario, hora un financiero,
era un librador, hora un aduanero,
era voz de la calle, hora un noticiero.

Era un objetante, hora un pelotero,
era un solidario, hora amo y negrero,
era un elegible, hora un heredero.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Sapiencia viva

Hay sin duda leído que se cree intelectual
por haber devorado biblioteca local
y citar cuando habla o redacta leal
el pasaje de un texto o un poema otoñal.

Porque como decía Lamartine o Don Juan,
no el manitas del cuarto ni el pastor de Astracán,
no sé qué, no sé cuántos, patatín patatán
y se siente más pancho que el gran Nilo en Sudán.

Cuando ser entendido no es hacer el faisán,
cacareo y plumas, es obrar ideal
por sí mismo, elevarse más allá, gavilán.

Y llevarlo a la práctica si es que es justo y moral
con los medios correctos, pues ya dice el refrán
el saber que no rinde no convence al igual.

Magnanimidad

¿Vale más, Compatriotas, vale más, Hermandad,
vale más la mentira vasca que la verdad
castellana, a la inversa vale más falsedad
española que vasca propiedad? ¡Razonad!

¿Vale más, Pueblo Vasco, vale más, Sociedad,
vale más una olerki fea que la beldad
de un poema, al revés vale más fealdad
de un poema que un bertso bello en sí? ¡Meditad!

¿Vale más, Biempensante, vale más, Suspicaz,
vale más un idazki malo que la bondad
de una prosa hispana o al contrario? ¡Hilad!

Pues lo cierto, lo hermoso y lo excelso a mitad
si depende del gusto y unas normas, mirad
que no sea un prejuicio, cerrazón. ¡Cavilad!

Corazón latiente

Pues mi patria es la humana, mi nación la verdad
y mi pueblo el respeto y mi sueño la paz
me rebelo, la voz se me alza veraz
desde dentro del alma, desde mi mismidad.

Pues mi tierra es la honra, mi país la bondad
y mi mundo el débil y mi lucha vivaz
me sublevo, la lengua se me inflama mordaz
desde el núcleo del ser, desde mi intimidad.

Pues mi vida es la humilde, mi razón la amistad
me amotino, el habla se me enciende cual haz
desde el quid de mi ente, desde mi voluntad.

Pues mi norte es lo justo, la igualdad mi ciudad
me resisto, el verbo se me aviva audaz
desde el fondo de mí, desde mi libertad.

Poeticemos del habla

Aunque solo escribo por Vasconia, Vascón,
y es mi vida una pluma de patriótico amor,
por un día que canto y además con razón
contra el vasco del cuento me han llamado traidor.

Aunque solo malvivo por mi pueblo, nación
y es mi ser poesía para Euzkadi, un clamor,
por un día que verso y pidiendo perdón
contra el vasco de fábula me han robado el honor.

Aunque solo pervivo por mi tierra de acción,
por un día que rimo y por bien, con candor
contra el vasco irreal me han nombrado bribón.

Aunque solo revivo por mi gente, ¡Señor!,
por un día que creo y de tono dulzón
contra el vasco ideal me han soplado el valor.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Política eres tú

Señorías, política, qué es por Dios la política,
¿Buena fe es la política, es un arte, es científica?
¿Justa idea, política, pura magia, pacífica?
¿O la acción hasta el fin y la bélica horrífica?

Señorías, qué es la política, ¿crítica?
¿Mano izquierda? ¿Derecha? ¿La política es síquica?
¿Un negocio? ¿Un cuento? La política ¿química?
¿O la boca de río y la obra raquítica?

Señorías, política, qué es la Virgen ¿jurídica?
¿Un derecho, política? ¿Un deber? ¿Cosa cívica?
¿O la foto risueña y medalla olímpica?

Señorías, qué es la política, ¿mímica?
¿Bien común? ¿La palabra? ¿La política es lírica?
¿O la épica patria y la historia con mítica?

Revolución

Revolución, Chavala, Revolución, Chaval,
Revolución a buenas, Revolución moral,
Revolución con causa, Revolución cabal,
Revolución de base, Revolución global.

Revolución, Sincera, Revolución, Leal,
Revolución en marcha, Revolución gradual,
Revolución por justa, Revolución igual,
Revolución sin fin, Revolución menstrual.

Revolución, Viviente, Revolución, Mortal,
Revolución a voces, Revolución oral,
Revolución con hechos, Revolución actual.

Revolución, Urbana, Revolución, Rural,
Revolución de orden, Revolución social,
Revolución en masa, Revolución total.

La República Imperial

La República esa de Estados Unidos,
en verdad bancocracia cual emporios podridos,
ha cambiado de cara, ha mil cruces de olvidos,
ha mudado de testa, alma ha de bandidos.

La República esa de empresarios vendidos
al petróleo, a los dólares, a los bienes prohibidos…
ha trocado de jefe, ha de esclavos surtidos,
ha ganado el Nobel, pacifismos perdidos.

La República esa de los sueños heridos
pesadilla se ha vuelto para nos, biennacidos
¿o es que estoy de modorra o es que estamos dormidos?

¿Y no vemos países tanto más carcomidos,
los piratas do antaño pescadores curtidos
y africanos a manta, cómo no perseguidos?

Caprichos existenciales

Bien conozco a los Hombres que no mueren por nada,
no los matan tormentas, vendaval, mar picada,
terremoto, avalanchas, energía tronada
ni la tierra corrida ni la tierra incendiada.

Cuando otros por todo ven la vida apagada,
en la paz del océano, por la brisa soplada,
por los rayos del sol, por la china pisada
o un pedazo de carne o una pena encallada.

Bien conozco a los Hombres que no mata riada,
el calor del desierto, de Siberia la helada
ni la aciaga neblina ni la arena agitada.

Cuando otros incluso de alegría ganada,
de perder el aliento, de una yaga obstinada
o un mal paso a destiempo o una buena jugada.

Nobelistas de la guerra

A pesar de las críticas, constructivo arreo
y el enfado del mundo, el notable cabreo,
yo si creo en el Nobel de la Paz, cuando creo,
mas no creo en la Paz de los Nobel que veo.

Pues las Fuerzas de paz, cual del yanqui europeo…,
y las Paces de fuerza me hacen ser un ateo
porque noto que todo queda en pobre trofeo
y la paz es tan solo, es tan solo un deseo.

A futuro, y presente un sangriento goteo,
un por cuatro el odio y por cuatro el mosqueo
y un que caigan los pueblos, ¡quede en pie el Coliseo!

Que si el fuego es amigo, no es rival bombardeo,
hay errores de cálculo y el acierto es muy feo,
¿lo de buenos y malos no será pitorreo?

Perdón por las molestias

Hoy empieza la Feria de Durango, en mi villa,
la del Libro y Disco Vasco, qué maravilla
si estuviera presente, que si no es una astilla
en mi alma, en la tuya ¿otra inmunda manchilla?

Hoy habrá escribientes y me sobra manilla,
bertsolaris de humo, de zortziko en boquilla,
los Junkeras del cuento, una cuanta octavilla
y la venta, la venta, ¡todo queda en familia!

Hoy habrá intelectuales, una pobre pandilla
con la boina ideal, de serrín cabecilla
y la chapa, hojalata qué sé yo ¿en solapilla?

Hoy habrá una invasión, cómo no la guerrilla
que nos pinta el pueblo, ¡es a escote, cuadrilla!
y hasta el año que viene, ¡la resaca en la orilla!

jueves, 3 de diciembre de 2009

Las dos caras de la misma Tierra

Tiene el mundo países en que llueve comida,
cae del cántaro el agua marrón cual la crecida
y la gente desnuda o si no mal vestida
sobrevive, que eso no es vivir, es la herida.

Cuando en otros montañas hay de cosa podrida,
verdes andan los greens tal que el alma tupida
y la gente con cara ropa quiere ir lucida
o arreglada, tampoco esa vida es debida.

Tiene el mundo países con la casa barrida,
en la esquina la perra muerte, pronto venida
y aún así la sonrisa en los labios sentida.

Cuando en otros hay parques de solares sin vida,
de gusanos rebosa la manzana caída
y los rostros de perro no suaviza bruñida.

Simple poesía

Poesía de vida, Poesía vital,
Poesía de muerte, Poesía mortal,
Poesía de tiempo, Poesía tiempal,
Poesía de espacio, Poesía espacial.

Poesía terrestre, Poesía campal,
Poesía marina, Poesía naval,
Poesía celeste, Poesía ambiental,
Poesía infernada, Poesía infernal.

Poesía de flores, Poesía floral,
Poesía de fauna, Poesía animal,
Poesía humana, Poesía humanal.

Poesía de pueblo, Poesía local,
Poesía de Estado, Poesía estatal,
Poesía mundana, Poesía mundial.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Nocturnidad y poesía

Muchas noches yo sueño que me van a matar
sutilmente, un artista de obrar punto final
y parezca accidente, un morir natural,
la gran ley de la vida cuando fue rematar.

Y despierto ya pienso que pudiera pasar
que sufriera un ataque cual mi tío, carnal
no, marido de tía, en Barajas, ¡un mal!,
un tictac, corazón que se vino a parar.

O sí no tal mi tía, la que puede “gozar”
de la vida y aguarda ese lance fatal
esperando de España el poder trasplantar.

Un pulmón, por lo público, en Euskadi no hay tal
y Dios quiera… que muchas formas hay de acabar
la existencia, aguardando un milagro es fatal.

Abecedario poético

Con la A el Amor, con la B Barisfera,
con la C Corazón, con la CH la Chimbera,
con la D Democracia, con la E Enredadera,
con la F la Fe, con la G la Granjera.

Con la H Habitante, con la I Imaginera,
con la J Justicia, con la K Kiosquera,
con la L Libranza, con la LL llanera,
con la M Maestro, con la N Niñera.

Con la Ñ Ñañara, con la O Orillera,
con la P Pacifista, con la Q Quemadera,
con la R República, con la S Soñera.

Con la T Taburete, con la U la Ubrera,
con la V la Vida, W Webera,
X Xola, Y Yegua y la Z Zurdera.

martes, 1 de diciembre de 2009

Faena o faena

Como en frío en caliente, queme o quede de hielo
le diré, amiga mía, le diré, compañero,
que en Vasconia, en la patria por cual vivo y bien quiero
quizás haya quien piense que el poder cae del cielo.

Y ojalá, pero ello no me causa consuelo
pues sé a fe que el patriota entregado y sincero
y que aspira a ganar al País Vasco entero
ha el alma en la calle tal el cuerpo en el suelo.

Porque allí entre la gente, más de a pie que alto vuelo,
está el pueblo, el demos, el que cuida en su fuero
y desea atraer con verdades de anzuelo.

Convenciendo con hechos, trabajando el primero
en favor del conjunto por un justo modelo
nacional, ¡que a la masa se conquista de obrero!

O literata

Literatura es arte, Literato el artista,
Literatura mar, Literato una isla,
Literatura luz, Literato la chispa,
Literatura cuento, Literato un cuentista.

Literatura es flauta, Literato el flautista,
Literatura todo, Literato una pizca,
Literatura a jarros, Literato llovizna,
Literatura lentes, Literato la vista.

Literatura es piano, Literato teclista,
Literatura el alma, Literato la crisma,
Literatura verso, Literato versista.

Literatura es prosa, Literato prosista,
Literatura lengua, Literato marisma,
Literatura viaje, Literato turista.

Patriotismo

Patriotismo, señora y señor, Patriotismo,
qué va a ser Patriotismo, Patriotismo es un limbo,
el edén, Patriotismo, Patriotismo es Olimpo,
Patriotismo es la Patria, es la Patria en ti mismo.

Patriotismo en tu ser, en tu ser patrio ismo,
voz del nos, Patriotismo, Patriotismo es un himno,
un tictac, Patriotismo, Patriotismo es un ritmo,
Patriotismo es un canto nacional con lirismo,

Patriotismo en tus labios, una fe, un deísmo
popular, Patriotismo, Patriotismo es un Cristo,
Patriotismo, ¡ay la Virgen!, es paisano civismo.

Patriotismo en la calle, cortesía, urbanismo,
bientratar, Patriotismo, Patriotismo es bienquisto,
Patriotismo es el Pueblo para sí y altruismo.