sábado, 30 de noviembre de 2013

Lo que es

Es la albura del día y la luz mañanera,
es la piña, la uvita, la naranja y la pera,
es el fuego, la llama, la ceniza y la hoguera,
es la orilla, la roca, la corriente y la vera,

es la calle, la esquina, el cantón y la acera,
es la abeja, la miel, el panal y la cera,
es el mástil, la cuerda y la rica bandera,
es el mármol, la veta y la mala cantera,

es la magia, la vara y la negra chistera,
es la joya, la perla y la maja joyera,
es la campa, la falda y la verde ladera,

es la rama, la hojita y la dura madera,
es la brisa, la playa y la recta palmera,
es mi amada y va a serlo hasta el día en que muera.

Lo que soy

Soy tu estrella, tu luna y tu cielo azulado,
soy tu estela, tu olita y tu mar verdeado,
soy tu nube, tu brisa y tu viento enfadado,
soy tu río, tu ría y tu charco animado.

Soy tu fuego, tu llama y tu humito agrisado,
soy tu lava, tu roca y tu monte elevado,
soy tu arena, tu duna y tu arbusto cuidado,
soy tu lago, tu orilla y tu estanque mimado.

Soy tu playa, tu costa y tu islote aflorado,
soy tu selva, tu campa y tu bosque encantado,
soy tu tierra, tu planta y tu barro embarrado.

Soy tu valle, tu rosa y tu pino olivado,
soy tu cima, tu sierra y tu puerto empinado,
soy, cariño, amor mío, cual tu amante tu amado.

viernes, 29 de noviembre de 2013

De mi amor

Como a mi ella me quiere no la quiero yo a ella,
sin embargo a esa chica que entre todas descuella
aunque esté ella casada y no sea doncella
yo la quiero conmigo por ser buena tal bella.

Y de haber yo dinero o de haber plata y pella
no valdría, le juro, ni esta ni esa ni aquella
al querer para mí a la joven plebeya
que ha dejado en mi pecho imborrable una huella.

Y es que tengo bien llena de su amor la botella
y no busco en la tierra otro sol, otra estrella
que esa dama que brilla tal si fuere centella.

¿Quién besara sus labios con sabor a grosella
que a mi ser han marcado por hacerle gran mella
y viviera con ella aventura, epopeya?

jueves, 28 de noviembre de 2013

Poéticas descripciones

Las caricias de Dios son los rayos solares,
algodones bestiales son los osos polares,
quitapenas del alma son tabernas y bares,
personajes de ayer son zarinas y zares.

Estornudos del norte son los vientos glaciares,
escondites vitales son las casas y hogares,
las pupilas del mar son los negros caviares,
las cadenas del cuello son los bellos collares.

Laberintos de puestos son los grandes bazares,
las pequitas infladas son los pardos lunares,
los hermanos del par son los sabios impares.

Las bañeras del cosmos son los mares y mares,
las barritas de iglesias son los sacros altares
y las camas del campo son los rubios pajares.

Por ello

Por tenerte conmigo, por tenerte a mi lado
yo daría la vida o un tesoro encontrado
o mis sueños logrados o mi tiempo sagrado
o mi vena y mi sangre o mi pluma y teclado

o los años vividos o mi afán entregado
o mi lucha diaria o mi hobby encantado
o mis libros leídos o mi nombre ganado
o la dicha que tengo o este don tan logrado

o la casta que cuento o el camino ya andado
o los vivos recuerdos o el trabajo esforzado
o mi cuerpo de joven o mi pecho de amado

o los versos que escribo o los textos que he dado
o las cosas que guardo o el futuro esperado
o el presente que forjo o el tiempillo pasado.

Así eres tú

Eres como una joya, como un bruto diamante,
como un nácar de perla, como un bello brillante,
como un gran, buen regalo, como un lindo colgante,
como un fausto tesoro, como un astro ya errante.

Eres como un alivio, como un sabio calmante,
como un soplo de aliento, como un dulce o entrante,
como un caro destino, como un guante de ante,
como un ojo precioso, como un libro en estante.

Eres como una brújula, como un tiempo, un instante,
como un juego de amores, como un sueño constante,
como un viejo escondite, como un beso gigante.

Eres como un deseo, como un cielo flamante,
como un joven cristal, como un brillo radiante,
te lo dice tu amigo, te lo dice tu amante.

Porque los quiero y los amo

Muchas veces no quiero ni siquiera pensar
en mi muerte, no obstante, no lo puedo evitar
pues no hay nada más cierto que el que vaya a llegar,
pues sin sombras de dudas al final se va a dar.

Y es verdad que me apena y me suele apenar,
sin embargo me duele mucho más que expirar
el pensar que la gente que me vino a crear,
tal mis padres, se muere, es pensar y llorar.

Temo más ese instante que morir y acabar
pues son todo en mi vida y no puedo salvar
tal pensar sin llegar mi mejilla a mojar.

Y por ello me digo que quisiera lograr
el morirme con ellos, el morirme a su par
pues sin ellos la vida es llorar sin parar.

Estos últimos versos

Esta noche de cielo negro y nube agrisada
con mi pecho en la pluma como el alma apenada
estos últimos versos yo te escribo, mi amada,
por decirte una cosa hace tiempo pensada.

Que seguro que triste va a dejarte y helada,
mas me duele mentirte y tenerte engañada
y por ello he mascado que es mejor si es contada
de una vez para siempre sin dejarla ocultada.

Esta noche sin luna ni tampoco estrellada
con los ojos llorosos y una pena abultada
estos últimos versos yo te escribo, adorada.

Por decirte que quiero yo morir, que acabada
he rumiado dejar a mi vida y que nada
puede hacer que yo cambie ya de idea endiablada.

Una mentira literaria

Si es que acaso te has visto, amor mío, olvidada
desde un tiempo a esta parte, tú no pienses por nada
que tú tienes la culpa, andarías errada
pues de haber un culpable lo soy yo, bella amada.

Y sé bien que unas noches te dejé mal plantada
y que nunca cogía a una y otra llamada,
pero quiero que entiendas que estoy mal, que apenada
tengo el alma, me pincha mucho más que una espada.

Y es que es duro perder de una sola tacada
a mis padres, por ello va mi vida tocada
y no encuentro al final la salida buscada.

Y no sé si algún día la veré ya encontrada,
pero quiero decirte que sin ser ayudada
por tus manos mi vida ya estaría enterrada.

Si acaso eso

No he salido un maestro ni un genial director
ni un modelo bellísimo ni un bendito escultor
ni un taxista afanado ni un dichoso pastor
ni un atleta de triunfos ni un feliz nadador.

No he salido un torero ni aplaudido un actor
ni un buen, gran policía ni un pincel o un pintor
ni un curilla de iglesias ni un querido doctor
ni un marino de mares ni un dechado inventor.

No he salido un soldado ni un vital asesor
ni un cineasta de filmes ni un mañoso herrador
ni un locuaz cuentacuentos ni un sobrado inversor.

No he salido un conserje ni un bestial bailador
ni un jovial camarero ni un veraz catador,
yo he salido si acaso un poeta escritor.

Mi amiga amiga

Es mi amiga de siempre, es mi amiga casada,
es mi amiga de niños, es mi amiga soñada,
es mi amiga de juegos, es mi amiga mimada,
es mi amiga del todo, es mi amiga encontrada.

Es mi amiga de charlas, es mi amiga esperada,
es mi amiga de bailes, es mi amiga adorada,
es mi amiga especial, es mi amiga sagrada,
es mi amiga vital, es mi amiga anhelada.

Es mi amiga de viajes, es mi amiga alegrada,
es mi amiga de veras, es mi amiga cuidada,
es mi amiga de copas, es mi amiga ganada.

Es mi amiga del cole, es mi amiga salada,
es mi amiga de añitos, es mi amiga allegada,
es mi amiga a quien nunca cambiaría por nada.

No podía ser de otra forma

Es un cielo, un sol vivo, una luna dorada,
una lava naranja, una olita espumada,
una flor del otoño, una planta regada,
una nota en el aire, una música dada…

Es un fuego, un calor, una llama avivada,
una estatua de nieve, una arena aventada,
una ría de hojitas, una estela agrisada,
una islita en las aguas, una mar azulada…

Es un viento, un soplillo, una brisa incendiada,
una nube blanquísima, una campa aflorada,
una rama de un árbol, una miel afrutada.

Es un rayo, un relámpago, una joya enconchada,
una bella sirena, una ninfa adorada…,
así es ella, mi chica, así es ella, mi amada.

Confesiones verdaderas

Cinco añitos llevaba sin hacer el amor
y he tenido la suerte, el placer y el honor
de sentir nuevamente ese fuego, el calor
de una chica a quien riego mucho más que a una flor.

Cinco añitos llevaba sin hacer el mor, mor
y he contado la gracia, mi lectora o lector,
de notar nuevamente esa llama, el ardor
de una chica a quien quiero porque soy su amador.

Cinco añitos llevaba, cinco añitos, qué horror,
y al volverlo yo hacer me he sentido el mejor
hombre o chico en el mundo, no hay tesoro mayor.

Cinco añitos llevaba, cinco añitos, qué error,
y aunque no lo buscaba encontrar ese albor
me ha hecho bien, me ha hecho bien, me ha hecho todo un favor.

Qué noche

A las diez de la noche de una noche alunada
me llevó de la mano a una ermita olvidada
y escuchando su voz musical y afinada
en su tela de amores fui a caer al de nada.

Como araña preciosa en pelota picada
me dejó con cariño al par que desnudada
se quedaba a mi lado y con fiera mirada
dijo por tus afectos quiero ser penetrada.

Dicho y hecho y fue mía y fui suyo y besada
fue a quedar a la vez, a la par que abrazada
la decía te quiero amor mío y amada.

A las diez de la noche de una noche estrellada
me llevó de la mano a una ermita encantada
para hacerme el amor y otra tanta gozada.

Tus besos

Son tus besos dos labios que me tienen prendado,
son tus besos las dosis que me dejan drogado,
son tus besos la cura que me vuelve sanado,
son tus besos los sueños que yo tengo acostado.

Son tus besos un cofre que en mi pecho he guardado,
son tus besos los barcos a los cual he esperado,
son tus besos las mieles de un panal que es sagrado,
son tus besos perfumes que en mi cuello han parado.

Son tus besos la dicha que yo siempre he buscado,
son tus besos un viaje a un Olimpo azulado,
son tus besos tesoros que por ti yo he encontrado.

Son tus besos el vino que caté enamorado,
son tus besos la suerte de tenerte a mi lado,
son tus besos caricias de una amada a un amado.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Mismamente tú

Es un ángel caído desde el cielo estrellado,
es la brisa que llega por un mar azulado,
es un bello tesoro que no ha sido encontrado,
es un soplo de vida que te vuelve avivado,

es un beso de amor que te deja prendado,
es la musa que esperas al crear a tu lado,
es un sueño que quieres verlo, claro, logrado,
es un ser que te deja feliz como alegrado,

es un labio veraz que jamás me ha engañado,
es un cuerpo de dama que me tiene ganado,
es un fiero flechazo que Cupido ha lanzado,

es un río de afecto en el cual me he bañado,
es un fuego que nunca yo lo quiero apagado
y por eso yo siempre la he querido y amado.

Si tu amor

Si tu amor me da vida y más vida y vivir,
si tu amor me trae siempre el placer por sentir,
si tu amor no me duele ni a mí me hace sufrir,
si tu amor no hace daño ni me quiere a mí herir,

si tu amor a los dos nos consigue ya unir,
si tu amor es de veras y jamás de mentir,
si tu amor bien se porta y bien sabe cumplir,
si tu amor es mi sueño cuando llego a dormir,

si tu amor por ser grande no lo puedo medir,
si tu amor que te ame me ha llegado a pedir,
si tu amor me ha ganado, me ha logrado rendir,

si tu amor es un pecho que por mí va a latir,
si tu amor en la vida va a acabar, concluir,
quiero estar yo contigo hasta el fin o morir.

Tú misma

Blanca como la luna y más rubia que el oro,
ojos verdes marinos, voz valiosa, de coro,
bella como los sueños, su carita un tesoro
y es de andar elegante y de haber buen decoro.

Labios rosas, de chicle, las mejillas de lloro,
cejas como de lince, la nariz no es de moro,
un aroma que prenda, un carácter de toro
y piel tersa cual suave y de amor en el poro.

Verdadera de veras, habladora cual loro,
buena amiga y sincera, de mimar como al boro
y sus formas cautivan y es su paso sonoro.

Cuerpo lindo y de curvas, tiene un ser que valoro,
un abrazo de osito, un besar que ya añoro
y así es ella y por ello yo la quiero y adoro.

Si te quiero

Si te quiero y te quiero y te quiero, mi amada,
desde cuándo ya sabes, desde aquella jornada
en que tú y yo cruzamos sin querer la mirada
y dejaste que fuera tu mejilla besada.

Si te quiero y te quiero y te quiero, adorada,
desde entonces y tengo yo por ti bien prendada
toda el alma no entiendo por qué no estás casada
ya conmigo y te vuelves mi mujer aguardada.

Si te quiero y te quiero y te quiero, anhelada,
desde joven yo espero verte al fin esposada
no con otro, conmigo, es mi meta buscada.

Si te quiero y te quiero y te quiero, soñada,
y me quieres y pido yo tu mano aromada
porque siempre yo veo que al final es negada.

Mi promesa

Solo sé yo una cosa, que yo no lo he elegido,
el amor sin buscarlo a mi vida ha venido
y aunque esté ella casada o aunque tenga marido
no es platónico el caso, no lo doy por perdido.

Y prometo luchar por lo que es más querido,
por la chica que tiene a mi pecho cogido
porque cuando se quiere un buen sueño es debido
el no darse en la vida por ganado o vencido.

Y al robarme esa chica el latido, el latido
y ser ella mi amada, yo su amante escogido
debo hacer lo que sea para verlo cumplido.

Y si fallo en mi meta y resulta fallido
este intento y me quedo dolorido y herido
podré yo darme al sueño y quedarme dormido.

Hasta dejar de latir

Lo peor de la vida no es dejar de vivir,
es el ver que quien quieres se ha llegado a morir
porque, oyente, morirse y tener que partir
es la ley de la vida, no se puede elegir.

Sin embargo, el tener, el tener que asistir
a un entierro, a una muerte hace daño y sufrir
y tan solo una cosa yo le voy a decir
que es vital despedirse y saber despedir.

A quien quieres en tanto el poderle emitir
un te quiero, hasta siempre hace bien y sentir
que es la vida tan solo el amor sin herir.

Por lo tanto la vida o el vivir y existir
es amor a los prójimos y a uno mismo y cumplir
con los mismos en tanto no se apague el latir.

Amada como amado

Yo no sé si es platónico el quedarse prendado
de una niña casada o que ya se ha casado,
sin embargo el amor a mi vida ha llegado
sin haberlo buscado, él a mí me ha encontrado.

Y es verdad que no puedo yo cambiar el pasado,
porque entonces me quiso y yo no, fui atontado,
pero tengo el presente y el futuro a mi lado
y yo quiero que quede a mi gusto formado.

Quizás nunca lo logré, pero siempre he luchado
por ver hechos mis sueños realidad un puñado
y yo quiero luchar por haberlo soñado.

Y si veo mi sueño ya cumplido y logrado
seré un chico feliz por haber alcanzado
el tener a una amada como ser yo su amado.

Un amor de verdad

A San Juan de Garay con mi amiga casada
fui yo anoche y la noche fue de luna, estrellada,
empezamos hablando como amigos de añada
y después nos miramos a los ojos de cada.

Enlazamos las manos, me besó, fue besada
y cayeron las prendas con la sola mirada
y fui suyo y fue mía y el placer, la gozada
fue el mejor de los sueños, le diré, una pasada.

Desde entonces no dejo de pensar en mi amada,
estoy loco por ella, tengo el alma prendada
y conmigo quisiera que estuviera esposada.

Sin embargo, soy pobre y no puedo hacer nada
porque viva conmigo y me duele, apenada
va mi vida por ello, es peor que una espada.

Si no lo sabes, para que lo sepas

Aunque vivo con poco soy feliz, sé vivir
con lo justo, la vida me ha enseñado a reír
en los malos momentos y evitar el sufrir
es el quid aunque a veces lloro, empiezo a gemir.

Aunque vivo con poco soy feliz, sé existir
con lo básico, nunca fue mi sueño morir
rico y pobre me siento vivo, dejo latir
a mi pecho que a veces llora y suele sentir.

Sin embargo y no obstante lo que llego a decir
si tuviera dinero, no le voy a mentir,
a mi amiga casada llegaría a pedir.

Que se venga conmigo al altar y el unir
nuestras vidas sería un buen sueño cumplir
que quisiera algún día en mi vida advertir.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Es posible, lo es

Del amor, de la pena, del vivir, del morir,
del agobio, del llanto, del penar, del sufrir,
del apego, del odio, del error, del mentir,
de lo cierto, del éxito, del saber, del gemir,

de la rabia, del mundo, del hablar, del oír,
del luchar, de la entrega, del soñar, del dormir,
del lejano, del próximo, del marchar, del venir,
del obrar, del mirar, del cerrar, del abrir,

del paisaje, del bosque, de los mares, del ir,
del volver, de la suerte, del buscar, del seguir,
del encuentro, del aire, del pensar, del reír,

del Olimpo, del cielo, de la flor, del fluir,
del descaro, del tiempo, del deber, del cumplir
es posible, mi oyente, y de más escribir.

Sobre patriotas

Cuando tengas, oyente, a un patriota a tu lado
no te olvides que siempre por la patria ha luchado
y quien lucha por ella y quien todo le ha dado
bien merece el respeto que de sobra ha ganado.

Conocí yo a un patriota de verdad concienciado,
a la patria la amaba como amante al amado
y dio toda su vida, su sudor y sangrado
para verla al fin libre, mas no fue afortunado.

¿Y es que cuanto romántico de verdad no ha gozado
del placer y del gozo del haber bien logrado
lo que estando despierto o dormido ha soñado?

Y el patriota si sueña es para ver librado
a su enclave que lleva mucho tiempo apresado
y si lucha es por verlo al final liberado.

La maestra por excelencia

He buscado en los libros el saber y aprender
y aunque mucho he aprendido por leer y leer
la que más me ha enseñado y además sin querer
fue la vida, la vida es maestra y mujer.

Pues vivir ante todo no es el ser ni el tener,
sobretodo es caerse y volver a caer
y aprender bien de ello pues caer, recaer
es la ley de la vida hoy, mañana y ayer.

Yo por ello a mi vida la llegué a agradecer,
por haberme enseñado a vivir como a ser
una buena persona que se ha dado a valer.

Por lo tanto mil gracias a mi vida, al crecer
poco a poco se aprende lo que debes saber
para ser y vivir hasta el tiempo postrer.

El soneto de la piratería

Con mi barco y navío, al timón o en el puente,
desde el norte hasta al sur, del oriente al poniente
he surcado los mares tal pirata valiente
por hincar a tesoros y tesoros el diente.

Con mi barco y navío, por detrás o de frente,
con el viento a favor y también la corriente
he abordado mil barcos sin tener la patente
yo de corso y lo sabe todo el mundo o la gente.

Con mi barco y navío, ignorante o consciente
del peligro, he asaltado al ateo o creyente
por robarles el oro de manera indecente.

Con mi barco y navío, con espera y paciente,
tras dar bien algún golpe siempre tuve en mi mente
que llegara algún otro, que llegara el siguiente.