jueves, 31 de julio de 2014

Está claro

De tu lengua me gusta su dulzoso sabor,
de tu pelo tan liso su castaño color,
de tu piel perfumada su fragancia y olor,
de tu cuello atractivo su pasión, su fervor.

De tu cara me gusta su figura de flor,
de tu boca su gracia, su gracejo, su humor,
de tu mano sincera su bondad, su candor,
de tu pecho latiente su osadía, valor.

De tu pierna me gusta su medida y largor,
de tu par de luceros su tamaño y grandor,
de tu voz su dulzura y a la paz su dulzor.

De tu mente me gusta su pensar con rigor,
de tu cuerpo de fémina su bendito calor
y de ti en su conjunto, está claro, tu amor.

Llora

Cuando cantan los gallos, se despierta la flora,
ya está listo el sol astro, vive luz de la aurora,
las campanas repican y el reloj anda en hora
mi alma llora, lector, mi alma llora, lectora.

Pues se acaba una noche de escritura sonora,
da a su fin la velada tan feliz, trovadora,
se me calla la pluma tan locuaz, rimadora
y por ello, mi oyente, mi alma llora, me llora.

Cuando pían las aves, se levanta la mora,
se retira la luna, la mar ruge cantora
mi alma sus lagrimitas las da a luz, las aflora.

Pues termina su tiempo de escribir, ser autora,
se despide de oidor, se despide de oidora
y por tal mi alma llora tal ahora y ahora.

Solo pensarlo

Desde lo alto del cielo cuando el astro solar
cae a tierra unas veces, otras cae en la mar
y se apaga o se apaga cuando el disco lunar
con su boca a sus velas llega fuerte a soplar

en ti, sangre querida, yo me pongo a soñar
y contengo las lágrimas que se quieren fugar
de mis ojos al tiempo que me da por pensar
que pudieras un día para siempre faltar.

Qué dolor sentiría, cuánto te iba a extrañar
cuando solo mascarlo es romper a llorar
desde adentro hacia afuera y mi rostro empapar.

Qué dolor, qué de menos a ti yo te iba a echar
si de solo rumiarlo ya me veo soltar
por luceros mil lágrimas y mi cara calar.

Mil latidos

Cuando suena el silencio de la noche acostada,
no hay un alma en la calle por farola alumbrada
y se escuchan los pasos que en la vía estelada
dan estrellas que llegan a cruzar su mirada

pongo yo mis luceros en la luna nevada
y percibo la música amorosa pulsada
en mi yo por la entraña que es doquiera llamada
corazón y que tiene en mi ser su morada.

Bien entonces repican cual campanas, mi amada,
por ti en mí mil latidos de amor, una pasada,
que yo llevo a las hojas con mi pluma prendada

de vos porque de vos ella está enamorada
y por ello a ti sola, a ti, dama soñada,
le redacta poemas de cariño inspirada.

miércoles, 30 de julio de 2014

Es ella

Este día en que tengo sueño en todo mi ser
se me cierran los ojos, ya no quieren ni oler
esta noche estrellada que va pronto a nacer
y que está que cautiva y que está ella de ver.

Y aquí sigo yo al pie del cañón sin caer
en los brazos del catre, sin llegarme a meter
en la cama y no pienso dar mi brazo a torcer
porque quiero decirle a mi amor, mi mujer

que jamás en la vida yo la quiero perder,
de mi parte que todo yo lo voy a poner,
que con ella me brinda la existencia placer,

que podemos bien juntos unos hijos tener,
que lo nuestro no hay nada que lo pueda romper
y que es ella el amor a quien doy mi querer.

La mano

Cuando el pecho del día ya no tiene latido
porque el sol de miradas se ha al final escondido
y la luna aparece para darle sentido
a la noche estrellada yo no caigo rendido

a los pies de la cama, sigo en pie, no dormido
y le doy al poeta que en mi fuero ha crecido
libertad, paz, espacio como el tiempo debido
para darse a escribir y salir de su nido

con palabras con música, ritmo, timbre y sonido
que tan solo pretenden conquistar el oído
y a la vez corazón de quien tanto ha querido.

Es entonces él cuando, él que tanto ha vivido
y que está por su amor más que loco perdido
es osado y le pide mano, ser su marido.

Merece

Por tu ser, por tus besos, por tu amor sin medida,
por tu risa y sonrisa, por tu entraña latida,
por tu voz, tu palabra, tu mirada sentida,
por tu ayuda por nada, por tu estar tan cumplida,

por tu cuerpo, tu cara tan bonita y florida,
por tu escucha, tu entrega tan hermosa y lucida,
por tu grata mirada, por tu buena acogida,
por tu pose, tus gestos, tu pasión decidida,

por tu encanto, alegría, por tu andar tan surtida,
por tu buena salud, verte bien y fornida,
por tu gracia, tu humor, madurez ya crecida,

por tu salsa, gracejo, corazón de atrevida,
por tu temple, tu paz, calma nunca perdida
bien merece estar vivo, bien merece la vida.

Que me digas

Quiero yo que empecemos a vivir desde cero,
quiero yo que no dejes que termine soltero,
quiero yo ver contigo el enero o febrero,
quiero yo que quedemos en pelotas, en cuero,

quiero yo que tengamos un futuro sincero,
quiero yo que pongamos en lo nuestro el esmero,
quiero yo que nos pegue bien Cupido el arquero,
quiero yo que tú sepas que eres tú lo primero,

quiero yo para ti jamás ser lo postrero,
quiero yo que me juzgues con honesto rasero,
quiero yo ser con vos un señor caballero,

quiero yo y a tu lado andar como cordero,
quiero yo ver tus ojos o lucero y lucero,
pero quiero ante todo que me digas te quiero.

domingo, 27 de julio de 2014

Apagado

Aunque tú y yo momentos buenos hemos gozado
y aunque he sido feliz yo contigo casado
y me has hecho tú padre porque hijitos me has dado
ha llegado el momento de acabar lo empezado.

Aunque dos fuimos uno y a ser cuatro ha llegado
y aunque yo te he querido y tu a mí me has amado
y tenemos un mundo por nosotros creado
ha llegado la hora de ultimar lo iniciado.

Aunque ha sido lo nuestro muy bonito, agraciado
y aunque fieles lo somos, no nos hemos fallado
ha llegado el instante de zanjar lo intentado.

Y es que el tema es sencillo, para nada embrollado,
no hay tercera persona, por tal no ha terminado
nuestro amor, es tan solo que el amor se ha apagado.

No puedes hacerlo

Puedes tú arrepentirte de robar, de matar,
de mentir, de ser falso, de embaucar, de engañar,
de la optada pareja, de pasar por altar,
de hacer daño, de herir, de hacer mal y dañar.

Puedes tú arrepentirte de comprar un hogar,
de la vida pasada o presente, de amar,
de gozar con amante, ser infiel, de fallar,
de caer en las copas y bebidas y el bar.

Puedes tú arrepentirte de volver a empezar,
de engancharte a las drogas, de gastar sin parar,
de un trabajo elegido, de no dar y tomar.

Puedes tú arrepentirte de soñar sin lograr,
mas no puedes hacerlo, ni pensar, ni pensar,
de llegar al suicidio, de llegarte a apagar.

A los pies de su mano

Hay camino que lleva al lugar deseado,
hay camino que no, que no da en ningún lado,
hay camino que solo lo verás iniciado
y hay camino al revés, que lo ves acabado.

Hay camino que enseña, que te deja cambiado,
hay camino de sobra conocido, trillado,
hay camino que invita al pensar despejado
y hay camino que lanza a actuar a lo osado.

Hay camino que en línea recta al fin va anhelado,
hay camino con curvas, de zigzag y virado
y hay camino que vuelve al lugar do ha empezado.

Hay camino, el camino al andar no es creado,
al andar no se hace, sin haber caminado
a los pies de su mano siempre, siempre ha llevado.

Los artistas y el artista

Hay artista que saca a la luz lo alumbrado
y hay artista que en sombra deja al fin lo creado
y hay artista que vende un montón en mercado
y artista que pobre, pobre, pobre ha acabado.

Hay artista que vive del trabajo gozado
y hay artista que muere sin ganar lo ganado
y hay artista que cuenta fama, que es afamado
y hay artista famoso, mas tras ser enterrado.

Hay artista que ataca al poder asentado
y hay artista que ampara a quien mucho ha mandado
y hay artista que incita a ser libre o librado.

Hay artista de cuna que talento ha contado
y hay artista que a base de afán tal ha logrado,
mas artista es quien arte bueno crea, ha artizado.

A ti siempre…

Nunca, amor, yo te dicho, nunca, amor, te he contado
aunque no te he mentido, aunque no te he engañado
pues te he sido sincero a la par que acertado
lo que cuento en el alma escondido, ocultado.

Y esta tarde en que estoy junto a un mar azulado
bajo un cielo sin nubes, bajo un cielo aclarado
creo yo que el momento oportuno ha llegado
de decirlo, expresarlo, de dejarlo apuntado.

Nunca, amor, yo te he dicho, nunca, amor, te he expresado
aunque no te he fingido, aunque no te he embaucado
pues te he sido yo cierto a la par que muy honrado

lo que albergo en el alma encubierto, guardado.
Y es tan solo, mi cielo como sol adorado,
y es tan solo, cariño, que a ti siempre te he amado.

De otra forma

He mirado a la luna como al cielo estrellado,
he mirado al mañana como al hoy y al pasado,
he mirado a la amiga como a amigo gozado,
he mirado al ocaso como a albor esperado,

he mirado a otras tierras como a mar azulado,
he mirado a otro tiempo como a espacio contado,
he mirado a la tierra como al mundo habitado,
he mirado a luceros como a labio anhelado,

he mirado a la cara como al pelo peinado,
he mirado a las curvas como al cuerpo soñado,
he mirado a la luz como al negro asombrado,

he mirado a la vida como al fin anunciado,
he mirado a otras chicas como a novia a mi lado,
pero a ti de otra forma siempre yo te he mirado.

El perdón tras la infidelidad

Esta tarde de nubes y de cielo agrisado
en que el sol se ha escondido, en que sol no ha brillado
y la lluvia y granizo y la nieve han llegado
yo me encuentro muy triste, yo me veo apenado

y el dolor me carcome, hasta incluso he llorado
al echarte de menos, al haberte extrañado
y saber que ya nunca te tendré yo a mi lado
por ponerte los cuernos, por haberte engañado.

Fueron solo unos besos cuando estaba embriagado,
no hubo más, nada más, nada más ha pasado
y por ello te pido yo que estoy sonrojado

el perdón más sincero, quiero ser perdonado
porque quiero volver al reciente pasado
cuando yo me sentía por ti más que muy amado.

Lo eres

Puedes ser mi futuro, mi presente y pasado,
puedes ser mi lunita, mi sol, cielo encelado,
puedes ser mi gran sueño, mi camino empezado,
puedes ser mi alegría, mi tesoro encontrado,

puedes ser mi amiguita, mi sostén esperado,
puedes ser mi regalo, mi presente agraciado,
puedes ser mi esperanza, mi contarte a mi lado,
puedes ser mi camino, mi destino anhelado,

puedes ser mi consejo, mi espejito mirado,
puedes ser mi sonrisa, mi sentirme escuchado,
puedes ser mi cultura, mi saber ilustrado,

puedes ser mi milagro, mi poema encantado,
puedes ser mi sorpresa, mi luchar entregado,
pero tú eres mi amor porque soy yo tu amado.

sábado, 26 de julio de 2014

Nunca, jamás de los jamases

Deja tú si lo quieres tu trabajo, tu hogar,
tus amigos, pareja, tu taberna, tu bar,
tu ciudad o tu pueblo, tu país, tu lugar,
tu refugio, tu mundo y tu cielo y tu mar.

Deja tú si lo quieres tu pensar y actuar,
tus canciones, películas, tu pasión, tu viajar,
tu paisaje o tu vista, tu camita, tu azar,
tu rincón, tu diván y tu plata y tu car.

Deja tú si lo quieres tu parroquia, tu altar,
tus recuerdos, memorias, tu placer, tu gozar,
tu Dios, Diosa, tu autora y tu autor y tu ajuar.

Deja tú si lo quieres tu camino, tu andar,
tus pasados, presentes, tu futuro a llegar,
pero tú nunca dejes de soñar y de amar.

Palabras y sonidos

Cuando el mar de mil olas a los brazos se ha echado
de la noche, la tierra ojo y ojo ha cerrado
y aparece la luna por el cielo estrellado
tengo el alma sin sueño, corazón despertado,

la cabeza en los versos como el cuerpo al teclado
y en el ser un amor por ti tan aflorado
que aunque intento dejarlo a la sombra plantado
por vos sale a la luz, por vos, sol adorado.

Y es entonces él cuando, él que está enamorado
de ti alumbra poemas, da a la vida un puñado
por ponerle palabras a su amor tan callado.

Y es entonces él cuando, él que está embelesado
de ti pare poemas y los libra a tu lado
por ponerle sonidos a su amor silenciado.

Mil lágrimas

Cuando duerme la noche porque está ya cansada
y no hay sol a la vista y la luna es mirada
por ojitos de amantes al igual que estrellada
bovedita celeste y galaxia alejada

es la horita en que el alma que de ti yo he prendada
más te extraña, echa en falta a su vera arrimada
y se pone a soñar en vos, dama soñada,
y le vienen mil lágrimas de una sola pasada.

Cuando ronca la noche porque está ya acostada
y el sol dice hasta luego, hola la hostia alunada
es el tiempo en que el ánima que de ti he enamorada

más te añora, te evoca a su lado tumbada
y se lanza a soñar en vos, niña adorada,
y le salen mil lágrimas pues tú faltas, amada.

No hay nada

No es la paz ni el amor del amado o la amada
ni es la risa, sonrisa ni la dicha buscada
ni es el sueño ni el arte ni la lucha entregada
ni es el cielo, la tierra ni la mar azulada…

No es el bar, restaurante ni la casa o morada
ni es el cine, los libros ni la música alada
ni es la amiga, el amigo ni pareja gozada
ni es el padre, la madre ni familia contada…

No es la plata, el dinero ni el dormir con almohada
ni la tele, el Pc ni la radio escuchada
ni el deporte ni el baile ni la juerga gustada…

No es la droga ni el sexo ni la noche estrellada
ni es el vino, el alcohol ni la siesta ganada
pues, lector o lectora, tal la vida no hay nada.

Escritor verdadero

Desde un pueblo que es villa y es Durango nombrado
en el cual yo nací y mi vida he pasado
yo que tanto le quiero, yo que tanto le he amado
a diario si puedo les escribo un puñado

de mil cosas distintas que atención me han llamado
y que dejan su huella, que a mi ser han marcado
y que llevo al papel tecleando en teclado
de una forma sincera aunque hay vez que inventado

historietas tratando de expresar lo apropiado
con ficciones, mas siendo cual sincero acertado
al tratar cualquier tema que haya sido abordado.

Sepa pues quien me lea que le he sido yo honrado
al contar mis cositas y si hay vez que he callado
de una forma o de otra la verdad la he apuntado.

Tuyo como mía

Esta tarde en que cuento a mi lado la ría
y en que extraño en mi mano a la tuya tan fría
sin haber a la vera miradita que espía
entretanto yo escucho el cantar de ave cría

con tu amor solamente como norte, tal guía
voy en ti yo pensando por la calle, la vía
pues no hay hora que pase, sea noche o de día,
que de ti no me acuerde, corazón, buena tía.

Te echo mucho de menos, sin ti siento agonía
en mi pecho y mi vida anda como vacía
pues tú solo la llenas, mi alma a ti solo ansía.

Y de estar tú conmigo con valor como hombría
te diría, amor mío, de verdad, sin falsía,
que yo quiero que vuelvas y ser tuyo y tú mía.

Por todo eso

Porque has sido mi amiga y has estado a mi lado,
porque siempre conmigo más que bien te has portado,
porque nunca en lo bueno y lo malo has faltado,
porque todo me ofreces sin haberlo dudado,

porque cuentas verdades y a mí tú has escuchado,
porque ayuda me has dado cuando a ti la he rogado,
porque intentas que esté sano, bien y alegrado,
porque en mí tú confías como en ti he confiado,

porque ríes conmigo y conmigo has llorado,
porque tú a mí me miras cual jamás me han mirado,
porque cuentas tú todo lo que siempre he soñado,

porque sabes tenerme feliz como encantado,
porque tú a mí me quieres y me siento yo amado
yo te quiero y de ti sigo yo enamorado.

Libertad es…

Libertad es el sueño por cual más se ha luchado,
libertad es ser libre sin dañar al de al lado,
libertad es volar como pájaro alado,
libertad es saberse franco, nunca apresado,

libertad es camino para andar liberado,
libertad es un medio, no es un fin conquistado,
libertad es la llama que jamás se ha apagado,
libertad es un aire que te llena aspirado,

libertad es hacer lo que está mal negado,
libertad es espejo que te muestra librado,
libertad es la dama que a cualquiera ha prendado,

libertad es la islita con tesoro enterrado,
libertad es el mundo como el ser libertado,
libertad es vivir y morir licenciado.

A ti solo…

Cuando acaba el enero como empieza el febrero
este día en que el sol ha salido el postrero
pues la luna brillaba ya en el cielo primero
quiero ser yo contigo, amor mío, sincero

y decirte una cosa que he guardado en mi fuero
mucho tiempo tal guarda el dinero el banquero
y que es hora, cariño, porque así lo prefiero
de sacarla a la luz, no dejarla en tintero.

Y a ello voy como va a la guerra el guerrero,
con un poco de miedo en el pecho bien fiero
que está lleno de amor, de tu amor lleno entero.

Oye bien por lo tanto, corazón sin ni un pero,
lo que sueño decirte vivo por si antes muero
y es que, sol, luna, cielo, a ti solo yo quiero.

Lo sabes

Yo no sé si tú sabes que no tengo dinero,
yo no sé si tú sabes que yo soy un obrero,
yo no sé si tú sabes que no creo en el clero,
yo no sé si tú sabes que hay penita en mi fuero,

yo no sé si tú sabes que soy tuyo yo entero,
yo no sé si tú sabes que te he sido sincero,
yo no sé si tú sabes que más de uno he algún pero,
yo no sé si tú sabes que contigo me esmero,

yo no sé si tú sabes que eres tú lo primero,
yo no sé si tú sabes que yo sigo soltero,
yo no sé si tú sabes que me siento un cordero,

yo no sé si tú sabes que estás tú en mi lucero,
pero sabes de sobra que a ti, amor, yo te quiero
y que doy yo mi vida por ti, que por ti muero.

Tu amigo y tu amor y tu amado

Fue en un día sin nubes en el cielo azulado,
era el sol amarillo y un pelín naranjado,
no corrían los vientos, aire había calmado
y las aves cantaban como nunca han cantado.

En la calle yo estaba en un banco sentado
contemplando a la gente que pasaba a mi lado
y esperándote a ti pues te había citado
para hablarte y contarte lo que siempre he callado.

Tú llegaste a la hora, ni un minuto pasado,
la campana no había todavía sonado
y te vi más hermosa que con flores un prado.

Te miré yo a los ojos y con tono pausado
siendo al fin ya valiente fui a decirte a lo osado
quiero ser yo tu amigo y tu amor y tu amado.

Amigo amigado

Un amigo es quien nunca va a dejarte plantado,
un amigo es quien ríe y contigo ha llorado,
un amigo es quien mucho con tu ser ha jugado,
un amigo es quien siempre, siempre ha estado a tu lado,

un amigo es quien pide perdón cuando ha fallado,
un amigo es quien tiempo y más tiempo te ha dado,
un amigo es quien calla lo que tú le has contado,
un amigo es quien sabe de tu vida un puñado,

un amigo es quien quiere verte bien, alegrado,
un amigo es quien viene, va y jamás se ha marchado,
un amigo es quien siéndolo va a contarte ganado,

un amigo es quien sufre cuando mal lo has pasado,
un amigo es quien bien y mejor a ti ha amado,
un amigo, un amigo es amigo amigado.