viernes, 23 de enero de 2015

No puede, pero…

Un poema no puede transformar el pasado
ni decir si otra vida a quien muere ha esperado
ni dar fe de si Dios fue el que todo ha creado
ni llegar más veloz que la luz a tu lado

ni alumbrar a un bebé cual la madre ha alumbrado
ni poner en tus ojos lo que nadie ha observado
ni dar vista al que es ciego o ha quedado cegado
ni lograr que hable el mudo ni que escuche asordado

ni llevarte a ese tiempo que es futuro llamado
ni vivir por ti el hoy o el presente nombrado
ni dejar que este cosmos ha final por probado

ni entrar nunca en las almas que por él no han parado,
imposible, no obstante, a él tan solo le es dado
ser al fin poesía y algo ya poetizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario