viernes, 9 de enero de 2015

Vive por ti, por mí y por nosotros

Si llegara un buen día de tus labios a oír
que no quieres vivir, que te quieres morir,
una cosa tan solo te iba a ti yo a decir,
me has llegado el vital corazón a partir.

No está bien que te quieras marchar como partir
de la vida, no quiero tu vacío sentir
y llegar a estar triste y ponerme a sufrir
pues la vida sin ti iba a ser desvivir.

Por lo tanto una cosa yo te voy a pedir,
una cosa tan solo, que no quieras huir
de la vida, en la vida volvería a reír.

Y además algo más yo te voy a exigir,
que a deshora no dejes de vivir y existir
pues sin ti quien te escribe no querría vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario