sábado, 28 de febrero de 2015

Dos en uno

Una noche sin hora y sin fin ni final
tú me hiciste sentirme todo un hombre y chaval
al tener un encuentro sexual como carnal
que fue todo deseo y a la vez pasional.

Te viniste a mi cama de manera cordial
y tú a mí me dijiste con tu voz integral
quiero yo que me hagas el amor más sensual
que me han hecho en la vida, el amor más sexual.

Y metiendo mi pene en tu coño vital
te hice yo a ti el amor y te di lo esencial
de mí, el ser que yo soy y mi fondo formal.

Y fui tuyo y tú mía y los dos al igual
disfrutamos del acto más real e ideal
que se puede vivir, fuimos uno tal cual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario