viernes, 27 de febrero de 2015

El que más quiero

No esperaba decirte aquél día de enero
en que daba el termómetro casi un dos bajo cero
y no andaba en el cielo el gran sol mañanero
y la nieve caía con compás friolero

y un vientillo polar siendo frío era acero
y la sal no podía con el hielo más fiero
y la estufa y la manta abrigaban con pero
y la calle un desierto parecía severo

y las nubes llegaban con pasito ligero
y el invierno en el pueblo se encontraba en su fuero
y la helada anunciaba el venir del febrero

no esperaba decirte lo que dije sincero,
que eres tú el gran amor que he encontrado soltero,
el amor de mi vida, el amor que más quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario