sábado, 28 de febrero de 2015

No puedo, no puedo, no puedo

¿Qué me lleva a ponerme al teclado a escribir?
¿Son las ganas que tengo de expresarme y decir?
¿El pasar así el tiempo sin llegarme a aburrir?
¿O sentir que escribiendo se me alivia el sufrir?

¿El querer a lectores los luceros abrir?
¿Dejar parte de mí y una obrita al morir?
¿El querer la verdad encontrar, descubrir?
¿Dar a luz lo que pienso como suelo sentir?

¿O un amor a los versos que no llego a medir?
¿Ver en ello un deber que yo debo cumplir?
¿O llevar a mi ser desde adentro a salir?

¿Permitir a mi buen corazón qué y latir?
No lo sé, pero he claro lo que voy a emitir,
que sin ser escritor yo no puedo vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario