viernes, 6 de marzo de 2015

… pocas palabras bastan

Como un perro en la esquina me dejaste tirado,
te marchaste sin irte y sin irte has marchado,
no me dejas en paz ni  me dejas calmado
y me he echado la culpa, te libré del pecado.

No me has dado tú nada cuando todo te he dado,
fue bonito al principio, pero mal ha acabado,
Dios nos juzgue y te coja ese Dios confesado
y jamás volvería a ti, a estar a tu lado.

Estoy yo arrepentido y tú no has perdonado,
debí yo perdonarte , no te has tú retractado
y lo habido entre ambos se ha sin más terminado.

Y no es justo he perdido y no es justo has ganado
y fallé estando enfermo y fallaste sanado
y que el tiempo nos ponga en el sitio adecuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario