domingo, 31 de mayo de 2015

Lo que cuentan los juegos

¿Qué han lo juegos que en vida tanto y más me han gustado?
¿Cual victoria derrota y el empate que añado?
¿Enseñanzas a mares y lecciones puñado?
¿Reglas para observar y el respeto sagrado?

¿Juego limpio cual sucio, trampa y ley y lo honrado?
¿Compañero y rival, juez y rey y un estado?
¿Premio como castigo, tiempo, espacio adecuado?
¿Buena suerte y la mala, arte y práctica al lado?

¿Guerra y paz y revancha y al final resultado?
¿Pasatiempo sin precio y recreo apreciado?
¿La droguita más sana y que es cura es probado?

¿Más sonrisas que lágrimas, alegría y enfado?
Le doy fe, pero creo que de siempre han contado
que a los niños que somos a la luz les han dado.

Lo que cuenta la novia

¿Qué ha una novia que en vida tanto yo la he buscado?
¿La querencia más buena y el amor más probado?
¿Amistad que al noviazgo como allende ha llevado?
¿Una gran compañera y mujer siempre al lado?

¿Lealtad, confianza, compañía, cuidado…?
¿Las caricias, los mimos, besos, sexo excitado?
¿El cariño que gusta y también ha prendado?
¿Un presente, un futuro y a la vez un pasado?

¿Una historia, aventura, relación que ha cuajado?
¿Tal que química física y un gran sueño soñado?
¿El deseo, el placer y el abrazo sexuado?

¿Un camino en común y un destino anhelado?
Puede ser y la novia cuenta como ha contado
vida junto a la propia, la de amada y amado.

jueves, 14 de mayo de 2015

Una noche veraniega

Una noche esta añada cuando llegue el verano
y a Marbella vayamos como amada y amado
so la luz de la luna y del cielo estelado
y la lluvia de estrellas y del cosmos lejano

quiero que ambos hagamos como humana y humano
el amor y decirte una vez acabado
que te quiero, te quiero como nunca yo he amado
y también que algún día pediré yo tu mano.

Una noche este añito de este agosto cercano
que a Marbella vayamos tal prendada y prendado
bajo el bello universo, sobre el mundo mundano

quiero hacerte el amor y decirte ultimado
que te quiero, te quiero, que te quiero un puñado
y también que algún nos habremos casado.

Lo que cuenta el trabajo

¿El trabajo qué cuenta que me ha siempre gustado?
¿El sudor de la frente y el descanso ganado?
¿El salario, la nómina o el jornal que es sagrado?
¿El ser jefe con suerte o sin ella un mandado?

¿Compañeros con quien mucho tiempo es pasado?
¿Calendario y los días y las fiestas de agrado?
¿Las horitas muy lentas y el reloj tan pausado?
¿Buzo azul de faena o un buen traje planchado?

¿Vestuario, taquilla u oficina y sentado?
¿Dirección, sindicato y la empresa a su lado?
¿Lucha obrera y convenio tras haber negociado?

¿Capital, proletario, uno al otro enfrentado?
Puede ser, pero quiero dejar bien resaltado
que el trabajo da vida, mas también la ha quitado.

Lo que cuenta el estudio

¿El estudio qué cuenta que yo siempre he estudiado?
¿Formación en principio y trabajo acabado?
¿Meter codos y codos y el descanso sagrado?
¿Alcohol, drogas y sexo, mucha fiesta a su lado?

¿Tomar sin fin apuntes de los cual se ha empollado?
¿Ir a clase y las piras que no son un pecado?
¿Los maestros, maestras y también alumnado?
¿Papel, “boli”, la clase, mesa, silla, encerado?

¿Biblioteca y el libro y el pedirlo prestado?
¿Dudas, muchas preguntas para ser contestado?
¿El suspenso maldito y el bendito aprobado?

¿El café y el pintxito y el refresco gozado?
Ya lo creo, no obstante, bien mirado y pensado
da futuro el estudio, pero roba el pasado.

Lo que cuentan las letras

¿Qué han las letras que siempre las deseo a mi lado?
¿La cultura humanística y el saber humanado?
¿Cocorota de prosa, corazón poetizado?
¿Una vida bohemia y una muerte de fado?

¿La palabra en la boca y en la lengua un puñado?
¿De par en par mil libros que han abierto y cerrado?
¿Una sangre de tinta, de papel lo avenado?
¿Hojas más que los árboles, plumas más que el alado?

¿La persona en su mundo como el mundo espaciado?
¿Puño y letra de autor, de lector lo labiado?
¿Mucho sueño despierto y dormir despertado?

¿Y la voz del presente y futuro y pasado?
Tal lo cuento, no obstante, quede en vos bien grabado
que son ellas las notas que la vida han tocado.

Lo que cuenta la ciencia

¿Ciencia, qué es lo que cuentas que me has siempre enseñado?
¿La sapiencia buscada y el saber encontrado?
¿Muchas, muchas preguntas y respuestas puñado?
¿Teoría y acción, el pensar y lo obrado?

¿La cabeza de Sócrates, corazón de Machado?
¿El querer la verdad como amar lo acertado?
¿Ignorancia a priori y después lo ilustrado?
¿A tu vera los números y las letras al lado?

¿Al principio trabajo y al final lo inspirado?
¿Pensamientos sin fin, sentimiento acabado?
¿Dudas, dudas y dudas y certeza es probado?

¿Sombras tantas cual soles y una luz que ha alumbrado?
Quién lo sabe, no obstante, quede bien aclarado
que es la ciencia un camino que hasta a Dios ha llevado.

Lo que cuenta la salud

¿Salud, qué es lo que cuentas que te quiero a mi lado?
¿Más valor que el dinero y el amor y lo amado?
¿Sanidad y templanza, fortaleza y cuidado?
¿Buena cara cual alma, el semblante animado?

¿Cuerpo y mente sin males, un buen todo formado?
¿Apariencia y esencia como Dios ha mandado?
¿Una forma redonda como un fondo cuadrado?
¿La materia y espíritu saludables cual prado?

¿Ente y ser vigorosos, ni uno ni otro aquejado?
¿La natura sin lágrimas, la figura sin fado?
¿Apetito en su salsa y el humor no extraviado?

¿Buen color, buen aspecto y la entraña en su estado?
Obviamente, no obstante, quede bien resaltado
que ella siempre las ganas de vivir ha contado.

martes, 12 de mayo de 2015

Lo que cuenta el dinero

¿El dinero qué tiene que es amado y odiado?
¿Que mil puertas ha abierto y otras mil ha cerrado?
¿Que ni poco ni mucho es en sí lo adecuado?
¿Que dar no da la dicha y tristeza él ha dado?

¿Que no es nada y empero a ser todo ha llegado?
¿Que en principio es un medio y al final fin buscado?
¿Que se pierde y se gana y se gasta y se ha ahorrado?
¿Que si sube a los cielos al infierno ha bajado?

¿Que hay por él quien se vende, quien por él ha comprado?
¿Que lo mismo trae más que te deja arruinado?
¿Que a las buenas o a malas puede ser qué y logrado?

¿Que asaz cuesta ganarlo y en bien poco es quemado?
Ya lo creo, no obstante, que no quede olvidado
que con él se ha vivido y por él se ha matado.

Lo que cuenta el centro

¿Centro, el centro qué cuenta, contará o ha contado?
¿Que ha derechas o izquierdas se ha lo mismo escorado?
¿Que o bien toma postura o es ambiguo al cuadrado?
¿Que es espacio en política por los votos buscado?

¿El que no habla a las claras y se ha poco mojado?
¿El que liga con todos y su amor no ha durado?
¿El que ayer digo, hoy diego y mañana callado?
¿El que a diestro y siniestro siempre el voto ha robado?

¿Que es en sí populismo sin el pueblo o poblado?
¿Que parece extremista y es por ser moderado?
¿Que lo mismo es amado que por todos odiado?

¿El que tal que la espuma sube y tal ha bajado?
Puede ser, pero quiero dejar bien aclarado
que no hay centro, que el centro es tan solo un posado.

Lo que cuenta la derecha

¿La derecha qué cuenta que jamás me ha gustado?
¿Pecho sin corazón y cabeza con fado?
¿Por contrario a los pobres, de aliado al forrado?
¿Una mano de hierro y unos pies que han pisado?

¿Que su paz es la guerra y su guerra el mercado?
¿Que es de Dios, patria y rey y despótico estado?
¿Que es un cero a la izquierda y a la diestra ha un puñado?
¿Que ella es de armas tomar y que mucho ha matado?

¿Una forma de empresa y hasta el fondo ha explotado?
¿Democracia de chiste y humor negro ilustrado?
¿Una cara de perro, alma loba que ha aullado?

¿Brillo falso por fuera, lo sombrío adentrado?
No lo dudo, no obstante, que no quede olvidado
que derecha es torcida y que serlo es pecado.

Lo que cuenta la izquierda

¿Qué ha la izquierda que siempre tanto y tanto la he amado?
¿Corazón de humanismo y latido humanado?
¿De enemigo a los fuertes y de amigo al mermado?
¿Que está por, con los débiles y a por ellos luchado?

¿El que quiere igualdad, libertad, lo ajustado…?
¿Que es de obrar lo que piensa y pensar lo que ha obrado?
¿La república roja, verde y blanco el estado?
¿Que va en paz a la guerra y a la paz cual soldado?

¿De verdad la palabra y la acción sin pecado?
¿Que no aguanta injusticias y justicia ha buscado?
¿El que sueña con mundos “como Dios ha mandado”?

¿Que le va el socialismo comunista llamado?
Claro y claro, mas quiero dejar bien apuntado
que la izquierda es la izquierda y que serlo es lo honrado.

Lo que cuenta el futuro

¿El futuro qué cuenta que yo tanto lo he amado?
¿El presente muy cerca y el pasado alejado?
¿Una vida quizás y la muerte es probado?
¿Mucho sueño a afirmar y otro tanto negado?

¿Esperanza en el mismo y en lograr lo esperado?
¿Mil caminos o más y uno o dos que es tomado?
¿El mañana, el mañana y el mañana llamado?
¿Lo que está por llegar y que aún no ha llegado?

¿Un tal vez y un quizás y un acaso no dado?
¿La gran duda de dudas y un dilema acusado?
¿Una intriga, un suspense y un misterio fundado?

¿Lo posible e imposible a la par como al lado?
No lo sé, pero creo tras haberlo pensado
que unas veces se pierde y otras es encontrado.

Lo que cuenta el presente

¿El presente qué cuenta que yo tanto lo he amado?
¿Por delante un futuro, por detrás un pasado?
¿Carpe diem a mano como el sueño alejado?
¿El momento que vivo y el ahorita a mi lado?

¿La existencia en su tiempo y en su espacio ocupado?
¿Ni ayer ni hoy ni mañana, el segundo gozado?
¿Puesto en hora el viviente, el humano en su estado?
¿Acción va y acción viene del actor en tablado?

¿Ni lo sido ni a ser, sino el es que es contado?
¿Actualismo con vida, no actualismo acabado?
¿Corazón palpitante, el latido sonado?

¿El instante, el instante, el instante llamado?
Quién lo sabe, no obstante, no se quede olvidado
que el presente es presente y el presente es sagrado.

Lo que cuenta el pasado

¿El pasado qué cuenta que yo tanto lo he amado?
¿Que es primero presente y al pasar ya pasado?
¿Experiencias, vivencias, lo que ha sido ya dado?
¿Los recuerdos más vivos y también lo olvidado?

¿Calendario sin hojas y reloj ya parado?
¿Infantiles errores y a la vez lo acertado?
¿Enseñanzas vitales y lecciones de grado?
¿Empezados caminos y algún que otro acabado?

¿Tiempo que a mejor vida hace tiempo ha pasado?
¿Corazón hecho historia y latido historiado?
¿Un espejo en el cual todo dios se ha mirado?

¿Mucho tren que he perdido como alguno tomado?
Puede ser, pero quiero dejar bien resaltado
que el pasado se marcha, pero vuelve cambiado.

Lo que cuenta el gudari

¿Oh, gudari, qué cuentas que te he siempre admirado?
¿Que perdiste batallas y la guerra has ganado?
¿Que eres hombre de paz y te llaman soldado?
¿Que prefieres ser libre que vivir apresado?

¿Que a tu Euzkadi del alma qué y la vida le has dado?
¿Que eres tú de palabra y de acción descontado?
¿Que tener has valor y ser eres osado?
¿Que hay en ti un vasco vasco y en ti el vasco es sagrado?

¿Que has escrito la historia y a ser mito has llegado?
¿Que no pierdes el norte y está el norte a tu lado?
¿Que en tu causa hay verdad y en efecto he acertado?

¿Que has cabeza de patria, corazón de poblado?
Ciertamente, no obstante, quede bien resaltado
que has presente y futuro y no solo un pasado.

sábado, 2 de mayo de 2015

Lo que cuenta España

¿Tú qué cuentas, España, que jamás me has gustado?
¿Libertad con cadenas y el vivir apresado?
¿Rey, monarca de miedo y de espanto el reinado?
¿Democracia de palo y de pega el estado?

¿Vaya cruz en la iglesia y en la cara el pecado?
¿Un pasado de culpas y un futuro apenado?
¿Matador en la plaza y sangrante el astado?
¿Sinrazón a tu vera y mentira a tu lado?

¿Sin estado naciones y estas con mucho enfado?
¿La república muerta, monarquismo avivado?
¿Ley de leyes injusta y de parte el jurado?

¿Militar de golpismo y corrupto en estrado?
Ya lo creo, no obstante, dejo aquí acentuado
que es España un infierno que se dice sagrado.

Lo que cuenta mi yo

¿Mi yo qué es lo que cuentas que en ti estoy encantado?
¿Mi persona, mi vida y mi mundo gozado?
¿Mis recuerdos y olvidos y mi ser y mi estado?
¿Mi presente y futuro y también mi pasado?

¿Mi experiencia, vivencias y mi historia a su lado?
¿Mi nacer y crecer y morir acabado?
¿Mi fortuna, mi suerte y mi azar encontrado?
¿Cuerpo y alma y el gran corazón que he forjado?

¿Mis virtudes, mis vicios, lo mejor y el pecado?
¿El amor más profundo como el odio malvado?
¿Pensamientos de vivo, sentimientos de amado?

¿Mis soñares y el sueño por los cual he luchado?
Así creo, no obstante, dejaré acentuado
que en mi yo hay poesía y un poeta animado.

Lo que cuenta la escritura

¿La escritura qué cuenta que me ha siempre gustado?
¿Tal que encuentra a escritor que al lector ha buscado?
¿Que es la droga más pura y es un vicio ablandado?
¿El que es un arte vivo de un artista afanado?

¿Que te enseña a vivir y a morir un puñado?
¿El ser gozo, placer y un deleite elevado?
¿El que pide muy poco, mucho por ella es dado?
¿Que cincela el vital corazón albergado?

¿Que te da qué pensar y sentir a su lado?
¿El que eleva a los cielos y la luna ha brindado?
¿Que hay en ella pasión y un placer ilustrado?

¿Que te mata los días, pasatiempo es probado?
Puede ser, pero espero yo dejar resaltado
que escritura es un mundo con el cual se ha soñado.

Lo que cuenta la lectura

¿La lectura qué cuenta que me ha siempre gustado?
¿Compañía a mi vera y una amiga a mi lado?
¿Profesora y maestra que me ha tanto ilustrado?
¿El mejor pasatiempo que hasta al tedio ha matado?

¿El gran viaje de viajes con el cual he viajado?
¿Noches, tardes, mañanas que con ella he pasado?
¿Enseñanzas vitales, vitalismo enseñado?
¿Sueno y sueño despierto, despertar ensoñado?

¿Que da mucho o da todo, poco o nada ha tomado?
¿Que ha detrás escritor y al revés lectorado?
¿Que si es buena me engancha y si no, la he dejado?

¿Que hay que darle un espacio como un tiempo adecuado?
Es así, pero aquí dejaré acentuado
que a la bestia hace hombre como al hombre endiosado.

Lo que cuenta la cabeza

¿La cabeza qué cuenta que la he amado y odiado?
¿La razón ideada e idear razonado?
¿Pensamientos sentidos y el sentido pensado?
¿Al peor enemigo y al amigo contado?

¿La mayor ignorancia y el saber ilustrado?
¿Los recuerdos más vivos y el olvido olvidado?
¿El pasado, el presente y el futuro soñado?
¿Teorías rumiadas y el rumiar teorizado?

¿El dolor de cabeza y el placer más testado?
¿El sentido común, sinsentido privado?
¿Sueños del corazón y el cerebro ensoñado?

¿Todo un mundo de ideas y lo inmundo a su lado?
Es verdad, pero quiero yo dejar resaltado
que ella tiene buen juicio y si no, ella ha enfermado.

Lo que cuenta el corazón

¿Corazón, tú qué cuentas que me tienes prendado?
¿El latido del cuerpo y del alma el estado?
¿Pensamientos sentidos y sentir razonado?
¿Los amores amores y el odiar más malvado?

¿El afecto, el cariño y el apego elevado?
¿Humanismo vital, vitalismo humanado?
¿La persona de carne y de hueso, lo honrado?
¿Energía en el pulso y animismo pulsado?

¿Lo mejor del viviente, lo peor, el pecado?
¿Sentimientos al aire y el querer educado?
¿Las pasiones más vivas y emociones de amado?

¿La existencia con música y su ritmo sonado?
Ya lo creo, no obstante, dejo aquí acentuado
que hay en él la existencia y sin él lo acabado.

Y jamás he dudado…

De tenerte a mi vera y contarte a mi lado
te diría contigo noche y día he soñado
y horas y horas y días te he buscado y buscado
y al final te he encontrado y contigo yo he dado.

Y he llegado a tu vida y a mi vida has pasado
y de arriba hasta a abajo me has llenado y llenado
y de mí estas prendada y de ti estoy prendado
y te quiero y te amo como nunca yo he amado.

Y eres mía y soy tuyo y me veo casado
algún día contigo y aunque no haya llegado
tal momento lo siento que al final se ha acercado.

Y si quieres casarte tú conmigo a lo osado
te diré cuando toque y jamás he dudado
que dirás tú sí quiero y me habré a ti yo esposado.

Pues eso

Es la vida un camino y el camino es andar
y el andar es dar pasos y dar pasos viajar
y viajar es ver mundo y ver mundo mirar
y mirar haber vista y haber vista notar

y notar es sentir y sentir es palpar
y palpar es tocar y tocar es gozar
y gozar es vivir y vivir actuar
y actuar es obrar y el obrar es crear

y el crear es la luz y la luz es brillar
y brillar es un nombre y es un nombre nombrar
y nombrar es llamar y llamar es citar

y citar es quedar y quedar es estar
y es estar el hablar y el hablar expresar
y expresar es decir y decir es callar.

Lo hay

Hay quien ve y oye y calla y hay quien ve y oye y cuenta,
hay quien suelta verdades y hay quien no, no las suelta,
hay quien siempre se vende y hay quien nunca a la venta,
hay quien, claro, se marcha y hay quien viene de vuelta,

hay quien todo le pica y hay quien nada le tienta,
hay quien cumple las leyes y hay quien va de revuelta,
hay quien ha quince abriles y hay quien tiene cuarenta,
hay quien es fea y gorda y hay quien guapa y esbelta,

hay quien hace la paz y hay quien va y la revienta,
hay quien sale culpable y hay quien sale ya absuelta,
hay quien vive cual reina y hay quien cual la sirvienta,

hay quien vida ha de pobre y hay quien vida ha opulenta,
hay quien es vergonzosa y hay quien es desenvuelta,
hay quien vive apenada y hay quien vive contenta.

Lo que cuenta la poesía

¿Poesía, qué cuentas que estoy siempre a tu lado?
¿La belleza del verso y el cantar musicado?
¿La palabra en la lengua y el lenguaje lenguado?
¿El poema en los ojos y más vista que un fado?

¿Reglas como licencias para haberlas saltado?
¿Todo el ritmo en los pies y un compás compasado?
¿Un rimar asonante y un rimar consonado?
¿Una forma redonda como un fondo cuadrado?

¿Corazón de metáfora y un latido ideado?
¿Mil alcances buscados y un sentido encontrado?
¿Cuerpo como de estrofa y alma que hasta ha sangrado?

¿El amor de una amada y el querer de un amado?
Es verdad y sin duda dejaré acentuado
que es en sí poesía todo un mundo soñado.

Claro no, clarinete

Ocurrió en primavera cuando había alcanzado
la quincena de añitos sin haber madurado
que fui a hacer el amor, el amor tan sexuado
con la chica de quien yo me había prendado.

Fue tal vez la primera y aunque nunca he olvidado
tal momento hoy en día si volviera al pasado
no lo habría yo hecho pues me habría gustado
el hacerlo contigo como a ti te he contado.

Y a los dos nos hubiera eso mismo encantado,
tanto a ti como a mí y tú y yo hemos pensado
que de haber así sido nos habría chiflado.

Desvirgarme contigo y a ti haber desvirgado,
mas de habernos tú y yo en la cama acostado
y llegar hasta el fin nunca tanto he gozado.