domingo, 27 de marzo de 2016

Ser romántico

¿Qué es el ser un romántico a mi yo he preguntado?
Ser romántico es ser una flor más que un prado
y ser hombre de luna y de cielo estrellado
y ser quien pone el alma en el sueño soñado.

Ser romántico es ser como un pájaro alado
y ser río que en pos va del mar azulado
y ser tal que un volcán que ha al final despertado
y ser quien ve los valses cuando el mundo ve un fado.

Ser romántico es ser la nación, no el estado
y ser como un presente en futuro y pasado
y ser quien puede ser un humano llamado.

Ser romántico es ser una voz del poblado
y ser cual del amor de estar muy enamorado
y ser quien a la vida desde siempre la ha amado.

Del poeta político

El poeta político quiere el bien general,
libertades sin duda e igualdad al igual
y es amigo del pueblo, no del gran capital
y es pacífico y busca una paz, mas mundial.

El poeta político tiene un sueño esencial,
con palabras lo viste y lo vuelve ideal
y desea él hacerlo realidad y real
y por ello reclama el apoyo social.

El poeta político se abre siempre en canal,
toma parte y partido, no es digamos neutral,
mas si justo y por ello cumple con la moral.

El poeta político es un hombre mortal
y aunque muera si crea poesía inmortal
sobrevive digamos y se muestra vital.

Del amor de verdad

Por doquiera lugar que iba un enamorado
preguntaba a cualquiera que él había topado
qué era, qué era el amor, el amor bien llamado
y uno y otro decían que es amor un estado

en el cual uno da a quien tanto le ha dado
lo mejor y del mismo otro tanto ha tomado
y es que amor es un dar y tomar lo apropiado
de uno mismo y del otro, el amor bien fundado.

Sin embargo, él decía tras haberlo pensado
que el amor es amar y sentirse uno amado
y que amar, ser amado es lo suyo, adecuado.

Que uno entrega su amor al que amor le ha entregado,
que uno libre lo entrega y otro tanto el de al lado
y que al ser libertad a los dos ha igualado.

Y sin querer queriéndote


La ruta de los acantilados en Noja

De la playa de Ris a la playa llamada
Trengandín paseando he ido yo con mi amada
entre dunas de arena, una flora indomada,
el rumor de las olas y el silbar de aventada.

De la playa de Ris a la playa nombrada
Trengandín paseando he ido yo con prendada
entre plantas de costa, una senda arbolada,
virginales calitas y pared escarpada.

De la playa de Ris a la playa apodada
Trengandín paseando he ido yo con flechada
entre huellas de andantes y raíz enramada.

Y al final de la ruta encontré una pintada
que decía qué y sin querer qué al ser mirada
nada menos queriéndote, tal yo a ti, embelesada.

Una pintada

De mi puño y mi letra de hacer yo una pintada
te la haría en la luna y en su tez blanqueada
con mil pétalos rojos de una flor aromada
y pondría un te quiero para siempre, encelada.

De mi puño y mi letra de hacer yo la mentada
te la haría en la estela cometaria alargada
con mil trozos de lino de una tela asedada
y pondría un te quiero para siempre, monada.

De mi puño y mi letra de hacer yo la citada
te la haría en la falda de montaña aflorada
y pondría un te quiero para siempre, prendada.

De mi puño y mi letra de hacer yo la nombrada
te la haría en la piel de salina salada
y pondría un te quiero para siempre, mi amada.

Lo sé de sobra

Sé de sobra, amor mío, que hice mal y lo siento,
sé de sobra, cariño, que fue error y no acierto,
sé de sobra, bonita, que fallé y yo lo asiento,
sé de sobra, preciosa, que fui malo y es cierto,

sé de sobra, tesoro, que marré y no te miento,
sé de sobra, cielito, que no anduve despierto,
sé de sobra, hermosura, que no tuve yo tiento,
sé de sobra, belleza, que ello fue un desacierto,

sé de sobra, chiquilla, que por tal me resiento,
sé de sobra, amiguita, que es de ciegos y tuerto,
sé de sobra, dulzura, que por ello estoy muerto,

sé de sobra, mocilla, que así yo no divierto,
sé de sobra, mujer, que yo ya lo lamento
y también que por tal de verdad me arrepiento.

Un día y el resto

Tal caen gotas a mares de una nube agrisada
y después de la lluvia sale el sol de pasada
y se seca la tierra que anduviera empapada
con el llanto y las risas otro tanto, monada.

Tal que llega el invierno con alguna nevada
y después de las nieves como el frío y la helada
viene qué y primavera y natura aflorada
con la pena y la dicha otro tanto, amigada.

Tal que vienen cigüeñas a pasar temporada
y hacen nidos y crías y se van de emigrada
con dolores y gozos otro tanto, encelada.

Y es que tiene la vida buena y mala jugada
y si un día morimos muchos más y jornada
los vivimos, la vida corta o larga es gozada.

La esencia de la poesía

¿Poesía, tu esencia do la puedo yo hallar?
Te busqué en mil poemas sin llegarte a encontrar
y en Nerudas y Lorcas no te pude atrapar
y en las musas viniste y te fuiste a marchar

y por rimas pasabas sin volver a pasar
y en figuras te siento sin dejarte agarrar
y en tu voz aunque quiero no te logro apresar
y en la forma al mirarte tú te vas a ocultar

y en tus pies ando vivo, mas te vas a alejar
y en la bella palabra no hay más que tu posar
y en los versos lo intento y es tan solo intentar

y por ello yo pienso tras buscar y buscar
que tu esencia la puedo solamente alcanzar
al abrir bien los ojos como abrirme a escuchar.

Gracias y siempre

Esta noche que debo de poemas llamar
y en la cual como estrellas pueden versos brillar,
corazón, un minuto yo te quiero robar
por decirte una cosa que no puedo callar.

Hace tiempo me fui yo contigo a enrollar
y nos fuimos, cariño, con cariño a besar
y aunque pudo lo nuestro allí mismo brotar
dios no quiso que fuera el amor a aflorar.

Y tomaste un camino y fui yo otro a tomar
y a pesar que no daban en el mismo lugar
ha querido la vida qué y querernos juntar.

Y podemos los dos ya por uno pasar
y por ser tan felices voy las gracias a dar
y a decir que nos vamos tú y yo siempre ya a amar.

Y ese más…

Algo más que mil almas y que un gran corazón
y algo más que una cara y en la espalda ilusión
y algo más que unos ojos y mirada y visión
y algo más que unas manos y unos pies en acción

y algo más que cabeza y en la misma razón
y algo más que unos hombros y en los brazos misión
y algo más que una tripa y que un pecho y pulmón
y algo más que unas piernas y en las plantas tesón

y algo más que unos dedos y unas palmas de don
y algo más que un espíritu y que un cuerpo en tensión
y algo más que un buen fondo y una forma en cuestión

y algo más que una boca y en la lengua noción
y algo más y algo más es la Euskadi nación
y ese más eres tú, gran vascona o vascón.

Es Euskadi…

Es Euskadi una ría que va en pos de la mar
y una concha que suena y no van a escuchar
y una olita que llega y se quiere marchar
y una islita perdida que se puede encontrar.

Es Euskadi una tierra que no llega a aflorar
y una villa de robles que va el sur a talar
y una planta que crece y que están por podar
y una flor que marchita y se debe regar.

Es Euskadi una estrella que se puede apagar
y una nube rojiza que está por blanquear
y una lluvia por cual nos debemos mojar.

Es Euskadi una dama que se va enamorar
y una buena mujer de amor como de amar
y es que Euskadi es un sueño real y de soñar.

Qué es España…

¿Qué es España? ¿Un estado convertido en prisión?
¿Y un país muy podrido por su gran corrupción?
¿Y una cueva de pícaros, de truhán y ladrón…?
¿Y una iglesia endiablada que es la cruz y el talón?

¿Y un cuartel de reclutas y un tricornio y legión?
¿Y una banca sin alma y un banquito bribón?
¿Y una empresa que explota y un gerente mandón?
¿Y una mala cadena y una tele sin son?

¿Y una prensa con pico y una pluma de halcón?
¿Y una calle sin sangre y chabola con ron?
¿Y una cámara baja y alta y mala gestión?

¿Y un Madrid como centro extremista y Borbón?
¿Y una patria de parias y una falsa nación?
Así es y es que España es un roto jarrón.

Perdón de corazón

Yo deseo pedirte el perdón más sincero,
un perdón de verdad y un perdón verdadero
y un perdón de mi ser y un perdón de mí entero
y un perdón de persona y un perdón caballero

y un perdón con certeza y un perdón muy certero
y un perdón dulce dulce y un perdón ya dulcero
y un perdón y el primero y un perdón y el postrero
y un perdón sin doblez y un perdón no rastrero

y un perdón de señor y un perdón y señero
y un perdón riguroso y un perdón qué y severo
y un perdón no de zorro y un perdón de cordero

y un perdón de muy humilde y un perdón muy llanero
porque yo soy tu amigo, novio cual compañero
e hice mal y es que encima para siempre te quiero.

Lo que quiero de los mismos

Del filósofo quiero que me enseñe a dudar
y del hombre de historias que a mí me haga pensar
y del tipo de letras que me lance a expresar
y del músico puro el saber escuchar

y del fino pintor la paciencia al mirar
y del buen escultor mil y un mundos formar
y del ser de instantáneas qué y la imagen crear
y del sabio psicólogo a mis almas curar

y del vivo del cine el ver, oír y callar
y del gran dramaturgo no teatro, actuar
y del líder político soñar, luego luchar

y qué y qué del poeta, del tal qué desear,
qué si no que me lleve de la vida a gozar
y después de vivir a morir y a acabar.

Por eso mismo

¿Por qué hacer poesía si ha poquitos lectores?
Porque llega el acierto tras los grandes errores
y se encuentra el valor al perder los valores
y la flor nunca muere si anda viva de olores.

¿Por qué hacer poesía si ha poquitos leedores?
Porque gana al terror quien ganó a los terrores
y no hay frío que valga si alimentas calores
y se da con la dicha tras sufrir los dolores.

¿Por qué hacer poesía si no ha al fin seguidores?
Porque a males mayores hay remedios menores
y después de abucheos valen más los clamores.

¿Por qué hacer poesía si no ha al fin qué y oidores?
Porque gallos les salen hasta, incluso a tenores
y hay un paso del odio a los grandes amores.

martes, 22 de marzo de 2016

Tal que así, tal que así

Tal que el sol de la tarde a la luna elevada,
tal que el mar cariñoso a la tierra calmada,
tal que el viento apacible a la nube abombada,
tal que el río amistoso a la ría amigada,

tal que el humo humeante a la llama inflamada,
tal que el monte grandioso a la cima apuntada,
tal que el pétalo lindo a la flor aromada,
tal que el nido redondo a la pájara alada,

tal que el árbol creciente a la copa enramada,
tal que el cielo nocturno a la estrella dorada,
tal que el campo vistoso a la hierba olivada,

tal que el prado con vida a la planta avivada,
tal que el bosque frondoso a la fauna albergada
con mis ojos de amor yo te miro, mi amada.

Otra vez

Otra vez el terror por terror, qué locura,
otra vez un infierno por infierno, diablura,
otra vez un mal sueño por mal sueño, tortura,
otra vez la maldad por maldad, incultura,

otra vez la matanza por matanza, impostura,
otra vez el pecado por pecado, bajura,
otra vez la sangría por sangría, amargura,
otra vez un mal golpe por mal golpe, tristura,

otra vez una herida por herida, no cura,
otra vez el dolor por dolor, picadura,
otra vez la venganza por venganza, ruptura,

otra vez el desgarro por desgarro, negrura,
otra vez un gran daño por gran daño, fractura,
y otra vez y habrá más porque falta cordura.

Escrito está

En la arena más blanca de una cala rocosa
y en la nieve más virgen de una piel montañosa
y en la tierra más roja de una campa arcillosa
y en la carne más dura de secuoya grandiosa

y en la roca más firme de una ría gloriosa
y en la cara más verde de una “almendra” musgosa
y en la luna más negra de aeronave vistosa
y en la hojita más pura de libreta amorosa

y en la orilla más viva de una senda armoniosa
y en la estela más bella de una olilla espumosa
y en la cima más alta de una islita estilosa

y en la lava más fresca de caldera humorosa
y en la nube más suave de una tarde azulosa
yo te he escrito un te quiero para siempre, preciosa.

Qué me das, poesía, qué me das

¿Qué me das, poesía? ¿Qué me das, poesía?
Como el libro y el perro la mejor compañía,
como el padre y la madre un amor que me cría,
como el juego y el hobby pasatiempo diría,

como el hijo y la amiga de por vida una vía,
como el baile y la música ritmo, voz, melodía…,
como el yoga y gimnasia alma, cuerpo, armonía…,
como el niño y curiosa mil preguntas por guía,

como el llanto y dolor la esperanza que es mía,
como el viaje y camino el soñar noche y día,
como el pueblo y la patria el deber que debía,

como el faro y la estrella una luz sin falsía,
como el plato y el vaso llenos gran alegría
y también como tú por ser tú poetría.

lunes, 21 de marzo de 2016

De consultas

Si una parte de un todo quiere ser consultada,
decidir si es un todo o si es parte, ahí es nada,
quien responde es la parte, no es el todo, monada,
y ha ocurrido así siempre pues si no es engañada.

En Quebec, en Escocia y do fije mirada
así ha sido, lo dijo, y era idea robada
pues no fue ella prestada ni tampoco citada,
un jeltzale en la cámara baja, ¡idea sisada!

Y por ir más allá le diré de pasada
que eso mismo sucede, y ello es cosa probada,
al votar estatutos y reforma pactada.

No es el todo, es la parte quien al ser preguntada
va y responde, por tanto no se diga ni añada
que respuesta da el todo, que por él siempre es dada.

Aunque duela y escueza

Ha perdido ella el norte y también la cabeza
y no da pie con bola y no está de una pieza
y es más fea que fea y no tiene belleza
y le sobran bajezas y le falta grandeza

y le va la mentira y se da a la vileza
y en los mismos errores siempre cae y tropieza
y no es nunca feliz y desprende tristeza
y es soberbia y no cuenta en el alma llaneza

y no tiene ella maña ni arte, don ni destreza
y no quiere la paz y la guerra la empieza
y da arcadas y náuseas además de pereza

y al igual que odia al pueblo ama y ama a su alteza
y hablo claro de España y aunque duela y escueza
la verdad ante todo y a la par la certeza.

domingo, 13 de marzo de 2016

Y si falto, perdón

Aparenta una casa y en esencia es prisión
y le falta el latido y además corazón
y no es sueño, es mal sueño y a la vez ilusión
y no tiene cabeza ni pies ni la razón

y no da ella respuestas y está siempre en cuestión
y no aprende en la vida y cree dar la lección
y aunque está rota entera se ha empeñado en la unión
y ha apresado a naciones y no es libre nación

y ha perdido los nervios y anda tensa, en tensión
y es de andarse con ojo y no tiene visión
y ella mete la pata al decir y un jamón

y no quiere al gallego, catalán ni vascón
y le ríe las gracias a su triste Borbón
y hablo claro de España y si falto, perdón.

La España

Para el hombre de versos qué es la España llamada,
es España no vaina, es más bien una espada
y es España no estadio, es más bien una grada
y es España no escarcha, es más bien una helada

y es España no casa, es más bien la fachada
y es España no cuerda, es más bien la lazada
y es España no el copo, es más bien la nevada
y es España no pata, es más bien la patada

y es España no el paso, es más bien la pisada
y es España no red, es más bien la redada
y es España no diente, es más bien la dentada

y es España no juego, es más bien la jugada
y es España no nube, es más bien la nublada
y es que España no es todo, es más bien qué y la nada.

El sueño

Es el sueño algo más que con algo soñar,
es el sueño una meta que se quiere alcanzar
y es el sueño un motivo que te va a motivar
y es el sueño una lucha y ante todo un luchar

y es el sueño un camino por el cual caminar
y es el sueño un destino que a uno suele llamar
y es el sueño un espejo en que te has de mirar
y es el sueño un gran juego que nos lleva a jugar

y es el sueño un refugio que te puede albergar
y es el sueño un paisaje que es capaz de encantar
y es el sueño horizonte hacia el cual avanzar

y es el sueño una flor que se debe regar
y es el sueño un gran viaje a vivir y gozar
y mi sueño es que siempre nos vayamos a amar.

Una enferma

Ayer yo vi a una enferma en la cama tumbada,
ella estaba muy mal, se creía sanada,
no veía que andaba fatal como enfermada
y tenía delirios de grandeza probada.

Ayer yo vi a una enferma en la cama postrada,
ella no era consciente de su andar afectada,
la salud le faltaba y la vi empeorada
y ella a sí se veía bien, del todo curada.

Ayer yo vi a una enferma en la cama acostada,
ella andada fatal y ella andaba mermada
y juraba encontrarse ella a sí mejorada.

Ayer yo vi a una enferma en la cama aquejada,
ella había una cura que por sí era negada
y ella y ella es España, esta España agravada.

Un estado decente

Para mí qué sería un estado decente,
un estado que hiciera muy feliz a la gente
y un estado que diera libertad al viviente
y un estado guiado por el pueblo corriente

y un estado en el cual no mandara el pudiente
y un estado en que el voto eligiera al regente
y un estado sin pobres ni gentío sufriente
y un estado a los hombres y mujeres sirviente

y un estado ecológico y de paz conveniente
y un estado de todos, para todos, oyente,
y un estado que hubiera corazón de inocente

y un estado con alma como cuerpo consciente
y un estado a los menos y los más obediente
y no veo este estado en la España vigente.

De amada a un amado

Son tus besos las flechas de Cupido inspirado,
son tus besos el fuego de un incendio encelado,
son tus besos las tardes de un verano otoñado,
son tus besos el aire de un buen viento soplado,

son tus besos el juego de un dueto anudado,
son tus besos el cielo de un querer confesado,
son tus besos las olas de un cariño elevado,
son tus besos el arte de un besar excitado,

son tus besos las flores de una planta a mi lado,
son tus besos el agua de un oasis hallado,
son tus besos las rimas de un poema acabado,

son tus besos el tacto de un afecto soñado,
son tus besos las nubes de un gran día gozado
y tus besos, Idoia, son de amada a un amado.