sábado, 30 de abril de 2016

Y por ello

Es la flor más bonita que en la vida he regado
y es la vela más grata en la cual me he embarcado
y es la luz más brillante que he contado a mi lado
y es la voz más profunda que a mi fondo ha llegado

y es la piel más sedosa que mi cuerpo ha rozado
y es la mar más jugosa en que yo me he bañado
y es la sal más sabrosa que mi boca ha gustado
y es la gota más pura que mi vista ha captado

y es la nota más fina que mi oreja ha escuchado
y es la carne más sexy que mi lengua ha catado
y es la chispa más viva que mi fuego ha avivado

y es la brisa más fresca que a mi pelo ha agitado
y es la reina más buena que conmigo ha reinado
y por ello es mi amada como yo soy su amado.

Ella y yo, yo y ella

Ella estaba casada y yo estaba soltero
y ella a mí me miraba y yo anduve muy ciego
y ella ansiaba otra vida y yo nueva de cero
y ella quiso algo serio y yo más, más que juego

y ella pudo y no quiso y yo igual y hubo un pero
y ella ardía por mí y yo en mí vi su fuego
y ella es toda mi vida y yo por ella muero
y ella riega mi amor y yo el suyo lo riego

y ella amor me ha sincero y yo le he verdadero
y ella me da su afecto y yo todo mi apego
y ella me es toda entera y yo le soy entero

y ella dice que ahora y yo no digo luego
y ella es mi corderita y yo soy su cordero
y ella ruega mi amor y yo el suyo le ruego.

Yo me digo

Cuando agarras mi mano sin quererla soltar
y al mirarme a los ojos y llegarme a besar
y al brindarme caricias y mi cuerpo tocar
y al hablarme con tacto y con mimo escuchar

y al dormir a mi lado y conmigo soñar
y al hacerme el amor y al dejarme en ti entrar
y al querer a mi lado mucho tiempo pasar
y al contar tú conmigo y contigo contar

y al ansiar de ser novios a casados llegar
y al ser uno los dos y al ser ambos un par
y al gozar yo de ti y de mí tú gozar

y al buscar vivir juntos y formar un hogar
y al saber que me importas y te llego a importar
yo me digo nos vamos ella y yo siempre a amar.

Adivinanza, adivinanza

Es de entrar por los ojos y a la vez la mirada
y pregunta en voz alta, da respuesta callada
y es en sí cosa libre y no cosa forzada
y lo cuenta el amado al igual que la amada

y es tal cual una planta que ha de ser bien regada
y él empieza del todo como acaba por nada
y es un juego en que el alma viene a ser apostada
y se da en corazones y en la mente, monada,

y si está en uno solo mal y en dos es gozada
y lo vive el prendado y también la prendada
y conlleva pasión y ternura y agrada

y se busca y se encuentra y perdido él enfada
y va a más o va a menos o se da a la igualada
y él es claro el amor que es en sí una pasada.

Te pediría

A ti te pediría tu sonrisa y tu humor
y que estés a mi lado y me des tu calor
y que seas mi amiga de la noche al albor
y que cuentes conmigo bien te vaya o peor

y que hagamos el sueño real con ilusión
y que dejes que sienta yo tu fuego y pasión
y que a mi tú me abras tu vital corazón
y cien besos y miles y también un millón

y que seas lo bueno para mí y lo mejor
y que por ti me hagas el perder la razón
y que nunca lo nuestro se nos vuelva un error

y que tú y yo seamos uno como una unión
y que nunca se acabe nuestra historia de amor
y que juntos vivamos tal mujer y varón.

De regalo

De regalo te haría par de besos, monada,
y un masaje con tacto y caricia probada
y un paseo tu mano a la mía agarrada
y una cena romántica y amorosa velada

y un recuerdo de foto y experiencia encantada
y un buen libro atractivo y una radio afinada
y un concierto de cine y a película entrada
y un perfume con magia y una prenda esmerada

y una charla de amigos y una fiesta animada
y un teatro de cuento y operilla nombrada
y un gran fondo de armario y un calzado que agrada

y un cuadrito redondo y figura tallada
y un diario artesano y una pluma estilada,
pero quiero yo hacerte un anillo de amada.

Gracias y enhorabuena

Lo que voy a contar no nos es cosa ajena,
entre manos teníamos gran trabajo cual suena
y a una nos hemos dado todos a la faena
y entre todos ha sido llevadera y amena.

Y ninguno ha faltado con su grano de arena
y hemos sido un equipo y currado en cadena
y la causa y razón en verdad que era buena
y por ello a nosotros tanto y tanto nos llena.

¿No fue acaso precioso contemplar esa escena
en que el llanto no es triste ni la lágrima apena
y la alegre sonrisa es entera cual plena?

Merecía sin duda esa vista la pena
y por ello una vez y dos y hasta centena
yo de veces las gracias os doy y enhorabuena.

Dormiría, pero

Dormiría en los brazos de una noche estrellada
y a los pies de una higuera en su sombra alargada
y en la popa y la proa de una vela afamada
y al calor de una hoguera en la hierba aflorada

y a la luz de una luna blanca, negra o dorada…
y en la piedra blandita de una cueva agrisada
y en la copa más alta de palmera regada
y en la tierra rojiza de una senda olvidada

y en la selva más viva, verde como cuidada
y en la falda de un monte o montaña elevada
y en la espuma sonora de tronante cascada

y en la charca termal de una fuente templada
y en la hamaca movida por la brisa soplada,
pero quiero dormir en tu cama, mi amada.

Es

Es el tren que al pasar por mi vida he tomado
y es el aire que aspiro y me había faltado
y es la mano tendida a la cual me he agarrado
y es el labio que besa como nunca he besado

y es el sueño real con que había soñado
y es la cosa perdida que yo tanto he buscado
y es el hombro en el cual de alegría he llorado
y es la llave que ha abierto lo que estuvo cerrado

y es la musa que a tiempo a inspirarme ha llegado
y es la dicha encontrada que yo había extrañado
y es la cura a los males con los cual me he topado

y es el gran espejito en que yo me he mirado
y es el cielo que creo que me había ganado
y ante todo es la chica a quien siempre yo he amado.

Sin querer

Sin querer soy poeta y lo quiero yo ser,
sin querer enfermé y sané tras caer,
sin querer he hecho daño y me llega a doler,
sin querer me perdí y me encuentro al perder,

sin querer no gané y he ganado al vencer,
sin querer me torcí y no vuelvo a torcer,
sin querer fui poder y no puedo poder,
sin querer hice el mal y el bien suelo yo hacer,

sin querer no valí y yo soy de valer,
sin querer gasté el tiempo y este quiero tener,
sin querer no fui yo y ser yo es mi deber,

sin querer tuve miedo y no debo temer,
sin querer poco leo y me encanta leer,
sin querer vine al mundo y me iré sin querer.

Lo peor de la vida

Lo peor de la vida es perder la alegría
y gastar uno el tiempo en vulgar tontería
y sufrir por bobadas o cualquier nadería
y dejar de soñar y no ir tras la utopía

y parar de dar pasos y apartar toda vía
y no amar ni querer ni el querré ni amaría
y olvidar el sentir y el pensar que nos guía
y extraviar la sonrisa tuya, suya o la mía

y no ser de verdad y gustar la falsía
y el pasar al mañana lo que hoy mismo se haría
y no hacer lo correcto, bueno ni se debía

y estar harto de todo y de nada diría
y el andar enfadado y enfadar todo el día
y ante todo no ver que es vivir poesía.

viernes, 29 de abril de 2016

Lo mejor de la vida

Lo mejor de la vida es tener libertad
y la calma, el sosiego y el reposo y la paz
y una buena familia y una grande amistad
y un trabajo y un hobby y gozar del solaz

y la misma salud y no la enfermedad
y el amor y el cariño y el sentirse capaz
y los sueños, las metas y el buscar la verdad
y la ayuda, la entrega y la lucha vivaz

y la risa y sonrisa y alegría fugaz
y el camino y el paso y el destino además
y lo grande y mediano como al par nimiedad

y el humano y la humana y diré humanidad
y también lo creado y natura quizás
y ante todo la vida de uno y la sociedad.

La patria

Es la patria un ayer como un hoy y un mañana
y es la patria el paisano y también la paisana
y es la patria una historia colectiva y humana
y es la patria los gestos y la lengua ya anciana

y es la patria una tierra conocida y cercana
y es la patria folklore y cultura mundana
y es la patria deseo, sueño y meta que es llana
y es la patria horizonte y paisaje que afana

y es la patria una idea y un sentir que nos gana
y es la patria un misterio y una cosa muy arcana
y es la patria un buen fondo y una forma artesana

y es la patria un principio y un final que engalana
y es la patria un espíritu y una ley meridiana
y también una letra y una voz cotidiana.

Querré, quiero y quería

Con la noche avanzada, sin hacerse de día
y en el cielo ni dios ni solar monarquía
ni la patria alunada ni estelar burguesía
con el sueño en los ojos allí vi la anarquía.

Y sin alma a mi lado y sin más compañía
que mi buen corazón qué latía y latía
yo escribía y hacía y escribía y hacía
para ti, para ti, para ti poesía .

Con la cual, mi cariño, te decía y decía
que de vos me he prendado y por vos ya sentía
un amor para siempre y que a ti se confía.

Y también que lo nuestro bien la pena valía
y que soy para ti como tú ya eres mía
y que a ti te querré y te quiero y quería.

miércoles, 27 de abril de 2016

Sanada

La perdí por un tiempo y fue a tiempo encontrada
y aunque estamos en paz a mí anduvo enfrentada
y la he visto sanísima y también enfermada
y le tengo respeto, pero miedo ya nada

y no estuvo en sus trece y está hoy día amueblada
y la quiero de amiga buena, no enemistada
y es de andar con cuidado y ha de ser bien cuidada
y es de buenas ideas, mas también de alocada

y tener tiene luces, pocas si anda apagada
y la amé con buen juicio y la odié empeorada
y hoy está en sus cabales como ayer trastornada

y no tiene ya pájaros, pero vuela atinada
y es sensata, está cuerda, mas la tuve chiflada
y es en fin mi cabeza, mi cabeza sanada.

De latido y latido

Lo he tenido yo roto y hecho polvo y partido
y lo tengo yo alegre y feliz y curtido
y en sí mismo me encuentro y jamás lo he perdido
y por él me han amado y por él he querido

y lo he visto yo sano, también mal y muy herido
y sin él yo me muero y por él he vivido
y en mí está y es presente y yo nunca lo olvido
y me ha dado a mí todo y yo todo le pido

y en mis manos está y a sus pies yo rendido
y ande o no derrotado no se da por vencido
y él le da a mi existencia y a mi vida sentido

y me presta sus ojos y le doy el oído
y en él cuento mis sueños ya despierto o dormido
y es mi buen corazón de latido y latido.

Ante todo

Eres como un paraguas en un gran aguacero
y eres como un vestido de modelo en ropero
y eres como un solazo de un ardiente febrero
y eres como unos guantes cuando hay dos bajo cero

y eres como un buen trigo conservado en granero
y eres como un reserva de un feliz bodeguero
y eres como una alita en fogoso brasero
y eres como un diamante que descansa en joyero

y eres como un brillante en un bello llavero
y eres como un poema palpitante en letrero
y eres como una reina blanca en fino damero

y eres como la música de un vivaz sonajero
y eres como el camino que recorre el viajero
y ante todo tú eres, amor, lo que más quiero.

viernes, 15 de abril de 2016

Como contigo

He dormido so miles de estrellitas tendido
y a los pies de un volcán respetado y temido
y en los brazos del mar enfadado y dolido
y en las faldas de un monte duro como aguerrido

y en la lengua glacial de un glaciar derretido
y en la copa de un árbol que tenía algún nido
y en los mares de dunas de un desierto perdido
y en los rasos de un bosque de latido y latido

y en la boca de cuevas que encontré con sentido
y en la piel de la selva porque fui yo atrevido
y en camita de hojitas que ya habían caído

y en paredes rocosas en que fui bienvenido
y en la orilla de un rio de bramante ronquido,
pero como contigo, amor, nunca he dormido

Pero nada

Es precioso acostarme en la cama a tu lado
y es precioso besarte y que me hayas besado
y es precioso sentirme por tus ojos mirado
y es precioso soñarte y por ti ser soñado

y es precioso el hablarte y el haberte escuchado
y es precioso el tocarte como verme tocado
y es precioso seamos una amada y amado
y es precioso tengamos hoy, mañana y pasado

y es precioso abrazarte, por vos ser abrazado
y es precioso nos haya esta vida juntado
y es precioso que estemos tal prendada y prendado

y es precioso que ambos nos hayamos buscado
y es precioso el amor que en los dos ha aflorado,
pero nada hay más bello que el habernos follado.

Cuántas veces, cuántas

Cuántas veces nos tienen que robar y robar,
cuántas veces nos tienen que explotar y explotar,
cuántas veces nos tienen que negar y negar,
cuántas veces nos tienen que mandar y mandar,

cuántas veces nos tienen que humillar y humillar,
cuántas veces nos tienen que engañar y engañar,
cuántas veces nos tienen que apresar y apresar,
cuántas veces nos tienen que acallar y acallar,

cuántas veces nos tienen que privar y privar,
cuántas veces nos tienen que estafar y estafar,
cuántas veces nos tienen que cegar y cegar,

cuántas veces nos tienen que aplastar y aplastar,
cuántas veces nos tienen que vejar y vejar,
cuántas para que al pueblo váyase a rebelar. 

Quiero y puedo

Soñaría que llego yo la luna a tocar
y que puedo un cometa sideral qué y montar
y que llego de estrella en estrella a saltar
y que logro planetas sin fin ya visitar

y que subo a las nubes para nunca bajar
y que estoy en la aurora boreal y polar
y que voy de ola en ola de la orilla a altamar
y que sigo yo el curso de un gran rio a la mar

y que veo un fugaz meteoro pasar
y que sé a los volcanes con mi voz despertar
y que tengo en los ojos una lluvia estelar

y que atrapo un anillo del Saturno ejemplar
y que cuento en el alma un rayito solar,
mas contigo esta noche quiero y puedo soñar.

Lo sé, amor, lo sé

Amor, sé que lo nuestro es un sueño certero,
amor, sé que contigo yo la vida prefiero,
amor, sé que nosotros somos uno y entero,
amor, sé que yo soy para ti lo primero,

amor, sé que esta historia empezó desde cero,
amor, sé que este amor nuestro en sí es verdadero,
amor, sé que eres dama como yo caballero,
amor, sé que en los dos hay cariño sincero,

amor, sé que te mueres por mí, por ti que muero,
amor, sé que soy tuyo y tú mía sin pero,
amor, sé compañera que eres, yo compañero,

amor, sé que tenemos corazón de cordero,
amor, sé que me esperas y que a ti yo te espero
y, amor, sé que me quieres y tú igual que te quiero.

De mí

Quiero verte contenta y feliz y alegrada,
quiero verte preciosa, bella como aguapada,
quiero verte desnuda y ante mí destapada,
quiero verte sincera y veraz como honrada,

quiero verte tranquila, en paz tal que calmada,
quiero verte con fuerzas y vital y animada,
quiero verte sanísima, saludable y curada,
quiero verte despierta y vivaz y avivada,

quiero verte con sueños y a la par ensoñada,
quiero verte cercana y jamás alejada,
quiero verte sin prisas e igualmente pausada,

quiero verte sin lágrimas ni dolor ni apenada,
quiero verte con vida y existencia adecuada
y de mí quiero verte en fin siempre prendada.

Quién y yo en ti

Tal que el río de agüilla dulce da en mar salada
y tal da la abejita en la flor aromada
y tal da en la montaña la copiosa nevada
y tal da la caverna en salida y entrada

y tal da en la orillita la preciosa oleada
y tal da en terrenal la fugaz granizada
y tal da en la carita la brisilla soplada
y tal da donde alcanza del rey sol la alumbrada

y tal da en la cimita la montaña elevada
y tal da en la copilla la vital arbolada
y tal da en la laguna la sedienta manada

y tal da en el espacio la llovizna estrellada
y tal da en la ceniza la hoguerita apagada
quién y yo en ti he ido a dar, queridísima amada.

Es en sí una gozada

En la noche de anoche que fue noche alunada
y de cielo sin nubes y con lluvia estrellada
me asomé a la ventana y al lanzar mi mirada
a la plaza te vi paseando, monada.

Ibas tú paso a paso y zancada a zancada
entre hojitas caídas de la gran arbolada
con el alma hecha polvo, la cabeza agachada,
lagrimón en los ojos y la cara apenada.

Te llamé por tu nombre y quedaste parada
y te dije, amor mío, por qué estás disgustada
y dijiste no puedo estar yo hoy alegrada

y solté yo un sí puedes que has razón y sobrada
para ser tú feliz y aunque hay triste jornada
en la vida la vida es en sí una gozada.

jueves, 14 de abril de 2016

De prendado a prendada

Con la luz sonrosada de una aurora alborada
salió el astro solar de la mar azulada
y un rebaño de nubes y una alada bandada
adornaban el cielo que captó mi mirada.

Desde el mismo horizonte una vela empujada
por el viento volaba sobre el agua encrespada
y a estribor y a babor una viva manada
de delfines saltaban de ola en ola, ahí es nada.

Y sonó la campana de una iglesia alejada
una, dos y tres veces, hasta siete, monada,
y me dije ya es hora de escribir a mi amada.

Poesía, un poema en hojita lustrada
y escuchando el latido de mi pluma animada
un te quiero le puse de prendado a prendada.

Sin todo eso y más

Sin el rey de la selva es la selva divina,
sin la bolsa o la vida es la vida querida,
sin el todo o la nada poca cosa es dañina,
sin conmigo o en mí contra bien se cura la herida,

sin nosotros, vosotros la amistad es vecina,
sin lo nuestro y lo vuestro lo común siempre anida,
sin el ricos y pobres la igualdad se adivina,
sin los más y los menos todos hemos cabida,

sin arriba y abajo la existencia es más fina,
sin los buenos y malos sociedad avenida,
sin infierno y sin cielo no es la fe moralina,

sin la guerra y la paz es la paz más florida,
sin hambriento y sediento no va el hombre a la ruina
y sin presas y presos libertad enseguida.