viernes, 28 de octubre de 2016

El botellón

Cuatro amigos o cinco o seis o una docena
han quedado después de tomarse la cena
y entre todos a escote con la bolsa bien llena
de bebida del súper han salido y rellena.

Y en un buen soportal los que rondan veintena
chiringuito han montado y han entrado en escena
kalimotxos, cervezas, algún coctel en vena
y unas cuantas rayitas y han montado una buena.

Y traguito a tragazo la cordura serena
a locura de alcohol y alegría y no pena
dejó paso y seguido se escuchó una sirena

policial y el buen rollo se esfumó a la novena
y la multa costosa fue más que una faena,
mas la marcha siguió de una forma bien plena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario