domingo, 6 de noviembre de 2016

El violador, el violador

Él tenía apariencia de ser bueno y humano,
sin embargo, era malo y un enfermo y no sano
pues salía a la calle y en la calle inhumano
se mostraba teniendo a una dama él a mano.

Y una vez que encontraba a una victima al grano
iba y él la seguía y a la fuerza el villano
la empujaba a un portal por meterle allí mano
y después la violaba tal si fuere un tirano.

Y con vida o sin vida la dejaba el marrano
y marchaba a su casa el mengano o zutano
y dormía tranquilo y en paz ese fulano.

No tenía conciencia de hacer mal y algo insano,
sin embargo, un buen día la que fue de paisano
agentilla a ese bicho le pilló y no a desmano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario