miércoles, 2 de noviembre de 2016

Tan solo que…

Puedo hablar de la muerte y también de la vida,
puedo hablar de la dicha y tristeza y la herida,
puedo hablar del amor y del odio y sentida,
puedo hablar del amigo y la amiga tenida,

puedo hablar de los sueños y el despierto y dormida,
puedo hablar de salud y del mal y del Sida,
puedo hablar del trabajo y el dinero y guarida,
puedo hablar de la lucha y esperanza asentida,

puedo hablar de lo bueno y lo malo y dolida,
puedo hablar del enfado y la rabia encendida,
puedo hablar de la paz y la guerra aguerrida,

pero voy hoy a hablarte, mujercita debida,
de nosotros tan solo por decirte vivida
una cosa, tan solo que te quiero, querida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario