domingo, 1 de enero de 2017

La verdad duele más, muchísimo más

Cuánto cuánto querría estar equivocado,
no tener la razón y ser un malpensado
y decir lo que pienso no es real, es errado
y estoy yo confundido y no estoy acertado.

Porque si he la razón y esta está de mi lado,
la verdad duele más que andar desatinado
y es que si he la razón y es verdad lo pensado
la verdad duele más que andar mal enfocado.

Cuánto cuánto querría estar desacertado,
no tener la razón y haber mal ideado
y decir lo que pienso no es real, lo he “soñado”.

Porque si he la razón y esta no me ha faltado,
la verdad duele más que andar desenfocado
y es que si he la razón y es verdad lo rumiado…

No hay comentarios:

Publicar un comentario