sábado, 11 de febrero de 2017

Mi vida y la nuestra

Cada vez que te veo, cada vez, bella amada,
yo me siento feliz y a ti va mi mirada
y te observo de abajo hasta arriba, monada,
y me digo esta niña mi alma tiene encantada.

Cada vez que te veo, cada vez, adorada,
yo me pongo muy alegre pues te veo alegrada
y eres de la cabeza a los pies observada
y me digo esta chica mi alma tiene prendada.

Cada vez que te veo, cada vez, encelada,
yo me encuentro dichoso y te quiero pasada
y me digo esta chica mi alma tiene flechada.

Cada vez que te veo, cada vez, estimada,
yo me subo a los cielos y a la gloria anhelada
y es que tú eres mi vida y la nuestra es gozada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario