lunes, 6 de febrero de 2017

Triste no, tristísimo

Por poner unas urnas y llamar a votar
al país catalán hoy han ido a juzgar
al que fue presidente catalán y a otro par
de políticas y esto ¿no le da en qué pensar?

Consultar a la gente no se debe penar
y es que la democracia si algo es, es preguntar
la opinión al gentío y saber respetar
lo que el pueblo haya dicho o el decir popular.

Y ante tal desafuero ha llegado a expresar
el actual Lehendakari que por tal enjuiciar
hoy es un día triste y es así sin dudar.

Pero tanto o más triste es a Euskadi mirar
y ver que no hay en marcha un “procés” similar
cuando se hace el camino, caminante, al andar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario