domingo, 12 de marzo de 2017

La casa que somos

En Durango, en la villa duranguesa afamada
y en la calle que Herriko es Gudarien llamada
con Xabier como Julen, hijos de Idoia amada
vivo yo de alquiler y esto es una pasada.

Y es verdad que la casa es en sí una gozada
y que a Anboto, al Mugarra… o a la Suiza achicada
o pequeña ha unas vistas de encantar la mirada
y que entera da al sur y que acoge y agrada.

Mas no es solo la casa qué y la casa en sí dada,
si la casa en sí es algo es que es ella habitada
y ser son las personas que hay en ella o no es nada.

Y las que hay en la “nuestra” que no es nuestra, monada,
a la casa la hacemos una casa soñada
y ella es ser con nosotros todo y sin nada añada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario