miércoles, 5 de abril de 2017

Mi otro escritorio

En Durango, en Ezkurdi, en la casa y morada
de mis aitas do cuento una estancia adorada
tengo yo mi escritorio principal que me agrada,
en el cual he pasado mucha noche y jornada

escribiendo poemas, sin embargo, hace nada
de alquiler a vivir me he ido yo con mi amada
a una casa que está en la calle llamada
como Herriko Gudarien en la villa mentada.

Y en la misma una cosa por mi era allí extrañada,
el qué y un escritorio y he pasado una añada
sin él y en la cocina escribiendo, monada.

Y ayer con mi buen padre y su ayuda estimada
colocamos al fin uno y cosa sagrada
ello es para un poeta que en él vida ha soñada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario