viernes, 2 de junio de 2017

Pero vi, vi…

Yo podría decir que vi en ella una flor
y que vi en ella el día y la luz del albor
y que vi en ella un dulce sueño y también dulzor
y que vi en ella un aire fresco y hasta frescor

y que vi en ella abrigo y hogareño calor
y que vi en ella un néctar y un sabroso licor
y que vi en ella un gozo, placer como sabor
y que vi en ella gotas de bondad y vapor

y que vi en ella un campo vital y con verdor
y que vi en ella un don de algún ser superior
y que vi en ella un punto puro como el honor

y que vi en ella un algo de valioso valor
y que vi en ella dicha y alegría y humor,
pero vi, vi a una amiga y después un amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario