lunes, 27 de noviembre de 2017

Otra vida

Esta triste mañana y tristona jornada
a ti, niña querida, que estás desencantada
te diría mil cosas para verte alegrada
y quitarte esa pena que te tiene angustiada.

Esta triste mañana y jornada nublada
a ti, niña querida, que estás desalentada
te diría mil cosas para verte animada
y quitarte esa pena que te tiene amargada.

Esta triste mañana y jornada agrisada
a ti, niña querida, que estás decepcionada
te diría mil cosas para verte agradada.

Y aunque mil te diría, no diría yo nada
si a ti no te dijera, mujercita adorada,
 que hoy empiezo otra vida, otra vida, mi amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario